¿Qué pasa con Zack (Final Fantasy VII Remake)?

Zack Fair es uno de los personajes más queridos del universo de Final Fantasy VII, especialmente tras la salida de su precuela, Crisis Core, en 2007. No obstante, en el juego original las apariciones de este personaje, aunque contundentes y claves para la historia, eran escasas. Por eso había cierta expectación con su participación en Final Fantasy VII Remake (del cual por cierto avisamos de que habrá SPOILERS, así como de Intergrade y de Final Fantasy VII).

Zack aparece así, de forma bastante sorprendente, al final tanto del Remake como de su prolongación y adaptación para PlayStation 5, Intergrade, mostrando que, aparentemente, sigue con vida tras los eventos acaecidos en el original (resumidamente, Zack muere asesinado por Shinra poco antes de que empiece el juego y Cloud toma algunos recuerdos y rasgos de su persona debido al trauma y a una crisis de identidad). ¿Qué significa esto? Analizaremos tres teorías, las cuales vemos como más plausibles.

Zack sigue con vida en la línea temporal original

Hacia el final de Final Fantasy VII Remake van surgiendo cuestiones que se desvían cada vez más del original (en lo que, al menos hasta ese momento, había demostrado ser una reproducción bastante fidedigna de aquél), como la lucha contra el destino, contra uno (o varios) Sefirot que no sabemos muy bien qué hacen ahí (ni de qué hablan), al igual que una Aeris que parece saber más que lo que dice…

Hay asimismo unos entes bastante misteriosos (no aparecían en sí en el original), llamados Ecos, que supuestamente controlan que dicho destino «no se desvíe», es decir, que ocurra lo que tenga que ocurrir. Nuestros protagonistas en teoría los enfrentan y derrotan, rompiéndose así esta línea. Aparece entonces Zack, en el momento en el que se va a enfrentar a Shinra… y sobrevive. Lo último que vemos de él en el Remake es que carga a un Cloud comatoso a hombros hacia Midgar (a donde pensaba dirigirse en el original para encontrarse con Aeris y hacer carrera como mercenario). En Intergrade, una nueva escena lo muestra entrando a la iglesia donde suele acudir la susodicha, para no verla entre los asistentes.

Lo primero que se nos pasa por la cabeza al contemplar esto es simple y llanamente que Zack está vivo. ¿Es posible que lo esté en nuestra misma línea temporal? Ciertamente, parece poco probable por unas cuentas pistas que ya nos han ido dejando: habría dos espadas buster (la que porta Zack y la de Cloud, heredada de éste), habría dos Cloud (de nuevo, el que carga el moreno en estado inconsciente y nuestro protagonista) y el diseño del perro Stamp, el cual se nos muestra deliberadamente a lo largo del Remake y que varía del que aparece en un breve (muy consciente) primer plano de la escena de Zack contra Shinra. Lo cual nos llevaría a…

Zack está con vida en una línea temporal alternativa

Esta parece la opción más probable, al menos por ahora. Los elementos que acabamos de mencionar (las dos espadas, los dos perros, los dos Cloud…) así lo acreditarían.

Si éste fuera el caso, la escena añadida al final de Intergrade nos daría más pistas sobre qué podría estar ocurriendo con este Zack, quien se encuentra ya recuperado de sus heridas contra Shinra y sin Cloud a cuestas (evidentemente lo habría dejado al cuidado de alguien, no tendría mucho misterio el paradero de un personaje en estado casi vegetal y no iba a llevarlo en ese estado a ver a la churri…). Éste se presenta en la iglesia de Aeris y se topa con un grupo de gente llorosa, sin vistas de la muchacha. Aquí se presentarían a su vez  varias posibilidades:

  • Temporalmente, nos situaríamos unos pocos días (o semanas) después de llegar a Midgar… al igual que el inicio de la historia original (ya que Cloud llega semi consciente a la ciudad, hasta que lo encuentra Tifa, se recupera, se une a Avalancha y asaltan el reactor Mako 1 pasarían varias jornadas).
  • Por lo tanto, es posible que la gente que está lloriqueando en la iglesia esté relacionada con la destrucción de este reactor.
  • También puede que estén vinculadas con el hundimiento del pilar del suburbio 7, si es que ha pasado un poco más de tiempo.
  • El gesto preocupado de Zack da a entender que algo le habría ocurrido a Aeris… ¿Está muerta? Parece demasiado excesivo (para estas alturas de la historia). ¿Quizás secuestrada por Shinra, teniendo en cuenta que habría tomado medidas drásticas tras la destrucción del reactor? Lo mismo está simplemente en su casa, pero en ese caso la reacción del Soldado parecería algo desproporcionada y anticlimática.

Qué pasaría si Zack fuese a ver a Aeris con Cloud (no sean ansias…)

Si el reactor Mako ha sido destruido o el pilar se ha hundido y Cloud no ha formado parte activa de estos acontecimientos por estar (evidentemente) en estado comatoso… ¿quién habría ocupado su lugar? ¿Lo habría hecho solo Avalancha con Barret, Tifa, Jessie…? Parece poco probable dado lo mucho que resaltan durante el juego lo necesaria que es la ayuda que les aporta Cloud. ¿Pudo haber sido Aeris, tras conocerlos ella por su cuenta y unirse a su causa? Resultaría también (a priori) algo forzado teniendo en cuenta que la florista ya sabía de la existencia y actividades de Avalancha y su historial con Shinra (y que vive «ocultándose» de ésta última…).

Por lo tanto, parecería más probable que estemos ante la explosión del reactor 1 (donde participan más activamente los miembros originales de esa célula de Avalancha, ya que Cloud está recién llegado). Teniendo en cuenta que Zack aterriza en Midgar con la idea (adoptada luego por Cloud) de trabajar como mercenario; que a Avalancha le viene de perlas uno; que Tifa y Zack ya se habían cruzado a su vez en Nibelheim; y que el moreno estaría buscando a Aeris (¿en manos de Shinra?)… ¿por qué no? Se abriría así una especie de «Final Fantasy VII Remake alternativo» con Zack como protagonista (que conste que como fan de Cloud esta idea se me estomaga bastante, pero es perfectamente plausible dada la popularidad del personaje).

Eso sí, sería interesante ver cómo interactuaría Zack con el equipo principal de Final Fantasy VII, empezando por Barret y Tifa (quien le dedicó unas palabras poco bonitas -pero comprensibles, dadas las circunstancias- a Zack tanto en Crisis Core como en Last Order), el resto de Avalancha (los flirteos de Jessie alcanzarían un nuevo nivel) y los demás.

Si esta premisa, que narrativamente ya ha llevado a cabo Square Enix por ejemplo con Kingdom Hearts Chain of Memories y Dream Drop Distance (donde las historias van avanzando desde dos perspectivas distintas), saliera adelante, el mayor problema, en principio, sería qué pasaría con Cloud (convenientemente en estado comatoso y por ende fuera de juego).

Porque claro, si Zack está vivo y Cloud medio vegetal en esta línea alternativa, toda su línea argumental (crisis de identidad) carecería de sentido… Y el protagonista es nuestro protagonista. Es posible que Square Enix (y los fans) piensen que para eso estaría la línea temporal de Final Fantasy VII Remake principal y que, probablemente, ambas llegasen a converger de algún modo en algún punto.

FFVII Remake. Square Enix.

El arco argumental de Cloud involucra asimismo de forma directa a Tifa. Sin crisis identitaria del rubio, pareciera (lamentablemente) que la luchadora apenas tendría nada que hacer en la historia. Por suerte, la primera parte de Final Fantasy VII Remake ya ha mejorado en algo este aspecto, mostrando a la susodicha con más dudas y subtramas que no involucran necesariamente a Cloud, como su papel en Avalancha o el trauma por el incidente de Nibelheim (este sí, compartido con Cloud… pero también con Zack). En realidad, y esto iría para una entrada aparte, nos gustaría que el Remake siguiera explorando la psique y problemas de Tifa propiamente dichos, y no ver cómo su hogar y familia fueron arrasados únicamente desde la perspectiva del protagonista masculino.

La segunda gran cuestión sería qué ocurriría con Aeris. ¿Está ya muerta? ¿Secuestrada por Shinra? ¿Si la liberas se uniría a tu equipo, iríamos a por Sefirot (recordemos que Zack también tiene unos asuntillos pendientes con él y con Shinra) y moriría igualmente? ¿Habría triángulo Zack-Aeris-Tifa?

La cuestión de la gente llorosa en la iglesia podría explicarse, dentro de este contexto, gracias a la nueva novela Traces of Two Pasts, escrita por el mismo guionista que el del juego, Kazushige Nojima, y que narra aspectos de los pasados de Tifa y Aeris. En la parte dedicada a ésta última, se cuenta que antaño mucha más gente solía acudir a la iglesia, ya que creían en un dios. ¿Y si en una línea temporal alternativa las personas continuasen yendo a la iglesia, especialmente ante situaciones de desastre (similar a como ocurre en el mundo real)? A no ser que…

Zack está en realidad muerto

Otra teoría que es ciertamente plausible: Zack en realidad está muerto (al menos en la escena que añaden al final de Intergrade) y la escena de él llegando a la iglesia es su espíritu navegando por la Corriente Vital. La gente que aparece lloriqueando son a su vez almas de personas fallecidas durante la explosión del reactor Mako 1 o bien durante la caída del pilar en el sector 7. Por eso el muchacho no encuentra a Aeris (todavía está con vida) y hay como una aparente iluminación especial en el interior del edificio, como más etérea.

En este caso, se da a entender que en algunos puntos iremos viendo lo que ocurre en la Corriente Vital de forma paralela a los eventos que van transcurriendo durante el Remake, similar a la novel de Final Fantasy VII: The Maiden Who Travels the Planet. Zack se iría así encontrando con los personajes que van falleciendo, como el presidente Shinra o la propia Aeris, hasta llegar al final contra Meteorito.

El principal problema con esta teoría es que no explicaría los distintos diseños del perro Stamp ni la aparición de los dos Cloud. Si pensamos que quizás los finales del Remake y de Intergrade pertenecen a dos líneas distintas, sería más coherente narrativamente que el segundo fuese un avance casi inmediato de lo que ocurre en el primero (Cloud, Barret, Tifa, Aeris y Red XIII llegando a Kalm y Zack -tras haber dejado, evidentemente, a Cloud recuperándose- una vez en Midgar) y no que uno de los universos rompiese con el otro (Zack y Cloud llegando a Midgar/ Zack muerto).

Sea como sea, hasta ahora todo es pura conjetura y casi que podría pasar cualquier cosa. Teorizar es divertido y sin duda las apariciones de Zack en el Remake, aunque breves, han dejado boquiabierto a más de uno (similar a lo que causaban sus escasas escenas en el original, por cierto). ¿Vosotros qué creéis que ocurrirá con el Soldado?

FFVII Remake Intergrade. Square Enix.

Final Fantasy VII y la retórica sobre el pasado

Los JRPG (Japanese Rol Playing Game) han puesto siempre el foco sobre los personajes; o el personaje aunque sea. Es esencial para que el jugador pueda sumergirse en esos mundos fantásticos, que la mayor parte de las veces abordan problemas y temáticas universales (aunque, siendo japoneses, la entrada a la madurez y el camino del héroe les gana a todas por goleada); para que podamos empatizar y sobre todo dejarnos llevar por las emociones, otros de los pilares del género.

Final Fantasy VII no es ajeno a este contexto; de hecho es uno de sus aspectos más recordados: sus personajes son generalmente queridos en todo el mundo y nombres como Cloud, Aeris, Tifa o Sefirot nunca se han desvanecido.

En este foco sobre el personaje cobra un especial significado su evolución y, por ende, su pasado; aunque no todos pueden presumir de tener uno lo suficientemente desarrollado.

Cloud Strife y Tifa Lockhart, la amiga de la infancia como puerta al pasado

El caso principal en Final Fantasy VII lo hallamos, como es evidente, en su protagonista, Cloud Strife, cuyo pasado es de hecho uno de los puntos culminantes del juego y esencia de su desarrollo como personaje. Avisamos de que a partir de aquí habrá SPOILERS de Final Fantasy VII.

El original y el Remake ya dejan claro desde el inicio que Tifa conoce a Cloud y (al menos parte de) su pasado, lo que será esencial para más adelante. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Cloud se pasa más de medio juego con los recuerdos de otra persona, cuya identidad no descubrimos hasta ese momento culminante en el que la deconstrucción de Cloud como héroe termina de tomar forma.

Así, resulta que Cloud no había recorrido el camino de Zack (un héroe mucho más al uso) durante los acontecimientos ocurridos en Nibelheim hace cinco años (los cuales supusieron, entre otros, el asesinato de su madre y la destrucción de su hogar); ni tampoco había logrado ser un Soldado de Primera Clase como aquél, solo uno raso. Sus aspiraciones se habían visto así culminadas en fracaso.

Quien ayuda principalmente a Cloud a salir de todo este embrollo es Tifa Lockhart, la cual fue creada en parte con este propósito, al menos originalmente. Por eso la hicieron la amiga de la infancia de Cloud, su puente con ese pasado perdido.

En una de las mejores escenas del videojuego (la favorita de su director y ahora productor del Remake, Yoshinori Kitase, según una Ultimania), Cloud y Tifa caen en la Corriente Vital, lo que les lleva a un mundo onírico donde se mezclan presente y pasado, realidad y ensueño. Es en este punto cuando vemos finalmente al verdadero Cloud, el cual se vislumbraba en destellos o detalles durante momentos anteriores: un joven tímido, introvertido, avergonzado. Como decíamos, la deconstrucción del héroe.

Cloud y Tifa en la Corriente Vital. Final Fantasy VII. Squaresoft (ahora Square Enix).

Esta revelación no supuso solo una sorpresa para el jugador promedio durante la época (Final Fantasy VII salió al mercado en 1997), sino un punto de inflexión en el desarrollo de uno de los protagonistas más icónicos que ha dado el JRPG.

Casos no tan positivos de retórica del pasado en Final Fantasy VII: Aeris Gainsborough y Sefirot

¿Y qué pasa aquí con Tifa? Pues que su pasado existe solo en cuanto está unido al de Cloud, y ya. Sabemos que su madre falleció, pero no lo visualizamos (solo las consecuencias que esto tuvo principalmente para el protagonista); y que entrenó artes marciales con un maestro llamado Zangan (lo cual tampoco vemos).

Final Fantasy VII: Remake ha empezado a dar solución en parte a esto, dándole a Tifa rasgos o preocupaciones que van más allá del personaje de Cloud, como es su vínculo con los otros miembros de Avalancha o su preocupación sobre si el fin justifica los medios. Incluso vemos el diseño de Zangan en el libro de arte, si bien no aparece en esta primera entrega del proyecto (que todavía no aborda la crisis existencial y del pasado de Cloud).

Hay casos aún peores que el de Tifa, por el peso que por sí mismos estos personajes tienen en la trama (más allá de Cloud), Aeris y Sefirot.

Del caso del último y las oportunidades desaprovechadas ya hemos hablado en otra entrada. Entendemos que probablemente otorgarle un pasado definido a Sefirot le arrancaría esa aura amenazante y misteriosa que tenía en el juego original (no así tanto en el Remake).

Sefirot en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Aeris ha sido asimismo misteriosa, pero no alcanzamos a entender por qué no se aborda su pasado en mayor profundidad, siendo además la heroína. En Final Fantasy VII, el pasado de Aeris se limita a un flashback y a un par de líneas aquí y allá sobre un primer amor y su vínculo con uno de los Turcos. Nada más.

Incluso se podría haber aprovechado este vínculo, de forma similar al de Cloud con Tifa, para adentrarnos en el pasado de Aeris. Un diálogo o escenas con Tseng sería suficiente para abrirle la puerta al espectador a la vida anterior de Aeris en Shinra o en los suburbios (ahora barriada) del Sector 5.

Es más, podrían aprovechar esta relación con Tseng en el Remake para sacar a colación a Zack, un personaje del que, por cuestiones narrativas, Cloud todavía no puede saber. Pero Tseng, al igual que Tifa, sí sabe de su existencia, y Aeris nunca lo ha olvidado. Teniendo en cuenta que este Soldado es ampliamente querido por el público y el final de la primera parte, no descartaría que se utilizara este recurso en un futuro para que podamos saber y ver más de él y, por ende, del pasado de Aeris.

En definitiva, Square Enix (antes Squaresoft) creó unos personajes emblemáticos con Final Fantasy VII, pero la retórica del pasado, tan importante en su desarrollo, no siempre ha sido la mejor, como en los casos de Cloud, Barret, Cid, Red XIII o, posteriormente, Zack en Crisis Core (donde por cierto tampoco es que averigüemos mucho de la florista más allá de su relación con éste último). No solo Tifa, Aeris o Sefirot; personajes como Yuffie (¡más Wutai!), Vincent (aunque al menos éste tiene Dirge of Cerberus, otra cosa es que guste más o menos) o por supuesto secundarios como los Turcos se ven asimismo aquejados de este hueco en blanco, muchas veces ocupado por la imaginación del jugador o por títulos que nunca ha salido de Japón (Before Crisis, EJEM). Esperemos que Final Fantasy VII: Remake aporte una solución, al menos parcial, a esto. Su primera parte ha ido por buen camino.

Tseng y Zack en Crisis Core. Square Enix.

Artículos relacionados

Hablemos de ese determinado y emblemático momento de Final Fantasy VII

Información sobre los personajes en la Ultimania de Final Fantasy VII: Remake

La Ultimania de Final Fantasy VII: Remake salió hace unos meses, prácticamente a la par que el juego en abril, y gracias a Audrey nos ha ido llegando la información en inglés. Hoy toca traducir al español la información relativa a los personajes, uno de los puntos fuertes (sino el que más) de este título.

Avisamos nuevamente de que el original es de Square Enix, la traducción al inglés de Audrey y la española nuestra.

Personajes principales de Final Fantasy VII: Remake

Cloud Strife

Edad: 21

Cumpleaños: 11/08

Tipo sanguíneo: AB

Estatura: 173 cm.

Lugar de nacimiento: Nibelheim

Un joven «ex-Soldado» que se las arregla haciendo trabajos aquí y allá

Un joven que fácilmente porta una espada más grande que él y que solía trabajar para la Compañía Shinra como Soldado. Tras abandonar Shinra, va cogiendo pequeños trabajos a cambio de compensación económica. Fue reclutado por su amiga de la infancia Tifa para unirse a Avalancha, un grupo contrario a Shinra. Aunque inicialmente no tenía interés en la misión de Avalancha de salvar el planeta y solo lo aceptó como un trabajo más, su perspectiva pronto empieza a cambiar a medida que va conociendo más a sus miembros.

Un Soldado autoproclamado

Cuando otros mencionan que es un Soldado, Cloud los corrige diciendo «Ex-Soldado». Lo dice porque, aunque tenga el poder propio de un Soldado, él ya no es más necesario para estar al servicio de Shinra, por lo que siempre aclara su puesto. Quizás aclara a su vez su título a los demás para hacerles saber que está contra Shinra.

Un torpe «mil usos»

Cloud ayuda a aquellos con problemas, siendo llamado un «mil usos», pero aunque realice trabajos que causan un salto de fe, es muy malo socializando con la gente. Hace exactamente lo que se le pide de principio a fin de una forma bastante torpe y no es muy bueno comunicándose con los demás. Termina ayudando a Tifa y Aeris haciendo trabajos por las barriadas.

Plagado por un misterioso dolor de cabeza

Cloud sufre de dolores de cabeza repentinos que duran breves lapsos de tiempo, Este dolor está normalmente acompañado por destellos de su infancia, su oponente predestinado Sefirot o por piezas de su pasado. Hay veces que se entremezclan con imágenes de su futuro. Sus dolores de cabeza están repletos de misterio. ¿Quizás haya más una causa de estos dolores que lo molestan…?

Aeris Gainsborough

Edad: 22

Cumpleaños: 07/02

Tipo sanguíneo: 0

Estatura: 163 cm.

Lugar de nacimiento: Posada de Iciclos

Una chica fuerte que mira directamente al futuro

Vendedora ambulante de flores que vive en la barriada del Sector 5. Como último Anciano superviviente, puede escuchar las voces del planeta. Debido a su poder, ha estado bajo vigilancia de la Compañía Shinra. A pesar de que pasó por muchas experiencias horribles cuando era niña, todavía mantiene un corazón puro y positivo, a pesar de por lo que ha pasado. El día en el que explota el reactor Mako, tiene un encuentro predestinado con Cloud en medio del Sector 8 y posteriormente en la iglesia del Sector 5, donde ella le pidió que fuera su guardaespaldas.

Una floristería donde crecen flores de verdad

Aeris cuida de las flores que crecen en la iglesia del Sector 5 y en los alrededores de su casa. Debido a la energía Mako que corre por Midgar, las flores de verdad se han convertido en una rareza, pero ella está familiarizada con los lugares donde todavía crecen y las cuida. Vende las flores en las calles del Sector 8, además de enviarlas al orfanato Hogar Fronda cerca de su casa y a las clínicas médicas.

El amor de dos madres distintas

Aeris y su madre biológica Ifalna son las dos últimas Ancianas, y por ello estuvieron cautivas en el Laboratorio de Shinra durante muchos años. Cuando Aeris tenía 7 años, ella y su madre escaparon del Edificio Shinra, pero su progenitora murió frente a  la estación de tren en la barriada. Ifalna encargó Aeris a una mujer que resultó estar allí, Elmyra. Desde entonces, Elmyra ha criado a Aeris como si fuese su propia hija.

Una relación extraña con los Turcos

Desde el tiempo que estuvo cautiva en el Edificio Shinra hasta su huida y vida en la barriada, ella siempre ha estado bajo la constante vigilancia de Shinra. Los Turcos fueron asignados para supervisarla y Tseng ha estado velando por ella durante más de diez años. Los otros miembros de los Turcos también la visitan en su casa, y Aeris está familiarizada con sus personalidades y los comprende.

Recorrido por el FFVII original

Cuando Cloud se la encontró en la ciudad del Sector 8, ella le intentó vender una flor por 1 gil, mientras que a los sórdidos hombres del Sector 6 les pedía precios de 300 ó 500 giles, lo que la convierte en una buena vendedora. Tiene una personalidad brillante y es talentosa, y debido a un desarrollo sorprendente en una determinada escena, deja a la audiencia con un fuerte recuerdo de ella como la Heroína de la historia.

Lleva una cesta de flores entre el bullicioso Sector 8, y desde un escenario parpadeante levanta la cortina a la historia de Final Fantasy VII.

Es el tipo de persona que dice exactamente lo que piensa, y una vez ha tomado una determinación, es muy difícil hacerle cambiar de opinión.

Tifa Lockhart

Edad: 20

Cumpleaños: 03/05

Tipo sanguíneo: B

Estatura 167 cm.

Lugar de nacimiento: Nibelheim

Una luchadora con sentimientos encontrados e indecisión oculta

Miembro del grupo anti-Shinra, Avalancha, además de gestionar el bar El Sétimo Cielo, el cual además sirve de escondite de Avalancha. Aunque alberga hostilidad hacia la Compañía Shinra, no puede pasar por alto que muchos civiles de vieron perjudicados por la explosión del reactor de Mako. En medio de sus sentimientos vacilantes, se reencontró con su amigo de la infancia Cloud y le pidió ayudar a Avalancha con su misión. A pesar de que por fuera tiene una personalidad brillante, interiormente es muy reservada, manteniendo sus preocupaciones para sí misma.

La chica perfecta del Séptimo Cielo

El Séptimo Cielo es un lugar donde la gente va a relajarse, y al preparar platos y servir a los clientes, Tifa se ha vuelto muy popular entre los mecenas de la barriada del Sector 7. Sus habilidades culinarias le han granjeado una muy buena reputación, y personas de todo tipo y edades la apoyan. Cada vez que el miembro de Avalancha Wedge dice que su estómago está lleno, es normalmente gracias a la cocina de Tifa.

Conservando fuertemente en su corazón la promesa que hicieron de niños

Hace 7 años, antes de que Cloud se fuera de Nibelheim, Tifa le hizo prometer que «en el futuro, si me veo en problemas, vendrás a salvarme». Quería ser rescatada por un héroe si se veía en un apuro, esperando a alcanzar el papel de heroína algún día. El recuerdo de esta promesa ha sido claramente grabado en su corazón.

Un puño con el estilo de artes marciales de Zangan

A pesar de que Tifa es muy gentil,  durante la batalla ella usa su ágil forma y sus puños en una espléndida exhibición de artes marciales.  Acudió al dojo de Zangan para aprender artes marciales como su discípula y fue capaz de agudizar su cuerpo y técnica. Incluso si un grupo de tipos la rodean, puede fácilmente derrotarlos, y una vez que alguien intenta  forzarla, ella lo disciplina duramente con sus puños.

Recorrido por el FFVII original

A pesar de que encontraba extraño que los eventos del pasado de los que hablaba Cloud eran distintos de los que ella recordaba, lo dejó de lado mientras permanecía a su lado para vigilarlo. Vestía un top y una minifalda que le permitía moverse libremente, pero que a su vez dejaba muy expuesto su cuerpo. Entonces, cuando ellos utilizaron la escalera de emergencia en el edificio Shinra, estaba un poco avergonzada y les dijo a Cloud y Barret que fueran por delante de ella.

Su límite especial le permite asestar golpes consecutivos dependiendo de las ranuras del carrete.

Sus calcetines cortos causan que sus piernas estén muy expuestas.

Barret Wallace

Edad: 35

Cumpleaños: 15/12

Tipo sanguíneo: 0

Estatura: 197 cm.

Lugar de nacimiento: Corel

Un luchador impulsivo que atiza las llamas contra Shinra

El líder del grupo contrario a Shinra Avalancha que tiene su base en la barriada del Sector 7. Aborrece vehementemente a la Compañía Shinra y vive bajo el lema «salvar al planeta» a la par que lleva a cabo acciones radicales contra Shinra. Contrató a Cloud para que lo ayudase con la explosión del reactor de Mako; pero como Cloud trabajaba antes para Shinra, Barret no confía en él inicialmente. En sus días libres, trabaja como guardia urbana para ayudar a los habitantes de la barriada del Sector 7. Muestra su lado gentil y paternal con su hija Marlene, a quien adora profundamente.

El líder de Avalancha

Barret y los otros miembros de Avalancha bajo su mando se  mueven bajo un acuerdo diferente comparado a la cédula principal de Avalancha, formando así un sector individual. Barret se alejó del camino increíblemente peligroso que estaban transitando y junto con miembros como Biggs, Wedge y Jessie, forman su propio camino en Midgar. Cuando se enoja, su perspectiva se estrecha, pero aun así no pierde la esperanza.

Su profundo amor por Marlene

La razón de vivir de Barret es su hija Marlene y espera estar siempre a su lado, pero le duele que ella se siente sola cada vez que él la deja para continuar su lucha contra la compañía Shinra. Valora mucho todo el tiempo que es capaz de pasar junto a Marlene.

El hombre con la ametralladora

Perdió su brazo derecho debido a un accidente en el pasado y recibió como reemplazo  una prótesis que también puede convertirse en un arma. Su apreciada arma de fuego fue hecha por encargo especialmente para luchar contra la Compañía Shinra y ésta  le ha asistido durante un largo tiempo. El arma en su brazo derecho es un recordatorio constante de su duro  y beligerante estilo de vida, e incluso la considera una compañera a la que aprecia considerablemente.

Recorrido por el FFVII original

Aunque parece ser más bien denso, confiaba poderosamente en su fuerza y enseguida entraba en acción. Cuando Cloud y Tifa se veían inseguros o en un aprieto, él era un poderoso motor para ellos. Al principio se enfrentaba a Shinra como un acto de venganza debido a que destruyeron su hogar, pero mientras avanzaba en su viaje junto a Cloud y los demás, se dio cuenta de que la razón de su lucha era asegurar un mejor futuro para su hija, Marlene.

Cuando Cloud le explicaba a Barret cómo utilizarla Materia, éste se obnubilaba y no entendía el concepto.

Le gustaba controlar la situación y a veces le faltaba consideración, pero era capaz de ganarse el apoyo de quienes lo rodeaban.

Sefirot

Edad:  Desconocida

Cumpleaños: Desconocido

Tipo sanguíneo: Desconocido

Estatura: Desconocida

Lugar de nacimiento: Desconocido

Un gran héroe que aparece como una ilusión

El heroico y legendario Soldado, quien demostró su remarcable habilidad durante la guerra con Wutai. Muchos jóvenes aprendices lo admiran, y por eso deciden unirse a Soldado desde todas partes del mundo. Sin embargo, cinco años antes, durante una misión altamente confidencial, fue reportado que había perdido la vida, pero los detalles son desconocidos. Tiene una profunda conexión con Cloud, y cuando éste último estaba en Midgar, Sefirot apareció ante él como una ilusión y le dejó un críptico mensaje.

Un héroe que debería haber muerto

Según la versión oficial de la Compañía Shinra, Sefirot murió hace cinco años. Las noticias publicaron titulares y fue anunciado por todo el mundo, la gente sabía que «Sefirot estaba muerto». Sin embargo, a pesar de que debería estar muerto, aparece ante Cloud, quien inicialmente cree que es una ilusión, pero…

Un vistazo fragmentado al pasado

La conexión que Cloud tenía en el pasado con Sefirot permanece en su subconsciente y solo aparece mediante destellos. Lo que permanece claro es que Sefirot incendió la ciudad natal de Cloud, donde la madre de Cloud perdió la vida y el padre de Tifa murió en el reactor Mako. Cloud también mantiene el recuerdo de Sefirot atravesándolo con su katana.

Aquéllos que se parecen a Sefirot

Cuando Cloud se encuentra con gente que lleva ropajes negros, a veces los ve como una ilusión de Sefirot. Visto pausadamente, el hombre con ropajes negros puede que se parezcan o no a Sefirot, pero Cloud los reconoce como Sefirot y se acobarda. Todos estos hombres con ropas oscuras tienen un número tatuado en su hombro izquierdo.

Recorrido por el FFVII original

A través de los eventos del original acontecidos en Midgar, a Sefirot solo se lo mencionaba por nombre y no hacía acto de presencia, como cuando Cloud dijo en un flashback de siete años atrás que su objetivo era llegar a ser tan fuerte como Sefirot, o cuando el Presidente Shinra dijo que » se trataba de un Soldado muy superior». Sefirot no apareció realmente hasta que Cloud y los demás llegan a la ciudad de Kalm, donde se mostraba en un flashback de hace cinco años.

Sefirot se convierte en enemigo del planeta y Cloud y los demás lo persiguen a través de todo su viaje, en torno a lo que gira la historia original de Final Fantasy VII.

Red XIII

Edad: 48 (15-16 en años humanos)

Lugar de nacimiento: Cañón Cosmo

Un pelaje rojo ardiente de una bestia que puede hablar con humanos

Una bestia cubierta de pelaje rojo con una llama al final de su cola. No solo entiende el lenguaje humano, sino que además lo habla. Fue capturado por Hojo como sujeto experimental y encarcelado en su laboratorio. Sin embargo, fue capaz de escapar con éxito cuando Cloud y los demás llegaron para rescatar a Aeris.  Desde entonces los acompaña en sus objetivos.

Un sujeto experimental lleno de misterios

En el centro de investigación donde estaba preso, a Red XIII le fue asignado su nombre y número por parte de Hojo. No habla mucho sobre sí mismo y cuando Tifa le pregunta por su verdadero nombre, no dice nada. No obstante, cuando Barret lo llama «perro de Shinra», él responde con cara impávida «no soy un perro» para rechazar la broma.

Recorrido por el FFVII original

Cloud y los demás se lo encontraron cuando fue situado en un experimento especial de cruza con Aeris. Hojo lo llamaba «H0512» y lo soltó contra Cloud y los demás diciendo que se trataba de un gran oponente, pero en cambio Red XIII les ofreció su fuerza. Usaba una forma de hablar más bien anticuada y poseía unos aires de madurez y formalidad, hasta que regresaron a su ciudad natal.

Persigue a Aeris como triquiñuela para engañar a Hojo. Realmente le disgustaba sostenerse sobre sus dos patas traseras.

Shinra y los Turcos

Rufus Shinra

Edad: 30

Un heredero ambicioso y demasiado seguro de sí mismo

Es el hijo del Presidente Shinra y el Vicepresidente de la Compañía Shinra. Tiene una forma de liderazgo opuesta a la de su padre, y aunque sea el segundo al mando, no acepta ninguna autoridad sobre sus decisiones. Ha estado en contra del Presidente Shinra desde el principio, e incluso una vez intentó usurparle el puesto a su padre. Ha estado apartado en un extenso viaje de negocios, lejos de la central de la Compañía, pero volvió recientemente tras el accidente por la caída de la placa sobre el Sector 7.

Tiene una mascota que es un perro guardián militar llamado Nación Oscura (Estrella Oscura en la versión inglesa), y sostiene su escopeta mientras bloquea el camino de Cloud.

Recorrido por el FFVII original

En el juego original, tras la muerte del Presidente Shinra, Rufus aparece en el 70º piso del Edificio Shinra e inmediatamente se autoproclamó el nuevo presidente de la Compañía. Además les contó sus estrategias a Cloud y los demás. Les dijo en confidencia «Soy diferente a mi padre, quien quería gobernar el mundo con el poder del dinero. Yo quiero controlar a la gente con el miedo». Tifa entonces le dice: «Bueno, eres similar a tu padre, ya que a los dos os gusta dar discursos».

Reno

Edad: 28

Un sonriente profesional pelirrojo

Un miembro de los Turcos con ardiente cabello color rojo que ondea tras él. Porta el traje en su propio estilo y tiene una personalidad despreocupada, pero se considera a sí mismo un profesional consumado. Se enorgullece de ser el Turco más veloz. Su arma elegida es una vara especial junto a minas electromagnéticas y otro armamento que utiliza para jugar con sus oponentes. Tiene una manera particular de hablar terminando en -zo, -to al final de sus frases (se entiende que en japonés).

Recorrido por el FFVII original

En el juego original es inicialmente presentado tras la llegada a la iglesia en la barriada del Sector 5, pero aparece en varios lugares para molestar a Cloud y a los demás. Fue responsable de llevar a cabo gran parte del trabajo sucio de Shinra y fue quien inició la caída de la placa en el Sector 7. Sin embargo, muestra un poco de su lado humano en el original cuando se siente avergonzado por pisar las flores de la iglesia o cuando cotillea con Rude sobre quién le gusta a quién.

Pisó totalmente las flores, por lo que sus subordinados le llamaron la atención.

Rude

Edad: 30

Un hombre reticente que cumple con su trabajo de forma sincera

Miembro de los Turcos y compañero de Reno, es un hombre alto con la cabeza rapada que lleva gafas de sol. Raramente habla y en su lugar sobresale en sus misiones silenciosamente. Utiliza su cuerpo entrenado para soltar poderosos golpes físicos en la batalla. Quizás no lo parezca desde fuera, pero es increíblemente serio. Es una persona amable que se preocupa enormemente por sus compañeros. Incluso Aeris, a quien él monitorea, dice de él que «no es mala persona».

En caso de emergencia, siempre lleva consigo otra copia de sus queridas gafas de sol, así que no es un problema si se rompen en la batalla.

Recorrido por el FFVII original

La primera vez que aparece en el juego original fue de hecho junto a Tseng, donde intentaba retener a Cloud y a los demás en el Edificio Shinra. La próxima vez te lo encuentras en las Minas de Mitrilo junto a su subordinada Elena. Él y su compañero Reno  trabajan normalmente juntos, pero en el juego original la primera vez que te los encuentras juntos  fue tras la salida de Midgar de Cloud y los demás, esperándolos en Gongaga.

Bloqueó la huida de Cloud y los demás en el estrecho ascensor.

Tseng

Edad: 30

El frío director de subordinados

El calmado y sensato director de la División de Asuntos Internos de la Compañía Shinra, los «Turcos». Ha estado en servicio desde que era joven, pero no ha estado en primera línea desde hace un tiempo. En su lugar, asigna a sus únicos subordinados Reno y Rude que supervisen por él. Monitorea a Aeris y ha sido su guardián desde hace mucho tiempo, vigilándola desde que era una niña.

Además tiene que lidiar con papeleo, lo que lleva a cabo en su mesa dentro de la oficina del Departamento de Asuntos Internos.

Recorrido por el FFVII original

Originalmente, entre el caos causado por la caída de la placa en el Sector 7, tomó a Aeris como rehén a cambio de poner a Marlene a salvo. Mientras se la llevaba en helicóptero, apareció sobre el pilar del Sector 7 frente a Cloud y los demás. Mientras Aeris intentaba explicar que Marlene estaba a salvo, él la abofeteó para que se callase, lo que demostró que Tseng era un personaje malvado y deplorable.

A pesar de que tenía sentimientos especiales por Aeris, cumplía con su trabajo lo más precisamente posible.

Reeve Tuesti

Edad: 35

Un ejecutivo de Shinra con sentido común

Reeve está al cargo de la división de Desarrollo Urbano en la Compañía Shinra. Supervisa la organización y mantenimiento de Midgar, no solo fijándose en la accesibilidad, sino también en el modo de mejorar el entorno de las barriadas. Pone la vida de los ciudadanos como principal prioridad, al contrario del resto de ejecutivos de Shinra, quienes solo se preocupan por los beneficios y la productividad.

Es un hombre honesto que trabaja para proteger a la gente de MIdgar, lo cual es raro para una persona con su puesto como ejecutivo.

Scarlet

Edad: 40

Scarlet es una alta ejecutiva de Shinra que supervisa la división del Desarrollo Armamentístico. Ayudó a desarrollar muchas armas diferentes y poderosas durante la guerra, y debido a que dicho armamento trajo cuantiosos beneficios a la compañía, fue ascendida. Shinra confía en Scarlet para supervisar su principal negocio en la división de Desarrollo Armamentístico , y aunque es muy capaz, es también muy cruel.

Roche

Soldado de Tercera Clase que adora las motocicletas, es un demonio de la velocidad y detesta a otros soldados en moto. Cloud despertó un fuego en su corazón y se refiere a él como «mi amigo».

Zack Fair

Edad: 23

Un jovial y alegre Soldado que persigue sus sueños

Zack es un Soldado de Primera Clase que ha estado desaparecido tras su última misión hace cinco años. Posee una personalidad brillante y compasiva, y no importa lo dura que sea la situación, nunca pierde de vista el seguir adelante y vivir con orgullo persiguiendo sus sueños. Comparte una conexión profunda con Cloud y Aeris.

(Audrey además nota que en japonés escriben sobre Zack tanto en pasado como presente).

Otros personajes

Leslie Kyle

Edad: 18

Un joven con un pasado oculto y trágico

Un joven estoico con cabello color ceniza. Es conocido por mantener la calma sin importar las circunstancias y atender las necesidades de Don Corneo. Es bueno haciendo negociaciones, principalmente con gente importante. Desde fuera puede parecer obediente a Corneo, pero por dentro en realidad detesta su control tiránico. Parece que además guarda un resentimiento personal contra él.

Conociendo el destino que les espera a aquellas elegidas como acompañantes de Corneo, cuestiona los motivos de Aeris para entrar en la mansión.

Recorrido por FFVII (Novela ligera)

En la novela ligera Final Fantasy VII: The Kids Are All Right, Leslie es amigo del protagonista, Evan. Trabaja junto a Evan y Kyrie en la agencia de detectives de Mireille. Trabaja duro para ahorrar dinero para su boda con su amante Merle.

Kyrie Cannan

Edad: 17

Una embaucadora marimacho

Vive en la barriada del Sector 5, donde  se las arregla cometiendo pequeños robos y fraudes. Sus marcas personales son su gorra y medias de rayas. Es conocida por sus boletines de noticias, que anuncia con discursos frente a grupos de personas, pero todo lo que hace es soltar mentiras. No teme llevar acabo hechos escabrosos, lo que la termina metiendo en situaciones peligrosas.

Tiene dedos resbaladizos y miente fácilmente, y a pesar de que se mete en problemas, no aprende de sus errores.

Recorrido por FFVII (Novela ligera)

Kyrie es la heroína de la novela ligera Final Fantasy VII: The Kids Are All Right, que tiene lugar dos años después del final del juego. Se ha deshecho de sus hábitos delictivos y de hecho dirige una agencia de detectives junto a otros compañeros. Su abuela Mireille aparece en la novela.

Claudia Strife

Una madre contenta con el crecimiento de su hijo

La madre de Cloud solía vivir en Nibelheim. Era una alegre y jovial mujer que era muy amable con su hijo, pero hace cinco años perdió la vida en el incendio causado por Sefirot en la ciudad.

Recorrido por el FFVII original

Solo aparece en los flashbacks de Cloud llevando un agradable vestido mientras da la bienvenida a su hijo. Una anécdota curiosa es que, aunque su nombre fue decidido durante el desarrollo del original como «Claudia», nunca se la nombra en el juego.

Ifalna

La última Anciana pura sangre

Fue mantenida prisionera por Shinra durante muchos y largos años y es la madre biológica de Aeris. Hace 15 años cogió a su hija e intentó huir con ella del Centro de Investigación. Exhausta por el esfuerzo, le encomendó Aeris a Elmyra con su último aliento.

Recorrido por el FFVII original

Aparece en el juego cuando Elmyra habla del pasado, pero también es vista en grabaciones de vídeo en la Posada de Iciclos, donde se la muestra antes de ser capturada por Shinra. Las escenas que quedan de ella la muestran como narradora de hechos pasados y muy gentil.

Brian Lockhart

Un padre derrotado por una espada maldita

El padre de Tifa. Sefirot lo atraviesa con su katana y lo deja moribundo en el Reactor Mako de Nibelheim hace cinco años. Para cuando Tifa lo encuentra ya es demasiado tarde.

Recorrido por el FFVII original

Aparece de vez en cuando en los recuerdos de Cloud, pero no tenía buena impresión de Cloud. Aunque fue bautizado como Brian durante el desarrollo del juego, su nombre nunca aparece en el juego.

Elmyra Gainsborough

La madre de Aeris quien se preocupa por el bienestar de su hija

La madre de Aeris vive a las afueras de la barriada del Sector 5, donde crió a su hija. Hace 15 años, cuando esperaba por el regreso de su esposo de la guerra, acogió a Aeris tras ser testigo de la muerte de su madre biológica. A pesar de que sabe que Aeris posee poderes especiales, la ha criado y amado como si fuese su verdadera hija. Espera ante todo que su hija sea feliz.

No es amigable con los Soldados y se dirige a Cloud con una actitud muy fría.

Recorrido por el FFVII original

Ayudó a proteger a Marlene después de que Aeris la salvase y vela por ella. Fue muy dura y crítica con Barret por eludir sus responsabilidades como padre de Marlene.

Los padres de Jessie

Un matrimonio orgulloso del éxito de su querida hija

Los padres de Jessie viven sobre la placa del Sector 7. Están orgullosos de que su hija llegase a ser una actriz y esperan por su gran debut. Su madre es muy buena cocinera y está encantada con que su hija venga de visita, manteniendo siempre una luz encendida en la casa. Su padre Rowan era un empleado en el Reactor Mako a cargo del mantenimiento, pero un día colapsó por trabajar tanto y sufrió intoxicación de Mako, dejándolo inconsciente.

La madre Jessie no sabe que ella es miembro de Avalancha y piensa que trabaja tras el escenario durante las actuaciones.

Johnny

Un hombre bien intencionado que se pone nervioso sin ningún motivo

Un alborotador de la barriada del Sector 7 a quien le gusta Tifa. Es arrastrado fácilmente y no tiene mucho cuidado con lo que dice, lo que normalmente lo mete en problemas. No duda en entrar a la acción, hasta el punto de no escuchar a los demás antes de moverse por impulso.

Aunque todo sobre él grite alborotador, es un tipo muy amigable. También es bastante descuidado, lo que lo convierte en fácil víctima de rateros.

Recorrido por el FFVII original

Aparece repentinamente en la barriada del Sector 7 donde dice que se embarca en un viaje para hacerse un hombre. Está presente en el tren y en el Mercado Muro.

Antes de embarcarse en su viaje, quiso crear algunos recuerdos en la Posada de la Abeja, pero finalmente no tuvo las agallas para hacerlo mientras vacilaba.

Alcalde Domino

Un alcalde cansado de ser tratado fríamente

Es el alcalde de la ciudad por la que corre Mako, Midgar. Sin embargo, al contrario de lo que sugiere su título, está relegado a una esquina de la planta de la Librería de Shinra y es solo asignado para ordenar datos. Nunca es llamado para acudir a reuniones importantes de la directiva y no está contento con cómo es tratado.

Se pone muy nervioso cuando alguien le hace notar que no tiene apenas autoridad. Incluso Barret se ve abrumado por su locura.

Recorrido por el FFVII original

Debido a que no le gusta Shinra, le dio a Cloud y a los demás la tarjeta que sirve de llave al piso 65. Además de esto, los examinó con preguntas que se respondían con palabras de cuatro letras y expresó sus propios pensamientos.

Teniente de alcalde Hart

Un asistente educado y cortés

Un hombre de mediana edad al servicio del alcalde Domino como su mano derecha. Es bien intencionado, educado y cortés sin importar con quien hable. Cuando Cloud le pregunta por información o por quiñen puede proporcionársela,  él les pide una propina. No pasa por alto el dinero que gasta el alcalde y es asimismo un hombre de negocios inteligente.

Sigue la petición del alcalde Domino y ofrece asistencia a Cloud, pero no sin recibir alguna compensación económica.

Recorrido por el FFVII original

Da pistas sobre las preguntas que hace el alcalde Domino. Sin embargo, sus pistas cuestan dinero, con la primera costando 500 giles, la segunda 1.000 giles y la tercera por 2.000 giles. A pesar de que las pistas que da son pequeñas, su precio sube rápido.

Andrea Rhodea y Jules

Ambos son hermanos, siendo Jules el menor. En japonés sus nombres sonアニヤン (Anyan) y ジーナン (Jinan).

Betty y Marlene

Betty tiene 10 años y Marlene 4. Ambas son amigas y a Betty le encantan los gatos. Marlene suele acostarse tarde mientras se queda esperando a que regrese su padre, Barret.

Chadley

Tiene 15 años (SPOILERS aunque se trata en verdad de un cyborg creado por Hojo). Investiga sobre la materia y le pide ayuda a Cloud con su búsqueda.

Biggs, Jessie y Wedge

Biggs tiene 25 años, Jessie 23 y Wedge 20. Biggs suele limpiar para desestresarse, Jessie vende purificadores de agua y objetos para el hogar para reunir fondos para Avalancha, y la casa de Wedge está llena de gatos.

Edades de otros personajes

Presidente Shinra: 67

Heidegger: 58

Hojo: 62

Palmer: 64

Artículos relacionados

Entrevista al equipo de desarrollo en la Ultimania de Final Fantasy VII: Remake

Entrevista al equipo de desarrollo en la Ultimania de Final Fantasy VII: Remake

La guía de Final Fantasy VII: Remake Ultimania fue lanzada en Japón poco después del juego de Square Enix, con la intención de aclarar algunos acontecimientos, aportar datos sobre los personajes y, cómo no, lanzar nuevas entrevistas a los desarrolladores, donde hablan sobre momentos de la producción, a escritura del guión, algunas escenas, etc.

Gracias a la inestimable labor de Audrey nos ha llegado gran parte de la información del japonés al inglés, por lo que nos hemos propuesto a su vez realizar la traducción del inglés al español. Así, publicamos primero la entrevista íntegra (avisamos de que es larga) al director, Tetsuya Nomura; productor, Yoshinori Kitase; y guionista, Kazushige Nojima. Avisamos nuevamente de que el original es de Square Enix, la traducción al inglés de Audrey y la española nuestra (hay asimismo spoilers de Final Fantasy VII: Remake).

Parte I: Este es el quinto título dentro de la Compilación de Final Fantasy VII

¿Cuándo dio inicio el proyecto Final Fantasy VII: Remake (nota: a partir de ahora FFVII Remake)?

Kitase: De hecho, este proyecto lleva existiendo mucho tiempo.

Nomura: Cuando desarrollamos la Compilación, se incluyeron los títulos Advent Children, Before Crisis, Crisis Core y Dirge of Cerberus, así que sabíamos que queríamos una quinta parte. Sin embargo, andábamos un poco escasos de recursos, ya que era el único liderando el proyecto, y debido a que estábamos ocupados con otras cosas, el proyecto se puso en pausa.

Si el proyecto se puso en pausa, ¿qué es lo que le hizo regresar oficialmente?

Kitase: Cuando la serie Final Fantasy estaba a punto de llegar a su 25º aniversario, pensé en qué deberíamos hacer para conmemorar el hito. Aquello es lo que puso las cosas en movimiento. Después tuvimos una reunión con el productor Shinji Hashimoto y con Tetsuya Nomura para discutir los detalles del remake. Hashimoto fue quien dijo que él además quería corregir algunos de los gráficos de Advent Children, y aquel fue el momento en el que los tres decidimos que debíamos empezar oficialmente el proyecto.

Inicialmente, el proyecto iba a ser desarrollado con equipo de divisiones externas, ¿no es así?

Kitase: Por supuesto el equipo de la compañía estaba involucrado en el proyecto, pero la mayor parte del equipo que había trabajado en la saga Final Fantasy estaban asignados a otros trabajos, por lo que empezamos el Remake con equipos de divisiones externas. Sin embargo, como queríamos mantener la calidad de los títulos Final Fantasy, decidimos que necesitábamos a gente que había tenido la experiencia de trabajar en un Final Fantasy. Por ello, tuvimos que realizar grandes cambios dentro de los puestos del equipo para acomodarlos a este proyecto.

Ya que el Remake estará conformado por varias partes, ¿cuándo decidisteis que la primera tuviera lugar hasta la salida de Midgar?

Nomura: Tomamos esa decisión al inicio del proyecto. Midgar se mantiene como un símbolo muy reconocible dentro del mundo de FFVII, y para el proyecto Remake queríamos expandirlo. El primer título establecería las raíces del sistema de batalla, así como el tipo de estructura básica, base de datos, etc. que necesitábamos preparar, así que nos iba a llevar tiempo. En esa línea, teníamos que acomodarnos en términos de escala. Ya que el juego cubriría hasta la salida de Midgar, los contenidos que necesitábamos desarrollar, como el sistema del mundo, diseños de niveles, etc. aumentarían, así que teníamos muchos motivos para tomar la decisión que tomamos (dividir la historia en partes). Cuando anunciamos que el proyecto tendría lugar en varios episodios, hubo mucha gente preocupada por cómo seríamos capaces de hacer un juego entero basado únicamente en Midgar, pero no pensé que eso sería un problema. He visto repetidamente vídeos de cómo se juega y en el juego original toma unas 7 horas toda la parte de Midgar. En el Remake, el mapa necesitaba ser en 3D, así que habría a su vez mucha información a considerar, así como más tiempo para ir de un sitio a otro, todo eso suma. Ya que sabíamos que tendríamos que añadir también más historia, sabía que en total la experiencia de juego del Remake daría más que suficiente para un solo videojuego.

Nojima: Sentíamos además que al parar en ese punto nos permitiría introducir una adecuada cantidad de nuevos contenidos de historia.

Nomura: Después de abandonar Midgar, te mueves por el mapa del mundo, como mencioné anteriormente, pero los diseños de nivel tendrían que cambiar de nuevo. Si lo hiciéramos, tendríamos que dividir además otras partes e incluso si añadiéramos otra forma de juego, tendría que terminar en un punto abrupto de la historia. Por ello pensamos que si teníamos todo enfocado en Midgar, no tendríamos que dividir ninguno de los elementos de la historia que suceden ahí. Teníamos peticiones de que añadiéramos más contenido o que hiciéramos solo una parte para el Remake, pero si consideras la calidad depositada en este juego, estoy seguro de que los jugadores entenderán la decisión.

Kitase: El Remake no es algo que podamos finalizar de una tirada, así que cuando decidimos que la primera parte tuviera lugar en Midgar, el proyecto Remake se hizo realidad.

Red XIII y su descendencia frente a Midgar. Final Fantasy VII: Advent Children

PARTE II: ¿El título «Remake» tiene dos significados…?

El señor Nojima fue añadido al proyecto cuando todavía estaba en manos del equipo de división externa, ¿no es así?

Nojima: Así es. Fui quien inicialmente escribió la historia principal, y el equipo de división externa era encargada a su vez de escribir tramas secundarias. Sin embargo, cuando transferimos el proyecto al equipo interno, Toriyama (co-director) se unió y supervisó los guiones que habíamos escrito hasta entonces. Entonces unió todas las escenas que teníamos y las reescribió y, tras echarlas un vistazo yo mismo una vez más, decidimos que el proyecto tomaría esta forma.

Kitase: Después de que Toriyama se uniera, fuimos capaces de formular las escenas de historia e introducirlas en áreas dentro del juego, y para mantener la integridad de la historia le dejamos reescribir parte.

Señor Nojima, ¿hasta qué punto escribes las escenas y cómo de específicas las haces?

Nojima: Tiendo a dejarme llevar mucho por mi escritura. Siempre estoy preocupado por mantener la esencia de los personajes, así que hago correcciones constantemente. Sin embargo, después de terminar de escribir las escenas, Toriyama y su equipo de escritura añaden revisiones, que son transmitidas al equipo de doblaje, quienes a su vez hacen ajustes en los diálogos. Por lo que para cuando el guión llega a completarse, no estoy seguro de cuánto de mi boceto inicial se mantiene.

Kitase: Por supuesto, los desarrollos de la historia principal suelen dejarse tal como los escribió Nojima. Los cambios que se llevan a cabo son normalmente sobre detalles menores que se formulan dentro de la historia.

El título para el remake es simplemente «Remake», que es un poco raro para ponerlo en un título. ¿Contiene algún significado específico?

Nomura: Soy quien decidió el título «Remake», pero tiene dos significados. El primero es que queríamos despejar la duda que surgió cuando anunciamos por primera vez que estábamos haciendo un remake. Cuando lanzamos el primer tráiler, había gente que no estaba segura de si este título de FFVII se trataba meramente de una remasterización o de un auténtico remake, lo cual me preocupaba. Cuando mostramos el tráiler en el E3 de 2015, las reacciones fueron las esperadas, con algunos incluso preguntando si esto iba a ser una película. Por ello decidí expresar claramente para aquéllos con dudas que se trata de un remake completo del original bajo el título «Remake». Sobre el otro significado de la palabra «Remake», bueno, no puedo responder por ahora. Pregúntame de nuevo en un par de años (risas).

El logo en el título con el Meteorito está ahora delineado con un finalizado estilo metálico. ¿Cómo llegaste a este diseño?

Nomura: Queríamos poner el Meteorito en el logo del título cuando mostramos el tráiler en el E3, pero aún no teníamos decidido el logo cuando el tráiler fue hecho. Personalmente quería tener el Meteorito con un finalizado metálico para ir acorde con el estado anímico de este proyecto, por lo que cuando les comenté mi idea a los editores del tráiler, llegaron a este diseño en mi lugar. El logo no sería utilizado solo para el tráiler, sino también para el título principal. Además, durante el tráiler del E3, las palabras «Final Fantasy» no se muestran, solo el Meteorito junto a la palabra «REMAKE». Fue porque quería anunciar FFVII Remake solo con el símbolo del Meteorito. Cuando el FFVII original fue lanzado a la venta, el productor de marketing de aquel entonces sugirió que el diseño de la portada solo tuviera al Meteorito y me dijo: «Incluso si no escribimos el título, la gente sabrá que es FFVII». Entonces decidimos en contra de la idea, pero quería retomarla para esta ocasión.

PARTE III: Queriendo ahondar profundamente en los personajes desde las escenas realistas

¿A qué parte del Remake prestaste especial atención?

Kitase: En el juego original, mucha gente era capaz de llevar una vida cómoda gracias al poder de la energía Mako; sin embargo, lo mismo no podía ser dicho de los que vivían en los suburbios/barriadas bajo la placa, lo que dejó una gran impresión. De hecho, no recuerdo realmente que se viera mucho sobre las vidas de los que vivían sobre la placa, donde la energía Mako daba poder a las ciudades en el original. Queríamos alargar esos detalles, como en el opening, donde a gente y niños montando en bicicleta por la ciudad, La escena después de vuelve más oscura, donde puedes ver los efectos  de un estilo de vida dependiente de Mako, donde la luz y la oscuridad contrastan. Queríamos ponernos al día al hacer que el jugador visitase al casa de Jessie sobre la placa.

Nomura: Quería mantener los elementos de la historia original. En términos del sistema de batalla, asuntos como el medidor ATB o la materia, los límites, etc. formaban parte importante del juego, y quería intentar probarlos en el remake. Sin embargo, debíamos considerar no solo a los viejos fans del original, sino también a los nuevos. Para los jugadores veteranos que conocían muy bien los cabos y asimismo los nuevos que están empezando a conocerlos, queríamos crear una experiencia satisfactoria para ambos. No cogimos solo los elementos estructurales del original y los modernizamos, era además importante hacer que los viejos seguidores se reconciliaran con los cambios. Debido a que el juego original fue lanzado hace más de 20 años, si tuviéramos que modificar los estilos para reflejar los modernos, estoy seguro de que la gente los aceptaría. Sin embargo, digamos que cambiamos el pelo de Cloud para que ya no fuera puntiagudo… eso sería raro, ¿no? Era difícil encontrar un buen balance (entre el realismo y el original).

Nojima: Cuando escribía los guiones del juego, tenía que prestar una gran atención al hecho de que los personajes que aparecen ya no son mostrados en gráficos monos («kawaii») como los del juego original, sino como gente real. Por ejemplo, en el original, no había muchas casas mostradas en los suburbios, pero en este juego hay montones de casas que te permite sentir fuertemente la presencia de gente viviendo en la ciudad. Pensé en crear historias donde hubiera gente viviendo y respirando en este espacio. Tanto si son miembros de Avalancha como otros personajes, siempre cavaba hondo y pensaba «¿Por qué viven de este modo aquí?» cuando creaba los trasfondos.

Uno de estos casos sería cuando se mostró que Jessie solía ser actriz en Gold Saucer, ¿no es así?

Nojima: Quería que la expresividad de Jessie fuese de alguien que ha tenido experiencia en el teatro y ahondé en la creación de episodios sobre su pasado hasta llegar a su situación familiar actual. Hubo muchos planes para crear este tipo de sub-tramas para el juego cuando se inició el proyecto.

Kitase: Cuando estábamos hacia la mitad del desarrollo, decidimos introducir sub-tramas en la historia principal para dar un respiro y pausas del argumento general. Introducimos también sub-tramas sobre los Turcos.

Nojima: Así es, tuvimos conversaciones del estilo «¿Qué estarán haciendo ahora los Turcos…?» o «¿Qué tipo de personaje de la Compilación aparecería aquí?», etc. Otras tramas que pensamos fueron Tifa pidiéndole a su casero que la ayudara a averiguar qué tipo de vestido llevaría para poder infiltrarse en la mansión de Don Corneo, entre otros episodios.

Kitase: Por ejemplo, después de que Cloud cayese a la barriada del Sector 5, ¿qué estaba haciendo Tifa? ¿Cómo llegó hasta ese carruaje chocobo que la transportaba hacia Corneo? Tuvimos algunas cosas planificadas durante la primera mitad de la producción, pero que por límites de tiempo, tuvimos que dejar fuera.

Jessie en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

PARTE IV: Cloud intenta actual «cool» como un adulto, pero fracasa

Mientras jugábamos, los diálogos de Aeris nos dejaron huella

Nojima: Aeris es el personaje más importante en FFVII Remake y fui especialmente cuidadoso con sus diálogos. Todas y cada parte de ella cargan con un gran significado a través de la historia, y utilicé esa premisa para escribir su personaje,

En concreto, durante la escena nocturna en el campo de flores del Capítulo 14, Aeris le dice a Cloud «no puedes enamorarte de mí. Incluso si lo haces, no es real». Para aquellos que están familiarizados con la historia original, esta frase carga con un enorme significado.

Nojima: Para ser honesto, parte del equipo me dijo que esa frase hacía parecer que Aeris estaba haciendo de menos a Cloud, así que fue rechazada en unas pocas ocasiones. Si conoces el destino de Aeris, esta frase realmente arrastra las cadenas de tu corazón, pero si no conoces lo que le pasa, quizás interpretes esta escena de una forma totalmente distinta. Pensé que la brecha entre ambas interpretaciones era muy interesante. Por otro lado, en la escena de Tifa en el campo de flores, quería que Cloud no pareciera «cool». Aunque Cloud y Tifa son de edades similares, él tiene un espacio en blanco de cinco años, y no posee la suficiente experiencia vital como para considerarse un adulto. A pesar de que la mayor parte de los personajes rondan la veintena, hay aquí un tipo, Cloud, que tiene la mentalidad de alguien de 16 años, y esta persona intenta actuar como un adulto. Realmente quería introducir esto en la historia. Tras la caída de la placa del Sector 7, Barret consoló a Tifa con el temperamento de un adulto y Cloud lo vio y quería hacer lo mismo por ella (en el campo de flores), pero no salió como se planeó. Quería intentar escribirlo como alguien torpe.

Nomura: En la misma línea, cuando grabamos la voz de Cloud, hicimos que su actor de doblaje realizase sus diálogos de forma sutilmente distinta dependiendo de con quién estuviera hablando. Por ejemplo, cuando Cloud habla con Aeris, él sobresale e intenta actuar «cool»; con Tifa, él se relaja un poco; con Jessie suena confundido. Cuando Cloud habla con Aeris, es demasiado tímido y da respuestas extrañas.

Nojima: Cloud no es capaz de mantener las distancias entre Aerith y él, ¿no es así? (risas). Parece bastante impaciente con Jessie, pero ella lo encuentra divertido y le toma el pelo por eso.

Nomura: Sin embargo, cuando grabamos las voces, inicialmente Jessie parecía demasiado fisgona, más de lo que esperábamos, que podía dar la sensación de que estaba siendo grosera. Para evitarlo, hicimos que dijera frases en broma cada vez que le tomaba el pelo a Cloud, transmitiendo una sensación de encanto y atractivo, algo así como una actitud estilo «jaja, solo bromeo». Tomamos estas decisiones en la sala de grabación.

Cloud y Barret en el episodio 14 de Final Fantasy VII: Remake. Square Enix,

PARTE V: Las tramas del Remake proveen un vasto escenario de eventos para continuar

La historia del Remake tiene muchos episodios nuevos que pensé seguían la corriente del argumento original, pero después repentinamente un enorme giro argumental se revela y me sorprendió.

Nomura: ¿Ah, sí? (risas)

Nojima: Estoy seguro de que pensabas «¿qué vendrá después?»

¿Cómo llegó a existir este giro de los acontecimientos?

Nomura: Cuando le pedí un guión a Nojima, primero pensé «si voy a crear un remake de FFVII, quiero hacerlo de este modo». Entonces le transmití mis ideas. Durante esa fase, planifiqué hacer de esto más que un mero «remake». Por ejemplo, el sistema de batalla esta vez es en tiempo real en lugar del medidor ATB, y con ello, la historia en sí tomó un giro que ya no se trata del FFVII básico, sino de algo nuevo. Este es el tipo de historia que quería crear.

Nojima: En cuanto a mí, sabía que incluso en lo más central, esta historia es sobre Cloud, los trabajos sobre la Compilación de FFVII han aumentado (con los años), y quería hacer algo que cogiera todos esos títulos y los combinase en uno. Cada persona que ha jugado al original también tiene su propia versión del mundo de FFVII, y quería asimismo preservarlo. Los resultados de esos sentimientos son mostrados dentro de la historia del Remake. Son todas las ideas que tuve, así que al principio se las mostré inicialmente a Nomura, e intenté explicárselas de la mejor manera posible para que no me las rechazara (risas).

Respecto a los puntos clave de la historia, debe haber una escena de flashback a partir de aquí, ¿no?

Nomura: Al principio, la dirección que tomamos fue la de que no queríamos introducir ninguno de estos guiños mientras permaneciéramos en Midgar.

Nojima: Así es, originalmente planificamos desviarnos solo sutilmente de la historia.

Nomura: Pensamos en tener solo un pequeño cambio al final cuando ves a Biggs con vida, que te hace pensar «Espera, esto es raro…» y te da una ligera sensación de inquietud. Pero después el equipo pensó «bueno, si hay cabida para más escenas, entonces vamos a añadirlas» (risas). Cuando lo hicimos, hubo escenas con las que dijimos «no, esto no funciona» y las quitamos de la historia. No añadimos demasiadas cosas nuevas, pero sí dejamos unas pocas.

Nojima: Yo mismo añadí dos o tres tramas a aquello, también… No estoy seguro de qué ocurrieron con ellas al final (risas).

Las escenas donde Sefirot aparece han sido además añadidas notoriamente a la historia.

Nojima: Inicialmente no teníamos pensado que apareciera de forma tan frecuente, más como algo omnipresente. Hacia la mitad del desarrollo cambiamos de opinión y decidimos que apareciera más frecuentemente, y de pronto estaba en un puñado de escenas.

Nomura: En aquel entonces, Hamaguchi (co-director) me llevó tranquilamente a un lado y me dijo «Quiero que los personajes luchen contra Sefirot en Midgar» y consultó conmigo la idea. En la historia original, Sefirot existe en un espacio diferente, y aparentemente él reunió materiales suficientes como para convencerme de que la batalla tuviera lugar de esta manera; pero entonces solo dije «ok, claro» y le di luz verde (risas).

Esto no pasaba en la primera parte del juego… Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

PARTE VI: Dudas que surgen de cosas no explicadas en el juego.

En la historia del Remake, quedan unas pocas dudas que me gustaría traer a colación…

Todos: …….

Nomura: La historia va a continuar, así que no creo que podamos responderte.

Hablemos entonces de cosas que podáis responder, empezando por la escena del opening en el callejón, que estaba también en el juego original. ¿A qué estaba mirando Aeris cuando estaba en cuclillas?

Nomura: Recuerdo que alguien dijo que estaba intentando reunir calidez de ahí…

Kitase: No lo creo (risas). Si estás frente a una hoguera, verías saltar las ascuas, pero lo que ves son los parpadeos de luz de Mako.

En la versión de esta escena en el Remake, después de mirar a la luz, parece que ella huye de algo. ¿Por qué?

Nojima: Sintió la presencia de los Suspiros y quiso huir de ellos. ¿Quizás porque Aeris ha tenido varias malas experiencias con ellos anteriormente?

¿Por qué Aeris sabe cosas que sucederán en el futuro o que no le han ocurrido antes?

Nomura: Me pregunto porqué… Por favor espera hasta la próxima entrega para averiguarlo.

Al final de la autopista de Midgar, antes de que atravieses el muro, Aeris dice «No hay vuelta atrás. El cruce del destino». ¿A qué se refiere?

Nojima: Si Cloud y los demás atraviesan el muro de los Suspiros, ellos pasarán a estar fuera de sus límites (de los Suspiros), lo que significa que irán a un lugar donde no hay nada predestinado. Quiere decir que estarán en un cruce que puede que sean o no capaces de cruzar.

Tras derrotar al jefe final, Cloud y Sefirot tienen una conversación en solitario. ¿Qué significa?

Nojima: Exactamente lo que dice la conversación. De hecho, las frases que Sefirot dice ahí fueron escritas al inicio de la producción, cuando no sabíamos exactamente dónde irían ni cómo serían dichas.

En el final del Remake, Zack está vivo, lo que contrasta con el desarrollo de la historia del original. ¿Cuál es el significado de esa escena?

Nomura: Ese es el punto culminante de los misterios que han sido mostrados en esa escena, ¿no? (risas)

Nojima: Puedes ver además claramente al perro Stamp…

Pero Stamp luce diferente en esa escena.

Nomura: Oh, ¿lo sabe…? (risas)

¿Teníais planes al principio para la mascota Stamp?

Nojima: Sí. Cuando decidimos el argumento del Remake, dijimos «Bueno, tengamos a este fiel perro Stamp como mascota». Stamp es una mascota popular que todo el mundo reconoce, y decidimos además usarlo como manera en la que Avalancha se cifra mensajes.

Nomura: Por cierto, el Stamp que ves dibujado por los miembros de Avalancha es el que yo diseñé. Normalmente no me involucro en este tipo de diseños, pero sentí que este personaje sería muy importante, así que decidí dibujarlo yo mismo.

Durante el final, Aeris murmura «El cielo, cómo lo odio» (en inglés: «Echo de menos el cielo de acero»). ¿Hay algún significado profundo en esto?

Nomura: Para Aeris, el cielo simboliza tristeza. La gente que le era querida, como Zack y su madre Ifalna, todos volvieron al cielo, y el cielo que ella ve en los suburbios estaba además cubierto por Shinra. La calamidad que destruyó a los Ancianos, Jenova, también cayó del cielo. Todos estos incidentes le recuerdan a Aeris el cielo, que es por lo que dice odiarlo.

Al final del juego, las palabras «El viaje desconocido continuará» aparecen. ¿Qué significan?

Nomura: Inicialmente, había otra frase que íbamos a poner en su lugar, pero debido a varias circunstancias, optamos por cambiarlo (a lo que es ahora). Kitase me dijo que debería haber algo que conectase con lo que hay más allá del final. También quise poner algo ahí, por lo que terminamos usando esa frase. Opino que algunos piensan que el significado de esa oración es inquietante, pero eso ya lo hemos tenido en consideración.

El diseño de Stamp en la escena final con Zack difiere del diseñado por Nomura para la línea presente. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

PARTE VII: Elementos original que esperan ocurrir pero que no quieren ser eliminados

Tras esta entrega, la cantidad de expectación debe ser muy alta para la próxima, ¿pero cuántas entregas creéis que tendrá el proyecto?

Kitase: Tenemos una idea general sobre cómo se desarrollará la historia, pero no hemos decidido el número exacto de partes, por lo que no podemos confirmar nada.

Se ha hablado de que la historia se dividirá en tres partes…

Kitase: No hemos dicho nada concreto al respecto, así que probablemente la gente esté especulando sin pruebas.

A los fans les gustaría saber cuándo será lanzada la próxima entrega.

Nomura: Depende de cuántas entregas decidamos hacer. Si dividimos la historia en largos fragmentos, tomará mucho más tiempo para su desarrollo. Sin embargo, si dividimos la historia en partes más pequeñas, quizás sea posible lanzarlas en espacios de tiempo más cortos.

Kitase: En ese sentido, si mantenemos la misma calidad y volumen de la primera entrega, es irreal decir que podremos desarrollar la próxima en solo un año.

Nomura: Personalmente, me gustaría lanzarlas tan pronto como sea posible para así poder tomarnos un respiro. Estoy seguro de que los fans también quieren que salgan rápido (risas).

Si seguimos la historia del Remake, quizás la próxima entrega sí tenga cambios sustanciales respecto al original, ¿no?

Kitase: He hablado ampliamente de esto con Nomura, pero estoy seguro de que fans del original esperan revisitar lugares y escenas que les son familiares, por lo que tenemos opiniones fuertes sobre no alejarnos de eso. A partir de aquí, no estamos cambiando drásticamente la historia del original y convirtiéndolo en algo completamente diferente. Incluso si se trata de un Remake, por favor asumid que FFVII seguirá siendo el mismo FFVII.

Nojima: Para mí, creo las tramas que siguen la historia del original pero con la suposición de que el modo en cómo se presenten los acontecimientos u ocurran los hechos varíe ligeramente.

Para finalizar, ¿teneís algún mensaje para los fans que hayan jugado a FFVII Remake?

Nojima: Estoy seguro de que os habéis divertido enormemente jugándolo y que quizás tengáis dudas sobre lo que sucederá a partir de aquí, pero por favor recordad esas dudas, ya que probablemente hallaréis la respuesta en las próximas entregas.

Nomura: Este era un juego muy popular en el pasado, y ya que los estamos rehaciendo, la cantidad de atención que había cosechado incluso antes de su lanzamiento fue alta, y hubo muchos que asimismo expresaron sus preocupaciones respecto al juego. Sin embargo, dichas preocupaciones no afectaron a nuestro equipo, que lo ha dado todo para la creación de este trabajo, y solo esperamos que la gente esté interesada en él. La base para el Remake ha sido establecida con éxito en su primera parte, ¡así que esperamos cumplir también con vuestras expectativas en las próximas entregas! Sin embargo, personalmente pienso que quizás haya alguien que piense «ya que este es un Remake, ya no necesito jugar al original y jugaré solo a este», pero quiero prevenir a la gente de que haga esto. El original y el Remake son dos entidades separadas. Así que incluso si juegas al Remake, me gustaría que también jugaras después al FFVII original.

Kitase: Con esta primera entrega, creo que hemos sido capaces de averiguar la dirección exacta y forma que nos gustaría tomar con FFVII Remake. Dentro del Remake, muchas señales fueron esparcidas y nos gustaría que los fans se ilusionen y piensen sobre lo que exactamente sucederá en las próximas partes. Nos llegan las teorías publicadas en internet, y creo que ese tipo de comunicación entre los seguidores y nosotros nos ayudará a crear la historia juntos para que todos la disfrutemos.

Esta entrevista fue grabada el 19 de marzo de 2020.

Cloud, Sefirot y una frase críptica al final de Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Artículos relacionados

Final Fantasy VII Remake: el bueno, el feo y el malo

Hablemos de ese determinado y emblemático momento de Final Fantasy VII

Final Fantasy VII es, por méritos propios, uno de los videojuegos más laureados de la historia, lo que se ha visto reforzado con la llegada de Final Fantasy VII: Remake (no exenta de cierta polémica). Su historia, banda sonora, unos gráficos que causaron sorpresa en la época (hablamos de 1997) y por supuesto sus personajes lo han catapultado. Y ESE momento. Avisamos de que habrá spoilers de Final Fantasy VII.

Efectivamente, nos referimos a la muerte de Aeris, que en el juego original ocurre al final del primer CD (más amplio en historia que los otros dos restantes, eso sí). El equipo de desarrollo, que regresará en parte (Tetsuya Nomura, Kazushige Nojima, Motomu Toriyama, Yoshinori Kitase) decidió desde las primeras etapas que, en esta ocasión, uno de los personajes principales tenía que morir, lo cual todavía resultaba hasta cierto punto novedoso en el mundo narrativo de los videojuegos.

Hasta ese punto solo tenían a tres personajes creados: Cloud, Aeris y Barret. Al primero lo descartaron por ser el héroe y al último por evitar el cliché del «negro siempre muere». Así pues, solo quedaba ella.

Aeris, Ofelia y la romantización de la muerte

La muerte de Aeris viene así determinada desde prácticamente su misma creación, junto con la de la historia: tenía que morir para causar un impacto en el jugador y generar posteriormente esa sensación melancólica por la pérdida que le diera más peso al tema principal de Final Fantasy VII, que era la vida.

Se plantea pues un problema, que es el de pensar en la evolución del personaje para culminar en su muerte, se trata de un carácter definido por su fallecimiento. No es un caso exclusivo de Aeris, Square Enix repetiría el mismo planteamiento años después con la precuela de Final Fantasy VII: Crisis Core y su protagonista Zack.

Aeris en el Remake sabe más de lo que cuenta. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

No es sutil que la personalidad de Aeris intenta encandilar desde el primer momento (como la de aquél) para que su asesinato a manos de Sefirot nos genere aún mayor impacto y que, en algunos casos, se busque posteriormente la forma de resucitarla (en una forma de negar el carácter permanente de la muerte, algo más permeable en el mundo de la ficción).

Al Squaresoft de aquel entonces la jugada le salió redonda: la muerte de Aeris impactó en el jugador promedio, el juego ganó aún más popularidad y reconocimiento hasta años posteriores por ello y el personaje les salió bastante bien. Lo que no significa que esté exento de errores (y no me refiero a que los guantes de Sefirot desaparezcan «mágicamente» a lo largo de la escena).

El principal, tal como yo lo veo, viene con la romantización de la muerte, algo que no es exclusivo de Final Fantasy. Antropológicamente, la muerte es una cuestión que ha generado cierta fascinación y que no todas las culturas perciben y abordan de la misma forma, pero no vamos a tratar esto.

Hablamos de que la muerte no es algo para idealizar, no es un ideal a conseguir. Desde luego no debería serlo. Si se trata de una mujer joven asesinada a manos de un varón, aún menos.

Al estar hablando de un mundo claramente ficticio, donde queda constatado sin lugar a dudas que Sefirot es el villano y Aeris la heroína, evidentemente se pierden los matices que le otorgaríamos a un suceso de estas características en el mundo real, lo que no significa que esté bien (incluso narrativamente hablando) dejar fuera de juego la perspectiva de la principal afectada por todo esto.

Aeris se separa del equipo tras los sucesos ocurridos en el Templo de los Ancianos y no nos la volvemos a encontrar hasta segundos antes de que Sefirot la asesine por la espalda (sueño donde se despide de Cloud mediante). No vuelve a hacer acto de presencia hasta la última escena del juego (y sus actos tienen una importancia para la conclusión de la historia abrumadora). Así, no sabemos nada de lo que ella pensó o sintió, pues el enfoque se pone en el protagonista.

El hecho de que sea la reacción y pensamientos de Cloud los que cobran importancia suponen un cierto olvido hacia el personaje de Aeris, o más bien un «me viniste bien para esto, ya ocurrió, ahora fuera». Es una mecánica narrativa similar a la que ya hiciera William Shakespeare con la muerte de Ofelia en Hamlet, la cual incluso ocurre «fuera de pantalla» y es narrada, no sin cierto romanticismo, por Gertrudis.

El suicidio de Ofelia ha sido posteriormente romantizado e ilustrado, sobre todo en pinturas prerrafaelitas… donde podremos hallar incluso alguna similitud con la forma visual en la que se «entierra» a Aeris.

Heroína desconocida

No es la primera vez que se «usa» a Aeris, pero sí evidentemente la más descarada (no olvidemos que su desarrollo fue llevado a cabo con su muerte como punto culminante).

Se trata de un personaje de enorme importancia en la metanarrativa de Final Fantasy VII, no hay más que echar un vistazo a los personajes con los que se ha visto relacionada incluso antes de que inicien los propios acontecimientos del juego: Gast, Ifalna, Hojo, Zack, los Turcos, el presidente Shinra (y probablemente también Rufus),Sefirot. Es la última Cetra y es con quien la historia empieza y finaliza.

Sin embargo, se desconoce prácticamente todo de la vida pasada de Aeris. El Remake ha intentado solucionar en parte esto con una novela-precuela y alguna escena y mención adicional a su pasado en los laboratorios (los cuales en el original ni se tocan, y se presupone que por ahí creció también Sefirot), pero aún le queda.

No sabemos nada, por ejemplo, del vínculo de Aeris con los Turcos, teniendo en cuenta que en el original ella misma llega a decir de Tseng que es una de las pocas personas en el mundo que la conoce » de verdad». Hasta la llegada de Crisis Core, su relación con Zack era vista como algo «de paso» en una conversación mientras se descansa en un parque.

Se entiende que estas limitaciones narrativas puedan darse en un personaje más secundario, pero resulta algo alarmante que se aborden más los pasados de Barret, Red XIII o Cid (ninguna queja sobre esto, que son maravillosos) que el de Aeris. Ni tan siquiera llegamos a saber realmente si es que se siente sola como última Anciana, aunque se intuye por alguna conversación.

Flashback del pasado de Aeris (este sí estaba en el original). Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

¿Solucionará Final Fantasy VII: Remake algo de esto?

El primer videojuego de Final Fantasy VII: Remake sí ha aportado más luz a algunos de estos aspectos, como la novela o las escenas de laboratorio que hemos mencionado. También se puede apreciar a Aeris más como personaje individual y no como mero (posible) interés romántico de Cloud: sentimos su soledad y vemos más de su vínculo con otros personajes como Tifa, Hojo o Rude (faltan el resto de Turcos, Zack y Sefirot, pero quedan más entregas por delante).

Sobre su muerte, entramos en un terreno farragoso: se prevé que van a modificar algo de esto, entre otros porque su muerte ya se puede vislumbrar en esta primera entrega del Remake (que abarca únicamente los acontecimientos de Midgar de las primeras horas del original). Pero se percibe a su vez que el significado de «vida» del original ya no será exactamente el mismo y que ahora tenemos una lucha contra el destino frente a nosotros.

Todavía es muy pronto para hablar realmente de si ocurrirá o no la muerte de Aeris; todo lleva a pensar que lo hará, pues le pesa su carácter emblemático en la historia de los videojuegos (y el equipo de Final Fantasy VII es consciente de esto), más aún que el significado en sí que tenga (acabamos de comentar que lo de «vida» parece haber quedado relegado).

Lo que nos preguntamos es más bien cómo sucederá (¿romantización a tope con Ofelia versión prerrafaelita con gráficos gloriosos y sangre censurada?) y si ésta será revocada, como lo han sido, solo en la primera entrega, la de Barret, Biggs, Wedge, Jessie y, quizás, la de Zack (vamos, la de todos menos la del presidente Shinra).

Más allá de si habrá o no muerte y cómo será, lo que esperamos es que, aunque sea complicado a estas alturas, Aeris deje de estar definida por su asesinato. Y si ocurre, que podamos ver su punto de vista en todo este tinglado.

Para finalizar, otro aspecto de la «nueva» Aeris que debemos agradecer y que espero que continúe por el mismo camino es que se haya eliminado algo de la violencia física que se ejercía contra ella en el original (nos referimos a la bofetada de Tseng) y que asimismo deje de estar encorsetada por ser «la chica de» y demás debates cansinos entre los seguidores, románticamente hablando. Es más que bienvenido su mayor vínculo con Tifa y con otros personajes que no sean Cloud, como Red XIII, Barret o, esperamos que en un futuro, los Turcos.

Aeris y Tifa. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Artículos relacionados

Hablemos de Aeris (Final Fantasy VII)

Esos romances que nos marcaron para siempre (San Valentín 2020 Edition)

San Valentín está llegando a su fin (más o menos) y, como viene siendo habitual cada año, dedicamos una entrada a esos romances del mundo de la fantasía y ciencia ficción que más nos han llegado a la patata. Sin embargo, esta vez quisimos reunir a los favoritos de los seguidores en Twitter, por lo que aquí van los romances más citados o que mayor atención han recibido.

Tidus y Yuna (Final Fantasy X y Final Fantasy X-2)

Tidus y Yuna (cuyos nombres significan sol y noche en okinawense, respectivamente) han sido, desde prácticamente la salida de Final Fantasy X, una de las parejas favoritas (por no decir LA pareja en casi todas las encuestas de este tipo) de los seguidores de la franquicia.

Tidus es un reconocido jugador de blitzball (el deporte favorito del pueblo de Spira) que un día se ve trasladado a otra época, donde pervive la amenaza constante de un ente destructor conocido como Sihn. Allí conoce a Yuna, una invocadora encargada de peregrinar para destruir a Sihn (al menos durante un tiempo).

Ilustración oficial de Tidus y Yuna por Tetsuya Nomura.

El encuentro entre ambos, en principio algo distante por la timidez de Yuna y el misterio que envuelve tanto a ella como a Tidus, se va tornando más cálido y cercano a medida que van ocurriendo determinados acontecimientos y se van acercando. Suyas son escenas consideradas memorables como la del baile sobre el agua, el beso en el lago o ese final que arranca las lágrimas a más de uno.

Su historia continuaría en Final Fantasy X-2 (la primera secuela propiamente dicho de la saga) y, si se quiere tener en cuenta, un relato escrito por el mismo guionista de los juegos, Kazushige Nojima, que sería un bosquejo de lo que vendría a ser Final Fantasy X-3.

En este periplo, el romance entre Tidus y Yuna pasa por todo tipo de situaciones y llega a conmovernos, emocionarnos y hacernos reír en más de una ocasión.

Cloud y Aeris / Zack y Aeris (Final Fantasy VII y Compilación de Final Fantasy VII)

Cloud y Aeris ha sido otra de las parejas más citadas y, al igual que sucediera con Tidus y Yuna, suponen una de las historias de amor trágicas de Final Fantasy (en este caso de la séptima entrega). Como ya hemos hablado de ellos anteriormente, vamos a aportar un nuevo matiz sobre lo que puede traernos el Remake, al menos por lo visto en avances.

Parece que en esta ocasión, principalmente porque van a desarrollar más la historia y a añadir elementos aquí y allá, el papel de Aeris va a ser más prominente dentro del lore. Última supervivientes de los Cetra o Ancianos, Aeris tiene una vinculación especial con el planeta, Jenova, Sefirot y Shinra. No sería de extrañar (y parece que así sucederá) que su historia con Cloud (un mercenario que se une al grupo eco-terrorista Avalancha) sea más destacada en las primeras entregas, especialmente de cara a determinante escena.

Cloud y Aeris en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Otra pareja que involucra a Aeris y que ha sido mencionada más de una vez es la que forma con Zack, la cual cuenta asimismo con gran cantidad de seguidores.

Zack es un joven que aspira a convertirse en héroe dentro de las filas de Soldado en Shinra, mientras que Aeris es cuando se conocen todavía una joven que se refugia (de Shinra, básicamente) en los suburbios de Midgar. Se encuentran accidentalmente y enseguida congenian, formándose una relación que la muchacha describirá como la de su primer amor o novio.

Evidentemente, como casi todas las parejas populares de Final Fantasy, su historia termina en tragedia, lo que habrá llevado al llanto a multitud de jugadores con el final de Crisis Core (el título donde se desarrolla su romance). Lo cierto es que tienen elementos de lo más conmovedores y emanan muy buena química como extrovertidos y fuertes emocionales que son. Previsiblemente, al igual que comentábamos con Cloud, la presencia de Zack (y con ella su historia con Aeris) será ampliada en el Remake.

Estas tres parejas han sido las más citadas o que han despertado mayor reacción y, casualmente, todas ellas se las debemos en buena medida a los nombres de Tetsuya Nomura, Kazushige Nojima y Motomu Toriyama. Aplausos para ellos.

Ipsen y Colin (Final Fantasy IX)

La pareja principal de Final Fantasy IX la conforman Yitán y Garnet (o Daga), pero hay un momento en especial que estos dos protagonizan donde él le cuenta una historia a ella. Los protagonistas de este relato son Ipsen y Colin y, al igual que su periplo, son tan efímeros como memorables. Sencilla y contundente, Yitán la usa a modo equiparable con la persona por quien siente algo especial. Devoción y ternura en estado puro. Gracias a @LeonheartTribal (Twitter) dejamos la imagen por aquí.

La historia de Ipsen y Colin en Final Fantasy IX. Squaresoft.

Haruka y Michiru (Sailor Moon)

Sailor Moon es EL shôjo de la década de 1990 y sí, tenía (al menos) una pareja lésbica canon protagonizada por Haruka y Michiru (Urano y Neptuno, respectivamente). Evidentemente, en algunos países la censura se encargó de hacerlas pasar por primas, pero lo que es obvio, es obvio. Es verdad que cada una de ellas ya presentaban los estereotipos de chica andrógina y seria y otra sensible y bondadosa, respectivamente; pero que un anime y manga tan popular nos haya brindado con tanta naturalidad una pareja tal, y que hayamos podido crecer con ellas, es para estar lo suficientemente agradecido.

Entrando en materia, recuerdo a Haruka y Michiru con ternura. Su vínculo es especialmente fuerte y además se llevan estupendamente.

Haruka y Michiru en Sailor Moon. Naoko Takeuchi.

Favaro y Amira (Shingeki no Bahamut: Genesis)

Los protagonistas del anime Shingeki no Bahamut: Genesis, adaptación de MAPPA de un videojuego de cartas, son un ejemplo de cómo de un concepto la mar de sencillo pueden salir 12 episodios de pura fantasía épica. Y sí, hablamos tanto del anime a nivel general como de esta pareja en particular. Amira es una muchacha con personalidad algo infantil y con una naturaleza sobrenatural que va aprendiendo de Favaro, un amante de la libertad mujeriego, conceptos básicos (y no tanto) de la vida. Viaje emocional y fantástico donde los haya que, para variar, no acaba del todo bien (básicamente nos gustan los romances tristes).

Se han mencionado a otras tantas parejas, como Guts y Casca (Berserk), Haruo y Akira (Hi Score Girl), Ayato y Haruka (RahXephon), 9S y 2B (NieR: Automata) o Yukito y Toya (Cardcaptor Sakura), pero lamentablemente no tendríamos espacio para poder escribir sobre sus virtudes. Gracias a todos por participar y feliz día (o noche) de San Valentín.

Hablemos de Cloud Strife (Final Fantasy VII)

Cloud Strife es, para mí, el personaje favorito por encima de todos los que he ido conociendo en la ficción a lo largo de mi vida, y esto es así desde que jugué a Final Fantasy VII por primera vez allá por 2002. Por eso, no me es tarea sencilla expresar con palabras lo que Cloud significa para quien esto suscribe. Avisamos de que habrán SPOILERS de Final Fantasy VII.

Como epítome del héroe «perdedor», Cloud ha sido y es malinterpretado por una parte de los seguidores de la saga de Square Enix (antes Squaresoft) como un personaje anodino y aburrido, una mera sombra de Zack y del Cloud que nos ha ido llegando en secuelas, precuelas y spin offs. Sin embargo, allá donde el diseño de Zack está hecho con la idea en mente de agradar a las masas, Cloud es un personaje mucho más arriesgado.

Surgido antes que Squall (Final Fantasy VIII) o Lightning (Final Fantasy XIII), personajes que le cogen prestados algunos rasgos, quizás con algún elemento de Cecil (Final Fantasy IV) sobre sus espaldas, Cloud es el primer GRAN protagonista de la franquicia, en el sentido de ser el personaje principal del primero de los juegos de la serie numerada que salieron a Occidente bajo el soporte de PlayStation.

Originalmente, Cloud iba a ser un simple terrorista en una historia con tintes de cine negro que perseguiría a un detective llamado Joe en una especie de Nueva York. Cuando la historia fue tomando más la forma que conocemos actualmente, a Cloud lo acompañaron Aeris y Barret, los primeros personajes creados para la séptima entrega y que forman parte del primer trabajo importante de Tetsuya Nomura (como diseñador) para Squaresoft.

La idea era tener un protagonista que fuese en principio como un papel en blanco y cuya verdadera identidad se fuese descubriendo a la par que lo hacía el jugador. Así, los problemas identitarios y psicológicos de Cloud se hacen patentes desde el inicio, lo que lo vuelve un personaje frágil y bastante más humano que el prototipo habitual de héroe (al fin y al cabo, el descubrimiento de la identidad es una de las grandes cuestiones que recorre prácticamente todo el mundo a lo largo de su vida). Y de paso, será uno de los temas recurrentes de Nomura.

Para que la revelación de la verdadera identidad de Cloud no quedase demasiado forzada se creó a Tifa, amiga de la infancia que sirve de nexo, y posteriormente a Zack, quien en principio serviría como una especie de avatar idealizado del propio Cloud.

Frente al héroe Zack tenemos entonces al mucho más mundano Cloud, quien a medida que vaya rompiendo este falso avatar se irá volviendo más y más vulnerable hasta alcanzar el cénit de la crisis identitaria, tras la cual ya solo se irá asentando más y más.

Sin embargo, el verdadero Cloud es el vulnerable. Niño huérfano de padre, introvertido y prácticamente marginado desde la infancia, su ingreso a Soldado únicamente suma a la indiferencia que ha ido padeciendo en su vida, quedándose lejos del ideal que él mismo buscaba. Desde luego, a una gran distancia de su admirado Sefirot y hasta de Zack, prototipo éste último a todas luces de muchacho popular, extrovertido y con don de gentes. Por eso, cuando llega la locura de Sefirot, la destrucción de Nibelheim y la posterior huida de Shinra (de la cual Cloud no sale con todos sus cabales tras 5 años de experimentación), al morir Zack en su lugar, el rubio ya desarrolla (al principio sin ser consciente de ello) un gran síndrome del superviviente. Sobrevive él, el paria, el débil y el renegado; y no Zack, el carismático, adorable, Soldado de primera clase y a quien cuya novia esperaba.

Hablando de la susodicha, la cual posteriormente se topará accidentalmente por Cloud, de quien, tras un estupor inicial por las historias tan similares tras él y de Zack (Cloud asume subconscientemente su rol, el ideal no alcanzado), acabará desarrollando fuertes sentimientos por el rubio. Hemos aquí ya una primera brecha: Cloud también es capaz de llegar a ser tan merecedor de admiración y afecto como Zack.

Los síntomas de la brecha comienzan a percibirse cada vez más y es Aeris, durante la cita en Gold Saucer, quien le confiesa a Cloud su confusión inicial y el hecho de que se ha percatado de que son personas diferentes, queriendo llegar a su verdadero él (tanto en The Maiden Who Travels The Planet como en On the Way to a Smile: Case of the Lifestream se confirma que la florista ya había asimilado totalmente esta diferenciación entre Cloud y Zack):

«Al principio, creyó que guardaba algunas similitudes con su primer amor. Aún así, su apariencia, voz y personalidad no eran parecidas y también le hizo pensar que se trataba de alguien misterioso (…)

Cuando ella dejó a sus compañeros para dirigirse a la Capital Olvidada, el corazón de Cloud era como un huevo a punto de resquebrajarse (…) Era su mente la que iba a romperse» (The Maiden Who Travels The Planet, Benny Matsuyama)

Cuando Cloud finalmente recuerda todo gracias en parte al empujoncito de Tifa, su personalidad, que siempre había tendido hacia la inseguridad (que al inicio del juego disfraza con aparente apatía y soberbia, pero que se deja entrever especialmente en escenas con Aeris, Tifa o Sefirot), se vuelve más insegura aún. La culpabilidad por la muerte de Aeris se suma a la de Zack, ya asumida. De este modo, una vez saciadas las ansias de venganza y salvado el planeta, Cloud se hunde en una profunda depresión, lo que nos sitúa en Advent Children.

Las novelas de On the Way to a Smile, que sirven como nexo entre el juego original y la película-secuela, explican bien esta caída de Cloud hasta el punto de recluirse de todos y huir de los problemas en la iglesia donde conoció a Aeris.

Durante la propia cinta, el rubio va saliendo del bache y al final comprende que lo que sucedió no es su culpa. Aeris y Tifa son nuevamente quienes aprietan la tecla más directa: el que necesita perdonarse es él a sí mismo. La depresión misma, de nuevo Cloud con toda su mundanidad.

El protagonista de Final Fantasy VII ha recibido (y recibe) gran cantidad de atención en buena parte por el título del que proviene, haciendo así aparición en otros productos como la saga Kingdom Hearts, Final Fantasy Tactics, todas las entregas de Dissidia, Ehrgeiz, World of Final Fantasy, etc. En casi todos ellos (los que tienen algo de historia), Cloud sigue mostrándose como un personaje introvertido y no muy ducho en habilidades sociales.

Por ello, consideramos una gran injusticia que muchas veces se intente limitar a Cloud a una mala copia de Zack. Cloud asume recuerdos y rasgos de Zack, no su personalidad. Nunca se muestra como un tipo especialmente sociable, expresivo y habilidoso, sino todo lo contrario. Allí donde el moreno escenifica al héroe en su expresión más clásica e idealizada, Cloud es básicamente un pequeño yo que todos hemos tenido en algún momento: el que se deja aprisionar más por sus miedos y demonios internos, el que no sabe expresar sus emociones correctamente, el que aspira a alcanzar a su figura admirada pero que no puede (y la consecuente caída del mito en forma de Sefirot), el que sufre las pérdidas, el que se siente solo, el que se deprime.

Aún así, Cloud nunca pierde su papel de héroe de Final Fantasy VII, pues claramente lo es, pero no recoge tanto los estereotipos propios del término.

Dicho todo esto, parece ser que el propio Nomura le guarda bastante cariño al personaje y no ha querido representarlo como una versión idealizada, ahora con gráficos preciosistas y detallados, de cara al Remake (somos sabedores de que el diseño de Cloud ha sido ligeramente modificado respecto al del tráiler de 2015), mostrándolo aún así como un tipo más fibroso que musculoso y a quien él y Kitase describieron como «socialmente inepto» durante la presentación del nuevo y definitivo diseño.

Teniendo en cuenta esto, creemos que aún hay Cloud para rato, a pesar de las críticas y malinterpretaciones sobre su personaje. Desde luego, tanto él, como Sefirot o Aeris han ingresado ya en el podio de esos personajes que son conocidos y recordados por jugadores más allá de los fans del JRPG (películas como Rompe Ralph, series como El increíble mundo de Gunball o Robot Chicken o juegos como Super Smash Bros. son buena muestra de ello). Hoy y siempre, felicidades, Cloud.

Cambio de perspectivas a medida que creces con Final Fantasy VII

Final Fantasy VII, un clásico en el sector de los videojuegos, salió al mercado allá por 1997. A la espera actual de la llegada de su Remake, cuya vuelta todavía sigue causando sensación (y se espera mucho más para el próximo E3), se asume que los que lo jugaron en el momento de su salida (quizás de niños o adolescentes) ahora ya son evidentemente adultos. Puede que incluso tengan a su vez hijos que disfrutan de este título.

En el caso que nos ocupa, Final Fantasy VII es una de esas obras que marcan, que consideras (con sus imperfecciones) de una calidad superior a otros productos audiovisuales por lo hondo que ha calado. Esta sensación no ha cambiado, pero hemos ido observando con el paso de los años que otros aspectos que lo rodean sí lo han hecho, quizás por ser capaces (con la madurez y la repetición de la historia) de percibir más matices, quizás por el cambio propio que experimenta uno al crecer e ir acumulando experiencias. Enumeremos algunas. Avisamos de que habrá SPOILERS de Final Fantasy VII.

Final Fantasy VII hubiese sido (aún) mejor con otro final

La conclusión de Final Fantasy VII es bastante abierta y puede dejar a los jugadores confusos la primera vez que lo experimentan. ¿Mueren o viven todos? ¿Qué pasa con el planeta? ¿Qué son las risas de esos niños y de dónde vienen? ¿Cómo ha tenido descendencia Red XIII?

Red XIII y su descendencia frente a Midgar. Final Fantasy VII: Advent Children

Aunque la Compilación, años más tarde, se ha encargado de responder con más o menos éxito algunas de estas preguntas, son varias las que siguen en el aire. Es más, algunas de las respuestas de la Compilación casi que mejor no se hubieran dado.

El equipo de desarrollo ya admitió que tuvieron la idea de que todo el elenco moría originalmente en el juego (inicialmente, durante la caída sobre Midgar para detener a Arma). No es descabellado pensar que este fuese el planteamiento inicial con un final tan abierto.

Personalmente pensaba que una conclusión trágica iba más acorde con Final Fantasy VII, y la Compilación en principio no me hizo cambiar de opinión. Sin embargo, parece que con la edad nos sensibilizamos más con estos temas y actualmente disfruto más de finales agridulces e incluso felices, siempre que vaya al compás de la historia y no se muera de diabetes en el proceso. Además, sintiendo un mundo y a unos personajes tan cercanos como estos, con los que llegas a identificarte tanto, al final no vas a desear que sigan pasando penurias.

Cloud y Tifa durante el final de Final Fantasy VII

Un mundo muy como el nuestro

La fecha de lanzamiento de Final Fantasy VII es relativamente cercana y muchos de los temas que aborda ya nos afectaban en la vida real. Lo cierto es que esto se ha acentuado con el paso del tiempo: el cambio climático, la supremacía mundial de las multinacionales (el Ibex35 en el plano nacional), la manipulación de los medios, el desarrollo tecnológico imparable que busca (supuestamente) acomodarnos a cambio de taparnos los ojos sobre determinados asuntos incómodos. Así como en lo visual Final Fantasy VII no ha envejecido tan bien como otras entregas, en el aspecto de historia sí lo ha hecho excepcionalmente.

El elenco de este título, gran culpable en parte de su éxito, también es lo suficientemente mundano. Diseños repletos de colores apagados y grises, personajes complejos con crisis existenciales con los que es fácil que nuestras generaciones se identifiquen.

Hay un miembro del grupo que destaca, Aeris. Esto me lleva al siguiente punto, uno sobre los que mi perspectiva más se ha ido modificando con el paso de los años.

Las guerras de parejas

Ya hemos hablado más detalladamente sobre este punto hace bastante tiempo (lo cuál prueba la intención de esta entrada sobre el cambio de perspectiva con los años), por lo que no voy a expandirme mucho más. Sí lo voy a hacer respecto a mi perspectiva en la relación de Cloud y Tifa y la de Cloud y Aeris, y cómo ambas son igualmente bellas e importantes respecto al personaje (ante todo me declaro fan del rubio y esto sí que no ha cambiado nunca).

Es evidente con el diseño de Aeris que este personaje ya fue concebido para ser especial. Colores excesivamente vivos en un entorno oscuro, flores por todos lados (cuando no crecen en ningún otro sitio en todo Midgar), una personalidad optimista y que mira hacia el futuro… Todo en Aeris rezuma vida y creación. Lo que evidentemente causa que su muerte tenga un mayor impacto sobre el jugador y que, posteriormente, se note su vacío.

Es una estrategia narrativa muy eficaz que Square Enix repetiría posteriormente con Zack (salvo el diseño, por motivos obvios) en Crisis Core con similares resultados, y que no nos extrañaría nada que lo hicieran de forma aumentada y exagerada en el Remake.

La relación que Aeris establece con Cloud sigue esta misma estrategia. La suya es la tragedia griega, la que busca hacer llorar a moco tendido a los espectadores. De nuevo, repitieron fórmula con Zack y la propia Aeris en la precuela. Y de nuevo la gente lloró.

Cloud y Aeris en el último tráiler de Final Fantasy VII: Remake

Frente a esto, Cloud y Tifa pasan como algo mucho más mundano, pero esto es para mí lo más hermoso de su vínculo. Tifa es en este aspecto mucho más realista que Aeris, que resulta casi celestial. Es fácil identificarse con ella, al igual que lo es con Cloud, pues ambos son tímidos, inseguros (a pesar de poseer habilidades que no tendrían personas normales) y, cuando Kazushige Nojima (guionista) lo hace bien, vamos viendo cómo van logrando salir adelante a pesar de los obstáculos externos y de los demonios internos.

Lamentablemente, así como en varios casos Aeris es recordada meramente por su muerte, Tifa lo es por el tamaño de su «corazón», simplificando a estos personajes hasta el extremo y entrando en batallas sobre cuál es más o menos importante o sobre cuál pinta mejor o peor con Cloud (en un juego que de forma evidente dejaba que el jugador fuera eligiendo según simpatías y hasta como recurso humorístico, a pesar de las estrategias narrativas que hemos mencionado).

Aeris es en definitiva el romance pasajero que te marca, Tifa es la persona que siempre va a estar ahí. Las dos importantes no solo por separado, sino además de forma complementaria.

Cloud y Tifa en la cita de Gold Saucer. Final Fantasy VII

Red XIII, ese gran compañero

Cuando jugué a Final Fantasy VII por primera vez contaba con 13 años. Me alucinaron enseguida los aspectos cyberpunk aderezados de rabiosa actualidad del juego, un tono muy melancólico y personajes arrebatadoramente carismáticos. Sin embargo, poca atención le presté a Red XIII, también conocido como Nanaki.

Con el paso de los años, Red XIII ha sido el arquetipo de personaje que ha ido creciendo en mí hasta convertirse en uno de mis favoritos. Similar a Tifa, en él conjugan una personalidad insegura con arrebatos de falsa confianza (véase cuando lo encontramos en el laboratorio de Hojo frente a la confrontación de su pasado en Cañón Cosmo) bajo una apariencia feroz. No por nada, es la morena quien más «confronta» al animal, intentando a la vez reconfortarlo, cuando todos están sumidos en la tristeza y el temor tras los acontecimientos protagonizados por Cait Sith en Gold Saucer.

Es otro de esos personajes con lo que es increíblemente fácil identificarse (máxime si estás en edad de crecer), ¡pero es que además tiene forma de león/lobo parlante con cola de fuego! ¿Qué puede haber más molón que eso?

Final Fantasy VII y el Remake en la exposición «Despedida»

Como muchos ya sabréis (y para los que no, lo resumiremos aquí mismo), Square Enix está llevando a cabo estos días una exposición de despedida (de hecho se llama así, «Farewell») por el treinta aniversario de la franquicia Final Fantasy, donde muestran bocetos de los videojuegos, historias y audio dramas, uno de ellos protagonizado por Aeris (con voz de Maaya Sakamoto) en medio de una representación a tamaño real de su iglesia.

Gracias a varios usuarios de Twitter y del foro CloudxAerith nos han llegado transcripciones y traducciones al inglés de lo referente a Final Fantasy VII y su futuro Remake, el cual se encuentra en desarrollo «en principio» para Play Station 4.

Primero, tenemos fotos (de momento, al menos, algo borrosas), gracias al usuario de Twitter @jsjunshen, del arte conceptual del Remake de Final Fantasy VII, donde podemos ver más espacios de Midgar, la casa de Elmyra y Aeris (¿con la susodicha de fondo?), la iglesia de ésta, el despacho del presidente Shinra y lo que parecen los suburbios del sector 6, además de los bocetos de Jesse, Wedge y Biggs:

El mismo usuario nos ha dejado una foto con el guión del audio drama narrado por Aeris (Maaya Sakamoto) en su iglesia, el cual ha sido traducido al inglés por las usuarias Jon Snow y Dreamstar en el foro de CloudxAerith, con aportaciones a su vez de @StarStrawberry4 en Twitter:

Ésta vendría a decir lo siguiente (traducción al español por servidora):

«Me disgusta el cielo. Se llevó a alguien importante».

«¡Estás pisoteándolas! ¡¿Pisoteándolas?! Ahora verás…» (en referencia a Reno pisando las flores de la iglesia de Aeris).

«Un nuevo amor puede ayudarnos a olvidar uno viejo. Eso es lo que he oído. ¿Es así? De algún modo, mi corazón sufre. ¿Esto estaría bien?».

«Es extraño que no tengamos estaciones… y aún así las flores no tienen inconveniente en florecer aquí en este misterioso lugar… Es un sentimiento extraño».

«En ocasiones veo a gente con tus mismos ojos, y eso me confunde. ¿Os conocéis? ¿Sabes dónde está? No sé si debería preguntar…».

«A pesar de que conozco el dolor de las despedidas, ¿por qué este encuentro… por qué este encuentro me hace tan feliz? Soy terrible, ¿no es así?».

«Al igual que este camino, algún día nuestra soledad también tendrá fin, así que vamos a decir este triste adiós con una sonrisa, ¿eh?» (parece que hace referencia a la despedida de Aeris a Cloud en los sueños de éste último, cuando la muchacha parte sola a la Capital Olvidada).

«Ya está, me rindo, estoy interesada en ti… ¡Ah, es frustrante!».

«¡Disculpa! Hola. ¿Vas a despertar? Ya es de día».

«No pises las flores».

«Estoy feliz y agradecida de que hayas venido, aún cuando estás…»

«He sido separada de ti, y tú has sido separado de mí. Ah… he ascendido al cielo y he desaparecido… Puedo verte… estás llorando… Por favor, no llores más, o parecerá que llueve».

El usuario de Twitter @midgarteam también ha tenido la enorme amabilidad de traducir al español estos paneles, a su vez aportados por @CloudxAerith:

@CloudxAerith en Twitter también ha traducido parte del texto al inglés que acompaña a las siguientes imágenes expuestas, aportadas a su vez por @pluvia_ca:

Traducción al español (hecha por mí) de la primera imagen: «Final Fantasy VII recibió aclamaciones por todo el mundo tras su lanzamiento gracias a sus fondos diseñados en CGI, personajes en 3D, una ambientación futurista y una narrativa que rompió con las convenciones de los RPG. La historia sigue al protagonista, Cloud, pero es la heroína, Aeris, quien abre los ojos del primero y lo acerca a comprender los misterios de su pasado. Es a través de ella que nos imbuimos en la verdad de la historia.

Lanzado en 1997, Final Fantasy VII fue la primera entrega de la saga desarrollada para Play Station. Esta escena, en la que perdemos a la heroína Aeris, es fácilmente la más sorprendente y trágica en la historia. Nadie se esperaba tener que decir adiós a un personaje tan importante en la mitad del juego. Se expandieron los rumores de una posible y secreta forma de resucitar a Aeris, lo que dejó claro que los jugadores también estaban pasando un mal trago a la hora de despedirse de ella. Incluso ahora, 20 años más tarde, todavía se siente como un evento realmente chocante.»

En la última imagen de la galería, al lado de las capturas de la muerte de Aeris, puede leerse: «Mientras abraza el cuerpo acuchillado por Sefirot de Aeris, Cloud murmura en un estado de consternación», junto al monólogo que hace éste último ante la muerte de su compañera.

No olvidéis visitar y agradecer a los usuarios y sitios que han aportado toda esta información, la cual siempre es y será bienvenida.

Hablemos de Sefirot (y un poco de Aeris, Final Fantasy VII)

Todo fan que se precie de Final Fantasy VII conoce (y es posible que sea a su vez seguidor acérrimo del mismo) a su villano: Sefirot (o Sephiroth, como se lo conoce en otros lares). El antagonista de este videojuego, ya considerado un clásico, es una de las imágenes más representativas del título. Y no es para menos: tiene un diseño imponente y (MUY) atractivo, un tema musical que pone los vellos de punta y algunas de las escenas más memorables de la historia de los RPG.

Sin embargo, no voy a realizar un análisis exhaustivo de Sefirot. Primero, porque no me siento capacitada (nunca he sido muy fan del personaje, lo confieso, aunque entiendo el porqué de su popularidad), y segundo porque con el paso de los años ya lo han hecho en multitud de ocasiones a lo largo de la red. Lo que voy a tratar aquí es, aparte de los motivos de su fama, cómo podrían incluso mejorar (sí, mejorar) al personaje de cara al remake. Porque, por muchos seguidores que tenga, en lo personal pienso que al villano de Final Fantasy VII le falta algo tan esencial en los títulos de la saga, incluso para los oponentes del héroe: profundidad en su historia. Lo cierto es que Sefirot tiene un ENORME potencial (he ahí otro de los factores de su popularidad), pero que no queda bien reflejado a lo largo del juego, siendo esto de hecho uno de los fallos del mismo.

¿Sefirot o Jénova?

Es bien sabida la cantidad de debates sobre este punto que se han ido generando por internet desde poco después de que saliera el juego. ¿Quién es el verdadero villano, Sefirot o Jénova? ¿Quién controla a quién? Como sabrán los que ya se lo han pasado (y los que no, avisamos de SPOILERS), en cierto momento, ya avanzada la historia, se revela que Sefirot en realidad está muerto, partido en dos y congelado en el Cráter del Norte. Entonces, ¿con quién habíamos estado tratando hasta entonces? Desde el principio surgieron dos teorías principales: o era el propio Sefirot, «encarnado» en una figura «material» debido a que había sido capaz de absorber parte de la Corriente Vital y de la sabiduría que allí se halla; o era Jénova, «la calamidad de los cielos», el alienígena que había llegado hace siglos en un meteorito y que había acabado con (casi) todos los Cetra. Como sabemos, el doctor Hojo (padre biológico de Sefirot) inyectó células de Jénova en su hijo cuando aún era un feto. Por lo tanto, cuando el villano (antes héroe) se enteró de esta verdad y de que Jénova era una Cetra (una confusión, ya que Jénova nunca fue Cetra, sino todo lo contrario), pensó que él mismo era el descendiente de esta raza anciana y con poderes sobrenaturales, capaces de comunicarse con el planeta. En ese momento, entró en contacto con lo que quedaba del alien, desapareciendo misteriosamente durante años hasta el presente que nos ocupa durante los acontecimientos del juego. Por lo tanto, no pocos fueron (fuimos) los que creían que Sefirot era en realidad Jénova, ya que entre los poderes de la última se encontraba el cambiar de forma y engañar al resto de la población (siendo así de hecho como se infiltró entre los Cetra, acabando con ellos).

Sin embargo, material posterior a Final Fantasy VII, englobado dentro de la Compilation, como Case of the Lifestream: Black/White y las Ultimania, han desvelado que todo el tiempo fue Sefirot el que estuvo detrás de Jénova, valiéndose de sus poderes, y no al revés. En Case of the Lifestream: Black, escrito por el propio Nojima (guionista también de Final Fantasy VII), dice:

«(…) Para eso, necesitaba un cuerpo. Había cosas que quería decir con su propia voz. Cosas que quería destruir con sus propias manos. Había decidido que usaría el poder de Madre.»

Por lo tanto, parece que este enigma está resuelto. Pero entonces, ¿por qué no queda claro a lo largo del juego, como debería? He aquí uno de los grandes fallos del personaje.

Historia profunda que no lo es

Como decíamos, Sefirot se concibe como un experimento. Su padre es un científico chalado y su madre biológica (Lucrecia) claramente tampoco está muy estable emocionalmente (en cualquier caso, desaparece cuando su hijo es aún un bebé). Por lo tanto, nuestro villano crece probablemente en medio de un laboratorio, sin figuras paternas ni maternas, con todas las miradas puestas en él para que termine siendo «el soldado perfecto». Mientras crece, va consiguiendo este objetivo, ya que Sefirot se convierte en una especie de figura mesiánica, un héroe a los ojos del mundo, algo que se consolida sobre todo a raíz de la guerra de Wutai. Pero Sefirot, como persona, en ningún momento se cree un héroe. Si algo resulta realmente atractivo de su persona es que en ningún momento se lo cree… aparentemente. En realidad, nuestro querido «Sephi» tiene un complejo de Dios más grande que Midgar, el cual estalla (y de qué manera) cuando se le revela (de forma equívoca) «la verdad» sobre su «madre», Jénova.

¿Por qué el juego no indaga más en esta doble cara de Sefirot? Su figura es imponente y su tema amenazante, pero su yo pasado es dejado en el olvido y a la mente creativa de los fans que quieran escribir fan fictions. Algo de esto se trata en Crisis Core, pero por alguna absurda razón decidieron meter a Génesis, y Sefirot, que desde el minuto uno es marcado como el villano principal de la Compilation, queda con menos tiempo de exposición. Su «caída a los infiernos» sigue pareciendo forzada, aún con la (¿absurda?) intervención de Génesis, sacada de la manga para este spin off.

Sefirot lo ve todo con MUCHA claridad

Hay tiempo para remediarlo en el Remake. Si hay algo que podrían (y deberían) añadir a la historia es mayor profundidad en la extinción de los Cetra, en la llegada de Jénova y en el pasado de Sefirot. Incluso tenían una oportunidad perfecta para hacer esto último en el juego principal, pero se ve que o no se dieron cuenta o la obviaron: el profesor Gast, Ifalna y su hija Aeris (Aerith por los mismo lugares de Sephiroth). Como se deja claro en Final Fantasy VII, Gast era un científico que trabajaba también para Shinra, cuyos logros estaban por encima de los de Hojo y que fue el verdadero fundador del «Proyecto Jénova» (primer punto de conexión con Sefirot). Gast conoce a Ifalna, la última superviviente de los Cetra, y la investiga, enamorándose ambos y teniendo una hija: Aeris. Hojo los descubre, mata a Gast y secuestra a la madre y a la hija, llevándoselas a su laboratorio, donde pasarán varios años (punto dos de conexión con Sefirot, quien era también un niño pululando por los laboratorios de Hojo en la misma época). Ya tendríamos ocasión perfecta de conocer más aspectos de esta parte de la historia a través de los ojos de una infantil Aeris (protagonista). Sin embargo, y por algún motivo, parece que la Cetra y el villano no se conocen de nada hasta ya avanzada la historia, dejando esta ocasión por perdida.

No fue así en todos los planteamientos de guión que se hicieron, pues en un momento Sefirot y Aeris iban a ser hermanos, de ahí la similitud en sus diseños, y más tarde Sefirot iba a ser el primer amor de Aeris (Zack entró en fases posteriores de desarrollo), de ahí las ilustraciones de Amano donde ambos parecen estar muy juntitos y relajados. Por algún motivo, estas ideas se desecharon, quedando en… no se conocen de nada. Aunque hayan pisado el mismo suelo durante años en el mismo periodo, no importa. Nada. Hasta que llega EL acontecimiento importante. FIN.

Sefirot y Aeris

Hay una parte, para mí, algo incomprensible en todo el juego, que se acentúa aún más en la Compilation y que distrae del verdadero objetivo: la conexión entre Cloud y Sefirot. Evidentemente, son el protagonista y el villano, y además el rubio mata al albino no una, sino dos veces (tres si contamos Advent Children), pero llega un punto (volvemos a referirnos al Case of the Lifestream: Black/White y a Advent Children) en que parece que éste último está obsesionado con el primero, y nunca se llega a entender del todo porqué. Principalmente, porque la que lo detiene y frustra sus verdaderos planes es Aeris, no Cloud. Es la Cetra la que destruye Meteorito (recordemos que el verdadero plan de Sefirot es acabar con toda la vida gracias a Meteorito y después absorberla él mismo a través de la Corriente Vital, convirtiéndose así en un verdadero Dios), es Aeris la que cura Geostigma (creada con la misma finalidad que Meteorito) y, sobre todo, es ella la que simboliza la vida y la creación en el mundo de Final Fantasy VII, mientras que Sefirot lo hace con la destrucción y la muerte. El por qué los creadores no explotan esta idea, centrándose más en clichés de anime con el rubio, no tenemos la menor idea.

Otro factor que sufre con esta «pasada por alto» es la propia muerte de Aeris. En una de las escenas más memorables, Sefirot se deja caer sobre ella mientras invoca a Sagrado y la atraviesa con su masamune, matándola en el acto. El porqué Sefirot se había esperado hasta ese momento para hacerlo (cuando sabemos por el sueño de Cloud que estaba siguiendo a Aeris desde el principio), cuando el invocar a Sagrado era lo más amenazante para él: para hacer sufrir al rubio. Quería esperar a que Cloud llegase para matar a la muchacha delante de sus ojos. Hay un par de problemas con este concepto: Sefirot queda un poco como «tolai» (NO es Cloud tu verdadera amenaza, idiota), y Aeris, que vendría a ser a la postre la verdadera salvadora, queda como un deus ex machina, porque ella está ahí en ese preciso instante para hacer sufrir al héroe, y no porque esté salvando a la humanidad. Todo gira en torno a Cloud, que no me parece mal como fan (por algo es mi personaje favorito del juego), pero que, como guión, deja escapar varias oportunidades de oro y hasta defenestra a otros personajes.

De cara al Remake, esto también podría mejorarse. Pongamos como ejemplo toda la trama en el Templo de los Ancianos, donde Aeris tiene que estar en tu equipo «por cojones» (es esencial para la trama), y en donde también se encuentran con Sefirot y descubren sus verdaderos planes. Es en este momento del juego, el único, donde Aeris y Sefirot intercambian un par de palabras, lo cual es demencial. Ya podrían aprovechar un mínimo enfrentamiento entre los dos en el Remake, aprovechando el momentáneo fuera de juego que sufren Cloud y el resto de la tropa, aunque sea dejando claro desde el principio que Aeris no tiene ninguna oportunidad (como no la tenía nuestro equipo contra Beatrix en Final Fantasy IX, y aún así la batalla ahí está). Algo para crear un mínimo de vínculo entre los dos, Square. Y que Aeris no exista por el mero hecho de tener que hacer derramar lágrimas a nuestro héroe.

Para finalizar (que esto ha quedado muy largo), vamos a hacer hincapié en la enorme simbología que une a Sefirot y Aeris, pero que la historia desaprovecha: sus diseños son similares, pero opuestos (Aeris es rosa y de colores alegres, Sefirot es negro); a una la suele simbolizar el agua (fuente de vida), mientras que al otro lo hace el fuego (destructor); ambos son los únicos que al final del juego permanecen como entes «permanentes» en la Corriente Vital, uno nuevamente como causante de muerte (diablo), y otra como salvadora y protectora (dios), lo cual aparece reflejado en Case of the Lifestream: Black/White; y, finalmente, Sefirot se cree el verdadero Cetra, pero la auténtica es en realidad Aeris, causando la gran tragedia que es la caída en desgracia de este personaje (nuevamente, la imagen del ángel caído, el demonio).