Final Fantasy VII y la retórica sobre el pasado

Los JRPG (Japanese Rol Playing Game) han puesto siempre el foco sobre los personajes; o el personaje aunque sea. Es esencial para que el jugador pueda sumergirse en esos mundos fantásticos, que la mayor parte de las veces abordan problemas y temáticas universales (aunque, siendo japoneses, la entrada a la madurez y el camino del héroe les gana a todas por goleada); para que podamos empatizar y sobre todo dejarnos llevar por las emociones, otros de los pilares del género.

Final Fantasy VII no es ajeno a este contexto; de hecho es uno de sus aspectos más recordados: sus personajes son generalmente queridos en todo el mundo y nombres como Cloud, Aeris, Tifa o Sefirot nunca se han desvanecido.

En este foco sobre el personaje cobra un especial significado su evolución y, por ende, su pasado; aunque no todos pueden presumir de tener uno lo suficientemente desarrollado.

Cloud Strife y Tifa Lockhart, la amiga de la infancia como puerta al pasado

El caso principal en Final Fantasy VII lo hallamos, como es evidente, en su protagonista, Cloud Strife, cuyo pasado es de hecho uno de los puntos culminantes del juego y esencia de su desarrollo como personaje. Avisamos de que a partir de aquí habrá SPOILERS de Final Fantasy VII.

El original y el Remake ya dejan claro desde el inicio que Tifa conoce a Cloud y (al menos parte de) su pasado, lo que será esencial para más adelante. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Cloud se pasa más de medio juego con los recuerdos de otra persona, cuya identidad no descubrimos hasta ese momento culminante en el que la deconstrucción de Cloud como héroe termina de tomar forma.

Así, resulta que Cloud no había recorrido el camino de Zack (un héroe mucho más al uso) durante los acontecimientos ocurridos en Nibelheim hace cinco años (los cuales supusieron, entre otros, el asesinato de su madre y la destrucción de su hogar); ni tampoco había logrado ser un Soldado de Primera Clase como aquél, solo uno raso. Sus aspiraciones se habían visto así culminadas en fracaso.

Quien ayuda principalmente a Cloud a salir de todo este embrollo es Tifa Lockhart, la cual fue creada en parte con este propósito, al menos originalmente. Por eso la hicieron la amiga de la infancia de Cloud, su puente con ese pasado perdido.

En una de las mejores escenas del videojuego (la favorita de su director y ahora productor del Remake, Yoshinori Kitase, según una Ultimania), Cloud y Tifa caen en la Corriente Vital, lo que les lleva a un mundo onírico donde se mezclan presente y pasado, realidad y ensueño. Es en este punto cuando vemos finalmente al verdadero Cloud, el cual se vislumbraba en destellos o detalles durante momentos anteriores: un joven tímido, introvertido, avergonzado. Como decíamos, la deconstrucción del héroe.

Cloud y Tifa en la Corriente Vital. Final Fantasy VII. Squaresoft (ahora Square Enix).

Esta revelación no supuso solo una sorpresa para el jugador promedio durante la época (Final Fantasy VII salió al mercado en 1997), sino un punto de inflexión en el desarrollo de uno de los protagonistas más icónicos que ha dado el JRPG.

Casos no tan positivos de retórica del pasado en Final Fantasy VII: Aeris Gainsborough y Sefirot

¿Y qué pasa aquí con Tifa? Pues que su pasado existe solo en cuanto está unido al de Cloud, y ya. Sabemos que su madre falleció, pero no lo visualizamos (solo las consecuencias que esto tuvo principalmente para el protagonista); y que entrenó artes marciales con un maestro llamado Zangan (lo cual tampoco vemos).

Final Fantasy VII: Remake ha empezado a dar solución en parte a esto, dándole a Tifa rasgos o preocupaciones que van más allá del personaje de Cloud, como es su vínculo con los otros miembros de Avalancha o su preocupación sobre si el fin justifica los medios. Incluso vemos el diseño de Zangan en el libro de arte, si bien no aparece en esta primera entrega del proyecto (que todavía no aborda la crisis existencial y del pasado de Cloud).

Hay casos aún peores que el de Tifa, por el peso que por sí mismos estos personajes tienen en la trama (más allá de Cloud), Aeris y Sefirot.

Del caso del último y las oportunidades desaprovechadas ya hemos hablado en otra entrada. Entendemos que probablemente otorgarle un pasado definido a Sefirot le arrancaría esa aura amenazante y misteriosa que tenía en el juego original (no así tanto en el Remake).

Sefirot en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Aeris ha sido asimismo misteriosa, pero no alcanzamos a entender por qué no se aborda su pasado en mayor profundidad, siendo además la heroína. En Final Fantasy VII, el pasado de Aeris se limita a un flashback y a un par de líneas aquí y allá sobre un primer amor y su vínculo con uno de los Turcos. Nada más.

Incluso se podría haber aprovechado este vínculo, de forma similar al de Cloud con Tifa, para adentrarnos en el pasado de Aeris. Un diálogo o escenas con Tseng sería suficiente para abrirle la puerta al espectador a la vida anterior de Aeris en Shinra o en los suburbios (ahora barriada) del Sector 5.

Es más, podrían aprovechar esta relación con Tseng en el Remake para sacar a colación a Zack, un personaje del que, por cuestiones narrativas, Cloud todavía no puede saber. Pero Tseng, al igual que Tifa, sí sabe de su existencia, y Aeris nunca lo ha olvidado. Teniendo en cuenta que este Soldado es ampliamente querido por el público y el final de la primera parte, no descartaría que se utilizara este recurso en un futuro para que podamos saber y ver más de él y, por ende, del pasado de Aeris.

En definitiva, Square Enix (antes Squaresoft) creó unos personajes emblemáticos con Final Fantasy VII, pero la retórica del pasado, tan importante en su desarrollo, no siempre ha sido la mejor, como en los casos de Cloud, Barret, Cid, Red XIII o, posteriormente, Zack en Crisis Core (donde por cierto tampoco es que averigüemos mucho de la florista más allá de su relación con éste último). No solo Tifa, Aeris o Sefirot; personajes como Yuffie (¡más Wutai!), Vincent (aunque al menos éste tiene Dirge of Cerberus, otra cosa es que guste más o menos) o por supuesto secundarios como los Turcos se ven asimismo aquejados de este hueco en blanco, muchas veces ocupado por la imaginación del jugador o por títulos que nunca ha salido de Japón (Before Crisis, EJEM). Esperemos que Final Fantasy VII: Remake aporte una solución, al menos parcial, a esto. Su primera parte ha ido por buen camino.

Tseng y Zack en Crisis Core. Square Enix.

Artículos relacionados

Hablemos de ese determinado y emblemático momento de Final Fantasy VII

Información sobre los personajes en la Ultimania de Final Fantasy VII: Remake

La Ultimania de Final Fantasy VII: Remake salió hace unos meses, prácticamente a la par que el juego en abril, y gracias a Audrey nos ha ido llegando la información en inglés. Hoy toca traducir al español la información relativa a los personajes, uno de los puntos fuertes (sino el que más) de este título.

Avisamos nuevamente de que el original es de Square Enix, la traducción al inglés de Audrey y la española nuestra.

Personajes principales de Final Fantasy VII: Remake

Cloud Strife

Edad: 21

Cumpleaños: 11/08

Tipo sanguíneo: AB

Estatura: 173 cm.

Lugar de nacimiento: Nibelheim

Un joven «ex-Soldado» que se las arregla haciendo trabajos aquí y allá

Un joven que fácilmente porta una espada más grande que él y que solía trabajar para la Compañía Shinra como Soldado. Tras abandonar Shinra, va cogiendo pequeños trabajos a cambio de compensación económica. Fue reclutado por su amiga de la infancia Tifa para unirse a Avalancha, un grupo contrario a Shinra. Aunque inicialmente no tenía interés en la misión de Avalancha de salvar el planeta y solo lo aceptó como un trabajo más, su perspectiva pronto empieza a cambiar a medida que va conociendo más a sus miembros.

Un Soldado autoproclamado

Cuando otros mencionan que es un Soldado, Cloud los corrige diciendo «Ex-Soldado». Lo dice porque, aunque tenga el poder propio de un Soldado, él ya no es más necesario para estar al servicio de Shinra, por lo que siempre aclara su puesto. Quizás aclara a su vez su título a los demás para hacerles saber que está contra Shinra.

Un torpe «mil usos»

Cloud ayuda a aquellos con problemas, siendo llamado un «mil usos», pero aunque realice trabajos que causan un salto de fe, es muy malo socializando con la gente. Hace exactamente lo que se le pide de principio a fin de una forma bastante torpe y no es muy bueno comunicándose con los demás. Termina ayudando a Tifa y Aeris haciendo trabajos por las barriadas.

Plagado por un misterioso dolor de cabeza

Cloud sufre de dolores de cabeza repentinos que duran breves lapsos de tiempo, Este dolor está normalmente acompañado por destellos de su infancia, su oponente predestinado Sefirot o por piezas de su pasado. Hay veces que se entremezclan con imágenes de su futuro. Sus dolores de cabeza están repletos de misterio. ¿Quizás haya más una causa de estos dolores que lo molestan…?

Aeris Gainsborough

Edad: 22

Cumpleaños: 07/02

Tipo sanguíneo: 0

Estatura: 163 cm.

Lugar de nacimiento: Posada de Iciclos

Una chica fuerte que mira directamente al futuro

Vendedora ambulante de flores que vive en la barriada del Sector 5. Como último Anciano superviviente, puede escuchar las voces del planeta. Debido a su poder, ha estado bajo vigilancia de la Compañía Shinra. A pesar de que pasó por muchas experiencias horribles cuando era niña, todavía mantiene un corazón puro y positivo, a pesar de por lo que ha pasado. El día en el que explota el reactor Mako, tiene un encuentro predestinado con Cloud en medio del Sector 8 y posteriormente en la iglesia del Sector 5, donde ella le pidió que fuera su guardaespaldas.

Una floristería donde crecen flores de verdad

Aeris cuida de las flores que crecen en la iglesia del Sector 5 y en los alrededores de su casa. Debido a la energía Mako que corre por Midgar, las flores de verdad se han convertido en una rareza, pero ella está familiarizada con los lugares donde todavía crecen y las cuida. Vende las flores en las calles del Sector 8, además de enviarlas al orfanato Hogar Fronda cerca de su casa y a las clínicas médicas.

El amor de dos madres distintas

Aeris y su madre biológica Ifalna son las dos últimas Ancianas, y por ello estuvieron cautivas en el Laboratorio de Shinra durante muchos años. Cuando Aeris tenía 7 años, ella y su madre escaparon del Edificio Shinra, pero su progenitora murió frente a  la estación de tren en la barriada. Ifalna encargó Aeris a una mujer que resultó estar allí, Elmyra. Desde entonces, Elmyra ha criado a Aeris como si fuese su propia hija.

Una relación extraña con los Turcos

Desde el tiempo que estuvo cautiva en el Edificio Shinra hasta su huida y vida en la barriada, ella siempre ha estado bajo la constante vigilancia de Shinra. Los Turcos fueron asignados para supervisarla y Tseng ha estado velando por ella durante más de diez años. Los otros miembros de los Turcos también la visitan en su casa, y Aeris está familiarizada con sus personalidades y los comprende.

Recorrido por el FFVII original

Cuando Cloud se la encontró en la ciudad del Sector 8, ella le intentó vender una flor por 1 gil, mientras que a los sórdidos hombres del Sector 6 les pedía precios de 300 ó 500 giles, lo que la convierte en una buena vendedora. Tiene una personalidad brillante y es talentosa, y debido a un desarrollo sorprendente en una determinada escena, deja a la audiencia con un fuerte recuerdo de ella como la Heroína de la historia.

Lleva una cesta de flores entre el bullicioso Sector 8, y desde un escenario parpadeante levanta la cortina a la historia de Final Fantasy VII.

Es el tipo de persona que dice exactamente lo que piensa, y una vez ha tomado una determinación, es muy difícil hacerle cambiar de opinión.

Tifa Lockhart

Edad: 20

Cumpleaños: 03/05

Tipo sanguíneo: B

Estatura 167 cm.

Lugar de nacimiento: Nibelheim

Una luchadora con sentimientos encontrados e indecisión oculta

Miembro del grupo anti-Shinra, Avalancha, además de gestionar el bar El Sétimo Cielo, el cual además sirve de escondite de Avalancha. Aunque alberga hostilidad hacia la Compañía Shinra, no puede pasar por alto que muchos civiles de vieron perjudicados por la explosión del reactor de Mako. En medio de sus sentimientos vacilantes, se reencontró con su amigo de la infancia Cloud y le pidió ayudar a Avalancha con su misión. A pesar de que por fuera tiene una personalidad brillante, interiormente es muy reservada, manteniendo sus preocupaciones para sí misma.

La chica perfecta del Séptimo Cielo

El Séptimo Cielo es un lugar donde la gente va a relajarse, y al preparar platos y servir a los clientes, Tifa se ha vuelto muy popular entre los mecenas de la barriada del Sector 7. Sus habilidades culinarias le han granjeado una muy buena reputación, y personas de todo tipo y edades la apoyan. Cada vez que el miembro de Avalancha Wedge dice que su estómago está lleno, es normalmente gracias a la cocina de Tifa.

Conservando fuertemente en su corazón la promesa que hicieron de niños

Hace 7 años, antes de que Cloud se fuera de Nibelheim, Tifa le hizo prometer que «en el futuro, si me veo en problemas, vendrás a salvarme». Quería ser rescatada por un héroe si se veía en un apuro, esperando a alcanzar el papel de heroína algún día. El recuerdo de esta promesa ha sido claramente grabado en su corazón.

Un puño con el estilo de artes marciales de Zangan

A pesar de que Tifa es muy gentil,  durante la batalla ella usa su ágil forma y sus puños en una espléndida exhibición de artes marciales.  Acudió al dojo de Zangan para aprender artes marciales como su discípula y fue capaz de agudizar su cuerpo y técnica. Incluso si un grupo de tipos la rodean, puede fácilmente derrotarlos, y una vez que alguien intenta  forzarla, ella lo disciplina duramente con sus puños.

Recorrido por el FFVII original

A pesar de que encontraba extraño que los eventos del pasado de los que hablaba Cloud eran distintos de los que ella recordaba, lo dejó de lado mientras permanecía a su lado para vigilarlo. Vestía un top y una minifalda que le permitía moverse libremente, pero que a su vez dejaba muy expuesto su cuerpo. Entonces, cuando ellos utilizaron la escalera de emergencia en el edificio Shinra, estaba un poco avergonzada y les dijo a Cloud y Barret que fueran por delante de ella.

Su límite especial le permite asestar golpes consecutivos dependiendo de las ranuras del carrete.

Sus calcetines cortos causan que sus piernas estén muy expuestas.

Barret Wallace

Edad: 35

Cumpleaños: 15/12

Tipo sanguíneo: 0

Estatura: 197 cm.

Lugar de nacimiento: Corel

Un luchador impulsivo que atiza las llamas contra Shinra

El líder del grupo contrario a Shinra Avalancha que tiene su base en la barriada del Sector 7. Aborrece vehementemente a la Compañía Shinra y vive bajo el lema «salvar al planeta» a la par que lleva a cabo acciones radicales contra Shinra. Contrató a Cloud para que lo ayudase con la explosión del reactor de Mako; pero como Cloud trabajaba antes para Shinra, Barret no confía en él inicialmente. En sus días libres, trabaja como guardia urbana para ayudar a los habitantes de la barriada del Sector 7. Muestra su lado gentil y paternal con su hija Marlene, a quien adora profundamente.

El líder de Avalancha

Barret y los otros miembros de Avalancha bajo su mando se  mueven bajo un acuerdo diferente comparado a la cédula principal de Avalancha, formando así un sector individual. Barret se alejó del camino increíblemente peligroso que estaban transitando y junto con miembros como Biggs, Wedge y Jessie, forman su propio camino en Midgar. Cuando se enoja, su perspectiva se estrecha, pero aun así no pierde la esperanza.

Su profundo amor por Marlene

La razón de vivir de Barret es su hija Marlene y espera estar siempre a su lado, pero le duele que ella se siente sola cada vez que él la deja para continuar su lucha contra la compañía Shinra. Valora mucho todo el tiempo que es capaz de pasar junto a Marlene.

El hombre con la ametralladora

Perdió su brazo derecho debido a un accidente en el pasado y recibió como reemplazo  una prótesis que también puede convertirse en un arma. Su apreciada arma de fuego fue hecha por encargo especialmente para luchar contra la Compañía Shinra y ésta  le ha asistido durante un largo tiempo. El arma en su brazo derecho es un recordatorio constante de su duro  y beligerante estilo de vida, e incluso la considera una compañera a la que aprecia considerablemente.

Recorrido por el FFVII original

Aunque parece ser más bien denso, confiaba poderosamente en su fuerza y enseguida entraba en acción. Cuando Cloud y Tifa se veían inseguros o en un aprieto, él era un poderoso motor para ellos. Al principio se enfrentaba a Shinra como un acto de venganza debido a que destruyeron su hogar, pero mientras avanzaba en su viaje junto a Cloud y los demás, se dio cuenta de que la razón de su lucha era asegurar un mejor futuro para su hija, Marlene.

Cuando Cloud le explicaba a Barret cómo utilizarla Materia, éste se obnubilaba y no entendía el concepto.

Le gustaba controlar la situación y a veces le faltaba consideración, pero era capaz de ganarse el apoyo de quienes lo rodeaban.

Sefirot

Edad:  Desconocida

Cumpleaños: Desconocido

Tipo sanguíneo: Desconocido

Estatura: Desconocida

Lugar de nacimiento: Desconocido

Un gran héroe que aparece como una ilusión

El heroico y legendario Soldado, quien demostró su remarcable habilidad durante la guerra con Wutai. Muchos jóvenes aprendices lo admiran, y por eso deciden unirse a Soldado desde todas partes del mundo. Sin embargo, cinco años antes, durante una misión altamente confidencial, fue reportado que había perdido la vida, pero los detalles son desconocidos. Tiene una profunda conexión con Cloud, y cuando éste último estaba en Midgar, Sefirot apareció ante él como una ilusión y le dejó un críptico mensaje.

Un héroe que debería haber muerto

Según la versión oficial de la Compañía Shinra, Sefirot murió hace cinco años. Las noticias publicaron titulares y fue anunciado por todo el mundo, la gente sabía que «Sefirot estaba muerto». Sin embargo, a pesar de que debería estar muerto, aparece ante Cloud, quien inicialmente cree que es una ilusión, pero…

Un vistazo fragmentado al pasado

La conexión que Cloud tenía en el pasado con Sefirot permanece en su subconsciente y solo aparece mediante destellos. Lo que permanece claro es que Sefirot incendió la ciudad natal de Cloud, donde la madre de Cloud perdió la vida y el padre de Tifa murió en el reactor Mako. Cloud también mantiene el recuerdo de Sefirot atravesándolo con su katana.

Aquéllos que se parecen a Sefirot

Cuando Cloud se encuentra con gente que lleva ropajes negros, a veces los ve como una ilusión de Sefirot. Visto pausadamente, el hombre con ropajes negros puede que se parezcan o no a Sefirot, pero Cloud los reconoce como Sefirot y se acobarda. Todos estos hombres con ropas oscuras tienen un número tatuado en su hombro izquierdo.

Recorrido por el FFVII original

A través de los eventos del original acontecidos en Midgar, a Sefirot solo se lo mencionaba por nombre y no hacía acto de presencia, como cuando Cloud dijo en un flashback de siete años atrás que su objetivo era llegar a ser tan fuerte como Sefirot, o cuando el Presidente Shinra dijo que » se trataba de un Soldado muy superior». Sefirot no apareció realmente hasta que Cloud y los demás llegan a la ciudad de Kalm, donde se mostraba en un flashback de hace cinco años.

Sefirot se convierte en enemigo del planeta y Cloud y los demás lo persiguen a través de todo su viaje, en torno a lo que gira la historia original de Final Fantasy VII.

Red XIII

Edad: 48 (15-16 en años humanos)

Lugar de nacimiento: Cañón Cosmo

Un pelaje rojo ardiente de una bestia que puede hablar con humanos

Una bestia cubierta de pelaje rojo con una llama al final de su cola. No solo entiende el lenguaje humano, sino que además lo habla. Fue capturado por Hojo como sujeto experimental y encarcelado en su laboratorio. Sin embargo, fue capaz de escapar con éxito cuando Cloud y los demás llegaron para rescatar a Aeris.  Desde entonces los acompaña en sus objetivos.

Un sujeto experimental lleno de misterios

En el centro de investigación donde estaba preso, a Red XIII le fue asignado su nombre y número por parte de Hojo. No habla mucho sobre sí mismo y cuando Tifa le pregunta por su verdadero nombre, no dice nada. No obstante, cuando Barret lo llama «perro de Shinra», él responde con cara impávida «no soy un perro» para rechazar la broma.

Recorrido por el FFVII original

Cloud y los demás se lo encontraron cuando fue situado en un experimento especial de cruza con Aeris. Hojo lo llamaba «H0512» y lo soltó contra Cloud y los demás diciendo que se trataba de un gran oponente, pero en cambio Red XIII les ofreció su fuerza. Usaba una forma de hablar más bien anticuada y poseía unos aires de madurez y formalidad, hasta que regresaron a su ciudad natal.

Persigue a Aeris como triquiñuela para engañar a Hojo. Realmente le disgustaba sostenerse sobre sus dos patas traseras.

Shinra y los Turcos

Rufus Shinra

Edad: 30

Un heredero ambicioso y demasiado seguro de sí mismo

Es el hijo del Presidente Shinra y el Vicepresidente de la Compañía Shinra. Tiene una forma de liderazgo opuesta a la de su padre, y aunque sea el segundo al mando, no acepta ninguna autoridad sobre sus decisiones. Ha estado en contra del Presidente Shinra desde el principio, e incluso una vez intentó usurparle el puesto a su padre. Ha estado apartado en un extenso viaje de negocios, lejos de la central de la Compañía, pero volvió recientemente tras el accidente por la caída de la placa sobre el Sector 7.

Tiene una mascota que es un perro guardián militar llamado Nación Oscura (Estrella Oscura en la versión inglesa), y sostiene su escopeta mientras bloquea el camino de Cloud.

Recorrido por el FFVII original

En el juego original, tras la muerte del Presidente Shinra, Rufus aparece en el 70º piso del Edificio Shinra e inmediatamente se autoproclamó el nuevo presidente de la Compañía. Además les contó sus estrategias a Cloud y los demás. Les dijo en confidencia «Soy diferente a mi padre, quien quería gobernar el mundo con el poder del dinero. Yo quiero controlar a la gente con el miedo». Tifa entonces le dice: «Bueno, eres similar a tu padre, ya que a los dos os gusta dar discursos».

Reno

Edad: 28

Un sonriente profesional pelirrojo

Un miembro de los Turcos con ardiente cabello color rojo que ondea tras él. Porta el traje en su propio estilo y tiene una personalidad despreocupada, pero se considera a sí mismo un profesional consumado. Se enorgullece de ser el Turco más veloz. Su arma elegida es una vara especial junto a minas electromagnéticas y otro armamento que utiliza para jugar con sus oponentes. Tiene una manera particular de hablar terminando en -zo, -to al final de sus frases (se entiende que en japonés).

Recorrido por el FFVII original

En el juego original es inicialmente presentado tras la llegada a la iglesia en la barriada del Sector 5, pero aparece en varios lugares para molestar a Cloud y a los demás. Fue responsable de llevar a cabo gran parte del trabajo sucio de Shinra y fue quien inició la caída de la placa en el Sector 7. Sin embargo, muestra un poco de su lado humano en el original cuando se siente avergonzado por pisar las flores de la iglesia o cuando cotillea con Rude sobre quién le gusta a quién.

Pisó totalmente las flores, por lo que sus subordinados le llamaron la atención.

Rude

Edad: 30

Un hombre reticente que cumple con su trabajo de forma sincera

Miembro de los Turcos y compañero de Reno, es un hombre alto con la cabeza rapada que lleva gafas de sol. Raramente habla y en su lugar sobresale en sus misiones silenciosamente. Utiliza su cuerpo entrenado para soltar poderosos golpes físicos en la batalla. Quizás no lo parezca desde fuera, pero es increíblemente serio. Es una persona amable que se preocupa enormemente por sus compañeros. Incluso Aeris, a quien él monitorea, dice de él que «no es mala persona».

En caso de emergencia, siempre lleva consigo otra copia de sus queridas gafas de sol, así que no es un problema si se rompen en la batalla.

Recorrido por el FFVII original

La primera vez que aparece en el juego original fue de hecho junto a Tseng, donde intentaba retener a Cloud y a los demás en el Edificio Shinra. La próxima vez te lo encuentras en las Minas de Mitrilo junto a su subordinada Elena. Él y su compañero Reno  trabajan normalmente juntos, pero en el juego original la primera vez que te los encuentras juntos  fue tras la salida de Midgar de Cloud y los demás, esperándolos en Gongaga.

Bloqueó la huida de Cloud y los demás en el estrecho ascensor.

Tseng

Edad: 30

El frío director de subordinados

El calmado y sensato director de la División de Asuntos Internos de la Compañía Shinra, los «Turcos». Ha estado en servicio desde que era joven, pero no ha estado en primera línea desde hace un tiempo. En su lugar, asigna a sus únicos subordinados Reno y Rude que supervisen por él. Monitorea a Aeris y ha sido su guardián desde hace mucho tiempo, vigilándola desde que era una niña.

Además tiene que lidiar con papeleo, lo que lleva a cabo en su mesa dentro de la oficina del Departamento de Asuntos Internos.

Recorrido por el FFVII original

Originalmente, entre el caos causado por la caída de la placa en el Sector 7, tomó a Aeris como rehén a cambio de poner a Marlene a salvo. Mientras se la llevaba en helicóptero, apareció sobre el pilar del Sector 7 frente a Cloud y los demás. Mientras Aeris intentaba explicar que Marlene estaba a salvo, él la abofeteó para que se callase, lo que demostró que Tseng era un personaje malvado y deplorable.

A pesar de que tenía sentimientos especiales por Aeris, cumplía con su trabajo lo más precisamente posible.

Reeve Tuesti

Edad: 35

Un ejecutivo de Shinra con sentido común

Reeve está al cargo de la división de Desarrollo Urbano en la Compañía Shinra. Supervisa la organización y mantenimiento de Midgar, no solo fijándose en la accesibilidad, sino también en el modo de mejorar el entorno de las barriadas. Pone la vida de los ciudadanos como principal prioridad, al contrario del resto de ejecutivos de Shinra, quienes solo se preocupan por los beneficios y la productividad.

Es un hombre honesto que trabaja para proteger a la gente de MIdgar, lo cual es raro para una persona con su puesto como ejecutivo.

Scarlet

Edad: 40

Scarlet es una alta ejecutiva de Shinra que supervisa la división del Desarrollo Armamentístico. Ayudó a desarrollar muchas armas diferentes y poderosas durante la guerra, y debido a que dicho armamento trajo cuantiosos beneficios a la compañía, fue ascendida. Shinra confía en Scarlet para supervisar su principal negocio en la división de Desarrollo Armamentístico , y aunque es muy capaz, es también muy cruel.

Roche

Soldado de Tercera Clase que adora las motocicletas, es un demonio de la velocidad y detesta a otros soldados en moto. Cloud despertó un fuego en su corazón y se refiere a él como «mi amigo».

Zack Fair

Edad: 23

Un jovial y alegre Soldado que persigue sus sueños

Zack es un Soldado de Primera Clase que ha estado desaparecido tras su última misión hace cinco años. Posee una personalidad brillante y compasiva, y no importa lo dura que sea la situación, nunca pierde de vista el seguir adelante y vivir con orgullo persiguiendo sus sueños. Comparte una conexión profunda con Cloud y Aeris.

(Audrey además nota que en japonés escriben sobre Zack tanto en pasado como presente).

Otros personajes

Leslie Kyle

Edad: 18

Un joven con un pasado oculto y trágico

Un joven estoico con cabello color ceniza. Es conocido por mantener la calma sin importar las circunstancias y atender las necesidades de Don Corneo. Es bueno haciendo negociaciones, principalmente con gente importante. Desde fuera puede parecer obediente a Corneo, pero por dentro en realidad detesta su control tiránico. Parece que además guarda un resentimiento personal contra él.

Conociendo el destino que les espera a aquellas elegidas como acompañantes de Corneo, cuestiona los motivos de Aeris para entrar en la mansión.

Recorrido por FFVII (Novela ligera)

En la novela ligera Final Fantasy VII: The Kids Are All Right, Leslie es amigo del protagonista, Evan. Trabaja junto a Evan y Kyrie en la agencia de detectives de Mireille. Trabaja duro para ahorrar dinero para su boda con su amante Merle.

Kyrie Cannan

Edad: 17

Una embaucadora marimacho

Vive en la barriada del Sector 5, donde  se las arregla cometiendo pequeños robos y fraudes. Sus marcas personales son su gorra y medias de rayas. Es conocida por sus boletines de noticias, que anuncia con discursos frente a grupos de personas, pero todo lo que hace es soltar mentiras. No teme llevar acabo hechos escabrosos, lo que la termina metiendo en situaciones peligrosas.

Tiene dedos resbaladizos y miente fácilmente, y a pesar de que se mete en problemas, no aprende de sus errores.

Recorrido por FFVII (Novela ligera)

Kyrie es la heroína de la novela ligera Final Fantasy VII: The Kids Are All Right, que tiene lugar dos años después del final del juego. Se ha deshecho de sus hábitos delictivos y de hecho dirige una agencia de detectives junto a otros compañeros. Su abuela Mireille aparece en la novela.

Claudia Strife

Una madre contenta con el crecimiento de su hijo

La madre de Cloud solía vivir en Nibelheim. Era una alegre y jovial mujer que era muy amable con su hijo, pero hace cinco años perdió la vida en el incendio causado por Sefirot en la ciudad.

Recorrido por el FFVII original

Solo aparece en los flashbacks de Cloud llevando un agradable vestido mientras da la bienvenida a su hijo. Una anécdota curiosa es que, aunque su nombre fue decidido durante el desarrollo del original como «Claudia», nunca se la nombra en el juego.

Ifalna

La última Anciana pura sangre

Fue mantenida prisionera por Shinra durante muchos y largos años y es la madre biológica de Aeris. Hace 15 años cogió a su hija e intentó huir con ella del Centro de Investigación. Exhausta por el esfuerzo, le encomendó Aeris a Elmyra con su último aliento.

Recorrido por el FFVII original

Aparece en el juego cuando Elmyra habla del pasado, pero también es vista en grabaciones de vídeo en la Posada de Iciclos, donde se la muestra antes de ser capturada por Shinra. Las escenas que quedan de ella la muestran como narradora de hechos pasados y muy gentil.

Brian Lockhart

Un padre derrotado por una espada maldita

El padre de Tifa. Sefirot lo atraviesa con su katana y lo deja moribundo en el Reactor Mako de Nibelheim hace cinco años. Para cuando Tifa lo encuentra ya es demasiado tarde.

Recorrido por el FFVII original

Aparece de vez en cuando en los recuerdos de Cloud, pero no tenía buena impresión de Cloud. Aunque fue bautizado como Brian durante el desarrollo del juego, su nombre nunca aparece en el juego.

Elmyra Gainsborough

La madre de Aeris quien se preocupa por el bienestar de su hija

La madre de Aeris vive a las afueras de la barriada del Sector 5, donde crió a su hija. Hace 15 años, cuando esperaba por el regreso de su esposo de la guerra, acogió a Aeris tras ser testigo de la muerte de su madre biológica. A pesar de que sabe que Aeris posee poderes especiales, la ha criado y amado como si fuese su verdadera hija. Espera ante todo que su hija sea feliz.

No es amigable con los Soldados y se dirige a Cloud con una actitud muy fría.

Recorrido por el FFVII original

Ayudó a proteger a Marlene después de que Aeris la salvase y vela por ella. Fue muy dura y crítica con Barret por eludir sus responsabilidades como padre de Marlene.

Los padres de Jessie

Un matrimonio orgulloso del éxito de su querida hija

Los padres de Jessie viven sobre la placa del Sector 7. Están orgullosos de que su hija llegase a ser una actriz y esperan por su gran debut. Su madre es muy buena cocinera y está encantada con que su hija venga de visita, manteniendo siempre una luz encendida en la casa. Su padre Rowan era un empleado en el Reactor Mako a cargo del mantenimiento, pero un día colapsó por trabajar tanto y sufrió intoxicación de Mako, dejándolo inconsciente.

La madre Jessie no sabe que ella es miembro de Avalancha y piensa que trabaja tras el escenario durante las actuaciones.

Johnny

Un hombre bien intencionado que se pone nervioso sin ningún motivo

Un alborotador de la barriada del Sector 7 a quien le gusta Tifa. Es arrastrado fácilmente y no tiene mucho cuidado con lo que dice, lo que normalmente lo mete en problemas. No duda en entrar a la acción, hasta el punto de no escuchar a los demás antes de moverse por impulso.

Aunque todo sobre él grite alborotador, es un tipo muy amigable. También es bastante descuidado, lo que lo convierte en fácil víctima de rateros.

Recorrido por el FFVII original

Aparece repentinamente en la barriada del Sector 7 donde dice que se embarca en un viaje para hacerse un hombre. Está presente en el tren y en el Mercado Muro.

Antes de embarcarse en su viaje, quiso crear algunos recuerdos en la Posada de la Abeja, pero finalmente no tuvo las agallas para hacerlo mientras vacilaba.

Alcalde Domino

Un alcalde cansado de ser tratado fríamente

Es el alcalde de la ciudad por la que corre Mako, Midgar. Sin embargo, al contrario de lo que sugiere su título, está relegado a una esquina de la planta de la Librería de Shinra y es solo asignado para ordenar datos. Nunca es llamado para acudir a reuniones importantes de la directiva y no está contento con cómo es tratado.

Se pone muy nervioso cuando alguien le hace notar que no tiene apenas autoridad. Incluso Barret se ve abrumado por su locura.

Recorrido por el FFVII original

Debido a que no le gusta Shinra, le dio a Cloud y a los demás la tarjeta que sirve de llave al piso 65. Además de esto, los examinó con preguntas que se respondían con palabras de cuatro letras y expresó sus propios pensamientos.

Teniente de alcalde Hart

Un asistente educado y cortés

Un hombre de mediana edad al servicio del alcalde Domino como su mano derecha. Es bien intencionado, educado y cortés sin importar con quien hable. Cuando Cloud le pregunta por información o por quiñen puede proporcionársela,  él les pide una propina. No pasa por alto el dinero que gasta el alcalde y es asimismo un hombre de negocios inteligente.

Sigue la petición del alcalde Domino y ofrece asistencia a Cloud, pero no sin recibir alguna compensación económica.

Recorrido por el FFVII original

Da pistas sobre las preguntas que hace el alcalde Domino. Sin embargo, sus pistas cuestan dinero, con la primera costando 500 giles, la segunda 1.000 giles y la tercera por 2.000 giles. A pesar de que las pistas que da son pequeñas, su precio sube rápido.

Andrea Rhodea y Jules

Ambos son hermanos, siendo Jules el menor. En japonés sus nombres sonアニヤン (Anyan) y ジーナン (Jinan).

Betty y Marlene

Betty tiene 10 años y Marlene 4. Ambas son amigas y a Betty le encantan los gatos. Marlene suele acostarse tarde mientras se queda esperando a que regrese su padre, Barret.

Chadley

Tiene 15 años (SPOILERS aunque se trata en verdad de un cyborg creado por Hojo). Investiga sobre la materia y le pide ayuda a Cloud con su búsqueda.

Biggs, Jessie y Wedge

Biggs tiene 25 años, Jessie 23 y Wedge 20. Biggs suele limpiar para desestresarse, Jessie vende purificadores de agua y objetos para el hogar para reunir fondos para Avalancha, y la casa de Wedge está llena de gatos.

Edades de otros personajes

Presidente Shinra: 67

Heidegger: 58

Hojo: 62

Palmer: 64

Artículos relacionados

Entrevista al equipo de desarrollo en la Ultimania de Final Fantasy VII: Remake

Entrevista al equipo de desarrollo en la Ultimania de Final Fantasy VII: Remake

La guía de Final Fantasy VII: Remake Ultimania fue lanzada en Japón poco después del juego de Square Enix, con la intención de aclarar algunos acontecimientos, aportar datos sobre los personajes y, cómo no, lanzar nuevas entrevistas a los desarrolladores, donde hablan sobre momentos de la producción, a escritura del guión, algunas escenas, etc.

Gracias a la inestimable labor de Audrey nos ha llegado gran parte de la información del japonés al inglés, por lo que nos hemos propuesto a su vez realizar la traducción del inglés al español. Así, publicamos primero la entrevista íntegra (avisamos de que es larga) al director, Tetsuya Nomura; productor, Yoshinori Kitase; y guionista, Kazushige Nojima. Avisamos nuevamente de que el original es de Square Enix, la traducción al inglés de Audrey y la española nuestra (hay asimismo spoilers de Final Fantasy VII: Remake).

Parte I: Este es el quinto título dentro de la Compilación de Final Fantasy VII

¿Cuándo dio inicio el proyecto Final Fantasy VII: Remake (nota: a partir de ahora FFVII Remake)?

Kitase: De hecho, este proyecto lleva existiendo mucho tiempo.

Nomura: Cuando desarrollamos la Compilación, se incluyeron los títulos Advent Children, Before Crisis, Crisis Core y Dirge of Cerberus, así que sabíamos que queríamos una quinta parte. Sin embargo, andábamos un poco escasos de recursos, ya que era el único liderando el proyecto, y debido a que estábamos ocupados con otras cosas, el proyecto se puso en pausa.

Si el proyecto se puso en pausa, ¿qué es lo que le hizo regresar oficialmente?

Kitase: Cuando la serie Final Fantasy estaba a punto de llegar a su 25º aniversario, pensé en qué deberíamos hacer para conmemorar el hito. Aquello es lo que puso las cosas en movimiento. Después tuvimos una reunión con el productor Shinji Hashimoto y con Tetsuya Nomura para discutir los detalles del remake. Hashimoto fue quien dijo que él además quería corregir algunos de los gráficos de Advent Children, y aquel fue el momento en el que los tres decidimos que debíamos empezar oficialmente el proyecto.

Inicialmente, el proyecto iba a ser desarrollado con equipo de divisiones externas, ¿no es así?

Kitase: Por supuesto el equipo de la compañía estaba involucrado en el proyecto, pero la mayor parte del equipo que había trabajado en la saga Final Fantasy estaban asignados a otros trabajos, por lo que empezamos el Remake con equipos de divisiones externas. Sin embargo, como queríamos mantener la calidad de los títulos Final Fantasy, decidimos que necesitábamos a gente que había tenido la experiencia de trabajar en un Final Fantasy. Por ello, tuvimos que realizar grandes cambios dentro de los puestos del equipo para acomodarlos a este proyecto.

Ya que el Remake estará conformado por varias partes, ¿cuándo decidisteis que la primera tuviera lugar hasta la salida de Midgar?

Nomura: Tomamos esa decisión al inicio del proyecto. Midgar se mantiene como un símbolo muy reconocible dentro del mundo de FFVII, y para el proyecto Remake queríamos expandirlo. El primer título establecería las raíces del sistema de batalla, así como el tipo de estructura básica, base de datos, etc. que necesitábamos preparar, así que nos iba a llevar tiempo. En esa línea, teníamos que acomodarnos en términos de escala. Ya que el juego cubriría hasta la salida de Midgar, los contenidos que necesitábamos desarrollar, como el sistema del mundo, diseños de niveles, etc. aumentarían, así que teníamos muchos motivos para tomar la decisión que tomamos (dividir la historia en partes). Cuando anunciamos que el proyecto tendría lugar en varios episodios, hubo mucha gente preocupada por cómo seríamos capaces de hacer un juego entero basado únicamente en Midgar, pero no pensé que eso sería un problema. He visto repetidamente vídeos de cómo se juega y en el juego original toma unas 7 horas toda la parte de Midgar. En el Remake, el mapa necesitaba ser en 3D, así que habría a su vez mucha información a considerar, así como más tiempo para ir de un sitio a otro, todo eso suma. Ya que sabíamos que tendríamos que añadir también más historia, sabía que en total la experiencia de juego del Remake daría más que suficiente para un solo videojuego.

Nojima: Sentíamos además que al parar en ese punto nos permitiría introducir una adecuada cantidad de nuevos contenidos de historia.

Nomura: Después de abandonar Midgar, te mueves por el mapa del mundo, como mencioné anteriormente, pero los diseños de nivel tendrían que cambiar de nuevo. Si lo hiciéramos, tendríamos que dividir además otras partes e incluso si añadiéramos otra forma de juego, tendría que terminar en un punto abrupto de la historia. Por ello pensamos que si teníamos todo enfocado en Midgar, no tendríamos que dividir ninguno de los elementos de la historia que suceden ahí. Teníamos peticiones de que añadiéramos más contenido o que hiciéramos solo una parte para el Remake, pero si consideras la calidad depositada en este juego, estoy seguro de que los jugadores entenderán la decisión.

Kitase: El Remake no es algo que podamos finalizar de una tirada, así que cuando decidimos que la primera parte tuviera lugar en Midgar, el proyecto Remake se hizo realidad.

Red XIII y su descendencia frente a Midgar. Final Fantasy VII: Advent Children

PARTE II: ¿El título «Remake» tiene dos significados…?

El señor Nojima fue añadido al proyecto cuando todavía estaba en manos del equipo de división externa, ¿no es así?

Nojima: Así es. Fui quien inicialmente escribió la historia principal, y el equipo de división externa era encargada a su vez de escribir tramas secundarias. Sin embargo, cuando transferimos el proyecto al equipo interno, Toriyama (co-director) se unió y supervisó los guiones que habíamos escrito hasta entonces. Entonces unió todas las escenas que teníamos y las reescribió y, tras echarlas un vistazo yo mismo una vez más, decidimos que el proyecto tomaría esta forma.

Kitase: Después de que Toriyama se uniera, fuimos capaces de formular las escenas de historia e introducirlas en áreas dentro del juego, y para mantener la integridad de la historia le dejamos reescribir parte.

Señor Nojima, ¿hasta qué punto escribes las escenas y cómo de específicas las haces?

Nojima: Tiendo a dejarme llevar mucho por mi escritura. Siempre estoy preocupado por mantener la esencia de los personajes, así que hago correcciones constantemente. Sin embargo, después de terminar de escribir las escenas, Toriyama y su equipo de escritura añaden revisiones, que son transmitidas al equipo de doblaje, quienes a su vez hacen ajustes en los diálogos. Por lo que para cuando el guión llega a completarse, no estoy seguro de cuánto de mi boceto inicial se mantiene.

Kitase: Por supuesto, los desarrollos de la historia principal suelen dejarse tal como los escribió Nojima. Los cambios que se llevan a cabo son normalmente sobre detalles menores que se formulan dentro de la historia.

El título para el remake es simplemente «Remake», que es un poco raro para ponerlo en un título. ¿Contiene algún significado específico?

Nomura: Soy quien decidió el título «Remake», pero tiene dos significados. El primero es que queríamos despejar la duda que surgió cuando anunciamos por primera vez que estábamos haciendo un remake. Cuando lanzamos el primer tráiler, había gente que no estaba segura de si este título de FFVII se trataba meramente de una remasterización o de un auténtico remake, lo cual me preocupaba. Cuando mostramos el tráiler en el E3 de 2015, las reacciones fueron las esperadas, con algunos incluso preguntando si esto iba a ser una película. Por ello decidí expresar claramente para aquéllos con dudas que se trata de un remake completo del original bajo el título «Remake». Sobre el otro significado de la palabra «Remake», bueno, no puedo responder por ahora. Pregúntame de nuevo en un par de años (risas).

El logo en el título con el Meteorito está ahora delineado con un finalizado estilo metálico. ¿Cómo llegaste a este diseño?

Nomura: Queríamos poner el Meteorito en el logo del título cuando mostramos el tráiler en el E3, pero aún no teníamos decidido el logo cuando el tráiler fue hecho. Personalmente quería tener el Meteorito con un finalizado metálico para ir acorde con el estado anímico de este proyecto, por lo que cuando les comenté mi idea a los editores del tráiler, llegaron a este diseño en mi lugar. El logo no sería utilizado solo para el tráiler, sino también para el título principal. Además, durante el tráiler del E3, las palabras «Final Fantasy» no se muestran, solo el Meteorito junto a la palabra «REMAKE». Fue porque quería anunciar FFVII Remake solo con el símbolo del Meteorito. Cuando el FFVII original fue lanzado a la venta, el productor de marketing de aquel entonces sugirió que el diseño de la portada solo tuviera al Meteorito y me dijo: «Incluso si no escribimos el título, la gente sabrá que es FFVII». Entonces decidimos en contra de la idea, pero quería retomarla para esta ocasión.

PARTE III: Queriendo ahondar profundamente en los personajes desde las escenas realistas

¿A qué parte del Remake prestaste especial atención?

Kitase: En el juego original, mucha gente era capaz de llevar una vida cómoda gracias al poder de la energía Mako; sin embargo, lo mismo no podía ser dicho de los que vivían en los suburbios/barriadas bajo la placa, lo que dejó una gran impresión. De hecho, no recuerdo realmente que se viera mucho sobre las vidas de los que vivían sobre la placa, donde la energía Mako daba poder a las ciudades en el original. Queríamos alargar esos detalles, como en el opening, donde a gente y niños montando en bicicleta por la ciudad, La escena después de vuelve más oscura, donde puedes ver los efectos  de un estilo de vida dependiente de Mako, donde la luz y la oscuridad contrastan. Queríamos ponernos al día al hacer que el jugador visitase al casa de Jessie sobre la placa.

Nomura: Quería mantener los elementos de la historia original. En términos del sistema de batalla, asuntos como el medidor ATB o la materia, los límites, etc. formaban parte importante del juego, y quería intentar probarlos en el remake. Sin embargo, debíamos considerar no solo a los viejos fans del original, sino también a los nuevos. Para los jugadores veteranos que conocían muy bien los cabos y asimismo los nuevos que están empezando a conocerlos, queríamos crear una experiencia satisfactoria para ambos. No cogimos solo los elementos estructurales del original y los modernizamos, era además importante hacer que los viejos seguidores se reconciliaran con los cambios. Debido a que el juego original fue lanzado hace más de 20 años, si tuviéramos que modificar los estilos para reflejar los modernos, estoy seguro de que la gente los aceptaría. Sin embargo, digamos que cambiamos el pelo de Cloud para que ya no fuera puntiagudo… eso sería raro, ¿no? Era difícil encontrar un buen balance (entre el realismo y el original).

Nojima: Cuando escribía los guiones del juego, tenía que prestar una gran atención al hecho de que los personajes que aparecen ya no son mostrados en gráficos monos («kawaii») como los del juego original, sino como gente real. Por ejemplo, en el original, no había muchas casas mostradas en los suburbios, pero en este juego hay montones de casas que te permite sentir fuertemente la presencia de gente viviendo en la ciudad. Pensé en crear historias donde hubiera gente viviendo y respirando en este espacio. Tanto si son miembros de Avalancha como otros personajes, siempre cavaba hondo y pensaba «¿Por qué viven de este modo aquí?» cuando creaba los trasfondos.

Uno de estos casos sería cuando se mostró que Jessie solía ser actriz en Gold Saucer, ¿no es así?

Nojima: Quería que la expresividad de Jessie fuese de alguien que ha tenido experiencia en el teatro y ahondé en la creación de episodios sobre su pasado hasta llegar a su situación familiar actual. Hubo muchos planes para crear este tipo de sub-tramas para el juego cuando se inició el proyecto.

Kitase: Cuando estábamos hacia la mitad del desarrollo, decidimos introducir sub-tramas en la historia principal para dar un respiro y pausas del argumento general. Introducimos también sub-tramas sobre los Turcos.

Nojima: Así es, tuvimos conversaciones del estilo «¿Qué estarán haciendo ahora los Turcos…?» o «¿Qué tipo de personaje de la Compilación aparecería aquí?», etc. Otras tramas que pensamos fueron Tifa pidiéndole a su casero que la ayudara a averiguar qué tipo de vestido llevaría para poder infiltrarse en la mansión de Don Corneo, entre otros episodios.

Kitase: Por ejemplo, después de que Cloud cayese a la barriada del Sector 5, ¿qué estaba haciendo Tifa? ¿Cómo llegó hasta ese carruaje chocobo que la transportaba hacia Corneo? Tuvimos algunas cosas planificadas durante la primera mitad de la producción, pero que por límites de tiempo, tuvimos que dejar fuera.

Jessie en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

PARTE IV: Cloud intenta actual «cool» como un adulto, pero fracasa

Mientras jugábamos, los diálogos de Aeris nos dejaron huella

Nojima: Aeris es el personaje más importante en FFVII Remake y fui especialmente cuidadoso con sus diálogos. Todas y cada parte de ella cargan con un gran significado a través de la historia, y utilicé esa premisa para escribir su personaje,

En concreto, durante la escena nocturna en el campo de flores del Capítulo 14, Aeris le dice a Cloud «no puedes enamorarte de mí. Incluso si lo haces, no es real». Para aquellos que están familiarizados con la historia original, esta frase carga con un enorme significado.

Nojima: Para ser honesto, parte del equipo me dijo que esa frase hacía parecer que Aeris estaba haciendo de menos a Cloud, así que fue rechazada en unas pocas ocasiones. Si conoces el destino de Aeris, esta frase realmente arrastra las cadenas de tu corazón, pero si no conoces lo que le pasa, quizás interpretes esta escena de una forma totalmente distinta. Pensé que la brecha entre ambas interpretaciones era muy interesante. Por otro lado, en la escena de Tifa en el campo de flores, quería que Cloud no pareciera «cool». Aunque Cloud y Tifa son de edades similares, él tiene un espacio en blanco de cinco años, y no posee la suficiente experiencia vital como para considerarse un adulto. A pesar de que la mayor parte de los personajes rondan la veintena, hay aquí un tipo, Cloud, que tiene la mentalidad de alguien de 16 años, y esta persona intenta actuar como un adulto. Realmente quería introducir esto en la historia. Tras la caída de la placa del Sector 7, Barret consoló a Tifa con el temperamento de un adulto y Cloud lo vio y quería hacer lo mismo por ella (en el campo de flores), pero no salió como se planeó. Quería intentar escribirlo como alguien torpe.

Nomura: En la misma línea, cuando grabamos la voz de Cloud, hicimos que su actor de doblaje realizase sus diálogos de forma sutilmente distinta dependiendo de con quién estuviera hablando. Por ejemplo, cuando Cloud habla con Aeris, él sobresale e intenta actuar «cool»; con Tifa, él se relaja un poco; con Jessie suena confundido. Cuando Cloud habla con Aeris, es demasiado tímido y da respuestas extrañas.

Nojima: Cloud no es capaz de mantener las distancias entre Aerith y él, ¿no es así? (risas). Parece bastante impaciente con Jessie, pero ella lo encuentra divertido y le toma el pelo por eso.

Nomura: Sin embargo, cuando grabamos las voces, inicialmente Jessie parecía demasiado fisgona, más de lo que esperábamos, que podía dar la sensación de que estaba siendo grosera. Para evitarlo, hicimos que dijera frases en broma cada vez que le tomaba el pelo a Cloud, transmitiendo una sensación de encanto y atractivo, algo así como una actitud estilo «jaja, solo bromeo». Tomamos estas decisiones en la sala de grabación.

Cloud y Barret en el episodio 14 de Final Fantasy VII: Remake. Square Enix,

PARTE V: Las tramas del Remake proveen un vasto escenario de eventos para continuar

La historia del Remake tiene muchos episodios nuevos que pensé seguían la corriente del argumento original, pero después repentinamente un enorme giro argumental se revela y me sorprendió.

Nomura: ¿Ah, sí? (risas)

Nojima: Estoy seguro de que pensabas «¿qué vendrá después?»

¿Cómo llegó a existir este giro de los acontecimientos?

Nomura: Cuando le pedí un guión a Nojima, primero pensé «si voy a crear un remake de FFVII, quiero hacerlo de este modo». Entonces le transmití mis ideas. Durante esa fase, planifiqué hacer de esto más que un mero «remake». Por ejemplo, el sistema de batalla esta vez es en tiempo real en lugar del medidor ATB, y con ello, la historia en sí tomó un giro que ya no se trata del FFVII básico, sino de algo nuevo. Este es el tipo de historia que quería crear.

Nojima: En cuanto a mí, sabía que incluso en lo más central, esta historia es sobre Cloud, los trabajos sobre la Compilación de FFVII han aumentado (con los años), y quería hacer algo que cogiera todos esos títulos y los combinase en uno. Cada persona que ha jugado al original también tiene su propia versión del mundo de FFVII, y quería asimismo preservarlo. Los resultados de esos sentimientos son mostrados dentro de la historia del Remake. Son todas las ideas que tuve, así que al principio se las mostré inicialmente a Nomura, e intenté explicárselas de la mejor manera posible para que no me las rechazara (risas).

Respecto a los puntos clave de la historia, debe haber una escena de flashback a partir de aquí, ¿no?

Nomura: Al principio, la dirección que tomamos fue la de que no queríamos introducir ninguno de estos guiños mientras permaneciéramos en Midgar.

Nojima: Así es, originalmente planificamos desviarnos solo sutilmente de la historia.

Nomura: Pensamos en tener solo un pequeño cambio al final cuando ves a Biggs con vida, que te hace pensar «Espera, esto es raro…» y te da una ligera sensación de inquietud. Pero después el equipo pensó «bueno, si hay cabida para más escenas, entonces vamos a añadirlas» (risas). Cuando lo hicimos, hubo escenas con las que dijimos «no, esto no funciona» y las quitamos de la historia. No añadimos demasiadas cosas nuevas, pero sí dejamos unas pocas.

Nojima: Yo mismo añadí dos o tres tramas a aquello, también… No estoy seguro de qué ocurrieron con ellas al final (risas).

Las escenas donde Sefirot aparece han sido además añadidas notoriamente a la historia.

Nojima: Inicialmente no teníamos pensado que apareciera de forma tan frecuente, más como algo omnipresente. Hacia la mitad del desarrollo cambiamos de opinión y decidimos que apareciera más frecuentemente, y de pronto estaba en un puñado de escenas.

Nomura: En aquel entonces, Hamaguchi (co-director) me llevó tranquilamente a un lado y me dijo «Quiero que los personajes luchen contra Sefirot en Midgar» y consultó conmigo la idea. En la historia original, Sefirot existe en un espacio diferente, y aparentemente él reunió materiales suficientes como para convencerme de que la batalla tuviera lugar de esta manera; pero entonces solo dije «ok, claro» y le di luz verde (risas).

Esto no pasaba en la primera parte del juego… Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

PARTE VI: Dudas que surgen de cosas no explicadas en el juego.

En la historia del Remake, quedan unas pocas dudas que me gustaría traer a colación…

Todos: …….

Nomura: La historia va a continuar, así que no creo que podamos responderte.

Hablemos entonces de cosas que podáis responder, empezando por la escena del opening en el callejón, que estaba también en el juego original. ¿A qué estaba mirando Aeris cuando estaba en cuclillas?

Nomura: Recuerdo que alguien dijo que estaba intentando reunir calidez de ahí…

Kitase: No lo creo (risas). Si estás frente a una hoguera, verías saltar las ascuas, pero lo que ves son los parpadeos de luz de Mako.

En la versión de esta escena en el Remake, después de mirar a la luz, parece que ella huye de algo. ¿Por qué?

Nojima: Sintió la presencia de los Suspiros y quiso huir de ellos. ¿Quizás porque Aeris ha tenido varias malas experiencias con ellos anteriormente?

¿Por qué Aeris sabe cosas que sucederán en el futuro o que no le han ocurrido antes?

Nomura: Me pregunto porqué… Por favor espera hasta la próxima entrega para averiguarlo.

Al final de la autopista de Midgar, antes de que atravieses el muro, Aeris dice «No hay vuelta atrás. El cruce del destino». ¿A qué se refiere?

Nojima: Si Cloud y los demás atraviesan el muro de los Suspiros, ellos pasarán a estar fuera de sus límites (de los Suspiros), lo que significa que irán a un lugar donde no hay nada predestinado. Quiere decir que estarán en un cruce que puede que sean o no capaces de cruzar.

Tras derrotar al jefe final, Cloud y Sefirot tienen una conversación en solitario. ¿Qué significa?

Nojima: Exactamente lo que dice la conversación. De hecho, las frases que Sefirot dice ahí fueron escritas al inicio de la producción, cuando no sabíamos exactamente dónde irían ni cómo serían dichas.

En el final del Remake, Zack está vivo, lo que contrasta con el desarrollo de la historia del original. ¿Cuál es el significado de esa escena?

Nomura: Ese es el punto culminante de los misterios que han sido mostrados en esa escena, ¿no? (risas)

Nojima: Puedes ver además claramente al perro Stamp…

Pero Stamp luce diferente en esa escena.

Nomura: Oh, ¿lo sabe…? (risas)

¿Teníais planes al principio para la mascota Stamp?

Nojima: Sí. Cuando decidimos el argumento del Remake, dijimos «Bueno, tengamos a este fiel perro Stamp como mascota». Stamp es una mascota popular que todo el mundo reconoce, y decidimos además usarlo como manera en la que Avalancha se cifra mensajes.

Nomura: Por cierto, el Stamp que ves dibujado por los miembros de Avalancha es el que yo diseñé. Normalmente no me involucro en este tipo de diseños, pero sentí que este personaje sería muy importante, así que decidí dibujarlo yo mismo.

Durante el final, Aeris murmura «El cielo, cómo lo odio» (en inglés: «Echo de menos el cielo de acero»). ¿Hay algún significado profundo en esto?

Nomura: Para Aeris, el cielo simboliza tristeza. La gente que le era querida, como Zack y su madre Ifalna, todos volvieron al cielo, y el cielo que ella ve en los suburbios estaba además cubierto por Shinra. La calamidad que destruyó a los Ancianos, Jenova, también cayó del cielo. Todos estos incidentes le recuerdan a Aeris el cielo, que es por lo que dice odiarlo.

Al final del juego, las palabras «El viaje desconocido continuará» aparecen. ¿Qué significan?

Nomura: Inicialmente, había otra frase que íbamos a poner en su lugar, pero debido a varias circunstancias, optamos por cambiarlo (a lo que es ahora). Kitase me dijo que debería haber algo que conectase con lo que hay más allá del final. También quise poner algo ahí, por lo que terminamos usando esa frase. Opino que algunos piensan que el significado de esa oración es inquietante, pero eso ya lo hemos tenido en consideración.

El diseño de Stamp en la escena final con Zack difiere del diseñado por Nomura para la línea presente. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

PARTE VII: Elementos original que esperan ocurrir pero que no quieren ser eliminados

Tras esta entrega, la cantidad de expectación debe ser muy alta para la próxima, ¿pero cuántas entregas creéis que tendrá el proyecto?

Kitase: Tenemos una idea general sobre cómo se desarrollará la historia, pero no hemos decidido el número exacto de partes, por lo que no podemos confirmar nada.

Se ha hablado de que la historia se dividirá en tres partes…

Kitase: No hemos dicho nada concreto al respecto, así que probablemente la gente esté especulando sin pruebas.

A los fans les gustaría saber cuándo será lanzada la próxima entrega.

Nomura: Depende de cuántas entregas decidamos hacer. Si dividimos la historia en largos fragmentos, tomará mucho más tiempo para su desarrollo. Sin embargo, si dividimos la historia en partes más pequeñas, quizás sea posible lanzarlas en espacios de tiempo más cortos.

Kitase: En ese sentido, si mantenemos la misma calidad y volumen de la primera entrega, es irreal decir que podremos desarrollar la próxima en solo un año.

Nomura: Personalmente, me gustaría lanzarlas tan pronto como sea posible para así poder tomarnos un respiro. Estoy seguro de que los fans también quieren que salgan rápido (risas).

Si seguimos la historia del Remake, quizás la próxima entrega sí tenga cambios sustanciales respecto al original, ¿no?

Kitase: He hablado ampliamente de esto con Nomura, pero estoy seguro de que fans del original esperan revisitar lugares y escenas que les son familiares, por lo que tenemos opiniones fuertes sobre no alejarnos de eso. A partir de aquí, no estamos cambiando drásticamente la historia del original y convirtiéndolo en algo completamente diferente. Incluso si se trata de un Remake, por favor asumid que FFVII seguirá siendo el mismo FFVII.

Nojima: Para mí, creo las tramas que siguen la historia del original pero con la suposición de que el modo en cómo se presenten los acontecimientos u ocurran los hechos varíe ligeramente.

Para finalizar, ¿teneís algún mensaje para los fans que hayan jugado a FFVII Remake?

Nojima: Estoy seguro de que os habéis divertido enormemente jugándolo y que quizás tengáis dudas sobre lo que sucederá a partir de aquí, pero por favor recordad esas dudas, ya que probablemente hallaréis la respuesta en las próximas entregas.

Nomura: Este era un juego muy popular en el pasado, y ya que los estamos rehaciendo, la cantidad de atención que había cosechado incluso antes de su lanzamiento fue alta, y hubo muchos que asimismo expresaron sus preocupaciones respecto al juego. Sin embargo, dichas preocupaciones no afectaron a nuestro equipo, que lo ha dado todo para la creación de este trabajo, y solo esperamos que la gente esté interesada en él. La base para el Remake ha sido establecida con éxito en su primera parte, ¡así que esperamos cumplir también con vuestras expectativas en las próximas entregas! Sin embargo, personalmente pienso que quizás haya alguien que piense «ya que este es un Remake, ya no necesito jugar al original y jugaré solo a este», pero quiero prevenir a la gente de que haga esto. El original y el Remake son dos entidades separadas. Así que incluso si juegas al Remake, me gustaría que también jugaras después al FFVII original.

Kitase: Con esta primera entrega, creo que hemos sido capaces de averiguar la dirección exacta y forma que nos gustaría tomar con FFVII Remake. Dentro del Remake, muchas señales fueron esparcidas y nos gustaría que los fans se ilusionen y piensen sobre lo que exactamente sucederá en las próximas partes. Nos llegan las teorías publicadas en internet, y creo que ese tipo de comunicación entre los seguidores y nosotros nos ayudará a crear la historia juntos para que todos la disfrutemos.

Esta entrevista fue grabada el 19 de marzo de 2020.

Cloud, Sefirot y una frase críptica al final de Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Artículos relacionados

Final Fantasy VII Remake: el bueno, el feo y el malo

Hablemos de ese determinado y emblemático momento de Final Fantasy VII

Final Fantasy VII es, por méritos propios, uno de los videojuegos más laureados de la historia, lo que se ha visto reforzado con la llegada de Final Fantasy VII: Remake (no exenta de cierta polémica). Su historia, banda sonora, unos gráficos que causaron sorpresa en la época (hablamos de 1997) y por supuesto sus personajes lo han catapultado. Y ESE momento. Avisamos de que habrá spoilers de Final Fantasy VII.

Efectivamente, nos referimos a la muerte de Aeris, que en el juego original ocurre al final del primer CD (más amplio en historia que los otros dos restantes, eso sí). El equipo de desarrollo, que regresará en parte (Tetsuya Nomura, Kazushige Nojima, Motomu Toriyama, Yoshinori Kitase) decidió desde las primeras etapas que, en esta ocasión, uno de los personajes principales tenía que morir, lo cual todavía resultaba hasta cierto punto novedoso en el mundo narrativo de los videojuegos.

Hasta ese punto solo tenían a tres personajes creados: Cloud, Aeris y Barret. Al primero lo descartaron por ser el héroe y al último por evitar el cliché del «negro siempre muere». Así pues, solo quedaba ella.

Aeris, Ofelia y la romantización de la muerte

La muerte de Aeris viene así determinada desde prácticamente su misma creación, junto con la de la historia: tenía que morir para causar un impacto en el jugador y generar posteriormente esa sensación melancólica por la pérdida que le diera más peso al tema principal de Final Fantasy VII, que era la vida.

Se plantea pues un problema, que es el de pensar en la evolución del personaje para culminar en su muerte, se trata de un carácter definido por su fallecimiento. No es un caso exclusivo de Aeris, Square Enix repetiría el mismo planteamiento años después con la precuela de Final Fantasy VII: Crisis Core y su protagonista Zack.

Aeris en el Remake sabe más de lo que cuenta. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

No es sutil que la personalidad de Aeris intenta encandilar desde el primer momento (como la de aquél) para que su asesinato a manos de Sefirot nos genere aún mayor impacto y que, en algunos casos, se busque posteriormente la forma de resucitarla (en una forma de negar el carácter permanente de la muerte, algo más permeable en el mundo de la ficción).

Al Squaresoft de aquel entonces la jugada le salió redonda: la muerte de Aeris impactó en el jugador promedio, el juego ganó aún más popularidad y reconocimiento hasta años posteriores por ello y el personaje les salió bastante bien. Lo que no significa que esté exento de errores (y no me refiero a que los guantes de Sefirot desaparezcan «mágicamente» a lo largo de la escena).

El principal, tal como yo lo veo, viene con la romantización de la muerte, algo que no es exclusivo de Final Fantasy. Antropológicamente, la muerte es una cuestión que ha generado cierta fascinación y que no todas las culturas perciben y abordan de la misma forma, pero no vamos a tratar esto.

Hablamos de que la muerte no es algo para idealizar, no es un ideal a conseguir. Desde luego no debería serlo. Si se trata de una mujer joven asesinada a manos de un varón, aún menos.

Al estar hablando de un mundo claramente ficticio, donde queda constatado sin lugar a dudas que Sefirot es el villano y Aeris la heroína, evidentemente se pierden los matices que le otorgaríamos a un suceso de estas características en el mundo real, lo que no significa que esté bien (incluso narrativamente hablando) dejar fuera de juego la perspectiva de la principal afectada por todo esto.

Aeris se separa del equipo tras los sucesos ocurridos en el Templo de los Ancianos y no nos la volvemos a encontrar hasta segundos antes de que Sefirot la asesine por la espalda (sueño donde se despide de Cloud mediante). No vuelve a hacer acto de presencia hasta la última escena del juego (y sus actos tienen una importancia para la conclusión de la historia abrumadora). Así, no sabemos nada de lo que ella pensó o sintió, pues el enfoque se pone en el protagonista.

El hecho de que sea la reacción y pensamientos de Cloud los que cobran importancia suponen un cierto olvido hacia el personaje de Aeris, o más bien un «me viniste bien para esto, ya ocurrió, ahora fuera». Es una mecánica narrativa similar a la que ya hiciera William Shakespeare con la muerte de Ofelia en Hamlet, la cual incluso ocurre «fuera de pantalla» y es narrada, no sin cierto romanticismo, por Gertrudis.

El suicidio de Ofelia ha sido posteriormente romantizado e ilustrado, sobre todo en pinturas prerrafaelitas… donde podremos hallar incluso alguna similitud con la forma visual en la que se «entierra» a Aeris.

Heroína desconocida

No es la primera vez que se «usa» a Aeris, pero sí evidentemente la más descarada (no olvidemos que su desarrollo fue llevado a cabo con su muerte como punto culminante).

Se trata de un personaje de enorme importancia en la metanarrativa de Final Fantasy VII, no hay más que echar un vistazo a los personajes con los que se ha visto relacionada incluso antes de que inicien los propios acontecimientos del juego: Gast, Ifalna, Hojo, Zack, los Turcos, el presidente Shinra (y probablemente también Rufus),Sefirot. Es la última Cetra y es con quien la historia empieza y finaliza.

Sin embargo, se desconoce prácticamente todo de la vida pasada de Aeris. El Remake ha intentado solucionar en parte esto con una novela-precuela y alguna escena y mención adicional a su pasado en los laboratorios (los cuales en el original ni se tocan, y se presupone que por ahí creció también Sefirot), pero aún le queda.

No sabemos nada, por ejemplo, del vínculo de Aeris con los Turcos, teniendo en cuenta que en el original ella misma llega a decir de Tseng que es una de las pocas personas en el mundo que la conoce » de verdad». Hasta la llegada de Crisis Core, su relación con Zack era vista como algo «de paso» en una conversación mientras se descansa en un parque.

Se entiende que estas limitaciones narrativas puedan darse en un personaje más secundario, pero resulta algo alarmante que se aborden más los pasados de Barret, Red XIII o Cid (ninguna queja sobre esto, que son maravillosos) que el de Aeris. Ni tan siquiera llegamos a saber realmente si es que se siente sola como última Anciana, aunque se intuye por alguna conversación.

Flashback del pasado de Aeris (este sí estaba en el original). Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

¿Solucionará Final Fantasy VII: Remake algo de esto?

El primer videojuego de Final Fantasy VII: Remake sí ha aportado más luz a algunos de estos aspectos, como la novela o las escenas de laboratorio que hemos mencionado. También se puede apreciar a Aeris más como personaje individual y no como mero (posible) interés romántico de Cloud: sentimos su soledad y vemos más de su vínculo con otros personajes como Tifa, Hojo o Rude (faltan el resto de Turcos, Zack y Sefirot, pero quedan más entregas por delante).

Sobre su muerte, entramos en un terreno farragoso: se prevé que van a modificar algo de esto, entre otros porque su muerte ya se puede vislumbrar en esta primera entrega del Remake (que abarca únicamente los acontecimientos de Midgar de las primeras horas del original). Pero se percibe a su vez que el significado de «vida» del original ya no será exactamente el mismo y que ahora tenemos una lucha contra el destino frente a nosotros.

Todavía es muy pronto para hablar realmente de si ocurrirá o no la muerte de Aeris; todo lleva a pensar que lo hará, pues le pesa su carácter emblemático en la historia de los videojuegos (y el equipo de Final Fantasy VII es consciente de esto), más aún que el significado en sí que tenga (acabamos de comentar que lo de «vida» parece haber quedado relegado).

Lo que nos preguntamos es más bien cómo sucederá (¿romantización a tope con Ofelia versión prerrafaelita con gráficos gloriosos y sangre censurada?) y si ésta será revocada, como lo han sido, solo en la primera entrega, la de Barret, Biggs, Wedge, Jessie y, quizás, la de Zack (vamos, la de todos menos la del presidente Shinra).

Más allá de si habrá o no muerte y cómo será, lo que esperamos es que, aunque sea complicado a estas alturas, Aeris deje de estar definida por su asesinato. Y si ocurre, que podamos ver su punto de vista en todo este tinglado.

Para finalizar, otro aspecto de la «nueva» Aeris que debemos agradecer y que espero que continúe por el mismo camino es que se haya eliminado algo de la violencia física que se ejercía contra ella en el original (nos referimos a la bofetada de Tseng) y que asimismo deje de estar encorsetada por ser «la chica de» y demás debates cansinos entre los seguidores, románticamente hablando. Es más que bienvenido su mayor vínculo con Tifa y con otros personajes que no sean Cloud, como Red XIII, Barret o, esperamos que en un futuro, los Turcos.

Aeris y Tifa. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Artículos relacionados

Hablemos de Aeris (Final Fantasy VII)

Final Fantasy VII Remake: el bueno, el feo y el malo

Final Fantasy VII: Remake salió a la venta el 10 de abril, por lo que han pasado más de tres meses desde que pudiéramos disfrutar el regreso de Cloud, Tifa, Barret, Aeris y Avalancha en una recreación que llevaba años siendo solicitada por sus seguidores. ¿El resultado fue el esperado?

A grandes rasgos, sí, y así lo han demostrado por ejemplo las encuestas llevadas a cabo por Base Avalancha. Sin embargo, evidentemente, ni es perfecto ni puede llover a gusto de todos.

Resumiendo, Final Fantasy VII: Remake recupera la parte dedicada a Midgar del Final Fantasy VII original y la amplía, con matices, situaciones y rincones nuevos gracias en buena parte a la tecnología actual de la PlayStation 4. Se ha retomado a parte del equipo de desarrollo original, como Tetsuya Nomura (ahora director), Yoshinori Kitase (ahora productor), Motomu Toriyama (ahora subdirector) o Kazushige Nojima (sigue siendo el guionista principal). Sin embargo, hay nuevos rostros y generaciones, así como grandes ausencias (la más evidente, la de Hironobu Sakaguchi) que también se notan.

Final Fantasy VII Remake: el bueno

Todos estos años de arduo trabajo (porque se nota que ha sido duro) han dado como resultado un primer juego en este proyecto al que han denominado «Remake» (abordaremos esto más adelante) que, visualmente hablando y a grandes rasgos, es muy bonito, sobre todo en lo referido al diseño de personajes, tarea que ha recaído sobre Roberto Ferrari a partir de los originales de Nomura.

Estos tres siguen siendo maravillosos. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Los personajes eran uno de los puntos fuertes de Final Fantasy VII, y es que todo el mundo que lo ha jugado (o a algún título de la Compilación) aún recuerda a Cloud, a Sefirot, a Aeris o a Tifa. El hecho de que sean nombres que han ido apareciendo recurrentemente en otros títulos de Square Enix habla por sí solo de su popularidad.

El Remake ha sabido recuperarlos de forma bastante fiel a lo que uno puede recordar, pero además han sabido añadirles más rasgos a su personalidad, así como evidentemente una gran expresividad y el soberbio trabajo de los actores de doblaje/seiyuu tanto en la versión japonesa como inglesa (no hemos probado las francesa y alemana).

No hablamos solo de los principales, ya que Cloud, Aeris y Tifa brillan por sí solos, sino de los secundarios: aquí los que más han pegado el salto de calidad han sido los miembros de Avalancha, con Jessie a la cabeza.

Vale, a la muchacha le han dado la personalidad de Aeris en el original, pero le han otorgado a su vez profundidad: la visita a la casa de sus padres y los pequeños vistazos a su pasado logran conmover al jugador y aportan una nueva luz al personaje.

Biggs y Wedge no se quedan muy atrás; aunque éste último no pueda entrar más en el tropo del «gordito tierno y gracioso» (¿algún día aprenderán los japoneses a retratar a personajes con sobrepeso?). Son guiños que se agradecen además el poder aprender un poco más sobre el pasado de Biggs si completamos alguna de las misiones secundarias con Aeris.

Avalancha en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

El hecho de ampliar el peso de Avalancha ha conllevado que también lo hagan las consecuencias de sus actos, presentándose estos dilemas en el Remake, cuando en el original apenas tenían cabida. Veremos a la población general de Midgar sufrir por los atentados de Avalancha (que Shinra sabe aprovechar en su beneficio, lo que asimismo añade un matiz de crítica a la manipulación de los medios por parte de los grandes poderes y corporaciones).

Mención especial merece Barret, ya que ha pasado de ser un poco el «apestado del cuarteto principal», un cliché con patas (estilo Lego), a un personaje más profundo y complejo. Se ha añadido un capítulo enteramente nuevo dedicado a él y a Tifa haciendo equipo que es de agradecer, en parte por su contraste con la perspectiva más bien apagada y sosegada de Cloud (que es a quien controlamos mayoritariamente en el resto del juego).

Sin embargo, Red XIII y Sefirot se han resentido en esta primera parte; el primero por su escasa participación (hace acto de presencia solo al final) y el segundo quizás por algo similar, ya que en el original ni salía en todo Midgar y aquí sus aportaciones son por lo tanto todas nuevas (y pierde bastante su aura amenazante). El hecho de que en la encuesta de popularidad que ha salido recientemente en Famitsu Sefirot haya resultado por debajo de Jessie habla por sí solo.

Es probable que la opinión sobre estos dos personajes cambie con las posteriores entregas, ya que Red XIII tendrá más peso (y su historia en Cañón Cosmo es de las más conmovedoras) y Sefirot… bueno, es Sefirot. Claramente es una versión distinta al que hemos visto en el original y sus intenciones no están todavía del todo claras.

Nos hemos quedado sin espacio para hablar de los Turcos, pero queda solo agradecer por haber dejado atrás a sus versiones pseudo-cómicas de la Compilación y mostrarnos su cara más cruda, incluso en Reno. Como curiosidad solo queda añadir que por primera vez se han revelado sus edades, con Tseng y Rude teniendo 30 años (al igual que Rufus) y Reno, el más joven, 28.

Rude y Reno en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Final Fantasy VII Remake: el feo

Si bien Final Fantasy VII: Remake es un juego visualmente bonito, no ha pasado desapercibido para bastantes fans la ausencia de una actualización sobre algunos de los fondos, que muestran su falta de pulido.

En realidad, esto puede pasar desapercibido hasta cierto punto (o puedes decidir fácilmente que no te moleste). El problema viene cuando se suma a un Midgar conformado por pasillos, algunos de los cuales tendrás que recorrer más de una y dos veces; y ahí vuelven a aparecer esos fondos sin terminar y que, siendo sinceros, son feos.

El hecho de que Midgar no sea todo lo abierto que se podría imaginar (previamente al lanzamiento del juego Nomura ya advirtió de que la ciudad no sería del todo mundo abierto… pero es que básicamente no lo es nada) es otro de los aspectos «no bonitos» de este primer juego del Remake. La megalópolis nunca fue hermosa, pero tampoco es que haya aquí ningún escenario, con toda su tecnología punta, con el que te quedes embobado (se queda cerca la casa de Aeris). Sí, el Mercado Muro es muy pintoresco, dinámico y divertido, pero hasta ahí.

Abundancia de alcantarillas, interiores de edificios minimalistas,estaciones y callejuelas es lo que más encontramos. Es verdad que, en definitiva, eso son los suburbios, y por otro lado puede traernos a la mente el bullicio o vida de cierto tipo de ciudades del mundo real (yo, que he vivido varios años en Buenos Aires, casi lloro cuando pasaba por los alrededores de la casa de Aeris y escuché el tango de fondo en una comuna de ancianos). Pero bonito, lo que es bonito, no es.

Ese fondo hermoso. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Final Fantasy VII Remake: el malo

Llegamos a la peor parte, que podríamos decir no forma parte de algo intrínseco del juego, sino más bien de la estrategia de marketing adoptada por Square Enix, incluso actualmente, ya con el desarrollo de la segunda parte en marcha. Aquí pueden venir SPOILERS.

Final Fantasy VII: Remake no es un remake, y es comprensible que esto pueda sentar a cuerno quemado a algunos jugadores que, a medida que se van acercando al final, van arqueando las cejas en descreimiento. Hasta los últimos episodios el juego puede pasar perfectamente por una recreación, con nuevos añadidos, personajes y momentos del original (salvo algún guiño en forma de «visiones»); pero el final despeja todas las dudas: esta historia es nueva.

Se han roto las barreras de tiempo y espacio y personajes como Aeris o Sefirot claramente son más que sus contrapartes del original. En un recurso similar al que ya hizo J.J. Abrams con Star Trek (del que abusa Rick y Morty de forma paródica), los personajes ahora se están enfrentando al destino que ya tuvieran que soportar sus otras versiones.

Esto no es que sea malo en sí, pero cambia, al menos a priori, todo el significado del original, que era la vida. Aún es pronto para saber si ésta se verá modificada por el destino, el determinismo o vete a saber qué. Los personajes que ya tendrían que haber muerto en esta primera parte ni siquiera lo están para el epílogo, lo que puede darnos una idea de por dónde irán los tiros en un futuro. Evidentemente, si no gusta, los desarrolladores siempre podrán acogerse a la carta del «multiverso».

Esto no pasaba en la primera parte del juego… Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Por lo tanto, más que remake nos encontraríamos ante un reboot o incluso secuela. Es por ello comprensible el sentimiento de haber sido estafado hacia el final.

El otro gran «malo» viene por la división en partes del original. Con este nuevo giro de los acontecimientos se entiende aún más por qué lo han hecho, pero esto es a costa de perder en sensación de aventura. Midgar por sí solo no es una aventura como evidentemente lo es la historia completa, sabe a poco. Las misiones secundarias sirven si acaso para profundizar en la historia y psique de los personajes (su punto fuerte), pero no para ganar en amplitud metanarrativa.

Probablemente con la llegada de las secuelas esto también se corrija, al menos en parte, ya que para el final hemos salido de Midgar y sabemos que nos espera un mundo rico en rincones, cuevas y ciudades de todo tipo. Claro que, viendo cómo han terminado Final Fantasy VII: Remake y su «es remake, pero no, que todavía no podemos explicarlo bien», me espero (casi) cualquier cosa.

Como comentario final, esto tampoco tiene que ver con el juego en sí, pero la resurrección de ciertos debates entre la comunidad de Final Fantasy VII me hace querer rasgarme las vestiduras. Estamos en pleno siglo XXI como para andar compitiendo entre personajes femeninos ficticios, que si cuál es la más guapa, la más simpática o la «mejor» para el protagonista (este tipo de discusiones no se da con la misma frecuencia ni intensidad entre personajes masculinos). Si además, total, probablemente con el «multiverso» van a dejar abierta la puerta a dejar contento a cualquier fanático.

Hasta estos dos tendrán su momento. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Artículos relacionados

La demo de Final Fantasy VII: Remake muestra un juego dinámico que mantiene la esencia del original

El tema «Hollow» y otras seis novedades en el último tráiler de Final Fantasy VII: Remake

Hoy Final Fantasy VII ha cumplido 23 años desde su lanzamiento en Japón y Square Enix ha querido celebrarlo lanzando un nuevo tráiler sobre Final Fantasy VII: Remake, con el que han aprovechado para dejar escuchar el nuevo tema principal, «Hollow», entre otras jugosas novedades.

«Hollow» de Nobuo Uematsu y Yosh con letra de Kazushige Nojima

Final Fantasy VII: Remake tiene su tema musical, al igual que Final Fantasy XV tenía «Stand By Me» de Florence and the Machine, Final Fantasy VIII «Eyes On Me» o Final Fantasy IX «Melodies of Life», entre otros.

Para la ocasión el compositor «de toda la vida» de la saga, Nobuo Uematsu, ha compuesto la música, el guionista Kazushige Nojima la letra y el cantante Yosh (del grupo Survive Said The Prophet) la voz. El tema, dicen, se centra en los sentimientos de Cloud y el mismo Uematsu ha asegurado que lo ha creado con el rubio en mente, en medio de la lluvia y en un lugar vacío y desolado. Gracias a ComunidadFF en Twitter que la ha reunido tenemos completa la letra en inglés (traducción oficial de Ben Sabin y John Crow), traducida al español por nos:

I would be lost (Estaría perdido)

Drifting along (a la deriva)

Floating up high (flotando)

Time after time (Un momento tras otro)

And there you´d be (Y ahí estarías)

Shining brightly (Resplandeciente)

Your smiling face (Tu cara sonriente)

To guide my way (Para guiar mi camino)

Bloody and bruised (Sangrando y herido)

Brought to my knees (Caí de rodillas)

When beaten down (Al estar derrotado)

When broken up (Al estar destrozado)

You would appear, (aparecerías)

reach out to me, (vienes hacia mí)

heal every wound (sanas todas las heridas)

And make me whole (y me completas)

Was it all a dream? (¿Era todo un sueño?)

Will I never know? (¿Lo sabré alguna vez?)

Foolish and blind (Estúpido y herido)

To everything (ante todo)

Had I realized, (Me hubiera dado cuenta)

had I thought it through, (Lo hubiera pensado a conciencia)

would you be here in my embrace? (¿Estarías aquí en mis brazos?)

Shine bright once more (Resplandece una vez más)

Guide me to you (Guíame)

Smile bright once more (Sonríe una vez más)

This time I will never let you go (Esta vez nunca te dejaré ir)

Además, la web oficial de Square Enix dedicada a Final Fantasy VII: Remake ha confirmado que Masashi Hamauzu (Final Fantasy XIII) y Mitsuto Suzuki (Final Fantasy XIII-2) están también al cargo de la banda sonora.

Viejas (nuevas) caras

El avance, de tres minutos y medio de duración, contiene varios SPOILERS del juego original, especialmente para aquéllos que nunca lo hayan disfrutado. Entre éstos, los personajes que preveíamos que iban a aparecer, pero que no lo habían hecho hasta ahora.

El más llamativo por supuesto es Red XIII o Nanaki, a quien al fin podemos ver y oír. Lo acompañan Hojo, Escarlata, Palmer y Reeve. Seguimos sin percibir nada de Rufus, eso sí.

Hojo en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

¡Leviatán!

Las invocaciones, al igual que los temas musicales, son características de la saga Final Fantasy. Una de las más recurrentes, Leviatán, aparecía en Final Fantasy VII, pero a partir de Wutai; por lo que no estaba claro que hiciera acto de presencia en este primer episodio del remake (centrado únicamente en Midgar). El tráiler nos saca de dudas y, aparte de a ChocoMog, vemos a la serpiente marina en acción.

Leviatán en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Más escenas emblemáticas del juego

Habíamos visto en avances anteriores escenas como el primer encuentro entre Cloud y Aeris o el enfrentamiento contra Jefe Escorpión en la demo jugable en convenciones. Sin embargo, aquí podemos deleitarnos con una parte de la escena de la promesa entre Cloud y Tifa cuando eran adolescentes en su pueblo natal, Nibelheim (la cual a su vez se deja ver de fondo).

Es también la primera vez que vemos a estos dos personajes de niños con estos gráficos.

Cloud y Tifa en Nibelheim. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Y la Posada de la Abeja

Lo que muchos se preguntaban, sabiendo que el juego abarcaría todo Midgar… ¿cómo se vería toda la secuencia del Mercado Muro con esta calidad? ¿Se seguiría travistiendo Cloud para poder infiltrarse junto a Aeris en la mansión de Don Corneo?

El avance da respuesta definitiva a nuestras dudas, vaya si lo ha hecho. Cloud aparece en su versión más femenina y además vemos a la Posada de la Abeja y a sus integrantes de fondo, en lo que parece formará parte de una escena sacada de un musical (uno de los «sueños» de Tetsuya Nomura, el director). No solo van a respetar la esencia del juego original, sino que tiene pinta de que lo van a mejorar.

Cloud en la Posada de la Abeja. Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Más Sefirot… y Jenova

Tetsuya Nomura ya había señalado que el juego contendría más jefes y enemigos que toda la parte dedicada a Midgar en el original. Esto se ve reforzado por la temprana aparición de Jenova como rival a batir en el tráiler (la susodicha no aparecía como tal hasta la salida en barco de Junon en Final Fantasy VII).

Y habrá más Sefirot, algo que ya se intuía por anteriores avances. Nuevas escenas y diálogos y una mayor tensión con Cloud, lo que seguramente será más que aplaudido por los fans del villano (que apenas hacía acto de presencia, menciones aparte, en las primeras diez horas de juego).

Sefirot en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Y sí… Final Fantasy VII: Remake saldrá el 10 de abril

El tráiler viene a finalizar con lo que Square Enix ya había anunciado mediante comunicado del productor, Yoshinori Kitase: Final Fantasy VII: Remake no saldrá al mercado hasta el 10 de abril, ya que necesitan pulir algunos aspectos del juego y la fecha de lanzamiento original (3 de marzo) se les estaba quedando corta. Larga y agónica espera.

Qué podemos intuir sobre la psique de los personajes a través de los avances de Final Fantasy VII: Remake

Final Fantasy VII: Remake sigue dando que hablar tras su paso por el E3 hace ya una semana. Para intentar amenizar un poco la espera hasta la salida de su primer juego, el 3 de marzo de 2020, vamos a dilucidar qué se nos ha ido mostrando de los personajes más queridos por todos a través de los avances que han salido hasta ahora, especialmente en lo relativo a su psique. Avisamos que habrán breves SPOILERS del juego original.

Cloud, el (anti)héroe que arrastra varios traumas

El protagonista de esta historia se caracteriza por tener una psicología algo compleja (para lo que estamos habituados a este tipo de personajes), lo que en varias ocasiones ha llevado a que varios seguidores lo hayan tachado de «emo», aburrido o soso (si ya intentan hacer ver en contraposición que Zack es mejor estos adjetivos se intensifican).

En realidad, Cloud es un tipo introvertido, tímido, con escasas habilidades sociales y traumatizado, lo que le ha llevado a asumir los recuerdos de otra persona durante ciertos acontecimientos decisivos, en buena parte fuente de su trauma.

Debido a que cuando da comienzo la historia de Final Fantasy VII Cloud no sabe muy bien dónde ubicarse ni qué hacer con su vida, va a lo fácil: el dinero. Así se nos muestra al principio como un tipo desapegado y con cierta carga nihilista que aparenta prepotencia… pero nada más lejos de la realidad.

En los avances de Final Fantasy VII: Remake ya se nos deja ver algo de esto, con un Cloud que frente a Avalancha aparenta desinterés, también ante lo que le pueda pasar al Planeta. Con Barret, con quien casi siempre está a la gresca por su choque de personalidades (e intereses), sigue mostrando ese pelín de desdén y hasta condescendencia e incluso lo vacila un poco durante la batalla contra jefe Escorpión.

Con Tifa, Cloud parece algo más interesado por lo que le pueda estar pasando y también vemos en una nueva escena cómo aparentemente le salva la vida a Jessie, lo que confirmaría el posterior interés de ésta por el rubio (que en el original solo se intuía). Con Aeris, como sabemos, Cloud conecta de forma casi inmediata, lo que se ve reforzado con el hecho de que Cloud ahora acepte su flor (es literal) de forma no opcional y con la nueva escena en la que los rodean los ¿clones de Sefirot? ¿almas de los muertos?.

Como sucediera en el original, Cloud parece que en el Remake va a volver a ser un imán para las mujeres sin comerlo ni beberlo, simplemente por su buen fondo tras su apariencia torpe y dura y porque no deja de ser un niño perdido.

Para finalizar con Cloud, pero no por ello menos importante, parece que se profundizará más en su relación antagónica con Sefirot (también tienen que justificar de alguna manera las apariciones del albino antes de su entrada oficial en el flashback de Kalm, ya que el primer juego abarcará solo Midgar). Respecto a esto, nos ha llamado la atención que las frases que Sefirot le espeta al rubio en el tráiler del E3 son muy similares a las que le dice Zack antes de morir, jugando ya así con su psique y torturándolo un poco, algo que habitúa a hacer.

Cloud y Sefirot en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix

Aeris, la damisela en apuros que en realidad no (¿o sí?)

Aeris es para mí uno de los personajes ficticios más fascinantes (la del Final Fantasy VII original y si acaso la de Advent Children, no lo que han hecho con ella en el resto de la Compilación), entre otros, porque tras su diseño más del estilo «dama y princesa», cuyos colores vivos contrastan con el mundo generalmente apagado del juego, se esconde una personalidad emocionalmente muy fuerte y descarada, que flirtea abiertamente con Cloud y que, a pesar de lo que ella misma ha pasado, no se deja amilanar.

Podemos ver algo de esa fortaleza de Aeris en los avances cuando Cloud le dice en las cloacas de la mansión de Don Corneo que se retire y ella lo mira desafiante; y del flirteo nada más ver a Cloud (un completo desconocido que inevitablemente le recuerda a alguien por sus ropas y arma idénticas, así como el brillo Mako en los ojos) y ofrecerle una flor. Sin duda también parece que seguirá siendo una persona básicamente alegre, ya que apenas hemos visto hasta ahora un plano de ella en el que no sonría, salvo…

Sí, la nueva intro. Donde Aeris se arrodilla para recoger una de sus flores, quizás marchitada por la contaminación de Shinra o incluso por la influencia de Jenova o Sefirot (en el primer teaser allá por 2014 se veía una pluma negra cayendo sobre una flor, aunque esto puede ser algo meramente conceptual).

El hecho de que Aeris ya perciba una amenaza desde el minuto uno y que esta amenaza aparentemente la persiga (los «dementores» que la rodean a ella y a Cloud) nos daría a entender que se va a establecer un vínculo más temprano y fuerte entre la muchacha y el villano, cuya ausencia vemos como uno de los aspectos negativos del original.

Esos espíritus y la comunicación de Aeris en la intro con la Corriente Vital, sumado al hecho de que van a dedicarle mucho más tiempo narrativo a este Remake, nos llevan a pensar que se profundizará en el pasado (bastante traumático) de Aeris, así como en su condición de Cetra, algo que también pecaba de (casi) ausente en Final Fantasy VII.

Por lo demás, que Aeris va a ser resaltada antes de su fatídico final es algo que damos por hecho, y una de las partes donde más se luce la florista (Templo de los Ancianos aparte) es en Midgar, por lo que previsiblemente aquí tendremos Aeris para rato. De paso, servirá para asentar las bases de la relación con los otros personajes y especialmente con Cloud, ya que como hemos dicho en alguna ocasión esto de hacer que el jugador y todos los personajes se encariñen en demasía con alguien que se sabe la va a palmar es un recurso narrativo muy eficaz (ya aplicado con Zack en Crisis Core).

Lo que más tememos de lo visto de Aeris es que acabe destacando por su faceta de damisela en apuros, cuando justamente en el original uno de sus rasgos más memorables es que, si bien a veces caía en ese papel, ella personalmente se negaba a cumplirlo. Que nada más encontrarse con Cloud se lance a él pidiéndole ayuda o que el rubio le diga que se retire de la batalla y ella acepte (con mirada desafiante y sin saber el contexto, eso sí) nos hacen saltar las alarmas.

Cloud y Aeris en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix

Tifa y los problemas comunicativos (y emocionales)

Tifa ha sido la gran revelación de Final Fantasy VII: Remane en este E3. De su nuevo diseño no podemos tener objeción (al igual que con el resto, todos son bellísimos), pero además se han mostrado pequeños matices interesantes.

Por ejemplo, en la escena del bar donde aparece tomando una copa con Cloud se nos da a entender que se va a indagar más en las motivaciones de Tifa, algo que nos parece estupendo, ya que en el original estaba como demasiado creada por y para Cloud y su historia se limitaba a la de aquél. Con este breve avance, podemos esperar que Tifa ahora sea su propio personaje. Tenemos ganas asimismo de saber más sobre cómo conoció a Barret y se unió a Avalancha, algo a su vez ausente en el original (¿e incluso de su entrenamiento con Zangan?).

El vínculo de gran camaradería entre Tifa y Barret se siente de hecho muy vago en Final Fantasy VII, salvo escenas puntuales como la huida de Junon. Está ahí pero no sabes muy bien por qué y cómo es que dos personas tan dispares llegan a confiar tanto el uno en el otro.

La escena del bar nos deja caer además los problemas comunicativos entre Cloud y Tifa (dejando un asiento vacío de espacio entre ambos), una de las bases sobre las que gira su relación en el original y más allá. Tímidos, introvertidos e inseguros ambos, tienen un largo camino por recorrer hasta llegar a la famosa escena de la Corriente Vital (que a saber en qué capítulo caerá).

Tifa y Cloud en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

En contraste, durante la batalla es donde se ve la mejor compenetración de los dos, dando muestras de una plena confianza y (ahora sí) la cercanía física que no mantienen en escenas pausadas como la del bar.

Esperamos que Square Enix aproveche la mayor longitud del Remake para ahondar en la buena relación entre Aeris y Tifa, la cual se daba a entender en el original y que va más allá del triángulo amoroso que ambas forman con Cloud. Es bastante probable por lo mostrado hasta ahora que Aeris será mucho más cercana, abierta y directa con Cloud (su personalidad se presta a ello), algo que puede llegar a incomodar a la morena.

Poco más se puede añadir por ahora a este respecto, salvo que… ¡Barret (y Cloud) maldice! No vamos a detenernos en Barret porque esto nos está quedando más largo que un día sin pan y porque lo visto de su dinámica con Cloud sigue básicamente todos los patrones del original (a la gresca todo el tiempo, como ya hemos comentado). No sería de extrañar que el Remake se extendiese más en cómo se unió también este a Avalancha (algo que se tocaba vagamente en Before Crisis) y en su pasado como minero de Corel.

Probablemente la larga espera hasta el 3 de marzo de 2020 nos irá añadiendo más matices sobre estos personajes, los cuales conforman uno de los elencos con más carisma de toda la franquicia.

Barret, Marlene y Tifa en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Edición coleccionista de Final Fantasy VII: Remake y remaster de Final Fantasy VIII, entre las novedades de Square Enix

La conferencia de Square Enix ha finalizado en el E3 de este año y nos ha tráido jugosas y emocionantes novedades, algunas más inesperadas que otras.

Empezando por la joya de la corona, Final Fantasy VII: Remake, Yoshinori Kitase (ahora productor del juego, otrora director del original) y Tetsuya Nomura (director) han salido a presentar un nuevo avance completo, donde hemos podido ver (finalmente) el nuevo diseño de Tifa y a su personaje en acción, además de Marlene, más de Sefirot, Cloud, Barret y Aeris… también de Avalancha, por lo que se confirma (también lo ha dicho Kitase) que se profundizará más en la historia y en los personajes en esta ocasión.

Otra cosa que se ha confirmado es que el proyecto, como así lo denominan en la web, estará dividido en partes y la primera abarcará todo Midgar. Estará dividido en dos blu-rays y ya se pueden reservar distintas ediciones en la tienda online de Square Enix: la «Deluxe» por 90 euros al cambio y la «First Class» por 299,99 (en las imágenes que añadimos abajo vienen detalladas).

También han aprovechado para mostrar más del sistema de combate a través de la batalla contra el primer jefe del juego: el robot Escorpión. Siguiendo las pautas del original (el enemigo, por ejemplo, levanta la cola para lanzar un ataque final más potente, durante el cual conviene cubrirse y aprovechar para curarse), parece que han sabido adaptarlo a las nuevas tecnologías. Así, el combate será más rápido y dinámico, pero podremos ralentizarlo si así lo deseamos para pensar la estrategia. Podremos interactuar con los distintos compañeros de batalla y con el escenario (por ejemplo, Cloud avisa de que hay que cubrirse tras los escombros cuando Escorpión ataque).

Las barras ATB serán las que marquen la pauta y ritmo de los combates, mientras que las opciones que tendremos durante el combate seguirán siendo prácticamente las mismas que en el original (atacar, cubrirse, magia, objeto), así como habilidades especiales y, por supuesto, los límites.

Como ya sabemos, la fecha de lanzamiento a nivel mundial es el 3 de marzo de 2020 e incluirá doblajes al japonés, inglés, francés y alemán con subtítulos en inglés, francés, alemán, español, español latino, italiano, portugués y portugués basilero.

No solo de Final Fantasy VII: Remake vive Square Enix. Otro de los grandes anuncios, muy comentado en los últimos días, ha sido la de la llegadade Final Fantasy VIII remasterizado para la nueva generación de consolas. Su fecha de salida está fijada para algún momento de este 2019.

Otros clásicos que llegarán con lavado de cara a Occidente serán Romancing Saga 3 y Saga Scarlet Grace Ambitions, unas joyitas que al fin podremos disfrutar.

El director de Final Fantasy XIV, Naoki Yoshida, ha salido asimismo al escenario para presentar un nuevo avance de la expansión Shadowbringers, que estará disponible desde el 2 de julio.

Siguiendo con Final Fantasy, han anunciado un nuevo juego descargable para móviles (primero en Japón, posteriormente llegará a Occidente), War of the Visions: Final Fantasy Brave Exvius, que nos ha parecido muy en la línea de Final Fantasy Tactics.

Por otro lado, Square Enix no ha tenido reparos en mostrar nuevos avances de Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido para Nintendo Switch, que estará disponible este otoño; y de Dragon Quest Builders 2 para la última consola de Nintendo (con demo disponible desde el 27 de junio).

Para los seguidores de los JRPG nos llegará también a Nintendo Switch, PlayStation 4 y Steam la nueva entrega de los desarrolladores de I am Setsuna y Lost Sphear, Oninaki, disponible el 22 de agosto.

Por supuesto, Square Enix ha dedicado además una parte de la conferencia al videojuego de Avengers, el cual tendrá asimismo fecha de lanzamiento mundial el 15 de mayo de 2020 para PlayStation 4, Xbox One y PC.

Dejamos galería con resto de títulos anunciados. Actualizamos añadiendo los «render» de Cloud, Tifa, Aeris y Barret de Final Fantasy VII: Remake que acaba de subir Square Enix.

Hablemos de Aeris (Final Fantasy VII)

Hacía tiempo que llevaba queriendo escribir de este personaje que, con el paso de los años, se ha confirmado como emblemático, y qué mejor que definitivamente hacerlo en su cumpleaños.

Empiezo diciendo que Aeris (Aerith, como la llaman los angloparlantes) ocupa un lugar especial en mi kokoro desde prácticamente el minuto uno de su aparición en la introducción de Final Fantasy VII (es el primer y último personaje que vemos en el juego, si exceptuamos a Red XIII y a su prole en el epílogo). No porque me gustase su diseño, que al contrario (el rosa nunca ha sido mi color favorito), pero su personalidad avasalladora, sobre todo para la época, y su historia, que recogía lo mejor de la de Terra (Final Fantasy VI), hicieron todo el trabajo.

Aeris fue el primer personaje, junto a Cloud y Barret, en ser diseñado para la séptima entrega, por lo que podríamos considerarla una de los primeras creaciones importantes de Tetsuya Nomura para la franquicia. La decisión de su muerte se tomó algo más tarde, pero si tenemos en cuenta que desde el primer momento el equipo quería asesinar a un personaje principal y que este acontecimiento fuese impactante, desde luego la elección les salió redonda.

Que el equipo de desarrollo tiene en alta consideración a Aeris no es algo que se molesten en disimular. Nomura la ha descrito como «especial» y se esforzó especialmente en sus apariciones para Advent Children y Crisis Core, mientras que Nobuo Uematsu (compositor) ha llegado a afirmar que su tema es su preferido de entre todos los que ha compuesto para los personajes. El hecho de que su muerte siga siendo recordada más de una década después, ganándose guiños hasta en cintas como Rompe Ralph, y que haya todavía jugadores buscando una forma de revivirla habla del impacto generado por Aeris.

¿Por qué nos gusta a nosotros? Para mí, Aeris fue el ejemplo de personaje femenino activo, independiente y fuerte en la década de 1990. Quizás no fuerte en plan repartir mamporros, sino anímica y emocionalmente fuerte. El hecho de que fuese ella la que tomara las riendas en su relación con Cloud solo le sumaba puntos (algunos llegaban a calificarla de «guarra» por aquello, lo que demuestra el punto que digo a favor de su caracterización).
Teniendo en cuenta las historias realmente jodidas que tienen todos los miembros del elenco de Final Fantasy VII, la de Aeris nos llama la atención por el contraste con su propia personalidad, desenfadada y alegre sin llegar al egoísmo o superficialidad de Yuffie.

Sin embargo, Aeris muestra en cierto momentos de la historia que es humana y sufre bajonazos, pero nunca llega a la melancolía que caracteriza por ejemplo a Cloud o Tifa. También puede llegar a ser borde en ocasiones, pero sin la rudeza de Barret o Cid. En definitiva, Aeris es un personaje increíblemente bien matizado y que hace asimismo gala de un misterio tal que no llegamos a descubrir varios retazos de su pasado si no es explorando a conciencia los recovecos que nos ofrece Final Fantasy VII.

Aeris también tiene fallos y puntos más oscuros, relacionados fundamentalmente con cómo se pretende abordar al personaje en la segunda mitad del juego. Las secuelas y spin offs, en nuestra opinión, no han hecho más que empeorarlo, volviendo algo inconsistente su caracterización. Es por ello que guardamos algo de temor hacia el Remake, si bien es cierto que tanto Nomura, como Yoshinori Kitase, como Kazushige Nojima, siempre se han mostrado muy respetuosos con la obra original y su significado en la cultura popular gamer.

El motor narrativo de Final Fantasy VII

Aeris es una joven florista que vive en los suburbios de Midgar con su madre adoptiva, Elmyra. Aunque ella lo oculte, en realidad se trata de la última heredera de los Cetra o Ancianos, una antigua especie humanoide que tenía la habilidad de comunicarse con el planeta. Como tal, Aeris siente una conexión especial con la Corriente Vital y con la Tierra Prometida, algo ansiado asimismo por Shinra, lo que causa que la muchacha no siempre se sienta afortunada con su herencia.

En realidad, parte del encanto de Aeris es su mundanidad. Es el elemento especial del grupo y de la narrativa, pero ni ella ni el guión en sí destacan mucho esto, y eso que podría haber supuesto una nueva entrada en crisis de Sefirot (quien se cree Cetra sin serlo). Aeris ha sido perseguida desde bebé, sus padres asesinados y ha crecido en un laboratorio, pero ninguno de estos elementos surgen nunca como faceta victimista (y eso que estaría en todo su derecho). Como decíamos, ella es generalmente alegre, sociable y curiosa. No arrastra traumas profundos, y eso le suma fortaleza sin caer en ser un robot o prototipo con piernas, como decíamos.

Otro rasgo destacable es que, de entre la pareja formada por ella y Cloud (como dúo protagonista), es ella la que lleva el timón, tanto a nivel micro como macro, sin caer en una relación desigual. Era el año 1997 y teníamos ya en Aeris a una heroína que, si bien queda claro bebe los vientos por el protagonista, no va (flirteos tontos aparte) detrás de él (¡sino al contrario!). Es por Aeris principalmente que vamos al Mercado Muro a rescatar a Tifa (a ella le debemos que Cloud se travista), a ella vamos a rescatar al edificio Shinra (donde descubriremos que Sefirot no estaba muerto), por ella es que vamos y podemos ingresar al Templo de los Ancianos y, por supuesto, ella sola se dirige a la Capital Olvidada para invocar a Sagrado y detener a Meteorito, lo que nos lleva a la famosa escena de su muerte. Incluso ya fuera de juego, Aeris sigue siendo increíblemente importante en la narrativa, pues es la que posteriormente controlará la Corriente Vital para fulminar al citado pedrusco y salvar a toda la humanidad… algo que se repetirá en Advent Children al aplicar su Gran Gospel sobre los infectados por el Geostigma.

Por ello, todos en Final Fantasy VII se involucran para derrotar a Sefirot y Jénova, pero es Aeris quien logra efectivamente salvar el planeta no una, sino dos veces tras su asesinato.

Artículos relacionados:

Las mujeres en Final Fantasy VII

Final Fantasy VII y el Remake en la exposición “Despedida”

Final Fantasy VII cumple hoy 20 años en Europa

El hijo predilecto de Squaresoft (ahora Square Enix), Final Fantasy VII, cumple hoy 20 años de su salida al mercado en este continente, suponiendo por aquel entonces «el primer» juego de la saga en llegar a estas tierras (ya sabemos que no es exactamente así, pero sí fue la primera entrega de Squaresoft por impacto), convirtiéndose automáticamente en uno de los mayores exponentes del género RPG («Role-Playing Game»), algo casi desconocido por el público general europeo.

En mi caso, no descubrí Final Fantasy VII hasta unos años más tarde, concretamente en el año 2001, tras haber quedado maravillada con Final Fantasy IX y VIII, por ese orden. Un amigo del colegio de aquel entonces me dijo que su primo tenía la séptima entrega y había conseguido que le prestase el primer CD. Como aún era periodo vacacional, ipso facto nos fuimos a casa y comenzamos a jugarlo en la Play Station: al principio no me decía nada, los preciosos gráficos y colores del IX estaban aún grabados en mi retina, junto al mayor realismo del VIII. Pero la percepción no tardó en cambiar.

Derroté al primer Jefe Escorpión y conocí a Aeris… ¿quién era esa chica? Seguro que iba a ser importante. ¿Y por qué Cloud es tan borde? Ey, si a mí me gustan los personajes antipáticos (Vegeta y Logan son testigos). ¿Y esa música que suena? Sin haberme dado cuenta de ello, la historia ya me tenía totalmente atrapada y en los próximos seis meses no dejé de pensar en otra cosa que no fuese Final Fantasy VII.

Para una chica que empezaba a entrar en la adolescencia, el impacto que tuvo la historia de esta entrega (escrita en su mayor parte por Kazushige Nojima, con aportaciones aquí y allá de Yoshinori Kitase, además director; Tetsuya Nomura, diseñador de personajes; entre otros) no tuvo comparación por el grado de complejidad (para la edad y la época), los temas que abordaba y, sobre todo, los personajes. Porque vale, creo que la historia del noveno capítulo supera en profundidad la de este siete, pero los personajes… ay, amigo, eso es harina de otro costal.

Me enamoré de Cloud y Aeris, fundamentalmente, aunque también quise a Vincent, a Red XIII, a Bugenhagen, a Zack… Me quedé hipnotizada con Cañón Cosmo y su melodía y la historia del gran héroe Seto me conmovió. Es cierto que me dejo fuera a otros iconos de este juego, como Tifa y Sefirot, por los cuales admito que nunca sentí devoción (aunque aprendí a quererlos más con el paso del tiempo).

El sistema de batalla, basado en la adquisición y combinación de materias de distinto tipo, era sencillo, intuitivo y adictivo, por lo que nunca resultó mayor inconveniente para una preadolescente. Si hablásemos de dificultad, la verdad es que este juego no ofrece mucha (derroté a Sefirot por primera vez en medio de una comida familiar, dándole a pausa entre un plato y otro), pero el Demonio de la Puerta en el Templo de los Ancianos me supuso más de un quebradero de cabeza.

Y luego están los secretos. Final Fantasy VII, al igual que todas las entregas clásicas y de PSOne, está repleto de ellos, un elemento que suele caracterizar a los juegos de Hironobu Sakaguchi (creador de la saga y productor del VII). Ibas recorriendo el mundo de Gea y no sabías cuándo te encontrarías uno: así es como llegabas a conocer a Zack y su pasado, descubriendo lo devastadora que podría llegar a ser una secuencia de apenas 10 minutos, sin voces y con gráficos que representaban a muñecos tipo Lego.

Por supuesto, muchos llegamos a creer (ilusos) en la posibilidad de resucitar a Aeris, y «la teoría estrella» de la época hablaba de conseguir una Rosa del Desierto que (supuestamente) la traería de regreso. Horas y horas dediqué a la búsqueda de ese maldito objeto, exploré y derroté a las Armas, para que la realidad volviese a tocarme: Aeris ya no estaba y no iba a volver.

Ese es precisamente el tema principal de Final Fantasy VII: la vida. Dicen las malas lenguas que Sakaguchi perdió a su madre en medio del desarrollo de este juego y este fue su homenaje, la representación de la pérdida de un ser querido, sin avisos, cuando menos te lo esperas, la muerte. Sefirot mata a Aeris «como caído del cielo», ante la atónita mirada de Cloud. Y ya no está más en el equipo. Debido a que el equipo quiso asimismo transmitir esa sensación de pérdida, son pocas las veces que se la menta posteriormente, pero su presencia siempre está (ya se encargará Cloud de recordarlo, incluso en la secuencia final).

No son solo momentos tristes los que pululan por la séptima entrega de esta franquicia, que hace a su vez demostración de un sentido del humor en ocasiones surrealista (la famosa escena de Mercado Muro, Barret y Red XIII vestidos de marineros, Hojo en la playa), otras incluso algo más costumbrista (las conversaciones de Cloud y Aeris o las aportaciones de Yuffie) y, en definitiva, una demostración de que el equipo de desarrollo se lo pasó bien durante su realización, algo que asimismo exponen los numerosos minijuegos.

Han pasado 20 años y la legión de seguidores de Final Fantasy VII nunca ha parado de crecer, en buena parte debido a la «Compilation» y a los numerosos cameos que sus personajes (mayoritariamente Cloud y Sefirot) han ido haciendo en otros títulos de la compañía. Es cierto que actualmente muchos lo acusan de estar «sobrevalorado», la excusa perfecta para intentar ir a contracorriente en este mundillo dominado por las redes sociales, y sí, algunos fans demuestran un fanatismo DEMASIADO desmesurado (al fin y al cabo, hay más Final Fantasy y cada quien tiene su preferido), pero lo cierto es que esta séptima entrega se ha convertido, por méritos propios, en el punto y aparte de la vida de varios jugadores, y sigue puntuando alto en las listas de todo el mundo. Ni toda la «Compilation» junta ha podido destruirlo, y a la espera estamos del «Remake» (el cual esperamos que no suponga mucho destrozo).

P.D.: No voy a terminar sin mencionar la MARAVILLOSA banda sonora de Nobuo Uematsu. Que sí, que este hombre siempre compone delicias para los oídos, pero en esta ocasión estamos hablando del «Aerith´s Theme» o del «One Winged Angel», posiblemente los dos temas más aclamados, a nivel general, del compositor.