Las invocaciones en Final Fantasy

Las invocaciones son uno de los factores que han ido marcando cada entrega de la franquicia Final Fantasy, tanto en sus juegos numerados principales como en spin off. Pero no siempre han tenido la misma importancia ni han desarrollado el mismo papel, yendo ocasionalmente desde personajes fundamentales para entender la narrativa hasta meros instrumentos para el combate (o a veces ni eso). Hagamos un recorrido por los Final Fantasy que han puesto más el foco sobre sus invocaciones y el porqué. Avisamos de que habrá SPOILERS de Final Fantasy IX y XV.

Previamente… hablemos un poco de mitología(s)

Las invocaciones en Final Fantasy guardan ciertos rasgos comunes en todas las entregas: suelen asistirnos en la batalla, están asociados a un elemento concreto (Ifrit siempre será la invocación de fuego y Shiva la de hielo, por ejemplo; pero también los hay que causan estados alterados o que sanan al equipo) y los hay que son recurrentes y ya extremadamente populares entre los seguidores de la saga (aparte de los citados, Bahamut es un imprescindible).

Sin embargo, ¿cuántos de los aquí presentes saben que Odín o Fenrir provienen de la mitología nórdica, pero no que Ifrit o Bahamut son de la musulmana? En las invocaciones hallamos todo un sincretismo folclórico de diversas culturas, probablemente con la intención de otorgarle un carácter exótico y hasta cierto punto ajeno (son seres que trascienden la humanidad). Así, tenemos que Leviatán proviene del hebrero, Fénix o Alejandro del griego, Shiva del hinduismo o los citados Bahamut e Ifrit de las culturas preislámicas.

Todos ellos tienen en común que son seres sobrenaturales (si bien los yinn árabes suelen vincularse más a los humanos) y ajenos al folclore japonés (salvo excepciones como Yojimbo en Final Fantasy X). Lo que sí está más relacionado con Japón es la vinculación con los elementos (taoísmo) o la percepción ocasional (sintoísta) de estos seres como especie de divinidad que influyen en el mundo natural que nos rodea, pero que no son necesariamente buenas ni malas ni tampoco exactamente dioses (véase el caso de Final Fantasy XV, que abordaremos).

Un ifrit seduciendo a una joven en una pintura de 1648

Otro elemento común a las invocaciones en casi todas las entregas son sus diseños: Shiva suele ser una mujer con piel azulada (de hielo), Ifrit una bestia leonada (curiosamente, la versión como bello joven de Final Fantasy XV es la más cercana a la del folclore árabe), Bahamut un dragón (aunque en su origen preislámico es más bien un gran pez, como Leviatán), etc. De vez en cuando surgen casos curiosos como Final Fantasy XII, donde las más conocidas son naves (usándose nombres y diseños nuevos para los esper); o los “mechas” de Final Fantasy XIII.

Final Fantasy VI y los espers

La sexta entrega tiene una gran presencia de las invocaciones, denominadas para la ocasión esper. Son las típicas de todas las entregas (Ifrit, Shiva o Bahamut no pueden faltar); pero aquí aumentaron tanto en cantidad (aparece hasta una ballena llamada Bismark, en lugar de la más conocida Leviatán) como en impacto.

Para empezar, la protagonista del juego (bueno, o uno de sus personajes principales, pues en Final Fantasy VI no hay UN protagonista definido completamente), Terra, es mitad esper, por lo que ya se intuye la relevancia que van a tener. Los espers aquí son seres que convivían antaño con los humanos, pero debido a la ambición de poder desmesurada de éstos, acabaron por autoexiliarse y refugiarse en una isla tras un muro mágico. Pasaron los años y esta barrera es franqueada por el imperio, quienes atrapan a varios de estos seres para extraer y consumir su alto poder mágico.

Terra en su transformación esper por Yoshitaka Amano. Squaresoft.

Hay hasta una escena de flashback dedicada al esper que es padre de Terra, Maduin, y cómo conoció a su madre humana. Mientras controlamos (por un breve período de tiempo) a éste, podemos recorrer el mundo esper y conversar con el resto de invocaciones que allí habitan como Ramuh (otro de los clásicos). Tras esto, la historia se centra en buena parte en una incipiente confrontación entre el imperio y los espers.

La importancia de estos seres no queda relegada al argumento en esta sexta entrega, pues gracias a los espers nuestros personajes (ya sean buenos en magia o no) pueden aprender hechizos de todo tipo, además de contar con la típica asistencia en el combate.

Final Fantasy VI fue la primera entrega numerada que destacó la importancia de las invocaciones no solo en su sistema de batalla, sino además a nivel metanarrativo. Dejaron de ser simples fuerzas adicionales en el combate, con ataques inspirados en los elementos, para saber aprovecharlos dramáticamente y para construir un lore, algo que ha influido sobre otros juegos posteriores, que procedemos a comentar.

Final Fantasy IX y los eidolons

Final Fantasy IX es una de las entregas que más bebe de Final Fantasy VI (Hironobu Sakaguchi y Hiroyuki Itô participaron bastante activamente en la realización de ambas), por lo que se inspira en varios de sus rasgos. Uno de ellos es la relevancia de las invocaciones a nivel argumental, siendo conocidas en este caso como eidolon. Aparecen de hecho muchas de las mismas, desde nuevamente los típicos Shiva, Ifrit, Ramuh o Bahamut hasta otras menos frecuentes como Fenrir o Madeen (en posible referencia a Maduin, si bien cambia de género y el nombre no es exactamente el mismo).

Nuevamente nos encontramos con que la protagonista, Garnet, es descendiente de una raza (prácticamente extinta) muy vinculada a estos seres (en esta ocasión, son los únicos que pueden invocarlos de forma consentida y armoniosa), los invocadores. De este modo, el juego nos ofrece varias e impactantes escenas que son fundamentales en el avance de la historia: la destrucción de Cleyra por parte de Odín, Bahamut asesinando a la reina Brahne o el enfrentamiento entre éste y Alejandro. Las invocaciones no estaban solo de paso y para ser cool, sino que tienen una impronta marcada. De hecho, a pesar de que los villanos (Kuja, Garland y en menor medida Brahne) no sean invocadores, están asimismo bastante vinculados con estas criaturas, de forma muy similar a como lo estaban el emperador Gestahlt y Kefka en Final Fantasy VI.

A nivel de combate, aquí los eidolons sí que no son tan prominentes como en la sexta, octava o décima entrega, pero no pueden faltar a la hora de ayudarnos, siempre que tengamos a Garnet o a Eiko en nuestro equipo.

Final Fantasy XV y los sidéreos

El director de Final Fantasy XV, Hajime Tabata, también declaró su amor por los Final Fantasy clásicos y por la sexta entrega, por lo que no es extraño que, nuevamente, las invocaciones hagan aquí acto de presencia con una gran impronta argumental. De hecho, el lore de esta quinceava parte no se entiende sin la intervención de los sidéreos (como son aquí nombrados); si bien lamentablemente una parte de este universo se halla en material añadido posteriormente (de forma gratuita) a la salida del juego (aunque algunas traducciones como la alemana se ve que se percataron, de alguna manera, de algunos de estos datos desde el principio).

Así, aquí tenemos a los sidéreos como una especie de divinidades y lo más parecido a creadores del mundo (Ifrit, por ejemplo, es quien cede el fuego a la humanidad, dándole un papel activo en semejante descubrimiento). Son ellos también quienes deciden quién debe ser el Entronado (rey de reyes, que en la historia actual vendría a ser Noctis) y para ello cuentan con un linaje de oráculos, vínculo comunicativo entre estos seres, el Entronado y los humanos. Efectivamente, lo que viene a ser un dios de toda la vida, con sus sacerdotes y todo.

Para legitimar su posición e incrementar su poder, el protagonista Noctis (previa ayuda de Luna) debe ir contactando y haciéndose con estos sidéreos; pero el imperio se le adelanta y los corrompe (nuevamente, el emperador Gestahlt y Kefka de Final Fantasy VI nos vienen a la mente). Si hay algo que Final Fantasy XV expande, eso sí, son los vínculos, filias y fobias que tienen las propias invocaciones, algo en lo que nos ilumina el libro (dentro del juego) Cosmogonía y los relatos de Gentiana. Por ejemplo, tenemos que Ifrit y Shiva eran amantes, que Bahamut al parecer es una especie de cabroncete que manipula a todos, o que Leviatán no quiere saber nada de los humanos (y que Ifrit llegó a detestarlos hasta tal punto de querer acabar con ellos).

Ifrit y Shiva en Final Fantasy XV. Square Enix.

Como curiosidad, sin saber si hay verdadera intencionalidad en esto, lo cierto es que este Ifrit parecería el más cercano al del folclore árabe: siendo de los yinn que más detestan a los humanos, los ifrit son controlados únicamente por el hijo del rey Daud, Sulaymán (nuestro Salomón), mediante poderes mágicos. Aún así, no dejan de ser díscolos y guardan cierta malicia. Lo que nos suena mucho a Ardyn y este Ifrit.

De forma similar a Final Fantasy VIII o Final Fantasy X, aquí tendremos que enfrentar a varios de estos sidéreos para que se nos unan y luego puedan asistirnos (aleatoriamente) en combate; hasta el punto de que Ifrit (corrompido por Ardyn) es uno de los principales enemigos finales. Las dimensiones que llegan a adquirir aquí las invocaciones, a nivel de poder y de tamaño, así como argumental, son aquí impresionantes.

¿Y Final Fantasy XVI?

Todavía sabemos poco de la que será próxima entrega principal de la franquicia, pero una cosa ya ha quedado clara solo con ver el primer tráiler: las invocaciones serán narrativamente esenciales. En esta ocasión se las conoce como eikon, que serán controladas por un humano denominado Dominante (al parecer, dicho humano podrá transformarse en la invocación); y cada reino o dominio tiene el suyo. De momento ya se han dejado ver Shiva, Ifrit, Titán o Fénix (de hecho, Fénix e Ifrit son los que ocupan esta vez el logo).

Al igual que en las entregas anteriormente mencionadas, Final Fantasy XVI tendrá escenas gráficamente impresionantes que marcarán el avance argumental del juego con los eikon como protagonistas (ya se ve en el tráiler la confrontación entre Ifrit y Fénix o el intento de derrotar a Shiva). Y esto es solo el inicio de todo lo que está por llegar.

Siete datos que nos deja el nuevo tráiler de Final Fantasy VII: Remake

Final Fantasy VII: Remake ha vuelto a mostrarse por todo lo alto en el Tokyo Game Show, la convención de videojuegos más importante de Japón. Su director, Tetsuya Nomura, ya nos avanzaba que se iban a dejar ver los Turcos y Shinra en él, pero sus más de dos minutos y medio nos han dejado otros datos a destacar.

Sí, ahí están los Turcos y Shinra

Teniendo en cuenta que la primera parte de este remake (que estará dividido en varios videojuegos) va a acaparar todo Midgar, los que conocemos la historia ya intuimos que eso significa que los Turcos y Shinra van a tener una enorme relevancia en la historia (quiero decir, más aún).

En este avance es cuando los vemos por primera vez en los gloriosos nuevos gráficos y el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Los diseños apenas han cambiado en Reno y Tseng (algunos detalles en el traje) y Rude se ve algo más estilizado respecto a su versión de la Compilación, más cercano al diseño del original. Por supuesto, todavía nos falta por ver a Elena.

También nos dejan ver más de Shinra, como al presidente (al padre de Rufus, ya que éste último seguramente no aparecerá hasta el final, puede que incluso como uno de los últimos jefes) y a Heiddeger y su peculiar risotada.

Parece que los Turcos serán aquí jefes a los que derrotar por separado, algo que no ocurría en el original y que previsiblemente lo habrán hecho para sumar más contenido y justificar la división en varias entregas. Veremos asimismo (SPOILERS de Final Fantasy VII) el secuestro de Aeris (¿Aerith?) por parte de Tseng, algo que en Final Fantasy VII ocurría entre bambalinas (Fin de SPOILERS de Final Fantasy VII).

Y las invocaciones

O al menos las de Ifrit y Shiva que vemos aquí, dos de las invocaciones más emblemáticas de la franquicia y que en el original no se conseguían hasta la salida de Midgar. ¿Llegará incluso Bahamut?

Cloud juega a todas las bandas

Mientras que aún desconocemos cómo van a hacer con el sistema de citas que tenía el original (ya que el momento en el Gold Saucer seguramente no sucederá hasta una o dos entregas más tarde, dependiendo de cuánto quieran alargarse), el tráiler nos va dejando pequeños momentos para cada una de las parejas principales (no, lamentablemente no es Cloud y Barret): Cloud y Tifa, por un lado (con escenas aparentemente nuevas de Tifa hablando con Cloud en su cuarto y dos momentos tensos de «dame la mano que te me caes»); y Cloud y Aeris, por el otro (con la salida de la muchacha vestida para acudir a la mansión de Don Corneo y ésta flirteando mientras engancha el brazo de Cloud, éste y Tifa cagados de miedo mientras tanto).

¡Minijuegos!

Final Fantasy VII y minijuegos significa Gold Saucer, si bien Midgar ya nos ofrecía alguna diversión con la huida en moto o la competición de las sentadillas. Ésta última la vemos en el tráiler con el correspondiente lavado de cara, pero es que además parece que podremos volver posteriormente al gimnasio para entrenar con Tifa (¿y demás personajes?). También tendremos algún entretenimiento lanzando dardos.

¿Don Corneo con la voz de Mark Hamill?

Vemos aparecer a su vez a Don Corneo en este último avance, previendo la llegada de uno de los momentos más divertidos del original. Pero es que además… ¡¿tiene  la voz de Mark Hamill?! Que nos aspen si no es el actor que da vida a Luke Skywalker en Star Wars y que pone la voz del Joker en la serie animada de Batman (prácticamente idéntica a esta del Don, por cierto). Hamill además ya ha trabajado con Square Enix poniéndole voz al maestro Eraqus en Kingdom Hearts.

(Más) novedades en la historia

A los denominados «guardianes del destino», una especie de sombras que ya pudimos ver rodeando a Cloud y Aeris y que aquí regresan para asaltar el Séptimo Cielo (desconocemos por ahora el motivo), se suma un nuevo personaje que persigue a Avalancha en moto haciendo uso de piruetas al más puro estilo Advent Children. ¿Un nuevo Soldado o trabajador de Shinra?

Nomura le hace guiños a Final Fantasy XV

En el mundo de los mitos urbanos reside ya todo lo que envuelve al accidentado desarrollo de Final Fantasy XV, dirigido por Hajime Tabata y anteriormente proyecto de Nomura bajo el nombre de Final Fanasy Versus XIII. Muchos son los que piensan que ambos hombres se detestan y que Nomura nunca le perdonará a Tabata semejante afrenta en su ideario. Pues bien, al menos aquí vemos fugaces guiños dedicados a la quinceava entrega, como la caída de Reno sobre Cloud para pelear (prácticamente igual a la de Aranea sobre Noctis) y el colgante que lleva Aeris cuando se arregla en Mercado Muro, con una estrella colgando (en referencia a Stella) y muy similar al de Luna.

EXTRA: Un final hermoso, pero triste

Finalmente, este tráiler nos deja una de las estampas más hermosas y desoladoras que hemos podido ver de este juego: Cloud, Tifa y Barret contemplando la destrucción del Sector 7 bajo el atardecer. Momento especialmente trágico en esta ocasión porque (SPOILERS de Final Fantasy VII), además de todas las muertes que tal acontecimiento supone, aquí fallecen Jessie, Wedge y Biggs, personajes que a todas luces nos van a acompañar durante una buena cantidad de horas en este remake. Id preparando los pañuelos.

Recordamos que la primera entrega de Final Fantasy VII: Remake, que constará de dos CDs blu-ray, saldrá al mercado el 3 de marzo de 2020. No podemos esperar.

Japoneando Anime: Totsukuni no Shoujo (La pequeña forastera)

La pequeña forastera (Totsukuni no Shoujo とつくにの少女) es en realidad un manga (no tiene adaptación al anime, al menos por ahora) escrito y dibujado por Nagabe, una «mangaka» (漫画家 dibujante de cómics) no muy conocida fuera de las fronteras niponas, pero con un estilo y sensibilidad únicos, que se exponen perfectamente en la obra que nos ocupa.  Para los más interesados, comentaros además que recientemente ECC Ediciones ha lanzado el primer tomo a la venta en España, el cual realmente os recomendamos porque es una delicia.

El argumento de partida es simple: el mundo se encuentra dividido por una frontera o muro que separa a los del interior de los del exterior en base a una maldición antigua que torna a las personas en monstruos al ser tocados por uno de ellos. Los malditos no sienten dolor, ni frío ni calor, tampoco está claro actualmente si son inmortales (desde luego es lo que parece) ni cuál es exactamente su naturaleza. En medio de este panorama, la niña Shiva vive con el Doctor, una de estas criaturas malditas.

Cuando Japón se interesó por la mitología celta

Probablemente varios de los que están leyendo esta entrada conocen ya La esposa del hechicero (Mahô Tsukai no Yome 魔法使いの嫁), un manga y ahora también anime realizado por Wit Studio que, a simple vista, abarca una temática muy similar a la de La pequeña forastera. Decimos «a simple vista» porque en realidad son más las diferencias que las similitudes entre ambos títulos, sobre todo a medida que se va avanzando en la historia (no queremos destripar nada, pero el giro que ha tomado el manga de La esposa del hechicero en los últimos capítulos no acaba de agradarnos, aunque hay que esperar a ver cómo se desenvuelven los acontecimientos).

Lo que parece confirmar la existencia de ambas obras es el creciente interés que parece tener al menos un sector de la sociedad japonesa por la mitología celta, la cual, esta vez sí, es el elemento base en las dos historias.

Por ejemplo, y al contrario que con La esposa del hechicero, en La pequeña forastera no tenemos a nuestra protagonista rodeándose de todo un catálogo de criaturas sacadas de la saga Harry Potter (de hecho, los personajes en este manga son mínimos, siendo precisamente una obra centrada en esta característica), siendo la ambientación lo que resulta más europeo-medieval. Incluso el estilo de dibujo llegados a este punto parece sacado de un cómic de algún artista europeo.

Sin embargo, el acercamiento que hacen a esta mitología parece cuanto menos cuidadoso y respetuoso, pero es que además en el caso de La pequeña forastera se le suman una sensibilidad y una mirada muy «nipona», muy del estilo de autores literarios como Hiromi Kawakami (El cielo es azul, la tierra blanca), con su percepción reflexiva y neutral.

Hacemos especial hincapié en lo de neutral porque, en capítulos más avanzados, aparecen nuevos personajes en esta obra que al lector probablemente le darán ganas de tirar a un río con una piedra atada, pero que sin embargo la autora los deja pulular libremente por sus páginas. No juzga, como decíamos, un elemento muy característico de la literatura japonesa, lejos de influencias de religiones que tienden a dividir el mundo entre el bien y el mal, justamente, el blanco y el negro.

Influencias de otras culturas

Sí hay, sin embargo, una clara división entre «el mundo bueno» (del interior) y «el mundo malo» (del exterior) en la narrativa, pero ésta forma parte de la historia, no del juicio de la autora (ni tampoco del lector, que probablemente simpatizará más con «los malditos»). Quizás este aspecto de la historia sí está más influenciado por religiones occidentales, existiendo una división clara e infranqueable entre la sociedad de dentro y la de fuera.

En un punto incluso dos soldados llegan a hablar de la posible culpa de los inmigrantes a la hora de la nueva ola de contagios, algo que lamentablemente se encuentra muy en boga en la sociedad actual a nivel mundial. El caso japonés en particular tiene cierto sector de su población que puede ser considerada como xenófoba, teniendo también vocablos despectivos para dirigirse a los extranjeros (siendo el término más conocido el de «gaijin » 外人, aunque no siempre es utilizado de forma despectiva).  En cualquier caso, como decíamos, por desgracia este aspecto se encuentra actualmente presente (más de lo deseado) en todas las sociedades.

Cambiando de tercio, el nombre de la niña protagonista, Shiva, hace referencia a la diosa hindú que forma parte de su trimurti, trinidad divina, en la cual es la figura destructora del universo. Casualidad o no, el personaje de La pequeña forastera es el detonante (en principio, o eso creen…) de la nueva ola de contagios que asolan al mundo interior. Hasta la fecha, es una constante en la obra que la sociedad crea que Shiva está contagiada por el mundo exterior.

Como curiosidad, Shiva es el único personaje en toda la obra (también hasta la fecha) que tiene nombre propio, siendo su acompañante simplemente conocido como «el Doctor» (en la versión japonesa «sensei», 先生, que puede ser traducido como maestro o doctor en el sentido de alguien muy conocedor de cierta materia) y su pariente como «la tía» en la traducción española y «abuela» en otras versiones. El pueblo del interior de momento ni tan siquiera tiene nombre, ni a nivel local ni los que en él habitan.

En conclusión

Nos encontramos ante una obra algo atípica, aunque no deja de resultar familiar para los que sean seguidores de mangas o animes que no se limiten al shônen/shôjo de turno y/o cierta literatura proveniente de Japón. Si crees solo al ver la portada que vas a encontrarte con una copia de La esposa del hechicero, piénsatelo de nuevo, porque en lo personal creo que lo que vas a encontrar es una mirada, a medio camino entre Oriente y Occidente, de ciertos aspectos de la mitología celta envueltos por una historia acogedora y repleta de sensibilidad. Por nuestra parte resulta imperdible.

Cómo afectan las nuevas escenas al lore de Final Fantasy XV

Square Enix lanzó ayer y de forma gratuita un nuevo parche con escenas añadidas al final del Capítulo 12  de Final Fantasy XV (sobra decir que en el escrito habrá SPOILERS), al cual, recordamos, se puede acceder desde el menú, ya que para eso dividieron la historia de este juego en episodios.

Las nuevas escenas no son muy largas en sí (poco más de 10 minutos en total), pero sí que resultan increíblemente importantes para entender más sobre el lore (contexto) de esta entrega, tanto es así que lamentamos que no hayan sido incluidas desde el momento de salida del juego; aunque se agradece, por otro lado, que el equipo de Hajime Tabata sí se moleste por completar más la historia, y de forma gratuita.

¿Por qué tan importante? Describamos lo que sucede: Gentiana se transforma en Shiva (su verdadera identidad) ante Noctis y le cuenta su pasado, lo que incluye la guerra de los sidéreos. Así, descubrimos que efectivamente ellos fueron los creadores de la humanidad, aunque algunos como Shiva la despreciaban por su fragilidad y esperanzas irrealizables. Sin embargo, Ifrit era el sidéreo que más confiaba en los humanos, otorgándoles el don del fuego y asentando así las bases para la civilización de Solheim (y hasta aquí, una bonita metáfora de cómo las glaciaciones hace miles de millones de años casi acabaron con los sapiens y el hito que supuso el descubrimiento del fuego).

No pasó mucho tiempo hasta que Shiva aprendió, a través de Ifrit, a ver lo bueno de la humanidad, enamorándose también de él. Pero como todo se acaba torciendo, los hombres en Solheim fueron poco a poco corrompiéndose, traicionando a Ifrit, lo que desencadenó la ira del sidéreo, el origen de la maldición de las estrellas y el inicio de un enfrentamiento con el resto de los suyos, quienes, a pesar de todo, tenían la obligación de proteger Eos. Como sabíamos también por el bestiario, Bahamut derrotó finalmente a Ifrit y encerró su cuerpo en la roca de Ravatogh, con el resto de sidéreos echándose a dormir debido al agotamiento por la guerra.

Pasaron los años y Shiva despertó de su letargo al percibir que su amado estaba en peligro, dando a entender que Ardyn había localizado a Ifrit y lo había invocado. Sin embargo, la sidérea de hielo fue sorprendida en su camino por el ejército de Niflheim, que tras una dura batalla la asesinó, dejando su cadáver en medio de la localización, que acabó convirtiéndose en un glaciar, y obligando a Shiva a dividirse en varios fragmentos menores de sí misma y en Gentiana. De este modo, con su poder reducido, Shiva le pide a Noctis que libere a Ifrit y al mundo de la oscuridad.

Llegados a este punto (narrado por cierto a través de ilustraciones que parecen extraídas del libro «Cosmogonía»), hay varios aspectos no percibidos del todo bien en el juego original y que ahora añaden mucho más sentido y significado a situaciones como la batalla final contra Ifrit (y el beso de Shiva). Por un lado, entendemos ahora las motivaciones del sidéreo de fuego, asemejándose su historia a la de Ardyn (de hecho, es prácticamente la misma, con la civilización humana siendo básicamente una ignorante que merece una muerte lenta y dolorosa, para variar); y por el otro vemos que Shiva también tiene las suyas, estableciéndose a su vez un vínculo con Noctis y reforzando la importancia que tienen los sidéreos como personajes individuales en la historia de Final Fantasy XV.

Pero es que además estos nuevos matices suman aún más importancia al papel de villano de Ardyn, quien queda establecido es el que maneja y corrompe a Ifrit, y no al revés. Esto puede parecer confuso al principio, ya que Ifrit es el que causa la maldición de las estrellas y la corrupción de las personas, pero si se piensa, en ningún momento queda establecido que el propio creador no pueda verse perjudicado por su creación. Como decíamos, las similitudes entre las historias de Ifrit y Ardyn son completamente perceptibles.

Por otro lado, en la nueva actualización se incluye asimismo una prolongación de la escena en la que Luna llora ante Ravus por no poder estar con Noctis. De alguna forma, tras este momento Ravus desaparece y entra en escena Gentiana, con Luna disculpándose porque ella tenga que verla en semejante estado. Gentiana/Shiva, quien había vuelto a recuperar la fe en la humanidad al conocer a Luna, se compadece de la muchacha y la consuela prometiéndole que los sidéreos garantizan que ella y Noctis podrán estar juntos.

Si bien esta escena no la vemos tan importante para el lore como la anterior, sí ayuda a establecer el vínculo entre Gentiana y Luna (intuido en el juego, pero no desarrollado) y, nuevamente, añadir más motivaciones a la primera. Además, sirve de explicación a la última escena del juego, con Luna y Noctis durmiendo juntos en el trono.

De este modo, como decíamos al principio, comprobamos que estas escenas resultan REALMENTE importantes para la historia y desarrollo de los personajes de Final Fantasy XV, agradeciendo su inclusión (gratuita), pero lamentando no haber podido disfrutar de ellas desde la primera partida. ¿Os imagináis cómo hubiese sido la batalla final contra Ifrit habiendo presenciado esto con anterioridad?

Para finalizar, recordamos que Tabata dijo que estas nuevas inclusiones estarían relacionadas de algún modo con el Episode Ignis. Teniendo en cuenta que en el corto avance que hemos tenido hasta la fecha del mismo aparece Ardyn, no podemos dejar de pensar que se refiere a algo que tiene que ver con Ifrit. ¿O quizás se explicará a dónde se esfumó Ravus en la extensión de la escena de Luna llorando?

Hablemos de Ardyn (Final Fantasy XV)

Final Fantasy XV ya lleva más de dos semanas en el mercado y las reacciones han sido de lo más variadas: desde ser uno de los Top 3 para algunos hasta ser absolutamente despreciado por otros. Lo cierto es que el juego no es perfecto (nuestra crítica aquí) y, sobre todo, se nota que le falta un pulido. La historia contiene muchísimo potencial, pero parece que no ha podido ser desarrollada del todo, por lo que la narrativa va dando trompicones y ha provocado que algún que otro gamer se atragante con ella. Sin embargo, ¿quién dijo que las historias de Final Fantasy eran obras de Shakespeare (justo esta entrega es la que más influencia ha recibido del dramaturgo inglés)? ¿Acaso nadie recuerda que Final Fantasy VII (el considerado por muchos mejor de la saga, inclusive para servidora) también se ha comentado, desde siempre, que no está terminado?

Esto conlleva a su vez que los huecos vacíos, dejados así por la forma de la narración y los recortes, puedan rellenarse con la vasta imaginación del espectador. Y así surgen los jugosos debates, siempre enriquecedores. Nosotros estamos encontrando que uno de los puntos fuertes de todo Final Fantasy XV, y que puede llevar a su vez a varios de estos debates (vinculados con la historia) es Ardyn Izunia. Veamos porqué (avisamos que habrá SPOILERS importantes del juego).

ardyn

Ardyn Izunia… ¿villano o héroe?

La historia en Final Fantasy XV va desarrollándose con Ardyn en el bando opuesto; aunque esto él no lo descubre ante Noctis y sus amigos hasta más avanzado el juego (los espectadores ya deberíamos saberlo, sobre todo si hemos visto Kingsglaive): se trata de Ardyn Izunia, canciller del imperio de Niflheim. Aunque nuestros protagonistas ya sospechaban algo sobre él debido a su carácter enigmático, lo cierto es que no se imaginaban su verdadera posición debido a que, básicamente, éste se había dedicado a ayudarles a lo largo de su periplo. No es hasta el final del Capítulo 13 cuando Ardyn confiesa su verdadera identidad ante Noctis: no es Izunia, y lo de canciller era una tapadera que había estado utilizando todos estos años. Su verdadero nombre es Ardyn Lucis Caelum y había sido el elegido por los Sidéreos hace siglos para acabar con la Plaga de las Estrellas original. Un «ser celoso» (probablemente el Izunia original, si hemos de recordar las palabras del propio Ardyn cuando dice «te sorprenderá saber quién era Izunia» a Noctis, lo que a su vez nos hace suponer que Izunia es el antepasado de nuestro protagonista que a su vez terminó ocupando el puesto de Ardyn) le condenó al ostracismo «creando así al verdadero monstruo». En realidad, Ardyn, como elegido, había querido acabar con la existencia de los cadentes absorbiéndolos y asimilándolos él mismo en su cuerpo, lo que había terminado por corromperlo. Esto causó no solo el citado castigo al que lo sometió «el rey celoso», sino a que los mismos Sidéreos que lo habían elegido acabasen por rechazarlo, por lo que Ardyn no podía morir ni descansar en paz tampoco.

Así, Ardyn pasó los siglos ideando un plan para vengarse de los Lucis Caelum, reyes de Lucis, de los Sidéreos y la destrucción del cristal. Por eso, cuando al fin llega Noctis como nuevo elegido, junto a Luna, para detener la Plaga de las Estrellas (que el mismo Ardyn está causando desde Niflheim, ayudando a crear cadentes y magitek), el que era canciller decide allanarle el camino al príncipe, para que así pueda terminar consiguiendo todo el poder del cristal. Solo así Noctis podría acabar de una vez por todas con su oponente (incluso en el más allá/otro lado, donde Ardyn estaría esperándolo, puesto que recordemos que por sí solo no puede morir). Porque ese es el objetivo fundamental del Entronado original: morir. Y ya de paso, acabar de una vez por todas con los cadentes y la Plaga de las Estrellas, la línea real de Lucis y el cristal. En definitiva, con todo el sistema, creando un nuevo amanecer. Por eso, sin la influencia definitiva de Ardyn, es altamente probable que Noctis nunca hubiera conseguido terminar la tarea de forma victoriosa. A lo sumo, habría conseguido nuevamente marginar a Ardyn y erradicarlo de la historia (como el propio Ardyn le recuerda a Noctis cuando éste lo derrota: no basta con eso, no basta con intentar eliminarlo de la historia «otra vez», tiene que acabar con él también en el más allá). Y es por eso también por lo que Noctis necesita morir y sacrificarse. Solo así, eliminando a Ardyn en todos lados, se podrá acabar con la plaga que ha estado acosando a la humanidad durante milenios. Por eso Ardyn es el único villano de toda la franquicia que ha logrado su objetivo de forma permanente: muere y además elimina el linaje de los Lucis Caelum (Noctis ha de morir y no deja descendencia), el cristal (Noctis había tenido que absorberlo para poder eliminar a Ardyn y la Plaga) y, con ello, a los Sidéreos y a los cadentes.

ardyn2

De este modo, Ardyn se trataría en realidad de un villano poco convencional: en realidad, sería más bien un anti-héroe, o la viva imagen del elegido/ángel caído que finalmente logra la redención, similar a Anakin Skywalker en Star Wars. Por ello, podríamos llegar a discutir que, en realidad, Final Fantasy XV no es solo la historia de Noctis, sino también la de Ardyn Lucis Caelum.

La simbología en Ardyn

Cuando ya hemos descubierto la verdadera historia de Ardyn, nos daremos cuenta de que en realidad el juego, los concept arts (arte conceptual) y hasta el mismo diseño del personaje ya nos iban lanzando pistas sobre ello. Por ejemplo, en lo relacionado con el diseño de Ardyn: viste de negro y no de blanco, como suelen ir los personajes asociados a Niflheim (Ravus, Iedolas) e incluso a Tenebrae (de nuevo Ravus y Luna). Sin embargo, el negro es característico de la nobleza de Lucis (Regis, Noctis y los demás miembros del grupo), así como del otro personaje que, si bien también aparece inicialmente asociado a Niflheim, luego descubrimos que va más de por libre porque es una mercenaria: Aranea. Asimismo, en los dos momentos en los que se ve claramente a Ardyn siendo poseído por su «parte cadente», éste lleva puesto su característico sombrero.

Pero no solo eso, en el mismo diseño de Ardyn, pero especialmente en los concept arts que nos han dejado de él en el libro recopilatorio que viene en la Collector´s Edition, nos dejan clara su similitud con otro personaje: Jesucristo. Sí, habéis leído bien. ¿Que no? Echad un vistazo:

Por lo tanto, podríamos decir que Ardyn vendría a ser la imagen, no solo del ángel caído, sino también la de una especie de «Jesucristo oscuro», que de hecho no puede morir. Si le añadimos que se supone que la historia de Ardyn se desarrolló hace 2000 años… blanco y en botella.

Ardyn y la Oráculo

Las otras grandes pistas que vamos obteniendo a lo largo de Final Fantasy XV se encuentran en el libro Cosmogonía (Cosmogony), del que iremos leyendo fragmentos a medida que avanzamos en la historia: cuenta la historia de los Sidéreos, de la Plaga de las Estrellas, del Entronado y de la Oráculo. Del susodicho podremos ver dos imágenes en el juego: la portada y otra en su interior:

Si unimos estas imágenes a lo que pone en la guía oficial dentro de la cronología de Eos (pp.318), descubrimos que Ardyn, el elegido de la familia Lucis Caelum, fue seleccionado a la vez que la primera Oráculo, una mujer de la casa Fleuret (que a su vez luego fundarían Tenebrae), para acabar ambos con la Plaga de las Estrellas (probablemente iniciada por Ifrit, quien se había rebelado contra el resto de Sidéreos por detestar a la humanidad). En lo personal, he visto que mucha gente confunde a la figura femenina que aparece en la portada de Cosmogonía con Gentiana/Shiva… Y no, no lo es, tal como podemos comprobar en la otra imagen del interior del libro (donde se muestra a la susodicha entregándole sus poderes a Ardyn y a la Oráculo… donde por cierto él es representado con un halo de santidad, de nuevo en similitud con Jesucristo). Efectivamente, la mujer es la primera Oráculo, de los Nox Fleuret, una antepasada de Ravus y Luna (además de que porta el mismo tridente que Luna en ambas ilustraciones).

¿Qué significaría esto? Pues nos aportaría más luz a la relación entre Ardyn y Luna, básicamente, y podría añadir aún más profundidad al personaje en cuestión. Por un lado, porque demostraría que no mató a Luna simplemente «porque es el malo jujuju». Para empezar, Ardyn se queda contemplando a Luna de cerca un rato antes de abofetearla (que de hecho lo hace porque la Oráculo percibe que dentro de él hay más de lo que parece), y duda antes de matarla. Es más, en Kingsglaive hay una escena donde se nos muestra específicamente a Ardyn observando a Luna (y Nyx) desde lejos. ¿Le recuerda a su ex compañera, elegida por los Sidéreos, como él?

ardyn-luna

Por el otro, significaría que, de algún modo, Ardyn sabía qué consecuencias traería la muerte de la Oráculo (es decir, desaparecería la principal barrera para que se completase la Plaga de las Estrellas, donde las noches se volverían eternas), por lo que así se facilitaría el cumplimiento de los objetivos de Ardyn (sería una baja necesaria). ¿Quizás lo sabía porque ya lo había vivido en el pasado?

Esto nos llevaría a Omen, el famoso tráiler de Final Fantasy XV que salió allá por octubre, donde se nos muestra a un Noctis volviéndose loco por la lucha contra los cadentes para, a la postre, terminar asesinando a Luna. Al final Omen es tomado como un mero avance conceptual, puesto que en el juego nunca se nos muestra a Noctis perdiendo la cabeza, ni siendo poseído por cadentes, ni mucho menos asesinando a Luna. ¿Qué personaje, en cambio, sí ha pasado por todo esto? Efectivamente: Ardyn. Él es el ejemplo de lo que podría pasar si el camino del Entronado fuera mal, si acabase solo, si fuese poseído, si asesinase a la Oráculo: el mundo se iría al traste. Se supone que esto es algo que sueña Regis y que quiere impedir a toda costa que suceda (¿o que vuelva a suceder?). ¿Podría ser, acaso, una advertencia de lo que ya pasó con el anterior elegido, Ardyn Lucis Caelum? Regis al final del mismo aparece hablando con el Cristal/Bahamut, lo que reforzaría esta teoría, puesto que Bahamut conoce a la perfección lo que sucedió con el anterior elegido, como así se lo cuenta a Noctis posteriormente.

Con esto solo faltaría explicar por qué parece que Ardyn y la Oráculo (en este caso Luna) parecen tener el mismo poder… solo que no lo tienen. Ardyn absorbió a los cadentes y acabó corrompiéndose, Luna PARECE que absorbe una enfermedad de un señor y a su vez está enferma. Primero, lo que hace Luna en dicha escena puede ser perfectamente un hechizo de curación, no teniendo que ser necesariamente absorción. Más tarde realiza algo similar con Noctis cuando éste cae contra Leviatán, y al príncipe ahí no hace falta absorberle nada. Además, en una conversación entre Ravus y Luna, éste menciona algo sobre que la enfermedad de su hermana parece estar relacionada más con el contacto con los Sidéreos que con otra cosa. Tampoco sabemos si Noctis tiene la capacidad de absorber o no cadentes, puesto que no lo hemos visto (aunque sí conocemos que es capaz de «matarlos» o «trasladarlos a otra dimensión» con el sello de la luz). En definitiva, que lo de Ardyn teniendo los mismos poderes que la Oráculo sería una mala interpretación debido a alguna que otra confusión (como el confundir a Shiva/Gentiana con la primera Oráculo en el libro Cosmogonía).

Noctis, poseído, en Omen

Noctis, poseído, en Omen

Ardyn e Izunia

Llegados a este punto, parece que la persona más importante en el pasado de Ardyn es este tal Izunia, «el celoso», «el usurpador», pero que sin embargo y para Bahamut es el Entronado. Evidentemente, el arte conceptual de Ardyn siendo torturado (y los paralelismos con Jesucristo) nos llevan a pensar más en la perspectiva de Ardyn que en la del Sidéreo: parece que nuestro antagonista sí fue marginado y «erradicado de la historia» en un momento dado por esta persona y hasta por los Sidéreos. Sin embargo, también es de sobras conocido que Ardyn sí estaba corrompido y que por eso fue rechazado como candidato al trono. El mismo Ardyn no siempre puede controlar esta parte de sí mismo (como observamos cuando Noctis pasa al otro lado para darle el golpe de gracia y Ardyn al principio lo saluda calmadamente para a continuación transformársele la cara y confrontar más agresivamente a su nuevo visitante). Si lo unimos a lo anteriormente dicho con Omen, sería realmente justificable que Ardy no pudiera reinar y que, de hecho, se hubiera convertido en un peligro para el resto de la humanidad. Si acaso, los principales culpables habrían sido los Sidéreos, por no haber podido prever las consecuencias y haberle frenado a tiempo, evitando así sufrimiento por uno y otro lado. Es cierto que Ardyn había sido utilizado.

Por otro lado, ¿quién era este Izunia? ¿Un pariente de Ardyn, también apellidado Lucis Caelum? ¿O alguien ajeno a la familia que usurpó también el apellido para disimular más todo el asunto de cara al público? Aquí sí que no nos atrevemos a decir nada claro, ya que ni el juego, ni el arte conceptual, ni la guía aportan más información al respecto. Lo que sí sabemos seguro es que de este Izunia es de donde proceden Regis y Noctis.

ardyn4

En definitiva, estamos ante uno de los mejores villanos de toda la franquicia, uno que incluso te lleva a cuestionar sus motivos y los de los demás, dónde está «lo correcto». Y además, parece tener una historia lo suficientemente profunda, incluso como para poder tener su propio videojuego (¿un DLC de Ardyn?). Es, en conclusión, uno de los mejores aspectos de Final Fantasy XV.

P.D.: ¿Ardyn ha estado llevando la misma ropa durante 2000 años? Eso sí da qué pensar…

ACTUALIZADO: El/la usuario/a de Tumblr Ich Iese nur mit ha recogido una captura donde puede observarse un tridente dentro del arsenal de armas de Ardyn en la batalla final. ¿Despiste de los desarrolladores o más leña al fuego a la teoría de que Ardyn pudo vivir/causar de alguna forma la muerte de la Oráculo que lo acompañó?

ardyn-tridente

Nueva información y scans de Final Fantasy XV en Famitsu

La revista japonesa Famitsu ha dedicado su último número a la próxima gran promesa de Square Enix: Final Fantasy XV, dedicándole varias páginas con algunos datos nuevos y entrevista a Hajime Tabata (director) incluida. Gracias a Mognetcentral hemos podido conocer alguna novedad. Atención porque, para aquellos que quieran conocer lo menos posible del juego, habrá SPOILERS.

Ficha del Noctis mayor:

Es el propio Noctis, el protagonista, con los años pasando pesadamente sobre él. Sus rasgos son severos y sus ojos brillan con una luz roja.

noctis-famitsu

Sobre Noctis:

Parece que le gusta hacer las cosas a su manera, pero en realidad observa y lee al mundo y a otras personas más detenidamente que el resto.

Sobre personajes invitados en el equipo:

A lo largo de la historia, el equipo a veces crecerá y tendrá hasta cinco miembros. Por ahora, sabemos que Cor y Luna están en ese grupo de personajes que le echarán una mano al equipo. Siendo un militar de Lucis, las habilidades con la espada de Cor son más que formidables. Los detalles sobre la intervención de Luna nos son desconocidos por ahora, pero teniendo en cuenta su personalidad proactiva, probablemente cuidará de sí misma.

noctos-famitsu-2

Sobre el grupo de Noctis:

Ignis, Prompto y Gladiolus son aliados irreemplazables para Noctis, pero el viaje de los cuatro no será ni sencillo ni divertido. A medida que la situación se vaya tornando más complicada y seria, los conflictos interpersonales se volverán inevitables.

famitsu

Sobre la pesca, la fotografía y el anillo mágico:

Pregunta: ¿Qué te aportarán las habilidades de Noctis en la pesca a medida que suba de nivel?»

Tabata: Serás capaz de descubrir nuevos tipos de peces que antes no veías, podrás usar más equipamiento, etc. Se vuelve más divertido. Hay misiones donde podrás conseguir nuevos equipamientos para la pesca, por cierto. El pez que puedas capturar dependerá también de factores como el clima o el momento del día que sea.

Pregunta: ¿Y qué hay sobre la fotografía?

Tabata: Al principio, las habilidades fotográficas de Prompto son horribles. Sus fotos salen fuera de foco, también (risas). Pero va mejorando a medida que subes de nivel y guardas las mejores fotos durante tu descanso en posadas o en acampadas.

Pregunta: ¿Hay algunas magias clásicas que conozcamos de otros Final Fantasy?

Tabata: La magia que utiliza la familia real de Lucis a través de su anillo es diferente de los hechizos comunes. Para ser más preciso, invoca magias como Muerte. También hay magia que se encuentra intrínsecamente vinculada a la historia del juego.

famitsu2

Sobre las armas:

Pregunta: ¿Qué hace a las pistolas especiales?

Tabata: Te permiten atacar desde lejos, pero como punto débil no puedes realizar ataques conjuntos con ellas. Viene bien usarlas en infiltraciones y misiones así, ya que puedes abatir al enemigo desde una distancia. En relación al guión, van vinculadas a los avances tecnológicos de Niflheim. Ya que estamos hablando de maquinaria, también pueden ser customizadas y subir de nivel. Pero no puedes «distorsionarte» (nota: se refiere a la capacidad de Noctis de poder teletransportarse con sus armas) con ellas.

Pregunta: ¿Y qué hay sobre las espadas fantasma (Phantom Swords)? ¿Qué ocurre si las utilizas en combates normales?

Tabata: Las «distorsiones» (misma nota que antes) se vuelven más ágiles y ganas habilidades muy poderosas que varían según el arma. Sus estadísticas son además muy altas, pero atacar con ellas te come buena parte de los PM (Puntos de Magia. Nota: algunas traducciones hablan de PH, Puntos de Habilidad).

famitsu3

Sobre el mundo:

El conflicto entre el imperio de Niflheim, una gran potencia militar, y el reino de Lucis, una tierra de magia y guardianes del cristal sagrado, se ha ido desarrollando durante mucho tiempo. Pero la animosidad entre estas dos naciones es difícilmente el único problema que hay en el mundo. El planeta en sí mismo se está desgastando, afligido por un fenómeno conocido como «la plaga». Estad atentos a cómo esta realidad va afectando al viaje de los cuatro protagonistas.

En el mundo de Final Fantasy XV, las noches van creciendo gradualmente a partir de cierto momento decisivo en la historia. La oscuridad es el momento en que aparecen monstruos peligrosos conocidos como «daemons» (demonios). Las zonas habitables comienzan a reducirse y aventurarse al exterior se torna peligroso. Noctis y los suyos se toparán también con «daemons», que serán obstáculos formidables en su camino. A medida que se alargue la noche, su viaje se volverá más difícil.

Sobre la escena del discurso de Luna:

Noctis observa a Luna mientras ella da un discurso. Debido a que ella puede hablar con los dioses, ¿qué es lo que quiere que la gente escuche?

«Estamos perdiendo el mundo…»

Pregunta: ¿Qué es exactamente «la plaga»?

Tabata: Lo llamamos plaga, pero veréis lo que es exactamente a medida que vayáis avanzando en el juego. No quiero hacer spoilers, pero es un tipo de calamidad.

Pregunta: ¿Cuál es la relación entre las invocaciones, Luna y Noctis?

Tabata: Los Astrales son seres divinos en este mundo. Luna, siendo una oráculo, puede comunicarse con los dioses como la mediadora de su planeta. También puede despertarlos de ser necesario. La relación entre ellos y Noctis es diferente, los astrales pueden acudir a él si quieren traspasarle sus poderes.

famitsu4

Ficha de Gentiana:

Asistente de Luna y una mujer llena de misterios. Parece saber mucho sobre el funcionamiento del mundo. Recientemente apareció en una escena (en el trailer del Tokyo Game Show) donde explica al joven Noctis la naturaleza de la relación entre el rey y la oráculo.

(Nota: la información sobre Luna y Ardyn es la misma de siempre: ella es la oráculo, él se encarga de los magitek, etc.)

famitsu5

Sobre Shiva:

Tabata: de entre las invocaciones, es particularmente autónoma. Te ayuda cuando cree que lo necesitas, así que sí, es una de las complicadas (risas). No puedes llamarla a voluntad, pero su ataque Polvo de Diamantes es realmente poderoso.

Poco más que añadir, salvo que, como curiosidad, Tabata ha querido aclarar por qué el juego empieza con un prólogo que nos sitúa ya con un Noctis adulto (al igual que sus compañeros). Debido a su experiencia con Final Fantasy VII: Crisis Core (era el director), donde el juego daba inicio con nosotros (jugadores) ya conociendo su final, pero no por ello sin que éste dejara de impactarnos. Tabata ha querido ir más allá con el mismo concepto en Final Fantasy XV: nos sitúa en un momento avanzado de la historia, dejando al jugador ansioso por descubrir cómo llegar hasta allí.

Sabremos de esto y todo lo demás el 29 de noviembre. Mientras tanto, para ir haciendo más llevadera la espera, os recordamos que mañana (viernes) a las 11:30 tendremos un Active Time Report con el propio Tabata.

famitsu7