Las shipping wars en Final Fantasy: Parte I

Ah, las shipping wars. Todo aquel que se considere miembro de algún fandom en el mundo sabrá a qué nos estamos refiriendo: las guerras de parejas, es decir, por qué prefieres que Pepito se empareje con Josefa, y no con Claudia. Hay shipping wars de todo tipo y condición, unos más cerca de lo oficial que otros. Algunos se toman a sí mismos muy en serio (DEMASIADO), mientras que otros (quizás conocedores de que su pareja favorita nunca va a ser oficializada) se lo toman más como puro divertimento a través de fan arts, fan fiction y mundos alternativos creados por la imaginación.

Final Fantasy está repleta de shipping wars, algunas de ellas ya consideradas míticas (¿eres Cloti? ¿o quizás te va más el Clerith?), y probablemente casi cada entrega tiene su guerra entre fandoms propia (los primeros Final Fantasy numéricos no cuentan porque los personajes por no tener casi no tenían ni género). ¿Por qué se da esto? Bueno, parte de la culpa la tiene la famosa ambigüedad que los japoneses suelen mostrar con lo relacionado en el amor (y no, los Final Fantasy no son shôjo) y las relaciones de pareja, al menos en el mundo de la ficción. ¿Que acaso nosotros consideraríamos el gesto de Cloud tendiéndole la mano a Aerith como romántico? Pues no te creas, que quizás en algunas partes del fandom japonés eso quizás sea lo más romántico que haya hecho el rubio por la vendedora de flores.

Para ir calentando motores, vamos a ir haciendo un repaso a las shipping wars existentes en los distintos universos de Final Fantasy (como hemos dicho, algunos son tomados más en serio que otros). Por cierto, las ilustraciones no son nuestras (más quisiéramos); de algunas hemos podido encontrar al o la autor/a, pero de otras no, lamentablemente:

  • Final Fantasy IV: Vale, está claro, Cecil y Rosa son la pareja oficial (si hasta tienen un hijo en la secuela). Pero aún así hay quienes prefieren a la muchacha con Kain, quien a su vez mostraba ciertos intereses por ella (formándose así, al menos durante buena parte del juego, un triángulo amoroso). Es en parte comprensible: Cecil es siempre el bueno, el protagonista, «el rey Arturo» de la película; mientras que Kain es más el antihéroe, el que se vuelve del bando contrario (a ratos), pero que no deja atrás sus sentimientos (ocultos) por Rosa. Y todos sabemos lo que a la gente le gusta un buen antihéroe marcado por la tragedia y prisionero de sus propias emociones, frente al protagonista boy-scout
  • Final Fantasy VI: Lo cierto es que Final Fantasy VI no tiene mucho lugar para el amor. Sin embargo, sí hay una pareja (aparentemente) oficial durante el juego, que es la de Locke y Celes. Pero no queda ahí la cosa: Locke se pasa buena parte de la historia buscando un método para poder traer de vuelta a la vida a Rachel, su novia fallecida en un accidente (del que él se considera culpable). Aquí ya surge uno de los triángulos, entre Locke, Celes y Rachel. Por suerte, la cosa no llega a los niveles de Cloud, Tifa y Aerith (que veremos a continuación) y en el mismo juego se nos muestra a Locke despidiéndose «para siempre» de Rachel, dejándola ir junto a sus demonios. Sin embargo, no es la única «shipping war» existente en torno a esta maravilla de Squaresoft: hay fans varios que prefieren ver más al muchacho con Terra, o a la peliverde con Edgar. Es lo que tiene que el casting de personajes sea tan variado y carismático, que en realidad ofrece infinitas posibilidades y, vaya, prácticamente todas quedan bien.
  • Final Fantasy VII: Hemos llegado. El cúlmen de las shipping wars dentro de los Final Fantasy. El que ha provocado que hayamos decidido dividir esta temática en varias partes. Buena parte de culpa la tiene el famoso sistema de citas, según el cual podíamos acabar teniendo una cita con uno de estos personajes: Aerith, Tifa, Barret o Yuffie, a partir de lo «afectuosos» que hubiéramos sido con unos o con otros. Porque sí, hasta Jesse (y Don Corneo, si seguimos los pasos adecuados) siente atracción por Cloud en el mundo de Final Fantasy VII, él es así de motherfucker. ¿Y él? Pues se deja querer. Se han escrito manifiestos de páginas y páginas sobre por qué Cloud quería más a Aerith, o los motivos de por qué debería quedarse con Tifa. Square Enix parece haberse percatado de esta situación y ha seguido explotándola durante toda la Compilation, complicándola aún más (si cabe) introduciendo (es un decir, el personaje ya estaba presente en diez minutos opcionales del juego original) a Zack y su noviazgo escolar (o así parece) con Aerith en Crisis Core, la precuela de Final Fantasy VII. Mientras puedan seguir sacando dinero a partir de la ambigüedad, está claro que Square no va a mostrar nada definitivo (quizás el remake nos sorprenda en este sentido).
  • Final Fantasy VIII: Está claro que una historia de amor como la del Final Fantasy VIII iba a tener sus shipping wars y preferencias varias entre los fans, por mucho que Squall y Rinoa acaben juntos y besándose bajo la luna. Es el caso de Rinoa y Seifer, por ejemplo (ya que aparentemente ambos tuvieron una especia de aventurilla de verano antes de que la morena conociera a Squall, así en plena reminiscencia de Zack y Aerith). O el de Quistis y Squall, ya que la rubia parecía tener especial interés en su alumno hasta que «redescubriera» sus instintos maternales (o algo así). Como todos son jóvenes y guapos en la octava entrega de la saga, lo cierto es que cualquiera queda estéticamente bien con… cualquiera.
  • Final Fantasy IX: Al contrario de lo que sucediera con la entrega anterior, en el caso que nos ocupa el casting resulta de lo más variopinto. Añadámosle que Yitán (Zidane en el original) y Garnet son una de las parejas oficiales más adorables de los Final Fantasy. Por lo que no hay tantas shipping wars (a no ser que haya preferencias por Eiko o Quina… pero son cosas en las que preferimos no indagar). Como curiosidad, pueden encontrarse algunos fan arts y fan fics de Garnet y Kuja por la red.
  • Final Fantasy X: Es un caso curioso el de este Final Fantasy: pareciera que querían intentar un sistema de citas similar al de la séptima entrega, pero se quedó a medias. Más que nada porque con Tidus nos daban opción de piropear a cualquiera de las tres mujeres del grupo: Yuna (la oficial), Lulu o Rikku. Aunque Tidus y Yuna ganan sobre el resto, esto ha provocado que hayan surgido fans de parejas varias con el jugador de blitzball. Y no podemos dejar pasar a aquellos que les hubiese gustado que el Seymour x Yuna hubiese llegado más lejos (especialmente tras la Ultimania que confirmaba una especie de sentimientos complejos por parte del guado hacia la invocadora).
  • Final Fantasy XII: En esta entrega todo es tan ambiguo en cuanto a la historia que todos pueden ser emparejados con todos (y en Japón hay bastante fan de Larsa y Penelo, como curiosidad). Fin (o no…).
  • Final Fantasy XIII: La treceava entrega de la serie parece dividir a los fans tanto a nivel general como en los pequeños detalles, siendo uno de ellos las shipping wars. Porque, nos guste o no el Final Fantasy XIII y sus personajes, no podemos ignorar el hecho de que LightningxHope tienen un fandom bastante representativo, especialmente en Japón (donde hasta tienen un nombre, al más puro estilo Cloti, Clerith o Squinoa: Hopurai). Y no solo ellos: FangxVanille, SerahxSnow, SnowxLightning, SerahxNoel, NoelxYeul, YeulxCaesar… y así hasta el infinito y más allá.
  • Final Fantasy XV: Todavía no ha salido, pero vamos a hacer un ejercicio de intento adivinatorio (hasta dan ganas de realizar una porra): lo más probable es que en este juego/universo abunden los fans del yaoi (de hecho, parece que ya lo están haciendo, dominando el NoctisxPrompto sobre el resto), pero si nos ceñimos a las posibilidades (siendo realistas), lo más probable es que acabe habiendo algún tipo de rollito entre Noctis y Luna. Por lo que si queremos rizar más el rizo se podrá ir emparejando alternativamente a la oráculo con Nyx, que parecen compartir mucho metraje en Kingsglaive (y el rollo guardaespaldas y «conversaciones bajo fuegos artificiales» parece gustar mucho a Square Enix y seguidores). O a Noctis con Iris, con quien parece haber crecido más cercanamente (al menos en el plano físico) que con Luna. En fin, todo se irá viendo a partir del 30 de septiembre.

Mención especial merece en esta Primera Parte de las shipping wars de los Final Fantasy el yaoi. No ya por el Final Fantasy XV que mencionábamos, sino por la cantidad de fans habidos y por haber de relaciones como las de Cecil y Kain, Cloud y Sephiroth, Cloud y Zack, Seifer y Squall, Seifer y Zell, Yitán y Kuja (sí, sí…), Tidus y Auron, Auron y Jecht, Hope y Snow. Y un largo etcétera.

Nuevo sorteo de Star Wars en colaboración con Programa El Sótano

Empezamos la semana (o casi) con el orgullo y la satisfacción de anunciar que con Programaelsotano lanzamos este ENORME SORTEO sobre «Sálvame: Star Wars», en el cual un/a afortunado/a podrá ganar TODOS los productos mostrados en la imagen.

Para ello solo tendrá que:
– Dar like a Programaelsotano y Fantasy Cloud
– Compartir el mensaje de facebook.
Se anunciará el ganador/a durante el programa en directo de Programa El Sótano del próximo 28/05/2016, que además tratará sobre todos los cotilleos y nuevas parejitas de Star Wars (y luego también lo anunciaremos por redes sociales).

Solo válido para Península.

La ilustración de Rey y Kylo Ren de la camiseta es obra de la talentosa Darth Shizuka.

sorteo salvame

Romance de las galaxias: las nuevas parejas y «shipping wars» de Star Wars (SPOILERS)

Pasando de la redundancia del título y todas las guerras habidas y por haber, hay una que siempre es coincidente en cualquier fandom (entiéndase por esto conjunto de fans de cualquier cosa): las shipping wars (guerras de parejas, ¿o guerras de apareamiento?). Desde Harry Potter (¿recordáis los HarryxHermione vs. RonxHermione?) hasta Final Fantasy (¿Clerith? ¿Cloti?), pasando por Marvel (y sus películas) hasta Naruto (Naruhina, Sasusaku, Narusaku, y un largo etc.), todas ellas coinciden en las encarnadas guerras de parejas que baten sus fans (algunos han llegado hasta el nivel de la paranoia). Star Wars, o La Guerra de las Galaxias claro está, no se queda atrás tampoco en esto.

Ya había shipping wars de las anteriores trilogías, aún cuando no existía el internet en nuestras casas (la de ríos de tinta en foros que habría corrido si Luke y Leia hubieran aparecido con internet en auge y antes de se supiera su verdadera relación… y con Han de por medio, claro). En las precuelas, AnkinxPadme podría parecer la más obvia, pero hay bastantes bizarradas, como Obi-WanxDarth Maul (sí, sí…), o, claro está, AnakinxObi-Wan.

Con el estreno de El Despertar de la Fuerza, y la aparición de nuevos, jugosos y atractivos personajes, las shipping wars están de vuelta. Máxime si aún no sabemos nada de las relaciones que pueden haber ocultas tras algunos de ellos (esto le tocará a las secuelas). Hay cosas muy obvias, claro, y otras no tanto (que curiosamente están teniendo un crecimiento de fans brutal). Veamos algunas (hay SPOILERS, of couse):

– ReyxFinn: Empezamos por la más obvia, para ir calentando motores sin levantar muchas ampollas. Finn y Rey son los dos nuevos protagonistas de la saga. Él, un anterior soldado de asalto que decide revelarse y huir. Ella, una chica abandonada en un planeta desértico y a la espera de que algún día su familia vuelva. Cuando sus caminos se cruzan, el flechazo por parte de Finn resulta obvio. Le coge de la mano (varias veces, sin consentimiento de ella), le pregunta si tiene novio, le pone ojitos, regresa a salvarla…). Por parte de ella, no queda nada claro aún, y al final de la película hasta parece que lo deja en el lugar más friendzone posible. Aunque, como hemos mencionado, todavía es pronto para dar nada por sentado… Es la nueva pareja más desarrollada en esta película (ya que comparten varias escenas juntos). Si le sumamos que los dos actores tienen una gran química y el (evidente) interés de él… Pues tenemos a la típica pareja monísima, un puppy love total, de esos que ves y sueltas un «aaaaw <3 «. Veremos si la cosa va a más o se queda en eso.

– PoexFinn: Curiosamente, muchos (y muchas) daban por sentado antes del estreno de la película que la principal pareja (los sutitutos de HanxLeia) serían PoexRey, pero nada más lejos de la realidad (ni siquiera comparten escena). Si queréis emparejar al guapetón de Poe con alguien en esta primera entrega de la nueva trilogía tendrá que ser con Finn (o con BB8, si fuera viable…). Así han debido pensarlo montones de fans, ya que ésta es la nueva pareja de archimoda, la que mayor número de fan fics y fan arts va teniendo por minuto (dentro del fenómeno Star Wars, claro). A su favor está la (nuevamente) buena química entre los dos actores, que se salvan la vida mutuamente, que Poe es quien le pone el nombre a Finn (hasta entonces mencionado con número de serie, como todos los soldados de asalto), su alegre reencuentro con escena de Brokeback Mountain incluida (no nos referimos a ESO, cochinos). Incluso el cachondo de Oscar Isaac (actor que interpreta a Poe) mencionó en una entrevista que había un romance por su parte, pero no al uso, sino uno que iría creciendo poco a poco. Teniendo en cuenta que no comparte ni una sola escena con Rey… pues eso: se refiere a Finn o a BB8.

– ReyxKylo Ren: ¿Pensabáis que se había llegado al máximo de la experimentación con PoexFinn? Pues os equivocáis: ahora llega el Reylo (así se hacen llamar los fans de esta nueva pareja, o Reylo Trash). Siempre y cuando (crucemos los dedos*) estos dos personajes no resulten ser primos o hermanos, claro… A su favor está la (¿cómo no?) buena química entre los actores, que protagonizan dos de las escenas más intensas de la película (el interrogatorio y el duelo final), así como el morbo de ver al malo de turno (que en este caso es el único descendiente de Skywalker confirmado) llevado al lado de la luz por la chica (sueño romanticón y húmedo de muchas féminas, desde que el mundo es mundo). También que Kylo Ren parece ser algo más ¿delicado? ¿suave? con Rey en comparación con otros personajes (a Poe lo tortura además de interrogarlo y a Finn lo intenta matar nada más verlo). Y para qué vamos a negarlo: que el muchacho tenga un más que coincidente parecido con Severus Snape le suma puntos a esta pareja. Sea como sea, es una de las más populares ahora, solo derrotada por el FinnxPoe.

Hay otras más que surgen de la mente calenturienta de varios fans a lo largo y ancho del planeta: Kylo RenxGeneral Hux, PoexRey… si hasta habrá una de FinnxPhasma, y sino será cuestión de tiempo. ¿Qué opináis vosotros de todo este tema? ¿Son las shipping wars una cosa absurda? ¿Cuál es vuestra nueva pareja de Star Wars favorita? ¿Y la que no podéis ni ver?