Las invocaciones en Final Fantasy

Las invocaciones son uno de los factores que han ido marcando cada entrega de la franquicia Final Fantasy, tanto en sus juegos numerados principales como en spin off. Pero no siempre han tenido la misma importancia ni han desarrollado el mismo papel, yendo ocasionalmente desde personajes fundamentales para entender la narrativa hasta meros instrumentos para el combate (o a veces ni eso). Hagamos un recorrido por los Final Fantasy que han puesto más el foco sobre sus invocaciones y el porqué. Avisamos de que habrá SPOILERS de Final Fantasy IX y XV.

Previamente… hablemos un poco de mitología(s)

Las invocaciones en Final Fantasy guardan ciertos rasgos comunes en todas las entregas: suelen asistirnos en la batalla, están asociados a un elemento concreto (Ifrit siempre será la invocación de fuego y Shiva la de hielo, por ejemplo; pero también los hay que causan estados alterados o que sanan al equipo) y los hay que son recurrentes y ya extremadamente populares entre los seguidores de la saga (aparte de los citados, Bahamut es un imprescindible).

Sin embargo, ¿cuántos de los aquí presentes saben que Odín o Fenrir provienen de la mitología nórdica, pero no que Ifrit o Bahamut son de la musulmana? En las invocaciones hallamos todo un sincretismo folclórico de diversas culturas, probablemente con la intención de otorgarle un carácter exótico y hasta cierto punto ajeno (son seres que trascienden la humanidad). Así, tenemos que Leviatán proviene del hebrero, Fénix o Alejandro del griego, Shiva del hinduismo o los citados Bahamut e Ifrit de las culturas preislámicas.

Todos ellos tienen en común que son seres sobrenaturales (si bien los yinn árabes suelen vincularse más a los humanos) y ajenos al folclore japonés (salvo excepciones como Yojimbo en Final Fantasy X). Lo que sí está más relacionado con Japón es la vinculación con los elementos (taoísmo) o la percepción ocasional (sintoísta) de estos seres como especie de divinidad que influyen en el mundo natural que nos rodea, pero que no son necesariamente buenas ni malas ni tampoco exactamente dioses (véase el caso de Final Fantasy XV, que abordaremos).

Un ifrit seduciendo a una joven en una pintura de 1648

Otro elemento común a las invocaciones en casi todas las entregas son sus diseños: Shiva suele ser una mujer con piel azulada (de hielo), Ifrit una bestia leonada (curiosamente, la versión como bello joven de Final Fantasy XV es la más cercana a la del folclore árabe), Bahamut un dragón (aunque en su origen preislámico es más bien un gran pez, como Leviatán), etc. De vez en cuando surgen casos curiosos como Final Fantasy XII, donde las más conocidas son naves (usándose nombres y diseños nuevos para los esper); o los “mechas” de Final Fantasy XIII.

Final Fantasy VI y los espers

La sexta entrega tiene una gran presencia de las invocaciones, denominadas para la ocasión esper. Son las típicas de todas las entregas (Ifrit, Shiva o Bahamut no pueden faltar); pero aquí aumentaron tanto en cantidad (aparece hasta una ballena llamada Bismark, en lugar de la más conocida Leviatán) como en impacto.

Para empezar, la protagonista del juego (bueno, o uno de sus personajes principales, pues en Final Fantasy VI no hay UN protagonista definido completamente), Terra, es mitad esper, por lo que ya se intuye la relevancia que van a tener. Los espers aquí son seres que convivían antaño con los humanos, pero debido a la ambición de poder desmesurada de éstos, acabaron por autoexiliarse y refugiarse en una isla tras un muro mágico. Pasaron los años y esta barrera es franqueada por el imperio, quienes atrapan a varios de estos seres para extraer y consumir su alto poder mágico.

Terra en su transformación esper por Yoshitaka Amano. Squaresoft.

Hay hasta una escena de flashback dedicada al esper que es padre de Terra, Maduin, y cómo conoció a su madre humana. Mientras controlamos (por un breve período de tiempo) a éste, podemos recorrer el mundo esper y conversar con el resto de invocaciones que allí habitan como Ramuh (otro de los clásicos). Tras esto, la historia se centra en buena parte en una incipiente confrontación entre el imperio y los espers.

La importancia de estos seres no queda relegada al argumento en esta sexta entrega, pues gracias a los espers nuestros personajes (ya sean buenos en magia o no) pueden aprender hechizos de todo tipo, además de contar con la típica asistencia en el combate.

Final Fantasy VI fue la primera entrega numerada que destacó la importancia de las invocaciones no solo en su sistema de batalla, sino además a nivel metanarrativo. Dejaron de ser simples fuerzas adicionales en el combate, con ataques inspirados en los elementos, para saber aprovecharlos dramáticamente y para construir un lore, algo que ha influido sobre otros juegos posteriores, que procedemos a comentar.

Final Fantasy IX y los eidolons

Final Fantasy IX es una de las entregas que más bebe de Final Fantasy VI (Hironobu Sakaguchi y Hiroyuki Itô participaron bastante activamente en la realización de ambas), por lo que se inspira en varios de sus rasgos. Uno de ellos es la relevancia de las invocaciones a nivel argumental, siendo conocidas en este caso como eidolon. Aparecen de hecho muchas de las mismas, desde nuevamente los típicos Shiva, Ifrit, Ramuh o Bahamut hasta otras menos frecuentes como Fenrir o Madeen (en posible referencia a Maduin, si bien cambia de género y el nombre no es exactamente el mismo).

Nuevamente nos encontramos con que la protagonista, Garnet, es descendiente de una raza (prácticamente extinta) muy vinculada a estos seres (en esta ocasión, son los únicos que pueden invocarlos de forma consentida y armoniosa), los invocadores. De este modo, el juego nos ofrece varias e impactantes escenas que son fundamentales en el avance de la historia: la destrucción de Cleyra por parte de Odín, Bahamut asesinando a la reina Brahne o el enfrentamiento entre éste y Alejandro. Las invocaciones no estaban solo de paso y para ser cool, sino que tienen una impronta marcada. De hecho, a pesar de que los villanos (Kuja, Garland y en menor medida Brahne) no sean invocadores, están asimismo bastante vinculados con estas criaturas, de forma muy similar a como lo estaban el emperador Gestahlt y Kefka en Final Fantasy VI.

A nivel de combate, aquí los eidolons sí que no son tan prominentes como en la sexta, octava o décima entrega, pero no pueden faltar a la hora de ayudarnos, siempre que tengamos a Garnet o a Eiko en nuestro equipo.

Final Fantasy XV y los sidéreos

El director de Final Fantasy XV, Hajime Tabata, también declaró su amor por los Final Fantasy clásicos y por la sexta entrega, por lo que no es extraño que, nuevamente, las invocaciones hagan aquí acto de presencia con una gran impronta argumental. De hecho, el lore de esta quinceava parte no se entiende sin la intervención de los sidéreos (como son aquí nombrados); si bien lamentablemente una parte de este universo se halla en material añadido posteriormente (de forma gratuita) a la salida del juego (aunque algunas traducciones como la alemana se ve que se percataron, de alguna manera, de algunos de estos datos desde el principio).

Así, aquí tenemos a los sidéreos como una especie de divinidades y lo más parecido a creadores del mundo (Ifrit, por ejemplo, es quien cede el fuego a la humanidad, dándole un papel activo en semejante descubrimiento). Son ellos también quienes deciden quién debe ser el Entronado (rey de reyes, que en la historia actual vendría a ser Noctis) y para ello cuentan con un linaje de oráculos, vínculo comunicativo entre estos seres, el Entronado y los humanos. Efectivamente, lo que viene a ser un dios de toda la vida, con sus sacerdotes y todo.

Para legitimar su posición e incrementar su poder, el protagonista Noctis (previa ayuda de Luna) debe ir contactando y haciéndose con estos sidéreos; pero el imperio se le adelanta y los corrompe (nuevamente, el emperador Gestahlt y Kefka de Final Fantasy VI nos vienen a la mente). Si hay algo que Final Fantasy XV expande, eso sí, son los vínculos, filias y fobias que tienen las propias invocaciones, algo en lo que nos ilumina el libro (dentro del juego) Cosmogonía y los relatos de Gentiana. Por ejemplo, tenemos que Ifrit y Shiva eran amantes, que Bahamut al parecer es una especie de cabroncete que manipula a todos, o que Leviatán no quiere saber nada de los humanos (y que Ifrit llegó a detestarlos hasta tal punto de querer acabar con ellos).

Ifrit y Shiva en Final Fantasy XV. Square Enix.

Como curiosidad, sin saber si hay verdadera intencionalidad en esto, lo cierto es que este Ifrit parecería el más cercano al del folclore árabe: siendo de los yinn que más detestan a los humanos, los ifrit son controlados únicamente por el hijo del rey Daud, Sulaymán (nuestro Salomón), mediante poderes mágicos. Aún así, no dejan de ser díscolos y guardan cierta malicia. Lo que nos suena mucho a Ardyn y este Ifrit.

De forma similar a Final Fantasy VIII o Final Fantasy X, aquí tendremos que enfrentar a varios de estos sidéreos para que se nos unan y luego puedan asistirnos (aleatoriamente) en combate; hasta el punto de que Ifrit (corrompido por Ardyn) es uno de los principales enemigos finales. Las dimensiones que llegan a adquirir aquí las invocaciones, a nivel de poder y de tamaño, así como argumental, son aquí impresionantes.

¿Y Final Fantasy XVI?

Todavía sabemos poco de la que será próxima entrega principal de la franquicia, pero una cosa ya ha quedado clara solo con ver el primer tráiler: las invocaciones serán narrativamente esenciales. En esta ocasión se las conoce como eikon, que serán controladas por un humano denominado Dominante (al parecer, dicho humano podrá transformarse en la invocación); y cada reino o dominio tiene el suyo. De momento ya se han dejado ver Shiva, Ifrit, Titán o Fénix (de hecho, Fénix e Ifrit son los que ocupan esta vez el logo).

Al igual que en las entregas anteriormente mencionadas, Final Fantasy XVI tendrá escenas gráficamente impresionantes que marcarán el avance argumental del juego con los eikon como protagonistas (ya se ve en el tráiler la confrontación entre Ifrit y Fénix o el intento de derrotar a Shiva). Y esto es solo el inicio de todo lo que está por llegar.

Final Fantasy Versus XIII en Kingdom Hearts 3

Kingdom Hearts 3 apenas lleva más de una semana en el mercado y, los que ya hemos podido jugarlo, todavía continuamos descubriendo secretos sobre él y digiriendo algunos de sus aspectos. Avisamos que este artículo contendrá SPOILERS de la última entrega de la dupla Disney-Square Enix.

Una de las mayores sorpresas de este título la hemos hallado en su final secreto, lanzado al mercado a través de un parche unos días después del lanzamiento en Japón.

En él, vemos a Sora (cuyo destino tras el juego no está todavía del todo claro) despertándose en el barrio tokiota de Shibuya… pero no la Shibuya real, sino la que vemos en otro de los títulos creados por Tetsuya Nomura: The World Ends With You (ese 104 en lugar del 109 real lo delata).

Mientras tanto, Riku hace lo propio, pero en Shinjuku, también en la capital nipona… ¿O quizás en algún sitio MUY inspirado en Shinjuku… como lo es Insomnia (Final Fantasy XV)? De fondo, las primeras notas musicales nos traen inevitablemente a la mente ese «Somnus» (Kingdom Hearts y Final Fantasy XV comparten compositora en Yôko Shimomura) que sonaba en el primer tráiler de Final Fantasy Versus XIII. Sobre Riku, en uno de los edificios, vemos a Yozora, protagonista de un videojuego dentro del mundo de «Toy Box» (Toy Story) y al que está enganchado Rex, titulado Verum Rex.

El significado de todo esto aún está lejos de definirse, al menos hasta que el director y guionista, Tetsuya Nomura, no se pronuncie o se vayan mostrando novedades de un posible DLC o secuela. Sin embargo, sí podemos ir recopilando las pistas que nos va dejando el director de Kingdom Hearts 3 a lo largo de la historia sobre los posibles trayectos que puede tomar la narrativa respecto a este Verum Rex y su vínculo directo con Final Fantasy Versus XIII.

¿Casualidad o intencionalidad?

Cuando se descubrió al mundo el aspecto que tendría Riku en Kingdom Hearts 3 las redes sociales se llenaron de memes: era evidentísimo el parecido que guardaba con el protagonista de Final Fantasy XV, Noctis, creado a su vez por Nomura.

Como muchos sabrán, antes de Final Fantasy XV estaba Final Fantasy Versus XIII, proyecto asimismo ideado por Nomura como contraparte de Final Fantasy XIII. Los primeros avances prometían una fantasía situada en un mundo realista, con un protagonista que era un príncipe con poderes que había estado en más de una ocasión vinculado a la muerte (Eos). Su nombre era Noctis Lucis Caelum, y frente a él teníamos a la protagonista femenina (de la que también hablaremos): Stella Nox Fleuret.

Cuando Versus XIII se prolongó tanto en el tiempo por un complicado desarrollo el proyecto cambió de equipo, de plataforma y de título, pasando a ser Final Fantasy XV para PlayStation 4 y dirigido por Hajime Tabata, mientras a Nomura lo apremiaban para que sacase este Kingdom Hearts 3.

Muchas conjeturas se han escrito sobre esta historia (de la que oficialmente se sabe poco), probablemente la mayoría de ellas inciertas, pero lo que sí parece percibirse es que Nomura sigue queriendo transmitirnos algo de su proyecto Versus XIII… a través de Kingdom Hearts.

Así, lo que empezó como una avalancha de memes y comentarios superficiales (Nomura siempre ha tenido fama de autoplagiarse en sus diseños) sobre Riku asemejándose a Noctis, puede que llegue a ser algo con más sustancia e intencionalidad que lo que pensábamos inicialmente.

No es Versus XIII… ¡es Verum Rex!

Cuando aterrizamos en «Toy Box», lo primero que nos salta es una escena de varios personajes, uno de ellos claramente muy parecido a Riku/Noctis peleando en una ciudad moderna (¿Tokio?) para rescatar a una misteriosa muchacha vestida de blanco con un colgante en forma de estrella. Cuando acabamos de ver el título, Verum Rex, vemos que se trata de un videojuego de moda dentro del universo de Toy Story. Rex incluso confunde a Sora con el héroe de esta historia, Yozora (si llega a ser Riku le da un patatús).

Las similitudes entre Riku, Noctis y Yozora son obvias, ya lo hemos dicho, ¡pero es que además los propios Donald y Goofy aseguran en «Toy Box» que el protagonista de Verum Rex debe de ser Riku!

Yozora significa en japonés cielo nocturno, por lo que un acercamiento inicial a Sora (cielo en el mismo idioma) parece justificado. Más aún lo está su referencia directa a Noctis Lucis Caelum (cielo nocturno luminoso en latín). Nomura claramente quiere hacernos un guiño… ¿O decirnos algo?

Siguiendo con el latín, el significado detrás de Verum Rex es «verdadero rey». De este modo, se crea otro enlace con el argumento detrás de Versus XIII/Final Fantasy XV (el del príncipe destronado) y un probable guiño por parte de Nomura a la supervivencia (de algún modo) de su proyecto original, ahora en Kingdom Hearts, otra de sus criaturas.

Además, fonéticamente Versus XIII y Verum Rex son similares (más aún en español; aunque supondremos que Nomura esto no lo sabe). En cualquier caso, «verum» y «versus» sí suenan de manera muy similar y esto también se hace extensible al japonés.

Noctis y Luna, Noctis/Yozora y Stella, Riku y Naminé

Avanza el juego, llegamos al final, y para sorpresa (o no) de muchos Nomura nos regala una escena con claros tintes románticos (quien esté acostumbrado a ver anime sabrá a qué me refiero) entre Riku y Naminé… ¿Riku y Naminé? ¿Pero no eran Roxas (del cual por cierto ni rastro ahí) y Naminé? De nuevo surgen los comentarios porque, claro, lo cierto es que Naminé nos recuerda mucho a Luna (anteriormente Stella e interés romántico de Noctis).

Partiendo de un diseño muy similar: pelo rubio (Stella además lo llevaba suelto y en un corte algo parecido al de Naminé), vestidos blancos… El caso es que, uno de los pocos momentos protagonizados por Naminé en Kingdom Hearts 3 nos la muestran con forma de estrella (no hace falta estrujarse mucho los sesos para entender lo que significa «stella»). Y es en ese mismo momento donde, hablando con Sora, éste le menciona a alguien especial para él (en referencia a Riku) que no le fallará a ella a la hora de que pueda obtener un cuerpo propio.

Justamente, en el «tráiler conceptual» de Final Fantasy XV titulado Omen (el que se considera que se mantiene más cercano a la visión de Versus XIII) un joven Noctis le dice a Luna esas mismas palabras: «No te fallaré» (en inglés, en ambos casos usan la expresión «He/I won´t let you down»). Y hablando de Omen

¿Bahamut como jefe final?

Al final de Omen nos encontramos con Regis hablando con «alguien», no sabemos muy bien de quién puede tratarse (nunca se muestra), pero su aura es amenazante. De hecho, antes de la salida de Final Fantasy XV, el público teorizaba con que pudiera tratarse del villano de este título, Ardyn… Sin embargo, se trata de Bahamut.

En Final Fantasy XV, la popular invocación de la saga aparece como una deidad aparentemente neutral… que no duda en sacrificar a Noctis de llegar a ser necesario (como en su día hicieron con Ardyn). No es que sea exactamente un antagonista (nos ayuda durante el último combate), pero tampoco podemos asegurar que se trate de un ser benigno. 

De vuelta a «Toy Box» en Kingdom Hearts 3, Rex indica que todavía no ha podido derrotar a Bahamut en Verum Rex, ofreciéndonos dos pistas: que en dicho juego se trata, a priori, de un villano; y de que Verum Rex ya se encuentra oficialmente unido a Final Fantasy

¿Quizás la idea inicial de Nomura en Versus XIII era que tuviéramos que hacer frente a Bahamut (sabemos que Ardyn fue introducido como villano más adelante en el desarrollo) y eso quedó reflejado en Omen y, con algo más de ambigüedad, en Final Fantasy XV? ¿Llegará a aparecer algo de esto en algún futuro Kingdom Hearts? ¿Veremos a las invocaciones en la franquicia que comparten con Disney?

Al final, solo el tiempo confirmará o desmentirá nuestras sospechas. Por ahora, parece haber algo de certeza en que Sora (¿quien está muerto? Aún no lo sabemos) se aproxima a un mundo vinculado en cierto modo con la muerte, como lo es el de The World Ends With You (recordemos también que nuestro protagonista ya había tenido contacto directo con los personajes principales de este otro título de Nomura en Dream Drop Distance).

Riku, por su parte, y sin saber aún si se encuentra o no en el mismo mundo que Sora, puede jugar a ser ese «verdadero rey» del título, en frontal confrontación (¿o camaradería?) con Yozora. No sería descabellado pensar que Naminé y Kairi puedan asimismo tener un papel de cierta relevancia, la primera como ese enlace directo con Luna/Stella y la segunda porque DEBERÍA ser quien más activamente busque a Sora en esta ocasión.

Cómo afectan las nuevas escenas al lore de Final Fantasy XV

Square Enix lanzó ayer y de forma gratuita un nuevo parche con escenas añadidas al final del Capítulo 12  de Final Fantasy XV (sobra decir que en el escrito habrá SPOILERS), al cual, recordamos, se puede acceder desde el menú, ya que para eso dividieron la historia de este juego en episodios.

Las nuevas escenas no son muy largas en sí (poco más de 10 minutos en total), pero sí que resultan increíblemente importantes para entender más sobre el lore (contexto) de esta entrega, tanto es así que lamentamos que no hayan sido incluidas desde el momento de salida del juego; aunque se agradece, por otro lado, que el equipo de Hajime Tabata sí se moleste por completar más la historia, y de forma gratuita.

¿Por qué tan importante? Describamos lo que sucede: Gentiana se transforma en Shiva (su verdadera identidad) ante Noctis y le cuenta su pasado, lo que incluye la guerra de los sidéreos. Así, descubrimos que efectivamente ellos fueron los creadores de la humanidad, aunque algunos como Shiva la despreciaban por su fragilidad y esperanzas irrealizables. Sin embargo, Ifrit era el sidéreo que más confiaba en los humanos, otorgándoles el don del fuego y asentando así las bases para la civilización de Solheim (y hasta aquí, una bonita metáfora de cómo las glaciaciones hace miles de millones de años casi acabaron con los sapiens y el hito que supuso el descubrimiento del fuego).

No pasó mucho tiempo hasta que Shiva aprendió, a través de Ifrit, a ver lo bueno de la humanidad, enamorándose también de él. Pero como todo se acaba torciendo, los hombres en Solheim fueron poco a poco corrompiéndose, traicionando a Ifrit, lo que desencadenó la ira del sidéreo, el origen de la maldición de las estrellas y el inicio de un enfrentamiento con el resto de los suyos, quienes, a pesar de todo, tenían la obligación de proteger Eos. Como sabíamos también por el bestiario, Bahamut derrotó finalmente a Ifrit y encerró su cuerpo en la roca de Ravatogh, con el resto de sidéreos echándose a dormir debido al agotamiento por la guerra.

Pasaron los años y Shiva despertó de su letargo al percibir que su amado estaba en peligro, dando a entender que Ardyn había localizado a Ifrit y lo había invocado. Sin embargo, la sidérea de hielo fue sorprendida en su camino por el ejército de Niflheim, que tras una dura batalla la asesinó, dejando su cadáver en medio de la localización, que acabó convirtiéndose en un glaciar, y obligando a Shiva a dividirse en varios fragmentos menores de sí misma y en Gentiana. De este modo, con su poder reducido, Shiva le pide a Noctis que libere a Ifrit y al mundo de la oscuridad.

Llegados a este punto (narrado por cierto a través de ilustraciones que parecen extraídas del libro «Cosmogonía»), hay varios aspectos no percibidos del todo bien en el juego original y que ahora añaden mucho más sentido y significado a situaciones como la batalla final contra Ifrit (y el beso de Shiva). Por un lado, entendemos ahora las motivaciones del sidéreo de fuego, asemejándose su historia a la de Ardyn (de hecho, es prácticamente la misma, con la civilización humana siendo básicamente una ignorante que merece una muerte lenta y dolorosa, para variar); y por el otro vemos que Shiva también tiene las suyas, estableciéndose a su vez un vínculo con Noctis y reforzando la importancia que tienen los sidéreos como personajes individuales en la historia de Final Fantasy XV.

Pero es que además estos nuevos matices suman aún más importancia al papel de villano de Ardyn, quien queda establecido es el que maneja y corrompe a Ifrit, y no al revés. Esto puede parecer confuso al principio, ya que Ifrit es el que causa la maldición de las estrellas y la corrupción de las personas, pero si se piensa, en ningún momento queda establecido que el propio creador no pueda verse perjudicado por su creación. Como decíamos, las similitudes entre las historias de Ifrit y Ardyn son completamente perceptibles.

Por otro lado, en la nueva actualización se incluye asimismo una prolongación de la escena en la que Luna llora ante Ravus por no poder estar con Noctis. De alguna forma, tras este momento Ravus desaparece y entra en escena Gentiana, con Luna disculpándose porque ella tenga que verla en semejante estado. Gentiana/Shiva, quien había vuelto a recuperar la fe en la humanidad al conocer a Luna, se compadece de la muchacha y la consuela prometiéndole que los sidéreos garantizan que ella y Noctis podrán estar juntos.

Si bien esta escena no la vemos tan importante para el lore como la anterior, sí ayuda a establecer el vínculo entre Gentiana y Luna (intuido en el juego, pero no desarrollado) y, nuevamente, añadir más motivaciones a la primera. Además, sirve de explicación a la última escena del juego, con Luna y Noctis durmiendo juntos en el trono.

De este modo, como decíamos al principio, comprobamos que estas escenas resultan REALMENTE importantes para la historia y desarrollo de los personajes de Final Fantasy XV, agradeciendo su inclusión (gratuita), pero lamentando no haber podido disfrutar de ellas desde la primera partida. ¿Os imagináis cómo hubiese sido la batalla final contra Ifrit habiendo presenciado esto con anterioridad?

Para finalizar, recordamos que Tabata dijo que estas nuevas inclusiones estarían relacionadas de algún modo con el Episode Ignis. Teniendo en cuenta que en el corto avance que hemos tenido hasta la fecha del mismo aparece Ardyn, no podemos dejar de pensar que se refiere a algo que tiene que ver con Ifrit. ¿O quizás se explicará a dónde se esfumó Ravus en la extensión de la escena de Luna llorando?

Nueva información sobre el Universo de Final Fantasy XV

Como algunos ya sabrán, Hajime Tabata (director) y el equipo de desarrollo de Final Fantasy XV realizaron un evento dirigido a fans en Japón durante el pasado fin de semana. Durante el mismo, se mostró arte conceptual de Final FantasyXV y Versus XIII, se enseñó nuevo merchandising relacionado con la saga y se aportó más información sobre todo el universo que envuelve a Eos. Gracias al usuario Jirokichi, nos ha llegado un resumen traducido del japonés al inglés sobre todos estos datos adicionales, que nosotros nos hemos encargado de traducir al castellano a continuación (atención, habrá SPOILERS de Final Fantasy XV y Kingsglaive). Algunas de las fotos y el relato original es de la usuaria @hart_hakaishin.

Empezaron por algo tan apasionante como el nuevo juego de pesca en realidad virtual que se anunció durante el pasado E3. En él, Noctis dialoga bastante con el jugador mientras se encuentra pescando junto a él, por lo que está recomendado especialmente para los seguidores del príncipe. Echar la caña de pescar es más complicado de lo que parece, sobre todo para aquellos que no están acostumbrados a esta modalidad visual. Aunque, luego de pescar un pescado, el jugador puede llegar a sentir el peso y la resistencia del mismo. Si no eres fan de la pesca, puede que te quejes de vez en cuando porque a veces, lo tienes frente a tus narices. Noctis se gira hacia a ti y te habla, pero sus ojos miran hacia cualquier lado. Sería bueno que el equipo de desarrollo haga al respecto con este tema.

Las flores azules características del juego, las siléreas, fueron diseñadas pensando en que se trataría de un objeto importante que acabaría «convirtiéndose en polvo». Las arañuelas, lavandas e iris sirvieron de inspiración a la hora de crear esta flor.

La criatura similar a un bengal que puedes ver en algunas ilustraciones de Nyx es un animal natural de Galahad, que sirve además de motivo ilustrado del protagonista de Kingsglaive y representa su «salvajismo» como inmigrante en Lucis. Asimismo, el color que representa a Nyx es el azul y es debido a que lo es también el de Regis, pero con una tonalidad más morada. El púrpura representa así a la nobleza, por lo que para Nyx fue el azul para que reflejara su juventud frente a Regis.

Sin embargo, el color de Drautos (Glauca) es el rojo, que es además el del imperio. También hay otros colores para los demás personajes (el de Crowe es el naranja, por ejemplo).

Por otro lado, se ha confirmado que la edad de Nyx durante los acontecimientos de Kingsglaive es 32 años, teniendo 20 cuando Niflheim invadió Tenebrae. Como la orden de los kingsglaive fue establecida hace 15 años, él es todo un veterano. En general, todos los personajes de la orden son más mayores que los chocobros, ya que el equipo de desarrollo quería mostrar cómo se veía el mundo desde la óptica de gente más mayor y experimentada. Crowe, a su vez, tiene veintitantos.

El equipo también avisó de que están preparando «algo especial» por el aniversario de KIngsglaive, que será anunciado vía Twitter alrededor del 9 de julio, así que habrá que estar atentos.

Cambiando de tercio, sobre el Episode Prompto, Aranea posará en ocasiones para sacarse una selfie. Hay un total de seis patrones. En cuanto al mismo Prompto, sus células han sido tantas veces modificadas que, aunque sea un clon de Verstael, es improbable que acabe igual que él. Por lo tanto, su pelo no tiene que caerse como el del científico de Niflheim… o puede que termine completamente calvo. En cualquier caso, no es seguro que pueda llegar a la edad de Verstael (¿y aquí Tabata y el equipo han confirmado que los chocobros sobreviven a los eventos del juego?).

Sobre el tatuaje de Gladio, es algo propio de la línea masculina de los Amiticia, pero específicamente cuando entran en la guardia. Clarus (padre de Gladio e Iris) también tiene uno.

Hablando de Ravus, el equipo se refirió al momento en que fue quemado por el anillo, debido a que, como dijo Ardyn, él no era el elegido. Lo que Ravus deseaba al ponerse el anillo no era exactamente la venganza, sino ayudar a Luna, ya que es lo primero para él.

Para el rubio, el imperio es un aliado, ya que siente que no puede contar con Lucis. Además, no puede ser oráculo al ser un hombre, por lo que siempre ha luchado solo. El equipo pide que por favor estemos atentos a su historia (vítores varios, ¿episodio de Ravus? ¿Jugará un papel importante en el de Ignis?).

Hablando del Episode Ignis, desarrollará la historia del susodicho, pero también parte del relato principal. El equipo parece que se está esforzando muchísimo con este y, aunque aún no está terminado, ya ha hecho llorar a Tabata.

El director y compañía además aclararon que la verdadera Shiva es la grande, siendo las pequeñas parte de su «traje». Lo que en realidad son estas pequeñas o Gentiana continua siendo un misterio.

Hablando de la segunda mitad del juego y lo «acelerada» que se percibe, el equipo comentó que esto llevaban notándolo aún antes de la salida del juego, siendo lo que más les ha costado sobrellevar, ya que hubo montones de cosas que no pudieron meter en el producto final aunque hubiesen querido. Están intentando solventarlo a través del contenido descargable y las actualizaciones; sin embargo, éstas llevan tiempo y dinero, por lo que están dándole prioridad a las peticiones con mayor demanda.

Información de los personajes en la Ultimania de Final Fantasy XV

El día 28 de diciembre ha salido la Ultimania de Final Fantasy XV en Japón. Para los no veteranos, las Ultimanias son guías definitivas oficiales, que suelen ocupar cientos y cientos de páginas y que desgranan todo sobre el determinado Final Fantasy. En este caso no podía ser menos, y ya empiezan a llegarnos las primeras traducciones (al inglés) de varios personajes, cortesía de Superespresso o de la usuaria de Twitter @randomxdarkness. Avisamos desde ya que habrá SPOILERS para los que no se hayan pasado el juego. También que iremos actualizando esta entrada a medida que se vaya conociendo más (que se conocerá).

Aranea Highwind – 30 años y 167 cm. Nace y crece en Niflheim, pero antes de alistarse en el ejército ya trabajaba como mercenaria. Debido a su personalidad «de hermana mayor», se lleva muy bien con sus compañeros de armas (Biggs y Wedege especialmente). Por cierto, al parecer Hajime Tabata (director) habría confirmado que ella, Iris y Cor serían personajes jugables en futuro contenido descargable, dentro del modo multijugador.

Cor Leonis – 45 años y 191 cm. Acompañó a Regis, Cid y Clarus con la tierna edad de 15 añitos. Desde entonces se ha hecho famoso tanto en el bando amigo como en el enemigo, donde se lo conoce (no siempre en tono amistoso) como «El Inmortal».

Iris Amicitia – 15 años y 161 cm. A falta de saber algo más de ella, comentamos aquí que dentro de la Ultimania han incluido una especie de frecorte de una revista «del corazón», donde se habla del «terrible escándalo» surgido al haber pillado al príncipe Noctis con una menor de 15 años en una habitación de hotel. La cara de Luna dentro del reportaje nos mata.

ultimania-ffxv-chismorreo

Ardyn Izunia- Edad desconocida y 190 cm. De Ardyn se sabe que empezó trabajar para el imperio de Niflheim 34 años antes del inicio del juego, con el pretexto de ayudar en la creación de un ejército Magitek imparable. También que encerró a Shiva en hielo 11 años antes (de ahí lo que le dice durante la escena del tren). Su plan era desde el principio causar que Noctis llegara al trono y absorbiera el poder del cristal, por eso utiliza a unos y a otros y se hace pasar por rival o amigo según le convenga. Es descrito como alguien que mira con desdén al mundo, especialmente cuando nadie lo está viendo.

Hajime Tabata (director) además cuenta durante su entrevista que Ardyn en realidad posee una enorme cantidad de poder y que al parecer no lo usa todo contra Noctis porque en el fondo busca un objetivo (morir). Ah, los cadáveres que tenía colgando durante la escena final, mientras espera a Noctis y a los demás sentado en el trono de Insomnia… no son meras ilusiones, sino cuerpos reales (!!) reconstruidos por partes (!!!). Vamos, que Ardyn está piradete.

ultimania-ffxv-ardyn

Cindy/Cidney Aurum – 26 años y 165 cm.

Verstael Besithia – Se lo describe como un científico loco y ambicioso (¿Hojo?) que busca crear al mejor ejército del mundo. Por ello Ardyn tiene fácil acceso a él.

Prompto Argentum – Nada especialmente nuevo… salvo que fue adoptado por la familia «Argentum» de Lucis cuando solo tenía un año (para los no enterados, Prompto es hijo biológico de Verstael).

Lunafreya Nox Fleuret – Tampoco nada que no sepamos ya (al menos de momento). Sus fuertes sentimientos hacia Noctis vienen dados en buena parte debido a la soledad en la que ha crecido (su madre Sylva fue asesinada por Niflheim y desde entonces ha vivido prácticamente recluida con su hermano, Ravus). Tabata comenta que la escena que protagoniza con Leviatán es especialmente importante, pretendiendo que fuera similar a las escenas que protagonizaran Yuna (Final Fantasy X) y Aerith (Final Fantasy VII), dos de las heroínas más populares de la franquicia. Al contrario que Yuna, quien lleva a cabo su deber con cierta tristeza, Luna lo hace con fuerza y determinación. El equipo espera poder realizar contenido descargable protagonizado por ella (como personaje jugable, además), «si tienen tiempo»…

Por cierto, como curiosidad, Gentiana/Shiva se «asienta» con los Fleuret (vamos, que se mete a vivir con ellos, ahí en plan Gran Hermano) en el mismo año en que nace Luna. Ella es quien le informa a Luna sobre los acuerdos con los Sidéreos poco después de morir Sylva.

ultimania-ffxv-verstael

Loqi Tummelt – De este enemigo que nos topamos en los primeros capítulos del juego solo sabemos que tiene «veintialgo».

Ravus Nox Fleuret – Hermano mayor de Luna, tiene 28 años.

Regis Lucis Caelum – Tiene 50 años y mide 185 cm.

Cid Sophiar – Tiene 77 años y mide 163 cm.

Se comenta algo sobre los «seis Sidéreos (dioses)» que gobiernan el mundo y que solo pueden comunicarse con determinadas personas. Se supone que la rebelión y deserción de Ifrit fue la que causó el inicio de la Plaga de las Estrellas pero, en realidad, apenas se sabe nada sobre este episodio sucedido hace tantos años.

Por cierto, ¿el final del juego? Abierto y libre a interpretación, o así lo asegura el propio Tabata. Se refiere a la escena del final-FINAL entre Noctis y Luna (así lo ha confirmado al menos una traducción). Fue idea del seiyuu de Noctis que se añadiera a este personaje en el logo una vez completado el juego.

Otra curiosidad que se comenta en las páginas de Ultimania: durante el desarrollo del juego, había otro villano que al final fue eliminado, un general de Niflheim cuyo nombre era «Safay Roth» (coffcoffcoffcoff). Cuando se lo eliminó de la historia, algunas de sus características pasaron a Ardyn.

ffxv-cosmogony

Línea temporal de Eos que aparece en la Ultimania, gracias a usuarios de Reddit:

Historia Antigua: Florece la antigua civilización de Solheim, rica en tecnología como aeronaves y ejércitos Magitek. Los seis Sidéreos son los encargados de vigilar todo. Sin embargo, Ifrit los traiciona y este equilibrio se rompe, empezando la «Guerra de los dioses» y provocando la caída de Solheim. Algunos humanos son elegidos por los Sidéreos para portar poderes especiales, como la capacidad de invocar armas por parte del rey o de curar por parte del Oráculo. Asimismo pueden comunicarse con los dioses, creando un puente entre los humanos y ellos.

Hace 2000 años: Auge de la Plaga de las Estrellas, que va acabando con todos. Los Sidéreos crean entonces el anillo de la luz, al mismo tiempo que el rey de los humanos funda Lucis. Junto con el cristal, los Sidéreos entregan este anillo al rey, con el deber de proteger a la humanidad.

Doce estatuas son construidas en Lucis, cada una de ellas servirá como recipiente que guardará el alma de un rey fallecido. Estos monarcas fallecidos aguardarán desde aquí las órdenes del actual rey, portador del anillo. Además estas estatuas también servirán como protectoras de Lucis, creando una barrera (Caballeros de la Mesa Redonda).

La epidemia termina con el triunfo del rey de Lucis.

Hace 2000-775 años: El mundo se estabiliza y se crean nuevas naciones: Tenebrae, de donde procede el Oráculo y en donde habita toda su familia; Accordo, reino próspero en comercio y en política; y el imperio de Niflheim, gobernado por la familia Aldercapt y que pretende restaurar la antigua tecnología de Solheim.

Hace 755 años: Lucis, Accordo, Tenebrae y Niflheim establecen el calendario moderno.

Hace 398 años: Niflheim comienza la guerra.

Hace 397 años: Tenebrae es anexionado y su palacio puesto bajo supervisión.

Hace 255 años: Un elemento misterioso (el virus de la Plaga de las Estrellas) es descubierto por Niflheim, se le trata como una nueva forma de vida.

Hace 150 años: Niflheim le declara la guerra a Lucis y Accordo. La coalición entre estas dos últimas pierde y el rey de Lucis se ve obligado a crear una segunda barrera sobre Insomnia, poniéndose en posición defensiva.

Hace 34 años: Ardyn Izunia entra en contacto con el imperio de Niflheim. Propone la creación de un ejército Magitek.

Hace 33 años: Niflheim prodce soldados Magitek masivamente.

Hace 31 años: Batalla de Niflheim y Lucis: El rey Mors (abuelo de Noctis y padre de Regis) se ve obligado, debido al avance de las tropas Magitek, a reducir la primera barrera para que cubra solamente a Insomnia, para proteger el cristal. Regis y sus amigos (Cid, Clarus, Weskham), quienes han estado luchando en el frente, se retiran.

Hace 27 años: Mors muere y le sucede su hijo Regis.

Hace 24 años: Lunafreya nace en Tenebrae. Gentiana se asienta con la familia Nox Fleuret. Regis se casa con Aulea/Auria, amiga de la infancia.

Hace 20 años: Nace Noctis Lucis Caelum.

Hace 15 años: Anuncian a Regis que su hijo Noctis es el elegido para ser el nuevo Entronado. La guardia Kingsglaive es creada.

Hace 12 años: Noctis es atacado mortalmente por un cadente. Él y Regis se refugian en Tenebrae para la recuperación. Niflheim ataca aprovechando la estadía del monarca y príncipe de Lucis. Sylva, oráculo y madre de Luna y Ravus, muere en el ataque.

Hace 11 años: Shiva despierta en el Valle de Grosbus, en la región de Volp, atacando al ejército imperial. Éstos devuelven el ataque y ganan, a pesar de las numerosísimas pérdidas. Niflheim empieza a pensar, a raíz de este episodio, en la posibilidad de crear un ejército capaz de enfrentar incluso a los dioses.

Hace 8 años: Lunafreya, bajo la supervisión del ejército y con solo 16 años, se convierte en la Oráculo más joven de la historia.

El resto, como suele decirse, ya es de sobras conocido.

Esperamos poder ir actualizando más pronto.

Hablemos de Ardyn (Final Fantasy XV)

Final Fantasy XV ya lleva más de dos semanas en el mercado y las reacciones han sido de lo más variadas: desde ser uno de los Top 3 para algunos hasta ser absolutamente despreciado por otros. Lo cierto es que el juego no es perfecto (nuestra crítica aquí) y, sobre todo, se nota que le falta un pulido. La historia contiene muchísimo potencial, pero parece que no ha podido ser desarrollada del todo, por lo que la narrativa va dando trompicones y ha provocado que algún que otro gamer se atragante con ella. Sin embargo, ¿quién dijo que las historias de Final Fantasy eran obras de Shakespeare (justo esta entrega es la que más influencia ha recibido del dramaturgo inglés)? ¿Acaso nadie recuerda que Final Fantasy VII (el considerado por muchos mejor de la saga, inclusive para servidora) también se ha comentado, desde siempre, que no está terminado?

Esto conlleva a su vez que los huecos vacíos, dejados así por la forma de la narración y los recortes, puedan rellenarse con la vasta imaginación del espectador. Y así surgen los jugosos debates, siempre enriquecedores. Nosotros estamos encontrando que uno de los puntos fuertes de todo Final Fantasy XV, y que puede llevar a su vez a varios de estos debates (vinculados con la historia) es Ardyn Izunia. Veamos porqué (avisamos que habrá SPOILERS importantes del juego).

ardyn

Ardyn Izunia… ¿villano o héroe?

La historia en Final Fantasy XV va desarrollándose con Ardyn en el bando opuesto; aunque esto él no lo descubre ante Noctis y sus amigos hasta más avanzado el juego (los espectadores ya deberíamos saberlo, sobre todo si hemos visto Kingsglaive): se trata de Ardyn Izunia, canciller del imperio de Niflheim. Aunque nuestros protagonistas ya sospechaban algo sobre él debido a su carácter enigmático, lo cierto es que no se imaginaban su verdadera posición debido a que, básicamente, éste se había dedicado a ayudarles a lo largo de su periplo. No es hasta el final del Capítulo 13 cuando Ardyn confiesa su verdadera identidad ante Noctis: no es Izunia, y lo de canciller era una tapadera que había estado utilizando todos estos años. Su verdadero nombre es Ardyn Lucis Caelum y había sido el elegido por los Sidéreos hace siglos para acabar con la Plaga de las Estrellas original. Un «ser celoso» (probablemente el Izunia original, si hemos de recordar las palabras del propio Ardyn cuando dice «te sorprenderá saber quién era Izunia» a Noctis, lo que a su vez nos hace suponer que Izunia es el antepasado de nuestro protagonista que a su vez terminó ocupando el puesto de Ardyn) le condenó al ostracismo «creando así al verdadero monstruo». En realidad, Ardyn, como elegido, había querido acabar con la existencia de los cadentes absorbiéndolos y asimilándolos él mismo en su cuerpo, lo que había terminado por corromperlo. Esto causó no solo el citado castigo al que lo sometió «el rey celoso», sino a que los mismos Sidéreos que lo habían elegido acabasen por rechazarlo, por lo que Ardyn no podía morir ni descansar en paz tampoco.

Así, Ardyn pasó los siglos ideando un plan para vengarse de los Lucis Caelum, reyes de Lucis, de los Sidéreos y la destrucción del cristal. Por eso, cuando al fin llega Noctis como nuevo elegido, junto a Luna, para detener la Plaga de las Estrellas (que el mismo Ardyn está causando desde Niflheim, ayudando a crear cadentes y magitek), el que era canciller decide allanarle el camino al príncipe, para que así pueda terminar consiguiendo todo el poder del cristal. Solo así Noctis podría acabar de una vez por todas con su oponente (incluso en el más allá/otro lado, donde Ardyn estaría esperándolo, puesto que recordemos que por sí solo no puede morir). Porque ese es el objetivo fundamental del Entronado original: morir. Y ya de paso, acabar de una vez por todas con los cadentes y la Plaga de las Estrellas, la línea real de Lucis y el cristal. En definitiva, con todo el sistema, creando un nuevo amanecer. Por eso, sin la influencia definitiva de Ardyn, es altamente probable que Noctis nunca hubiera conseguido terminar la tarea de forma victoriosa. A lo sumo, habría conseguido nuevamente marginar a Ardyn y erradicarlo de la historia (como el propio Ardyn le recuerda a Noctis cuando éste lo derrota: no basta con eso, no basta con intentar eliminarlo de la historia «otra vez», tiene que acabar con él también en el más allá). Y es por eso también por lo que Noctis necesita morir y sacrificarse. Solo así, eliminando a Ardyn en todos lados, se podrá acabar con la plaga que ha estado acosando a la humanidad durante milenios. Por eso Ardyn es el único villano de toda la franquicia que ha logrado su objetivo de forma permanente: muere y además elimina el linaje de los Lucis Caelum (Noctis ha de morir y no deja descendencia), el cristal (Noctis había tenido que absorberlo para poder eliminar a Ardyn y la Plaga) y, con ello, a los Sidéreos y a los cadentes.

ardyn2

De este modo, Ardyn se trataría en realidad de un villano poco convencional: en realidad, sería más bien un anti-héroe, o la viva imagen del elegido/ángel caído que finalmente logra la redención, similar a Anakin Skywalker en Star Wars. Por ello, podríamos llegar a discutir que, en realidad, Final Fantasy XV no es solo la historia de Noctis, sino también la de Ardyn Lucis Caelum.

La simbología en Ardyn

Cuando ya hemos descubierto la verdadera historia de Ardyn, nos daremos cuenta de que en realidad el juego, los concept arts (arte conceptual) y hasta el mismo diseño del personaje ya nos iban lanzando pistas sobre ello. Por ejemplo, en lo relacionado con el diseño de Ardyn: viste de negro y no de blanco, como suelen ir los personajes asociados a Niflheim (Ravus, Iedolas) e incluso a Tenebrae (de nuevo Ravus y Luna). Sin embargo, el negro es característico de la nobleza de Lucis (Regis, Noctis y los demás miembros del grupo), así como del otro personaje que, si bien también aparece inicialmente asociado a Niflheim, luego descubrimos que va más de por libre porque es una mercenaria: Aranea. Asimismo, en los dos momentos en los que se ve claramente a Ardyn siendo poseído por su «parte cadente», éste lleva puesto su característico sombrero.

Pero no solo eso, en el mismo diseño de Ardyn, pero especialmente en los concept arts que nos han dejado de él en el libro recopilatorio que viene en la Collector´s Edition, nos dejan clara su similitud con otro personaje: Jesucristo. Sí, habéis leído bien. ¿Que no? Echad un vistazo:

Por lo tanto, podríamos decir que Ardyn vendría a ser la imagen, no solo del ángel caído, sino también la de una especie de «Jesucristo oscuro», que de hecho no puede morir. Si le añadimos que se supone que la historia de Ardyn se desarrolló hace 2000 años… blanco y en botella.

Ardyn y la Oráculo

Las otras grandes pistas que vamos obteniendo a lo largo de Final Fantasy XV se encuentran en el libro Cosmogonía (Cosmogony), del que iremos leyendo fragmentos a medida que avanzamos en la historia: cuenta la historia de los Sidéreos, de la Plaga de las Estrellas, del Entronado y de la Oráculo. Del susodicho podremos ver dos imágenes en el juego: la portada y otra en su interior:

Si unimos estas imágenes a lo que pone en la guía oficial dentro de la cronología de Eos (pp.318), descubrimos que Ardyn, el elegido de la familia Lucis Caelum, fue seleccionado a la vez que la primera Oráculo, una mujer de la casa Fleuret (que a su vez luego fundarían Tenebrae), para acabar ambos con la Plaga de las Estrellas (probablemente iniciada por Ifrit, quien se había rebelado contra el resto de Sidéreos por detestar a la humanidad). En lo personal, he visto que mucha gente confunde a la figura femenina que aparece en la portada de Cosmogonía con Gentiana/Shiva… Y no, no lo es, tal como podemos comprobar en la otra imagen del interior del libro (donde se muestra a la susodicha entregándole sus poderes a Ardyn y a la Oráculo… donde por cierto él es representado con un halo de santidad, de nuevo en similitud con Jesucristo). Efectivamente, la mujer es la primera Oráculo, de los Nox Fleuret, una antepasada de Ravus y Luna (además de que porta el mismo tridente que Luna en ambas ilustraciones).

¿Qué significaría esto? Pues nos aportaría más luz a la relación entre Ardyn y Luna, básicamente, y podría añadir aún más profundidad al personaje en cuestión. Por un lado, porque demostraría que no mató a Luna simplemente «porque es el malo jujuju». Para empezar, Ardyn se queda contemplando a Luna de cerca un rato antes de abofetearla (que de hecho lo hace porque la Oráculo percibe que dentro de él hay más de lo que parece), y duda antes de matarla. Es más, en Kingsglaive hay una escena donde se nos muestra específicamente a Ardyn observando a Luna (y Nyx) desde lejos. ¿Le recuerda a su ex compañera, elegida por los Sidéreos, como él?

ardyn-luna

Por el otro, significaría que, de algún modo, Ardyn sabía qué consecuencias traería la muerte de la Oráculo (es decir, desaparecería la principal barrera para que se completase la Plaga de las Estrellas, donde las noches se volverían eternas), por lo que así se facilitaría el cumplimiento de los objetivos de Ardyn (sería una baja necesaria). ¿Quizás lo sabía porque ya lo había vivido en el pasado?

Esto nos llevaría a Omen, el famoso tráiler de Final Fantasy XV que salió allá por octubre, donde se nos muestra a un Noctis volviéndose loco por la lucha contra los cadentes para, a la postre, terminar asesinando a Luna. Al final Omen es tomado como un mero avance conceptual, puesto que en el juego nunca se nos muestra a Noctis perdiendo la cabeza, ni siendo poseído por cadentes, ni mucho menos asesinando a Luna. ¿Qué personaje, en cambio, sí ha pasado por todo esto? Efectivamente: Ardyn. Él es el ejemplo de lo que podría pasar si el camino del Entronado fuera mal, si acabase solo, si fuese poseído, si asesinase a la Oráculo: el mundo se iría al traste. Se supone que esto es algo que sueña Regis y que quiere impedir a toda costa que suceda (¿o que vuelva a suceder?). ¿Podría ser, acaso, una advertencia de lo que ya pasó con el anterior elegido, Ardyn Lucis Caelum? Regis al final del mismo aparece hablando con el Cristal/Bahamut, lo que reforzaría esta teoría, puesto que Bahamut conoce a la perfección lo que sucedió con el anterior elegido, como así se lo cuenta a Noctis posteriormente.

Con esto solo faltaría explicar por qué parece que Ardyn y la Oráculo (en este caso Luna) parecen tener el mismo poder… solo que no lo tienen. Ardyn absorbió a los cadentes y acabó corrompiéndose, Luna PARECE que absorbe una enfermedad de un señor y a su vez está enferma. Primero, lo que hace Luna en dicha escena puede ser perfectamente un hechizo de curación, no teniendo que ser necesariamente absorción. Más tarde realiza algo similar con Noctis cuando éste cae contra Leviatán, y al príncipe ahí no hace falta absorberle nada. Además, en una conversación entre Ravus y Luna, éste menciona algo sobre que la enfermedad de su hermana parece estar relacionada más con el contacto con los Sidéreos que con otra cosa. Tampoco sabemos si Noctis tiene la capacidad de absorber o no cadentes, puesto que no lo hemos visto (aunque sí conocemos que es capaz de «matarlos» o «trasladarlos a otra dimensión» con el sello de la luz). En definitiva, que lo de Ardyn teniendo los mismos poderes que la Oráculo sería una mala interpretación debido a alguna que otra confusión (como el confundir a Shiva/Gentiana con la primera Oráculo en el libro Cosmogonía).

Noctis, poseído, en Omen

Noctis, poseído, en Omen

Ardyn e Izunia

Llegados a este punto, parece que la persona más importante en el pasado de Ardyn es este tal Izunia, «el celoso», «el usurpador», pero que sin embargo y para Bahamut es el Entronado. Evidentemente, el arte conceptual de Ardyn siendo torturado (y los paralelismos con Jesucristo) nos llevan a pensar más en la perspectiva de Ardyn que en la del Sidéreo: parece que nuestro antagonista sí fue marginado y «erradicado de la historia» en un momento dado por esta persona y hasta por los Sidéreos. Sin embargo, también es de sobras conocido que Ardyn sí estaba corrompido y que por eso fue rechazado como candidato al trono. El mismo Ardyn no siempre puede controlar esta parte de sí mismo (como observamos cuando Noctis pasa al otro lado para darle el golpe de gracia y Ardyn al principio lo saluda calmadamente para a continuación transformársele la cara y confrontar más agresivamente a su nuevo visitante). Si lo unimos a lo anteriormente dicho con Omen, sería realmente justificable que Ardy no pudiera reinar y que, de hecho, se hubiera convertido en un peligro para el resto de la humanidad. Si acaso, los principales culpables habrían sido los Sidéreos, por no haber podido prever las consecuencias y haberle frenado a tiempo, evitando así sufrimiento por uno y otro lado. Es cierto que Ardyn había sido utilizado.

Por otro lado, ¿quién era este Izunia? ¿Un pariente de Ardyn, también apellidado Lucis Caelum? ¿O alguien ajeno a la familia que usurpó también el apellido para disimular más todo el asunto de cara al público? Aquí sí que no nos atrevemos a decir nada claro, ya que ni el juego, ni el arte conceptual, ni la guía aportan más información al respecto. Lo que sí sabemos seguro es que de este Izunia es de donde proceden Regis y Noctis.

ardyn4

En definitiva, estamos ante uno de los mejores villanos de toda la franquicia, uno que incluso te lleva a cuestionar sus motivos y los de los demás, dónde está «lo correcto». Y además, parece tener una historia lo suficientemente profunda, incluso como para poder tener su propio videojuego (¿un DLC de Ardyn?). Es, en conclusión, uno de los mejores aspectos de Final Fantasy XV.

P.D.: ¿Ardyn ha estado llevando la misma ropa durante 2000 años? Eso sí da qué pensar…

ACTUALIZADO: El/la usuario/a de Tumblr Ich Iese nur mit ha recogido una captura donde puede observarse un tridente dentro del arsenal de armas de Ardyn en la batalla final. ¿Despiste de los desarrolladores o más leña al fuego a la teoría de que Ardyn pudo vivir/causar de alguna forma la muerte de la Oráculo que lo acompañó?

ardyn-tridente

Final Fantasy XV: reseña y análisis

Han pasado diez años desde que se anunciara Final Fantasy Versus XIII por primera vez. En aquel breve tráiler, donde apenas se nos mostraba a un joven levantándose de su sueño y de su trono para empezar a repartir leña contra soldados intrusos, ya se podía apreciar un tono oscuro y algo más serio de a lo que estábamos acostumbrados a un Final Fantasy. En realidad no han pasado diez años de desarrollo; aunque la espera sí ha sido tal, pues este Versus XIII que acabaría transformándose en XV estuvo en realización durante al menos seis años de esa década que mencionábamos. El proyecto, que era de Tetsuya Nomura, sufrió un cambio de director y de consola, por lo que Final Fantasy XV como tal se anunció por primera vez en el E3 del año 2013. Es decir, que Final Fantasy XV ha tenido en realidad algo más de tres o cuatro años de desarrollo. ¿Y cuál es el resultado?

Lo mejor

En Final Fantasy XV nos introducimos en el mundo de Eos, done el imperio de Niflheim se encuentra en conflicto con el reino de Lucis, poseedor del último cristal. Esto le confiere poderes especiales a sus reyes (protectores de dicho predrusco), además de crear una poderosa barrera sobre sus dominios, infranqueable incluso para la potente maquinaria de Niflheim. Esta especie de Guerra Fría se sucede así hasta que el canciller de Niflheim, Ardyn Izunia, idea un plan con el beneplácito del emperador Iedolas: ofrecerle un tratado de paz al rey Regis (padre de Noctis, el protagonista de esta entrega), por el que Lucis entrega todos sus dominios salvo la capital (Insomnia) a Niflheim, además de pactar la boda entre el príncipe Noctis y la oráculo Lunafreya. Regis, ya cansado y cada vez más anciano, accede… sospechando que quizás tras todo eso se encuentran unos intereses oscuros y una traición. Esta es la premisa de la historia de Final Fantasy XV, contada especialmente en la película Kingsglaive (la cual recomendamos encarecidamente visualizar antes del juego, porque por mucho que nos han dicho que no es esencial para entender la historia, a nosotros nos parece que sí, sin duda).

ffxv-tokyogameshow

El enfrentamiento entre Niflheim y Lucis sirve como elemento de fondo para una historia que en realidad se centra en el viaje (al más puro estilo road movie) de cuatro amigos, el ya mencionado Noctis y Gladio (algo así como el guardaespaldas real), Ignis (el mayordomo) y Prompto (no pertenece a la nobleza, pero es amigo de Noctis desde el colegio) a lo largo y ancho de Eos. Y he aquí el primer punto fuerte que encontraremos en Final Fantasy XV: su vastísimo mundo, durante los primeros capítulos totalmente abierto y luego cada vez menos. Eos cobra vida por sí mismo y nos deja introducirnos hasta el último de sus recovecos (especial mención a sus mazmorras, cuevas, minas, túneles subterráneos, etc. etc. etc.).

Recorrer algo tan amplio podría llegar a resultar aburrido (y puede que si no utilizas algunos medios de locomoción, inteligentemente dispuestos a lo largo de la historia, sí que lo acabe siendo) de no ser por un sistema de batalla totalmente adictivo que no carece de estrategia (especialmente si juegas en «modo normal»). No vamos a describir aquí en qué consiste dicho sistema (para eso tenéis el manual y la modalidad «Academia de Eos» dentro del juego), pero sí podemos afirmar que es probablemente uno de los más adictivos de toda la saga, similar al de un Kingdom Hearts pero vitaminizado. Quizás lo más limitado de éste es que solo podamos controlar propiamente a Noctis (hay divertidos combos y puedes darles determinadas órdenes a tus compañeros, pero hasta ahí), pero al parecer esto lo van a solucionar ciertos contenidos descargables en un futuro próximo.

ffxv-mundo-abierto

Recorrer el mundo y el sistema de batalla en cualquier caso no serían lo mismo si las dinámicas entre los personajes no estuvieran bien trabajadas. Y aquí tenemos la que es, para mí, mayor virtud de Final Fantasy XV: sus protagonistas. Noctis, Prompto, Gladio e Ignis se conocen desde hace tiempo y se nota: sus conversaciones son casuales, pero también pueden llegar a resultar profundas sin necesidad de adentrarnos en clichés. Especialmente en los clichés de anime, a los que son tan propensos los Final Fantasy. Si bien los diseños de estos personajes pueden tirarnos para atrás a priori (servidora lo ha experimentado), os podemos asegurar que al darles una oportunidad estaréis recibiendo unas interacciones de oro y muy naturalizadas. Y es la primera vez que yo recuerdo que alguien maldice abiertamente en un Final Fantasy (eso de «¡Maldito!» se queda un poco infantilón cuando te diriges a alguien que supuestamente odias, por lo que es bienvenido el paso adelante).

La naturalidad con la que se tratan estos cuatro amigos no se ve afectada cuando recibimos invitados en nuestro grupo, ya sean hombres o mujeres. Al contrario, dicha espontaneidad se hace extensible a todos, y bien que se agradece. Por lo que tampoco debemos desmerecer a los secundarios de lujo que vemos pasearse entre nuestras filas. Al contrario, es bastante probable que Aranea o Cor se conviertan en personajes favoritos de varios (y desde luego son dos de los mejores diseños). Lo que sí deberíamos lamentar en este apartado sea una escasez de escenas de todos estos personajes, puesto que al hacerse tan carismáticos y queribles siempre querremos saber más de ellos (y darles una conclusión digna). Quizás esto también acabe siendo material de contenido descargable.

ffxv2

Lo peor

Relacionado con lo último que comentábamos de los personajes secundarios, en Final Fantasy XV notamos que le hace falta más tiempo de pulido, y eso se convierte en su mayor defecto. Especialmente durante la segunda mitad, de mundo más cerrado y lineal y con la narrativa mucho más «a toda pastilla» (lo que probablemente cause esa sensación de que la historia se hace corta, siendo más bien que de pronto pega un acelerón muy considerable, sobre todo si lo comparamos con la primera mitad del juego). El ya famoso y polémico Capítulo 13 es el que sale más perjudicado de todo esto, con un (SPOILERS) Niflheim que se limita a una eterna y larguísima mazmorra/edificio industrial que recuerda al edificio Shinra (Final Fantasy VII). Y con villanos que prometían MUCHO más que lo que acaban siendo (de Iedolas nos dimos cuenta al leer de pasada unos subtítulos, porque sino le hubiéramos perdido para siempre). FIN DE SPOILERS***

Y es que a Final Fantasy XV le pasan factura los ya requetedichos «10 años de desarrollo» (que como comentábamos al inicio del artículo no son tales), que han dado lugar a la creación de expectativas altísimas, además de multitud de tráilers y escenas que han debido de quedarse en el cajón (la ausencia de escenas cinemáticas es notoria). Por no hablar de la enorme presión que habrá caído sobre los hombros de Hajime Tabata (director) y su equipo: el público estaba cansado de esperar, hacía falta una fecha de salida YA. Y bueno, se nota mucho el acelerón que han tenido que pegar con el desarrollo del juego, lamentablemente. Ya se está hablando de solucionar todos estos «huecos vacíos» con más contenidos descargables y parches, lo que nos hace temer más que nada por cómo estarán haciendo el Remake de Final Fantasy VII, con una historia original mucho más amplia que la que aquí nos ocupa.

ffxv-tokyogameshow4

Análisis de una historia incompleta

El que la historia de Final Fantasy XV se sienta inacabada no causa (al menos para nosotros) que este se convierta en un mal juego. De hecho, se ha convertido en uno de nuestros Final Fantasy preferidos. Y buena culpa de esto (puntos positivos aparte) lo tiene el GRANDIOSO final que nos ofrece. Un final que, en nuestra opinión, no podría ser más perfecto y acorde al tono de la historia en sus últimos episodios (de los más oscuros hasta la fecha en todos los Final Fantasy, recordándonos a la última parte de la sexta entrega). Es probable que a algunos les cause confusión (SPOILER……….. Aunque es bastante evidente que ninguno de los Chocobros, salvo Noctis, muere……… FIN DEL SPOILER***), pero es sin duda una conclusión que nos dejará pensando (y puede que algo tristones) durante los días posteriores.

En sí, la historia guarda mucho potencial, pero también es cierto que está contada (para bien o para mal) desde los ojos de Noctis (salvo un par de cinemáticas, siendo una de ellas la única aparición de cierto personaje en todo el juego). Por eso, hay que prestar especial atención a los programas de radio, los recortes de periódico, de diarios y de libros que nos vayamos encontrando en el camino. Mucha de la información esencial (como lo que sucede con Niflheim… y posteriormente el mundo) la hallaremos a través de estos medios. Se acabaron las cinemáticas de 20 minutos con diálogos sacados de un shônen donde gritan la palabra «nakama» cada minuto y medio y nos explican todo con absolutísimo detalle, todo aquí surge de forma mucho más discreta. Hay que detenerse y explorar, observar y leer.

ffxv-tokyogameshow5

Con esto último también queremos decir que este Final Fantasy XV se encuentra mucho más cerca de las narrativas del estilo de los Final Fantasy IV, V y VI (especialmente éste último), con bastantes guiños a la séptima entrega de la saga. Y la exploración y misiones secundarias del XII episodio.

El cuento de la noche y la luna

En definitiva, nos encontramos ante un cuento, que es lo que debería ser todo Final Fantasy que se precie. Nos sumerge en Eos, nos hace acompañar a Noctis y los suyos y sufrir con ellos. Incluso nos provoca empatizar con Ardyn (uno de los mejores villanos habidos en todos los Final Fantasy, a todo esto, pareciéndonos una fusión entre Kefka y Kuja, pero más masculinizado). Ya solo por esto, sumado a las altas dosis de diversión gracias al sistema de batalla y a la exploración, merece la pena al menos probar esta nueva entrega de la franquicia de Square Enix.

Por eso mismo molesta tanto que veamos tan poco de personajes como Luna, Ravus (los Nox Fleuret salen especialmente perjudicados debido a su enorme potencial y participación en la historia… a la espera de más contenido descargable) o los anteriormente mencionados Cor y Aranea. Queremos seguir acompañándolos aunque sea un poquito más y saber más de ellos.

En cuanto a Noctis, es un más que digno protagonista, siendo esta su historia y su viaje de madurez. El final deja bastante claro que es un punto y final, y eso lo torna aún más doloroso. Esperamos poder volver a verlo en varios spin off que no dudamos terminarán llegando. Y sino, siempre quedará el volver a jugar y disfrutar esta gran aventura para salvar el trono de Lucis y el mundo de Eos.

El vídeo a continuación, hecho por servidora, contiene SPOILERS*****

Análisis de «Omen», Final Fantasy XV: ¿Spoilers o no spoilers?

Han pasado unos pocos días desde que Square Enix lanzara el que es, para muchos, mejor tráiler hasta la fecha de Final Fantasy XV: Omen. ¿Qué significado tiene esta palabra? En español se traduciría como «presagio» o «augurio», y siguiendo la descripción que nos ofrece Square Enix del vídeo, éste vendría a ser una especie de sueño premonitorio que tiene Regis sobre el destino de su hijo, Noctis.

Con esto, son varias las voces que se han pronunciado, indicando que el tráiler vendría a ser un mero vídeo conceptual (realizado por los estudios DIGIC Pictures, que también trabajaron en Kingsglaive) y nada de lo que aparece en él sucederá o aparecerá en el juego. Sin embargo… ¿será realmente así? ¿Es una simple demostración de la capacidad gráfica que han alcanzado con Final Fantasy XV… o algo más? Vamos a avisarlo una vez más, por si acaso: el tráiler (y posterior análisis) es posible que contenga potenciales Spoilers. Aunque esto es una mera suposición, quizás termine siendo verdad que nada de esto ocurra en el juego. No obstante, ¿por qué creemos que sí podría influenciar muchísimo en la historia?

Para empezar, recordemos aquí el tráiler Omen, de Final Fantasy XV:

Para los fans de la saga, es probable que un vídeo de estas características nos recuerde a algo (e incluso a otras franquicias de Square Enix… coffKingdomHeartscoff). ¿Que no os recuerda a nada? Probad otra vez:

Final Fantasy VIII, del cual ya hemos visto que Final Fantasy XV se ha tomado algunas licencias (particularmente con el sistema de extracción de magias). Tanto Noctis (o más bien Regis) como Squall parece que se han puesto hasta arriba de tripis y están teniendo el viaje sideral de sus vidas. Al final, resulta que todo es un sueño del protagonista de la octava entrega de la saga tras haber quedado inconsciente por su último enfrentamiento contra Seifer. Vaya, muy similar a esta supuesta pesadilla que tiene el padre de Noctis. En la famosa intro del Final Fantasy VIII podemos ver ya a Edea (las brujas), a Rinoa, un campo de flores, alguien que estará esperando a Squall, la famosa escena del baile, Squall y Rinoa juntos… son todos ellos elementos que, como bien sabemos, acaban estando MUY presentes en la historia de este episodio. Por lo tanto, ¿cómo podemos asegurar que Omen no tendrá nada que ver con la historia de Final Fantasy XV? ¿Para qué hacer un tráiler de ello entonces?

Si seguimos indagando más, veremos que cualquiera de los openings de Kingdom Hearts (muy oníricos también) entran asimismo dentro del mismo esquema. Curiosamente, Tetsuya Nomura está bastante relacionado con todos ellos (incluyendo el del VIII, del cual, dicen, fue el ideólogo del comienzo de las olas moviéndose, las plumas cayendo y el Squall versus Seifer, lo que trajo verdaderos quebraderos de cabeza a los desarrolladores).

Dicho esto, podemos observar varias (muchísimas) cosas en Omen que nos dan que pensar… El vídeo comienza con Noctis conduciendo y yendo solo en el Regalia para parar en una gasolinera. Al entrar en ésta, el escenario se transforma y aparece instantáneamente en la habitación de Luna. Aquí ya podemos contemplar elementos que nos hacen presagiar algo inquietante: se ve un maniquí con el vestido de novia de Luna (acuerdo de boda entre ambos), dos camas (¿Luna y Gentiana duermen en el mismo cuarto? Antiguamente, las reinas y aristócratas solían tener damas y ayudantes de cámara que dormían en sus aposentos o en habitaciones colindantes) con sendos retratos de Noctis de niño y Luna, o Noctis y Regis sobre ellas y… dos sillas, una de pie perfectamente colocada y otra tirada en el suelo. El detalle de las sillas nos trae a la mente un enfrentamiento o trifulca, como alguien levantándose violentamente. ¿Una señal de la confrontación entre Noctis y Luna?

ffxv-omen-2

Además, podemos comprobar que en el diálogo durante esta escena se mencionan «purificaciones» y «nuestro mundo», mientras a lo lejos, en una aparente calma, se acercan nubes oscuras. ¿La famosa plaga de las estrellas?

Cambiamos de escenario: Noctis vuelve a estar conduciendo solo el Regalia, huyendo de las naves de Niflheim. Nuestro protagonista no parece muy preocupado con este último detalle, siendo lo que más destaca en estos momentos la imagen de una especie de Luna espiritual que le observa desde un lado de la carretera (por cierto, amplio guiño aquí a Cloud y Aerith al final de la primera Advent Children, flores amarillas y todo).

Mientras conduce, Noctis percibe algo que llama poderosamente su atención: es Pryna, la perra blanca de Luna, quien sirve a su vez de mensajera (junto a Umbra) entre ambos personajes durante el juego. Por lo tanto, tiene una clara vinculación con Luna, puede conocer su paradero. La sorpresa de Noctis al verla es tal que acaba derrapando y volcando el coche.

Cambio de escenario: Noctis (o lo que parece ser Noctis) enfrentándose violentamente a Luna, quien intenta hacerle entrar en razón.

Volvemos a Noctis (con las ropas ya algo rasgadas) y Pryna: ambos se hallan en un desierto, que al fijarnos bien resulta ser una desaparecida o post-apocalíptica Altissia:

ffxv-omen-3

Noctis está siguiendo al perro, claramente quiere saber dónde se encuentra Luna. Esto tiene una estrecha relación con la palabras de Hajime Tabata (director del juego), quien en alguna ocasión ha mencionado el papel de Luna como guía de Noctis y sus amigos en el viaje y la referencia como alguien prácticamente inalcanzable. Lo de Altissia es a su vez interesante: ¿la ha conquistado Niflheim y ha sido abandonada? ¿Acaso su estado actual (en los tráilers del juego) como una ciudad repleta de agua es debido a la influencia de algún arcano/invocación (Leviatán)? Recordemos también que la presencia de Titán en el cráter de Lestallum se supone que aporta una energía especial a dicha ciudad.

Cambio: Noctis se introduce en la góndola, yendo tras Pryna. Aparece repentinamente en un tren del metro, repleto de soldados de Niflheim. Curiosamente, estos soldados no parecen percibir la presencia del príncipe del país rival, ni viceversa. Es posible que signifique que la amenaza del imperio sea, a la postre, algo secundario: nos entorpece el camino, pero la amenaza real es otra, que se halla más allá, más lejana. De pronto, Noctis se detiene: al otro lado del reflejo, vemos a Luna, que desaparece en cuanto Noctis voltea la mirada. Nuevamente, la figura inalcanzable. Otro guiño: en el vagón de metro podemos observar un cartel con un mensaje: «Gone Gold«, una referencia a la entrada del juego en fase gold (final, ya listo para ser lanzado al mercado), lo cual fue anunciado el mismo día que la salida de Omen.

ffxv-omen-4

El tren llega a la estación, fuera se encuentra Pryna esperando a Noctis, quien corre tras ella. Más soldados de Niflheim en las calles, ahora sí que entorpecen al príncipe, quien se enfrenta a ellos. Una de las armas que vemos que utiliza aquí es la enorme espada de Gladio. Probable (y primera) referencia a los amigos de nuestro protagonista y resto del equipo, quienes no son vistos por ninguna parte a lo largo de Omen.

ffxv-omen-5

Seguimos: Noctis y Pryna huyen de los soldados, y nuestro príncipe se mete corriendo en un ascensor (muy similar a Nyx huyendo de Glauca en Kingsglaive). Algo va cambiando en el perro, su mirada se torna anaranjada: nuevamente observamos a Luna intentando frenar a Noctis, quien la golpea y le arrebata su tridente.

Noctis y Pryna caen al vacío, aterrizando en medio de más soldados de Niflheim. En esta ocasión, nuestro protagonista utiliza unas dagas o cuchillas, en probable guiño a Ignis (segunda referencia a los chocobros) y/o a Nyx.

Cambio de escenario: Noctis y Pryna enfrentándose a un bégimo, muy similar al que hemos tenido que derrotar en Episodio Duscae. Noctis y el perro terminan huyendo, no sin antes poder percibir un reflejo y, al otro lado, a Luna y Umbra:

ffxv-omen-gif

Vemos agua y, en la superficie, una ciudad siendo invadida por Niflheim: se trata de Altissia. Lo cual nos señala que dicha ciudad no lo tendrá fácil y nos lleva a recordar el principio de Omen, con la góndola en medio de un desierto, donde antes se encontraba la misma Altissia. También nos hace rememorar el famoso tráiler del E3 del 2013, donde podíamos ver partes del enfrentamiento contra Leviatán mientras la ciudad estaba siendo atacada. ¿Le sucederá algo al arcano/invocación?

Cambio: Noctis, en lo que parece ser una base de Niflheim (que iremos encontrando a lo largo de nuestro recorrido por el videojuego), frente a varios soldados. Les apunta con una lanza, pero ésta se desvanece: ¿está perdiendo el príncipe sus poderes? ¿Tendrá algo que ver con la plaga de las estrellas? ¿Estará cayendo Noctis «en el Lado Oscuro»? No importa, porque pronto se repone y contraataca a las tropas del imperio con metralletas y armas de fuego (tercera referencia al equipo, en este caso a Prompto). Así va acabando con todos los enemigos de la base (y cada vez quedando con menos ropa). Al final, aparece Pryna en el suelo, muerta…

Noctis acude hacia ella, pero no llega, empieza a caer. De fondo escuchamos las voces de Noctis y Luna de niños, quienes hablan de «un elegido» (Noctis) y de apoyarse mutuamente pase lo que pase. Nuestro héroe aterriza en un escenario rodeado de fuego, recordaría a una imagen tradicional del infierno. Además, está rodeado de cancerberos (en la mitología clásica, perros guardianes del Inframundo). Noctis trata de defenderse… con un tridente, el de Luna. Pryna pasa por su lado, pero algo le pasa… se va transformando en otro perro, uno totalmente negro y con mirada diabólica. En algunas culturas, el folclore habla de los perros como mensajeros, siendo uno que destaca sobre el resto: el perro negro como mensajero de la muerte y de malos presagios.

ffxv-omen-7

Noctis comienza a recordar: él se enfrentó a Luna y la terminó matando atravesándola con su tridente. Con un grito de desesperación se corta la escena y aparece Regis conversando con un ser con voz de ultratumba. El padre de nuestro protagonista le pregunta a este misterioso ente que cuántas vidas más necesitará para sentirse saciado, a lo que éste responde que solo quiere una más. Es probable que esté refiriéndose a la de Noctis (futuro rey elegido), o incluso a la de Luna (oráculo). Lo que dice Regis a continuación nos saca de dudas en este sentido, ya que habla de que él (Noctis) asumirá su responsabilidad. La misteriosa voz responde que como hacen todos. Finalmente, el actual monarca se va pidiendo a los dioses que lo perdonen. De fondo, Insomnia, aún con la barrera del cristal intacta, lo que nos sitúa en momentos antes del inicio del juego (y de Kingsglaive).

¿Quién es la misteriosa voz? Parece ser que se trata del enemigo principal en la historia, muy por encima de Niflheim. Solo en tráilers recientes nos han mostrado pinceladas de la mitología que rodea al mundo (Eos) de Final Fantasy XV: se habla de un rey elegido que deberá permanecer junto a la oráculo. Se ve a una figura algo demoníaca que le entrega algo a este rey. Y también sabíamos desde antes que los arcanos/invocaciones tendrán un papel muy importante en el juego, concretamente en su papel como creadores del mundo. ¿Será esta misteriosa voz que le habla a Regis un arcano desterrado (el mismo que trata con el rey elegido y la oráculo en los libros de cosmología)? ¿Caos? ¿La verdadera forma de Ardyn (un usuario francés en Gamefaqs aseguró reconocer al doblador de Ardyn en la misteriosa voz, al menos en la versión francesa)? ¿Será el propio cristal? ¿Todo en uno (existe la posibilidad de que Ardyn sea en verdad un arcano desterrado y que éste se llame en realidad Caos)? Lo veremos el 29 de noviembre.

De lo que estamos seguros es que Omen le ha aportado una nueva dimensión a toda la historia de Final Fantsy XV: vemos por primera vez la relación de Noctis y Luna como adultos y su enorme importancia dentro de la historia, observamos el papel de enemigo secundario de Niflheim, y ahora nos presentan historias de profecías y sueños premonitorios que han de ser evitados. Precisamente por esto último es probable que Regis mandase a Noctis con sus amigos, pidiéndoles que apoyasen a su hijo hasta el final. Quizás Regis en su sueño vio lo que le depararía a su vástago si realizaba el viaje solo. Pero… ¿puede alterase el destino? He ahí uno de los temas más representativos en algunas de las obras de Shakespeare (Hamlet incluido), al cual hacían explícita referencia en los tráilers de Final Fantasy Versus XIII. Y es que Omen es, de todos los avances que nos han mostrado de Final fantasy XV, el que más nos recuerda a sus días de Versus.

regis-omen

Ya puedes ver «Omen»: nuevo trailer de Final Fantasy XV

Estos días está siendo la París Games Week y allí que se han ido Hajime Tabata (director) y parte del equipo de Final Fantasy XV. Tras un apasionante directo, donde han mostrado tres demos y jugabilidad con batallas, coches y chocobos (una de ellas se «rompió» a la mitad, lamentablemente) y un vídeo titulado «Omen», que nos muestra algo… algo… no tenemos palabras para describirlo (y además, posibles SPOILERS), pero que nos ha dejado, aún todavía, con la boca abierta hasta el suelo. Por supuesto, la calidad que muestra el CGI (imagen generada por ordenador) es totalmente espectacular. Podéis comprobarlo a continuación. En cuanto a Final Fantasy XV, podremos disfrutarlo a partir del 29 de noviembre en Play Station 4 y X-Box One.

ACTUALIZADO: Por otro lado, ya se ha anunciado oficialmente la entrada en fase gold (es decir, final) del videojuego. Y, además, ¡podremos controlar al resto de personajes en modo multijugador!

¿Qué pasa con Final Fantasy XV?

La división en el fandom de Final Fantasy, la cual empezó a percibirse a partir de la doceava entrega de la saga (puede que incluso con la secuela del Final Fantasy X y con el estreno de La fuerza interior), lleva bastantes años agrandándose. Pero, ¿qué lo ha causado y sigue causando, y cómo afecta eso a la nueva entrega de la franquicia: Final Fantasy XV? De eso va a tratar nuestro debate de Final Fantasy en esta entrada.

Como muchos sabrán, para la mayor parte del fandom la era dorada de Final Fantasy llegó con la época de la PSOne. Las entregas séptima, octava y novena conforman un trío que todavía en la actualidad sigue siendo considerado de lo mejorcito que nos ha dado Square Enix (por aquel entonces Squaresoft), con un encanto y magia especiales que son difíciles de superar. La décima entrega no se queda muy atrás, siendo asimismo la favorita de muchos. Las continuaciones no lo tenían fácil.

noctis-iris4

Sin embargo, no es solo que no lo tuvieran sencillo, sino que, por otro lado, pareciera que Square Enix todavía no hubiera sabido adaptarse del todo a los nuevos tiempos. Es como si aún estuvieran buscando su sitio en esta nueva era. Con Final Fantasy XII, llegaron los cambios más significativos en el sistema de batalla, que a pesar de todo seguía siendo por turnos (aunque el hecho de que lo dinamizaran más y lo volviesen más interactivo hace parecer que fuese más orientado a la acción). Con Final Fantasy XIII la ruptura fue prácticamente total: ausencia de ciudades, mundo cerrado y pasillero (salvo la última parte del juego), largos diálogos que parecían sacados del más estereotipado de los animes y la no existencia de las emblemáticas tiendas o posadas provocaron que muchos le dieran la espalda a la saga. Las dos secuelas de Final Fantasy XIII no hicieron más que aumentar el rechazo, a pesar de los intentos de Square Enix por arreglar lo del mundo abierto, la inclusión de ciudades o incluso de tiendas en forma de señorita vestida de chocobo.

¿Qué sucede entonces con Final Fantasy XV, un juego que todavía no ha salido al mercado (será el 29 de noviembre)? Vamos a ver los principales puntos por los que algunos incluso ya lo han llegado a tachar de «decepción»:

No es un «verdadero Final Fantasy»

Es la queja que más suele repetirse. En realidad, es una objeción que llevamos oyendo desde el Final Fantasy XII (o incluso con el X-2, como adelantábamos), pero que en este caso ha llegado a niveles alarmantes: se han perdido totalmente los combates por turnos, manejamos a un solo personaje y el elenco es demasiado homogéneo (y encima solo está compuesto por cuatro personajes más invitados puntuales).

ffxv3

En realidad, el concepto de «verdadero Final Fantasy» (también denominado como «la esencia de Final Fantasy«) es algo tan subjetivo que es difícil ver qué es exactamente el qué. Por ejemplo, para una servidora la esencia de los Final Fantasy reside en su historia y, sobre todo, el carisma de sus personajes. Sí, el sistema de batalla es importante a la hora de divertirse, pero quién dice que tienen que ser por turnos para poder entretenernos. Un juego de The Legend Of Zelda no es menos JRPG (Japanese Role Playing Game) por estar más orientado a la acción que los Final Fantasy clásicos. Y nadie discutiría normalmente la calidad de los Zelda.

Sí estamos de acuerdo en que el elenco de personajes principales resulta bastante homogéneo (personalmente, los diseños que más me gustan son los de Luna y Regis… aparte del Noctis mayor), pero esto tampoco es algo que ocurra por primera vez en un Final Fantasy: en el VIII todos eran humanos, jóvenes y guapos; en el Final Fantasy X-2 nos acompañaba todo el tiempo un grupo de tres chicas (también jóvenes y guapas) y en la trilogía de Final Fantasy XIII la mayor «discrepancia» era que había un negro con pelo afro. Incluso en el Final Fantasy XII el equipo estaba compuesto por humanos jóvenes y una viera (que vendría a ser Naomi Campbell con orejas de conejo). Es cierto que preferimos repartos más llamativos, como los de Final Fantasy VI, Final Fantasy VII o Final Fantasy IX, pero lo cierto es que un elenco homogéneo no es necesariamente sinónimo de un mal juego, mucho menos de un mal Final Fantasy. Quejas sobre el reparto de esta quinceava entrega nos llevan asimismo al siguiente punto…

ffxv-grupo

¿Un juego machista?

¿Cómo puede ser, a estas alturas del siglo XXI, que no haya ni una sola chica en medio de todo este campo de nabos? ¡Sacrilegio! Algo así es el pensamiento que ocupa a este grupo de discrepantes con esta entrega.

Si bien es cierto que puede chocar la ausencia de mujeres (que tampoco es tal, puesto que sabemos que al menos Iris y Luna formarán parte de nuestro equipo momentáneamente) en un Final Fantasy, una vez más deberíamos tener en cuenta que no es la primera vez que esto sucede: en Final Fantasy X-2 el grupo era (lo repetimos) un grupo de tres chicas que, para más inri, desprendían montones de conductas estereotipadas femeninas (o propias de mujeres en anime): saltitos, grititos, cambios de trajes extravagantes y cantos. Sólo les faltaba ponerse a hablar sobre tíos buenorros y… (oh, espera). Sin embargo, en aquel entonces no hubo quejas al respecto, a pesar de que estereotipar a la mujer puede llegar a ser incluso más machista que el mostrar solamente a hombres (y, como mujer, no suelo sentirme identificada con ninguna de estas conductas).

Además, en Final Fantasy XV la historia parte de la idea de un viaje de un príncipe y sus personas de mayor confianza (y que vendrían a ser sus amigos) antes de su boda: una despedida de soltero en toda regla. Pero no solo eso, también nos encontramos con que la principal relación romántica que habrá en el juego, la de Noctis y Luna, intercambia totalmente los papeles: Luna es la mayor, madura y segura de sí misma, es una persona activa y autosuficiente; Noctis en cambio se nos muestra como un joven inseguro, tímido, algo reacio a cumplir con el papel que le ha tocado desempeñar en el mundo y en la historia. Es cierto que Kingsglaive no le hace toda la justicia que debiera a esta supuesta Luna, fuerte y sin la necesidad de protección de un hombre, pero al menos en los avances que hemos podido ver del juego esta es la Luna que más se percibe. Para muestra, una escena: Luna hablándole enérgicamente a un público embelesado… entre el que se encuentra Noctis. Así que, al menos hasta que tengamos la oportunidad de poder disfrutar de Final Fantasy XV: machismo, ¿dónde?

luna-gif-2 noctis-gif-2

No es Final Fantasy Versus XIII

De entre todas las quejas, esta es la que personalmente encuentro más difícil de comprender. En realidad sí que la entiendo, pero desde una perspectiva de fan fiction, es decir… Versus XIII tan solo existía en nuestras mentes. Así, todo lo que creíamos saber de dicho proyecto, de Stella, de la yakuza en Insomnia… era algo que habíamos desarrollado con nuestra imaginación. Poco más se puede sacar de trailers que duran a lo sumo cinco minutos (y que era lo único que teníamos de Versus XIII). Es como si creyésemos saber cómo va a ser Rogue One: Una historia de Star Wars a estas alturas de la vida, habiendo visto solo un par de avances.

Es cierto que era Tetsuya Nomura el que se encontraba detrás del proyecto, un nombre muy aclamado en la comunidad gamer actual (es el director de la saga Kingdom Hearts y conocido diseñador de personajes dentro de la franquicia), pero también lo es que Nomura no tiene en su currículum un historial de personajes femeninos realmente destacables (ejemKairiNamineejem); y sin embargo de ahí hay gente que ha llegado a creer que Stella habría sido un personaje femenino unas 623232 veces mejor que Luna. Cuando no hemos (a día de hoy) llegado a conocer ni a una ni a la otra. Ver para creer.

ffxv-luna-gentiana

Por otro lado, tampoco sabemos hasta qué punto Final Fantasy XV ha cambiado lo que iba a ser Final Fantasy Versus XIII. Es cierto que ya no está Stella, pero sí una mujer rubia que viste de blanco, que proviene de un reino rival al de nuestro protagonista y que se encuentra relacionada de alguna manera con un misterioso encapuchado. Tres cuartas partes de lo mismo sucede con la yakuza: en aquel entonces había hombres trajeados de negro sentados en torno a Regis; ahora tenemos a personas con túnicas y colores oscuros sentados en torno a Regis (visiblemente más mayor). Es cierto que Insomnia ha adquirido un tono más medieval, pero la influencia del Tokio actual o de incluso otras grandes y conocidas ciudades como Berlín siguen siendo perfectamente perceptibles. Conceptos como el cambio de color de ojos de Noctis, el que puedan ver las almas que van a expirar o la existencia de una «diosa Etro» continúan estando presentes en Final Fantasy XV.

En definitiva…

En contra de Final Fantasy XV juegan dos grandes factores: su largo periodo de desarrollo, desde que era Versus XIII, con cambios de plataforma, director y equipo incluidos; y que lo precede Final Fantasy XIII (Final Fantasy XIV es online y no suele incluirse dentro de la misma categoría que el resto, con excepción del Final Fantasy XI). Por eso mismo el propio Hajime Tabata (director) se ha intentado desvincular de las aventuras de Lightning y compañía en medida de lo posible (no vamos a entrar en el debate de si el vapuleo a la treceava entrega está justificado o no, eso da para otra entrada).

Sin embargo, adelantarse a la salida del juego mismo y asegurar que éste va a ser «un fracaso» nos parece cuanto menos algo… precipitado. No solo porque nos es imposible probar las aventuras de Noctis por nosotros mismos, sino además por el hecho de que todo lo que nos han ido mostrando hasta la fecha hace prever un juego que al menos está siendo fabricado con mimo y cuidado. La propia Square Enix es consciente de lo que se juega con Final Fantasy XV.

ffxv-tokyogameshow4