La Liga de la Justicia es un buen entretenimiento que no innova

Tras un proceso de filmación plagado de trágicos contratiempos tales como el lamentable suicidio de Autumn Snyder, hija del realizador, el consecuente y lógico abandono en la dirección por parte de Zack Snyder y el reemplazo y la refilmación de algunas escenas por parte de Joss Whedon, así como el bigote de Henry Cavill (Superman), que resultó ser hasta ahora el mostacho más caro de la historia del cine, podemos y debemos hacer la crítica de esta película que no resulta ser mala ni aburrida, pero como siempre se queda a mitad de camino.

Si bien es evidente que Warner Bros/DC corre con una gran desventaja en cuanto a asentamiento y asimilación de sus productos con respecto a Marvel, La Liga de la Justicia es una película, que a pesar de los ya remanidos vicios de Zack Snyder, entretiene y cumple sin más su cometido.

La fórmula de la película, sin querer o tal vez queriendo, remite a las de su casa competidora. En el universo de Marvel son las seis Gemas del Infinito para controlar el universo y en el universo DC son las tres cajas madre que sirven para controlar la energía de todos los planetas.

Las nuevas adiciones estelares las conforman Ezra Miller como The Flash, quien juega un papel correcto, pero creo que por cuestión uno prefiere a Grant Gustin. Tenemos también a Jason Momoa como AquamanRay Fisher como Cyborg, siendo estos dos últimos los que ya están en proceso de filmar sus respectivas películas individuales.

Ciarán Hinds compone un villano que, como Ultron de Marvel, apoya toda su maldad en la voz así como James Spader lo hiciese en su momento. El punto de esta comparación es dejar al descubierto que, aunque Marvel ya le haya de alguna manera marcado el camino, DC no sabe aprovechar las pautas o huellas ya dejadas e innovar desde allí.

Lamentablemente, tras la magnífica trilogía de Batman con el binomio Nolan/Bale, DC no supo coger el guante del buen empujón que ésta supo darle a sus productos. Si bien la película cumple y entretiene, creo que los vicios de Zack Snyder ya le generan cierto lastre innecesario. Vicios tales como la innecesaria y cansina cámara lenta que supo ser caballito de batalla en la década del 2000 con la pionera Matrix y sus secuelas. Pero como bien reza el refrán: “Lo poco agrada y lo mucho cansa”.

Otro vicio recurrente en la visión de Snyder es la inclusión permanente de ese color sepia tirando a oscuro, marcando la ominosa maldad y que, después de vencer al villano de turno, el cielo se aclara y las florecitas se afanan por resurgir en una tierra que fue árida e inhóspita hasta justo ese mismo momento.

Huelga mencionar que faltan otros componentes de La Liga de la Justicia que no aparecen, como Linterna Verde o Detective Marciano. Quizás por el sonado traspié de Ryan Reynolds y la consecuente identificación de Deadpool de Marvel, provocó que hayan querido apostar a lo seguro y una vez más no arriesgar todas sus fichas para mejorar el producto.

VIRTUDES

  • Esta película ofrece cierta redención al universo DC tras el paso en falso que significó Batman v Superman.
  • Esta cinta abre la puerta a la profundización de los personajes con sus respectivos largometrajes.
  • Gratas sorpresas tuve con las interpretaciones de Jason Momoa y Ray Fisher.
  • Siguiendo nuevamente el émulo de Marvel y sus Vengadores, han sabido darle una sensación de «conjunto» a todo el grupo que conforma La Liga de la Justicia.

DEFECTOS

  • Me molesta que DC todavía no encuentre la fórmula para hacer una película sin fallas evidentes. Busca tal vez una solemnidad y trascendencia en donde no debe buscarla, que es este tipo de películas (a no ser que quieran apostar en serio, como el citado Batman de Nolan o Logan). Es por eso que, entre otros motivos, Marvel le lleve una clara ventaja.
  • Que la base del villano siempre esté en algún perdido lugar de Rusia (o zona sovuética) me cansa e indigna por la falta de creatividad (¿y por qué siempre aparece reflejado como un lugar pobre, inhóspito y nuclear? Ni que fuese Chernóbil…).
  • No niego que Zack Snyder es un buen director, pero nos tiene de rehenes con sus vicios repetitivos hasta el cansancio.

¡ALERTA! SPOILERS

La resurrección de Superman es inevitable, pero esto no tiene que significar que el kryptoniano resuelva todos los problemas o que sea la solución divina a todos los contratiempos. Pues Superman resuelve y evoca a toda epifanía como puede apreciarse en su regreso triunfal, eliminando con ello toda posible sensación de amenaza.

¿Qué posibilidades hay tras Escuadrón Suicida? SPOILERS

Como muchos sabrán (y, volvemos a avisar, habrá SPOILERS desde ya), el final de Escuadrón Suicida (Suicide Squad) deja la puerta abierta a varias y jugosas posibilidades. Veamos cuáles.

Hagamos un repaso: Harley Quinn y el resto del Escuadrón (salvo El Diablo) se ven de vuelta en prisión, cuando de pronto irrumpe el Joker (que, creían, había muerto en un asalto al helicóptero donde iba) en la celda de su chica, para llevársela «de vuelta a casa». Y ya. Empiezan los créditos (luego sucede una escena extra con Bruce Wayne hablando con Amanda Waller sobre su archivo de metahumanos, dando a entender los planes para fundar la futura Liga de la Justicia).

¿Qué supone esto? Para empezar, que Harley y el Joker están ambos vivitos y coleando, y además en libertad. Por lo que, y más aún si tenemos en cuenta las peticiones de Margot Robbie (actriz que interpreta a Harley Quinn) a la Warner, podría darse perfectamente una película en el futuro protagonizada por el Joker y/o Harley, juntos o por separado. Como adelantábamos, tanto Margot Robbie como Jared Leto (el Joker) estarían más que dispuestos a repetir sus papeles en el universo fílmico de DC Cómics.

joker harleySuicide-Squad

Pero no es la única posibilidad realista. Como sabemos, la película sobre la Liga de la Justicia ya se encuentra en fase de rodaje, con Zack Snyder (El hombre de acero, Batman v Superman) de nuevo al mando. Aunque no parece que vayan a hacer acto de presencia ninguno de los protagonistas de Escuadrón Suicida, lo cierto es que siempre hay lugar para cameos o pequeñas participaciones (y ya sabemos lo que le gustan a Marvel y DC este tipo de cosas).

Parece más seguro (película en solitario aparte), al menos en principio, que puedan volver a hacer acto de presencia y causar el caos en Gotham en las nuevas películas de Batman que prepara Ben Affleck (sí, el mismo actor que hace del Caballero Oscuro). Como todavía se encuentran en fase de escritura de guión, es demasiado pronto para saberlo.

batman squad

¿Qué más posibilidades habría? Quizás una secuela directa de Escuadrón Suicida (¿Escuadrón Suicida 2?), pero, de darse el visto bueno a ésta, parecería más probable que el protagonismo se centrase en otros miembros del peculiar equipo de villanos. Si no, y si quisieran seguir ahí con Harley, ¿para qué liberarla al final de la primera cinta?

Hablando de eso. Aunque el éxito en taquilla de Escuadrón Suicida, con más de 300 millones de dólares recaudados en menos de una semana, está asegurado, no tanto así la mencionada secuela. ¿Por qué? Pues porque en la misma escena entre los créditos con Bruce Wayne y Amanda Waller, el primero amenazaba a la segunda con que acabase con el escuadrón y sus «peculiares» planes. ¿Qué hará el personaje interpretado por Viola Davis? ¿Se atreverá a desafiar al murciélago? Solo el tiempo lo dirá. De momento, podemos rezar para que acaben sacando una edición extendida en dvd y/o blu-ray de Escuadrón Suicida con todas las escenas eliminadas (que, dicen, incluiría bastante material adicional de Harley y del Joker).

suicide squad comic

¿Tiene Escuadrón Suicida posibilidades de convertirse en una película de culto?

NOTA: Antes que nada, no, no vamos a afirmar que Escuadrón Suicida (Suicide Squad) sea una película de culto, ni tampoco vamos a intentar justificarlo (ni todo lo contrario). Mucho menos cuando solo lleva tres días en cartelera. Sin embargo, vamos a intentar hacer un ejercicio adivinatorio y algo pensante cobre por qué QUIZÁS, y solo QUIZÁS, dados algunos síntomas iniciales, Escuadrón Suicida PODRÍA llegar a ser tratada, con el tiempo, como una película de culto.

En la Wikipedia, ese gran templo de sabiduría, se define a las películas de culto como lo siguiente:

Las películas de culto adquieren tal estatus debido a la respuesta positiva que reciben por una parte significativa, pero limitada, de la audiencia o de la crítica a causa de su trama, su original estética, su anómala estructura narrativa o su especial relevancia en el contexto de la historia del cine.

(…) Grosso modo, y en un sentido estricto, puede afirmarse que una película alcanza el estatus de película de culto cuando es capaz de producir admiración y reconocimiento en un grupo de espectadores o críticos lo suficientemente amplio como para asegurar su continuidad como pieza cinematográfica significativa, pero demasiado limitado como para catapultar la obra al reconocimiento general.

Varios ejemplos de cintas de culto son: Blade Runner, The Terminator, Depredador, The Rocky Horror Picture Show, Donnie Darko, El club de la lucha, Dentro del laberinto, The Warriors, y un largo etcétera. Quizás hayáis visto una, varias, o todas las mencionadas, pero por poner un elemento común a todas: no fueron, inicialmente, bien recibidas por la crítica especializada (el estreno de Donnie Darko de hecho fue bastante limitado debido a que coincidió con el ataque a las Torres Gemelas). También puede suceder lo contrario: que una película sea inicialmente bien recibida por la crítica, pero no por el público, hasta que con el paso del tiempo ésta va quedando establecida por unos y por otros como de culto.

¿Qué elementos reúne Escuadrón Suicida como para poder llegar a ser considerada dentro de semejante grupo? Pues veamos…

Recepción inicial por crítica y público

Sobre todo en medios norteamericanos. Una vez retirado el embargo, empezaron a aflorar críticas que ponían a la cinta de David Ayer terriblemente mal. Desde asegurar que, si odiabas a alguien, lo mejor era regalarle un pase para ver Escuadrón Suicida; hasta asegurar que era aún peor que la última de Los 4 fantásticos o Linterna Verde. Otras, en cambio, le dan un aprobado pero sin llegar a considerarla ninguna obra maestra (que no lo es).

Pongamos ahora por ejemplo algunas de las críticas recibidas por Blade Runner al poco de estrenarse. La cinta de Ridley Scott fue tachada de lenta, aburrida y carente de desarrollo en cuanto a los personajes. Incluso llegaron a tacharla de «ciencia ficción pornográfica». Otros, por el contrario, se limitaron a aventurar su trascendencia en el tiempo, y acertaron.

¿Qué es lo que sí está teniendo Escuadrón Suicida? Era de esperarse, pero una gran acogida por parte del público. Hasta el momento, lleva recaudados 267 millones de dólares en taquilla, lo que la ha convertido en el mejor estreno en un mes de agosto y en el tercer mejor estreno de lo que llevamos de año. Las opiniones por parte de los fans varían, y hay quienes la tachan de basura frente a otros que aseguran que es una obra maestra. En medio, otros quienes la ven como un mero entretenimiento con algunos fallos (alguno bochornoso). En definitiva: la polémica está servida.

joker batman

Y esa es una de las bases para una película de culto: la polémica. Porque no todos estaban de acuerdo en que The Warriors fuese una película que pasase a la posteridad aún varias décadas después de su estreno (en 1979). Algunos incluso se avergonzarían al ver Dentro del laberinto en cines allá por el año 1986. Otros directamente se pegarían una buena siesta con Blade Runner (admitámoslo, no tiene el ritmo más trepidante). Sin embargo, hay una parte bastante representativa del público que ha visto estas películas que las han defendido a capa y espada, como si les fuese la vida en ello, y ellos son en cierta forma los transmisores del legado. Si un porcentaje de fans tan representativo y tan ruidoso como el que parece estar teniendo Escuadrón Suicida continuase de la misma forma por unos años, quizás podríamos estar hablando de una película de culto. Y no, no me refiero solo a fans de DC Cómics. Porque si se tratase solo de los fanboys y fangirls de esta editorial, entonces Batman v Superman también sería susceptible de ser una película de culto (y quién sabe…). Pero, para nosotros, ¿por qué Escuadrón Suicida sí tiene las papeletas y la cinta de Snyder no? Siguiente punto.

La estética, los personajes y la forma de contarlo

No, no vamos a atrevernos a asegurar que Escuadrón Suicida es la panacea de la innovación en el cine de superhéroes (o en el cine, a secas). No lo es. Su trama es hasta previsible y del montón, y el guión es de hecho uno de los puntos flojos de la película. Entonces, ¿qué?

La estética, la atmósfera, lo que rodea a Escuadrón Suicida. Primero, que no se toma a sí misma muy en serio (como sí lo hace, en demasía, Batman v Superman). Tampoco lo hace Deadpool, pero ahí va nuestro siguiente punto: en la estructura, Deadpool acaba siendo más del montón y hasta sucumbe ante el acto (anti)heroico (aunque egoísta, no basado en salvar a ningún grupo social) del protagonista. Tres cuartos de lo mismo sucede con Guardianes de la galaxia,  con la que suele comparársela más. En este sentido, Marvel no toma prácticamente ningún riesgo y acude al entretenimiento fácil y asegurado (en lo cual, salvo pocas excepciones, son todo unos expertos, hay que decirlo). En cambio, el montaje mismo de Escuadrón Suicida es tan raro, tan forzado en ocasiones, que hasta acaba por darle una apariencia de película «extraña», aunque en el fondo no lo sea tanto (y esperemos a que haya una versión extendida, del director o algo).

Suicide-Squad

Lo que nos deja a los personajes. Es la primera vez que se presenta en cine a personajes como Harley Quinn o Deadshot, además de a un nuevo Joker con la piel de Jared Leto (un actor ciertamente reconocido y con su particular legión de fans, ya sea por su labor en el mundo del cine o en el de la música, o ambos). Esto ha levantado no pocas expectativas entre el público, lo cual ha podido influir en cierta percepción de decepción que ha acompañado al estreno de la película. ¿Pero qué sucede cuando dejamos pasar el tiempo y el hype inicial ha vuelta a bajar o, simplemente, se ha auto regulado? Es ahí donde sabríamos si Escuadrón Suicida pasa la prueba o no: ¿la decepción ha sido por tratarse de una cinta horrorosa… o porque las expectativas estaban demasiado altas?

Profundizando en los personajes, es probablemente el punto más fuerte de Escuadrón Suicida (y de la trayectoria de su director, David Ayer): unos villanos (no confundir con antihéroes, otro punto que los aleja de Deadpool o Guardianes de la galaxia) que, obligados por una señora aún más cabrona, se ven envueltos en una misión para salvar… ¿el mundo? ¿Gotham? ¿la carrera interpretativa de Cara Delevigne? Aunque tampoco se vea muy claro, no hace falta (en The Warriors un grupo de pandilleros marginales tenían como único objetivo poder regresar a casa sin morir en el intento, y en Dentro del laberinto no sabemos si al final Sarah está salvando a su hermano, alcanzando la madurez, o dejándose querer por Jareth). Es en parte ese aparente desorden (que mencionábamos asimismo junto con el montaje), que abre puertas a varias y dispares interpretaciones (y debates) entre los fans, lo que a veces da ese encanto a las películas de culto. Aquí, con Harley Quinn y Deadshot (los más destacados a lo largo de la cinta) no nos topamos con héroes oscuros y byronianos, sino con villanos y asesinos, que en algunos casos están como las maracas de Machín. Sí, es verdad que al final tienen un discurso pro-amistad muy bonito, pero lo cierto es que son los amigos más disfuncionales con los que puedes toparte. Algo similar ocurre con la relación amorosa entre Harley y el Joker, rebajada bastante en la película (si al Joker de la serie animada le dijeran de ir a rescatar a su chica, él probablemente… ¿se reiría en tu cara?). Sí, muy bonita, el Joker rescata a su novia, la extraña, tal… pero siguen siendo sumamente disfuncionales. ¿Cómo no serlo? Son villanos. Si el Joker empezara a mostrarse caritativo y solidario con los demás dejaría de ser el Joker y pasaría a ser considerado… no sé, el Jared Leto del sueño de Harley Quinn en la película que nos ocupa, por ejemplo.

harley9

Otro punto es la estética de los mismos personajes, la cual ha generado a su vez polémica. Sí, el Joker de Jared Leto parece sacado de una mala noche de Marilyn Manson, pero tiene su punto llamativo (y hasta explicativo: este Joker es un rey de la mafia ante todo, o eso es al menos lo que parecen haber querido transmitir). Harley parece una choni tras una mala borrachera y bailes de discoteca, pero, sexualización del personaje aparte, su estética es llamativa y, sobre todo, no desentona con la interpretación de Margot Robbie. ¿Qué apostamos a que en próximas convenciones la cosa se llena de Jokers y Harleys de Escuadrón Suicida?

El villano es tan bochornoso que hasta puede llegar a ser considerado de culto

Sí, no nos hemos vuelto locos. Pensemos en los Power Rangers, ¿quien no se acuerda de la serie televisiva? Pues eso. Que a veces algo llega a ser tan pero tan cutre… que pasa a ser considerado de culto. Y las risas que se echa uno con sus amigos, ¿qué?

En conclusión… solo el tiempo lo dirá, que es el principal factor para que una película se convierta en de culto. A pocos días de su estreno, sería irrisorio llamar a Escuadrón Suicida «de culto». De seguir con la férrea división de opiniones, más allá del típico Marvel contra DC y teorías conspirativas, y por los puntos comentados, Escuadrón Suicida PODRÍA llegar a ser considerada de culto por ese sector de fans que ven en ella poco menos que una obra maestra. Al fin y al cabo, a veces el cine no se trata de ser lo más perfecto técnicamente, ni de contar la mejor historia jamás plasmada en un guión, sino de levantar pasiones imperecederas.

P.D.: Con la banda sonora que tiene, suma puntos.

Escuadrón Suicida: o cómo la crítica vuelve a cebarse (SIN SPOILERS)

Quien no haya oído hablar de Escuadrón Suicida (Suicide Squad) durante los dos últimos días es que ha estado viviendo en una cueva (o disfrutando en la playa, lo cual también es probable y mucho más sano). Tras sus varios pases de prensa en los días anteriores, los críticos saltaron contra ella sin piedad (hoy por hoy lleva un 26% de críticas positivas en Rottentomatoes y un 41% en Metacritic). Sin embargo, la cinta de David Ayer está lejos de ser el despropósito que muchos han augurado (sin ir más lejos, la crítica de la revista Forbes aseguraba que era aún peor que la última aventura de Los 4 Fantásticos).

Por el principio: Escuadrón Suicida narra las desventuras de un grupo de peligrosos y psicopáticos reclusos del universo de DC Cómics. Entre ellos destacan Harley Quinn (interpretada por Margot Robbie) y Deadshot (Will Smith). Al frente de la cámara se encuentra el mencionado David Ayer (Fury, Street Kings), quien también hace las veces de guionista (en su haber como escritor se encuentra el libreto de Training Day). Entre el resto del reparto encontramos nombres como los de Viola Davis, Cara Delevigne, Jay Hernández, Jai Courtney, Joel Kinnaman… y, por supuesto, Jared Leto. Todo un reparto que no hacía más que presagiar un producto de calidad. Sumémosle una ingeniosa campaña de marketing donde se ha destacado especialmente al Joker de Leto, y las expectativas estaban ya situadas por las nubes. Nada más lejos de la realidad: el reparto cumple, sí, pero solo aquéllos que tienen tiempo para lucirse (Harley Quinn, Deadshot, Amanda Waller), y el Joker de Leto… está, sí, pero como punto de partida y apoyo al personaje de Harley Quinn. En realidad, es como debe ser, puesto que el Joker nunca fue un miembro propiamente dicho del Escuadrón en los cómics; pero la Warner sí ha arriesgado bastante dándole tanto protagonismo durante la promoción. ¿Resultado? Gente que esperaba encontrarse con una película titulada «El Joker, su novia y sus amigos«. Y no es así en absoluto.

suicide-squad 2

¿Quiere decir esto que sea un mal aspecto de la película? Para nada. De hecho, Robbie y Smith son de lo mejorcito que hay por Escuadrón Suicida. Y Leto, para lo limitado que se encuentra (habría que ver todas esas escenas que, dicen, se eliminaron en el montaje), cumple. Su Joker no es tan histriónico como el de Nicholson, ni tan «genio» como el de Ledger (en nuestra opinión, el que sigue siendo mejor Joker hasta la fecha), pero sí muestra un aspecto más amenazante (también seductor) del príncipe del crimen. Recalco este último aspecto porque es lo que más se nos muestra de este Joker: que es un criminal, con todo su grupo de secuaces y que se mueve por el hampa de Gotham como por su casa. Nosotros al menos esperamos poder ver más de él en las futuras cintas de Batman que ya se están preparando junto con Ben Affleck (el cual, por cierto, también realiza agradecidos cameos). Se agradece, eso sí, que por una vez sea el personaje del Joker el que tenga que bailar al son de Harley Quinn, y no a la inversa (que es lo que suele suceder en el universo DC). Incluso se han rebajado bastante algunos aspectos abusivos de la relación amorosa entre ambos villanos que sí se han plasmado en los cómics y en la serie animada (sin que el Joker llegue a ser tampoco  una hermana de la caridad).

En cuanto a la historia, es quizás donde más sufre Escuadrón Suicida: tras un potente primer acto, donde se nos presenta a todos los personajes y la situación general de una forma bastante llamativa (también en lo visual); se da un salto a un segundo acto que sigue manteniendo el tipo; para finalizar en un tercer acto que es una gran ida de olla, y no necesariamente en el buen sentido. Llama la atención el estilo narrativo, que, sin llegar a salirse de la línea planteada y segura, sí transmite en algunos momentos sensaciones de cierto desorden. Como si la narrativa quisiera liberarse y no pudiera (similar a lo que sucede con los protagonistas del Escuadrón). El final, como adelantábamos, es un conjunto de efectos visuales psicodélicos (la propia Harley hace mención a esto) y, en ocasiones, mareantes, para terminar en algunos sinsentidos del guión (y que no queremos mencionar para no hacer spoilers). Por ello, la que más sufre es el personaje interpretado por Cara Delevigne, totalmente desdibujado y que lo único que hace es tambalearse (literalmente), como si fuera alguna especie de miembro tribal.

Suicide-Squad-Joker

Otro apartado a destacar de Escuadrón Suicida es su banda sonora, con temas realmente conocidos por todos y que resulta imposible no tararear o moverse en la butaca con ellos (Sympathy For The Devil, por ejemplo). Es comprensible que el sobreuso de estos temas pueda llegar a saturar a algún espectador. Admito que no ha sido mi caso, acostumbrada como estoy a los vídeos hechos por fans de cualquier serie, anime o película que se pueda venir a la mente.

En definitiva, Escuadrón Suicida, sin llegara ser una gran obra maestra, cumple. Al menos me entretuvo bastante más que Batman v Superman, con la que por cierto ha sufrido alguna (inevitable e injusta) comparación. Nada más lejos de la realidad: ambas cintas solo tienen en común el mismo universo cinematográfico de DC/Warner. El tono general y el ritmo del guión son mucho más trepidantes y vivos en la cinta que nos ocupa, alejándose de tramas pseudofilosóficas revestidas con grandes dosis de depresión. Y eso que en nuestra crítica nosotros defendimos (y bastante) a Batman v Superman. Ansiamos poder ver más de los personajes de Escuadrón Suicida (a nivel cinematográfico), especialmente de Harley Quinn, el Joker y Deadshot, en un futuro, esperemos, no muy lejano.

P.D.: Saliéndonos un poco de la crítica, queremos aprovechar para recordar  que durante TODO EL FIN DE SEMANA, tendremos TODOS nuestros productos de Escuadrón Suicida rebajados a un 20%.

suicide squad harley

Nuevos trailers y carteles lanzados en la Comic-Con

Ya se está dando por terminada la Comic-Con de este año, celebrada (como siempre) en San Diego, Los Ángeles. Siendo la convención de cómics más grande del mundo, es lógico pensar en la enorme cantidad de estrellas, paneles y novedades que se preparan para dicho acontecimiento. Veamos algunos de los más esperados (y hay sorpresas).

Para empezar, una de las cintas más esperadas de DC Cómics (especialmente tras ser uno de los elementos más destacados en Batman v Superman): Wonder Woman, película dirigida por Patty Jenkins (Monster) y protagonizada por Gal Gadot, Chris Pine, Robin Wright y David Thewlis, entre otros. Contará los orígenes de la popular heroína, estará ambientada en la I Guerra Mundial y creemos no ser los únicos en haberle visto un cierto parecido con la primera cinta de Capitán América… En cualquier caso, nos han dejado estos impresionantes trailer y cartel. Se espera su estreno para junio del 2017.

wonder woman

 

Para no desviarnos mucho, seguimos con DC, que nos ha sacado un trailer inesperado de La Liga de la Justicia (The Justice League). Inesperado porque solamente llevan unos pocos meses de rodaje, así que lo que se ve en el trailer debe ser de lo poco que llevan hecho. Su estreno se espera para noviembre del 2017, y tras la cámara vuelve a ponerse Zack Snyder (sí, el mismo que en Batman v Superman… crucemos los dedos). En el reparto: Ben Affleck, Gal Gadot, Henry Cavill, Jason Momoa, Ezra Miller y Ray Fisher, entre otros.

 

Sigamos con DC y su estreno más inminente: Escuadrón Suicida (Suicide Squad), que estará en carteleras a partir del próximo 5 de agosto, ¡ya en nada! Por ello han presentado un trailer final donde se nos muestra por primera vez el villano al que plantarán cara este pintoresco grupo de «malvados de los cómics». En la dirección se encuentra David Ayer, y en el reparto: Margot Robbie, Jared Leto, Will Smith, Cara Delevigne, Karen Fukuhara, Adewale Akinnuoye-Agbaje y Jay Hernández, entre otros. Incluye cameo de Ben Affleck como Batman.

 

Pasamos a otra cosa, pero seguimos en Warner (el estudio encargado de todas las películas de DC Cómics). Ahora nos adentramos en el conocidísimo universo de Harry Potter con la cinta Animales fantásticos y dónde encontrarlos, cuyo estreno se prevé para el 18 de noviembre. Este spin-off/precuela de las aventuras del joven mago creado por J.K. Rowling lo dirige David Yates (quien ya dirigiera varias de las películas de Harry Potter), y en el reparto se encuentran Eddie Redmayne, Ron Perlman, Colin Farrell y Catherine Waterston, entre otros. Para la Comic-Con nos han traído nuevos y espectaculares trailer y cartel.

Animales fantasticos y donde encontrarlos

 

Para ir terminando, pero no por ello menos importante: Marvel. Como era de esperarse, la otra gran franquicia de cómics en Estados Unidos no iba a quedarse atrás en la Comic-Con, y nos han traído nuevos trailer y cartel (definitivo) de la esperada Doctor Strange. En la dirección de la cinta se encuentra Scott Derrickson, y en el reparto los nombres de Benedict Cumberbatch, Rachel McAdams, Chiwetel Ejiofor y Mads Mikkelsen, entre otros. Su estreno se espera para el 28 de octubre en España. Os dejamos con los mencionados trailer y cartel:

dr strange cartel

 

Y eso es todo por ahora. Evidentemente, han habido muchos más trailers y eventos destacados, como el de Rey Arturo: la leyenda de la espada, Kong: la isla de la calavera o el ya tratado en otra entrada de Final Fantasy XV: Kingsglaive. Tenemos superhéroes y aventuras para rato.

REBAJAS DE VERANO EN NUESTRAS CAMISETAS: 10% de descuento en todas

Así es, durante todo el verano las camisetas de Fantasy Cloud llevarán un 10% de descuento. ¿Cómo? ¡MUY FÁCIL!

Ala hora de realizar la compra, una vez dentro del carrito de la compra, solo tienes que poner la palabra «camisetas» (sin las «») dentro del Cupón de Descuento. ¡Y voilá!

Aprovecha las rebajas de verano en Fantasy Cloud.

Batman v Superman. El amanecer de la Justicia. Crítica SIN SPOILERS

Todo parece indicar que ha dado comienzo una nueva era en DC Cómics, al menos en cuanto al cine se refiere. Después de la aclamadísima (por crítica y público) trilogía de Batman de Christopher Nolan, Zack Snyder se atrevió (con el mismo Nolan como productor) a hacer lo propio con Superman, uno de los superhéroes más emblemáticos y, sin duda alguna, el que es, junto con Batman, el personaje más famoso de DC.

Así surgió El Hombre de Acero (2013), con Henry Cavill (Los Tudor, Operación UNCLE) como el nuevo rostro de Clark Kent y su alter ego. Si bien no cosechó tan buenas críticas como el Batman de Nolan, la taquilla y algunas reacciones fueron suficientes como para dar luz verde a una secuela. Teniendo en cuenta que Marvel lleva cruzando superhéroes en el cine desde hace ya algunos años, los de DC tomaron nota y empezó a germinar la idea de Batman contra Superman, juntando así a los dos superhéroes más populares de la casa. Si ya encima metemos a Wonderwoman (Chica Maravillosa) en el cóctel, pues nos da el inicio de una Liga de la Justicia. Que, en el fondo, es de lo que va la cinta que nos ocupa.

batmanvsuperman2

Metiéndonos en materia (y, como ya avisábamos en el título, sin contar spoilers), la película da un salto en el tiempo con respecto al final de El Hombre de Acero, si bien los acontecimientos del final de ésta última repercuten en las acciones de algunos personajes en la cinta actual. Para empezar, aquí es Batman (Ben Affleck) el que toma las riendas, dejando algunos momentos para Superman, y otro hacia el final (bastante épico) para Wonderwoman. Podemos respirar tranquilos, Affleck supera el trance con solvencia y, si bien no nos deja un Bruce Wayne tan complejo como el de Bale o Keaton, sí hace lo propio con un Batman rudo y brutal, cuyas escenas de pelea recuerdan en bastantes ocasiones a las del Batman de la serie de videojuegos de Arkham Asylum. Otro que también sabe superar el bache, y lo hace bastante bien, es el Alfred de Jeremy Irons, quien queda definitivamente dibujado como el comparsa de Batman, más que su mayordomo. De Gal Gadot haciendo de Wonderwoman no hay quejas, suyo es uno de los mejores momentos de la película (y tampoco es que aparezca mucho más que eso, la verdad). Tres cuartos de lo mismo podría decirse de Jesse Eisenberg y su Lex Luthor… siendo aquí el problema un Luthor que intenta parecerse demasiado al Joker de Heath Ledger (frases grandilocuentes incluidas).

En cuanto a la otra parte, a servidora siempre le agradó Henry Cavill como Superman, así que aquí vuelve a cumplir en dicho sentido. Encontramos en esta ocasión a un Clark Kent dividido entre lo que debería y lo que quisiera hacer, dilema al que todo buen superhéroe se ha enfrentado mínimo una vez en su vida. Por eso, y porque precisamente siempre me ha gustado este Superman, encuentro algo frustrante que el guión quiera abarcar tantas líneas que en ocasiones se queda a medias con todas… siendo Clark una de las principales víctimas. De Amy Adams tampoco puede haber quejas, dotando a Lois Lane de una dulzura, mezclada con determinación, que funciona en las escenas que aparece. A todo esto, personalmente encontramos afortunadas las (sutiles) críticas al periodismo que hay en la cinta. Y es que no podemos olvidar que Lois y Clark son, al fin y al cabo, periodistas.

batmanvsuperman

Siendo entonces que los personajes y actores, a nivel, general, cumplen, ¿cuál es entonces el fallo? Para empezar, el trabajo de cámara de Zack Snyder. Qué tendrá este hombre con la cámara lenta, y el temblequeteo estilo cámara en mano, fusionándolo todo con altas dosis CGI. Nos sale entonces una sensación de mareo y confusión en algunas escenas que no tendría por qué ser así (bastantes veces hemos visto ya el asesinato de los padres de Bruce como para que encima nos lo pongan a cámara lenta… varias veces). Y por otro lado, hay un problema de guión (firmado por Chris Terrio y David S. Goyer). Aparte de lo mencionado de que trata de abarcar varias líneas sin llegar a completar (casi) ninguna, a la película le cuesta arrancar. BASTANTE. No es hasta ya bien introducida la segunda mitad que la cosa empieza a ponerse trepidante. Y personajes como el de la senadora (Holly Hunter) no están mal (la escena que protagoniza con Eisenberg es remarcable), pero es uno de los ejemplos de lo antes dicho de proyecto que queda en medio de nada. Por no hablar de la saturación de escenas oníricas, que ya al final uno no sabe si va a ser todo real o un sueño de Bruce.

En definitiva, la película no está mal… como introducción a la Liga de la Justicia que aterrizará en carteleras en el año 2017 (o eso está previsto). En ese sentido, hay algún que otro guiño bastante simpático para los fans de DC. Y no podemos olvidar la banda sonora de Hans Zimmer, que vuelve a aprobar cómodamente y que además nos regala un par de piezas que dejan los vellos de punta (bueno, una, que la otra está reciclada de El Hombre de Acero). Como comentario añadido, se agradecería que para la próxima no contasen media película (villano final incluido) en los trailers.

¿Nota final? Para mí un 7, y para mi compañero un 8. Así que cada uno que saque sus conclusiones.

batman v superman

Gotham: ¿Un spinoff de Batman? ¿O algo con propia entidad?

Muchos universos se han creado y se crearán alrededor del Caballero Oscuro. Por mi parte no sabía qué esperar, pero creo que si bien este es un producto de Fox, debe parte de su éxito a la Warner Bros. Asimismo estos estudios produjeron la tetralogía de juegos de Arkham, así como la trilogía de Nolan, lo que deja al hombre murciélago siempre en activo con cosas que, para bien o mal, no dejan de sorprendernos.

Vamos al lío. Gotham tiene como premisa relatar los años anteriores como teniente  del Comisionado Gordon.  Lo cumple bastante bien y con creces basándose en varios datos de «Year One», de Frank Miller y David Mazzuchelli. Aunque en rigor a la verdad el punto de base de este tramo histórico es justamente la relación entre Gordon, Bullock, Sarah Essen y Arnold Flass. Pero bueno, para que la serie sea rentable y jugosa había que darle lugar a los villanos que están, digamos de alguna manera, saliendo de su caparazón.

Me gusta mucho este nuevo universo de Batman.  Creo que le da una frescura y vuelta de página a lo que ya está visto.

Sin embargo, hay muchas cosas con las que no estoy de acuerdo o no me terminan de cuajar. Pero las tres que no puedo dejar pasar son:

 

1) La invención de Fish Mooney: Aunque durante el transcurso de la serie se le da  un motivo más que válido para su existencia, encuentro la actuación de Jada Pinkett Smith un tanto sobrevalorada y, para mi gusto, poco convincente. Justamente en el universo Batman, donde hay mafiosos para elegir, tales como Lew Moxon, Tony Zucco, etc.

2) El cambio de nombres de los personajes: Si bien me gusta esta nuevo aire que le imprime la serie al universo Batman, esta es una de las cosas que más me duelen.   Por ejemplo, Poison Ivy se llama Pamela Isley, y en la serie la llaman Ivy Pepper. Y en la segunda temporada aparece Richard y no ROMAN Sionis.  Libertades e interpretaciones son bienvenidas, pero no toquen los nombres tradicionales.

3) Alfred y la falta de sofisticación:  Es claro que la rudeza de Alfred puede satisfacer los escenas de acción que le faltan a un Batman aún en la pubertad. Sin embargo, esto no quita que le falta su toque refinación y tacto que tan característico hace al personaje. Dando vuelta el famoso refrán, lo valiente no quita lo cortés.

En suma, es una primera temporada que deja a los fans de siempre más que contentos, sin dejar de atraer a las nuevas generaciones para que se familiaricen con un Batman y una Gotham más descontracturados.

GOTHAM: (L-R) Robin Lord Taylor, Jada Pinkett Smith, guest star Cory Michael Smith, guest star Clare Foley, Donal Logue, Ben McKenzie, Camren Bicondova, David Mazouz and Sean Pertwee. ©2014 Fox Broadcasting Co. Cr: FOX

GOTHAM: (L-R) Robin Lord Taylor, Jada Pinkett Smith, guest star Cory Michael Smith, guest star Clare Foley, Donal Logue, Ben McKenzie, Camren Bicondova, David Mazouz and Sean Pertwee. ©2014 Fox Broadcasting Co. Cr: FOX