Avengers Endgame: Un digno final para muchos caminos

Llegar al final, la cima o el cenit es una satisfacción tanto por el  objetivo conseguido pero también por todo lo que se logra y asimismo se pierde en el camino. Como siempre, el paralelismo entre DC y Marvel y el cuento de la liebre nos viene en esta oportunidad como anillo al dedo, demostrado  en el final de un camino, o como reza el dicho, el descanso del guerrero, o guerreros en este caso, con esta muy digna y épica Avengers: Endgame.

La factoría de Kevin Feige y Stan Lee vuelve a la carga para dejar su última gran huella en la llamada Fase 4 del Universo Marvel, con un elenco estelar como el tridente de los tres Chris…estos son Evans, Hemsworth y Pratt, Tilda Swinton, Robert Downey Jr., y un largo etcétera.

Una de las características de todo el universo de la factoría de Stan Lee es dejar en la mayoría de sus películas una sensación de vacío en cada final o más bien el quid flotante de «¿qué va a ocurrir ahora?». Muchos fans de los cómics se pueden dar una idea, pero para mortales que no solemos leer Marvel como un servidor, todo puede pasar. Y esta película es el cúmulo tal vez de todas esas preguntas sin respuesta, aunque todavía quedan algunas cuestiones en el aire.

Avengers: Infinity War dejaba un escenario desolador, en el cual solo sobreviven unos pocos de los Vengadores, y es gracias al regreso de alguien inesperado que las cartas se ordenan en la mesa para la jugada final. Pero todo lleva su tiempo y estas cartas tardan en acomodarse.

Como se preveía en el final del tanque cinematográfico anterior, los viajes en el tiempo están a la orden del día y son de necesidad para detener a Thanos. Esto propicia un recuento y revisión de situaciones y momentos memorables en algunas de las películas anteriores en búsqueda de las gemas del infinito. Muchos de estos momentos dejan una sensación flotante de «¿Qué hubiese pasado si…?». Asimismo permite ver a algunos personajes en circunstancias que no hubiésemos imaginado.

Una vez más y como siempre, Marvel cumple y con creces pero a expensas de no arriesgar y quedarse con su fórmula mágica de entretenimiento seguro y sin sobresaltos a nivel argumental. En contrapartida, si bien siempre se le achaca a Warner y DC que la cosa no termina de cuajar del todo, podemos inferir en que estos últimos siempre intentan innovar aunque sea solo un poco.

Algo que le debemos reconocer a Marvel es que a través de todas sus películas ha tocado diferentes temáticas y realidades, tales como la no discriminación, el empoderamiento de la mujer, la necesidad de dialogo, no importa cuál sea el conflicto, permitiendo que en una sociedad donde la aceptación y la tolerancia se abre en muchos ámbitos, son estos superhéroes un modelo a seguir.

PUNTOS POSITIVOS:

  • Punto épico: Como última película, donde culminan varias líneas argumentales, la película da un digno cierre con sus buenas dosis de enfrentamientos, entre buenos y malos , considerando así un (buen) fan service en toda regla.
  • Menor foco en la acción: Como todo relato que debe tener su cierre, relegaron acertadamente las escenas de acción a un segundo plano, dando lugar al dialogo y así enfocarse en los personajes y sus respectivos arcos argumentales; en este caso para explicar los múltiples eventos que suceden en un film de estas características.
  • Más emoción: Creemos que esta resultó, a diferencia de anteriores entregas, una película catártica, introspectiva, lo cual tal vez nos lleva a deducir un viraje de estilo más profundo en futuras entregas. ¿Tal vez?

PUNTOS NEGATIVOS:

  • Exceso de bromas: No sabemos si es porque Marvel pertenece a Disney con todo lo políticamente correcto, que debe tener cierto chiste o gag para salir en cualquier dialogo, pero sentimos que así denostan o eliminan la seriedad o la carga emotiva de algunas de las escena donde había  estos chascarrillos.
  • Personajes sin mucho brillo: Se entiende que en un largometraje de tal envergadura se hagan sacrificios en función del tiempo y metraje, pero hay personajes que irónicamente no obtuvieron la buena justicia que realmente se merecían (el caso más polémico, y con cierta razón, sea probablemente el de Thor).
  • Agujeros de guión: Hay cosas que no están debidamente explicadas y dejan al espectador con mucha confusión más que emoción… Por otra parte, algo habitual en argumentos que giran en torno a los viajes temporales.

En conclusión…

Consideramos que la película es causa y efecto de todo este tiempo que transcurrió desde el comienzo del Universo Cinematográfico de Marvel, allá por 2008, cuando no pocos apostaban a esta fórmula para toda la familia de cine de superhéroes, no sin sus tropiezos pero con un resultado en general más que satisfactorio.

Publicado en Cine, Marvel, Series y TV y etiquetado , , , , , , , , , , .