¿Se va a marcar Square Enix un Code Geass con Final Fantasy VII: Remake?

Final Fantasy VII: Remake ha dado inicio a su gran maratón promocional hasta la fecha de salida de su primer juego el 3 de marzo de 2020. Poco a poco, sus realizadores (principalmente su director, Tetsuya Nomura; y productor, Yoshinori Kitase) van dando pistas sobre su contenido, personajes e historia. Avisamos que habrán ligeros SPOILERS de Final Fantasy VII y Code Geass.

Uno de los datos más llamativos que han dado a conocer durante el pasado E3 ha sido el cambio de voces (del reparto angloparlante) de, al menos, los personajes principales. En aclaraciones posteriores, han asegurado que piensan seguir trabajando con los actores de doblaje de antaño en otros proyectos (como Dissidia Final Fantasy), pero no en lo relativo al Remake, lo que ha dado a entender una cierta estrategia de marketing (al menos a nivel internacional) donde quizás se tome algo de distancia o, mejor dicho, se cree un límite claro entre el Final Fantasy VII original y especialmente la Compilación (ya que el primero era sin voces) y la línea te,poral que se creó con ésta respecto a este nuevo y gran proyecto.

Nos estamos refiriendo, sí, a crear dos universos alternativos y paralelos, algo a lo que quizás estén más acostumbrados los seguidores de los cómics norteamericanos. En Japón también hay ejemplos de esta maniobra, siendo uno de los más recientes Code Geass.

Título de anime bastante popular dentro y fuera del país del sol naciente, su impactante y efectivo final hacía difícil pensar en una continuación (al menos con los mismos protagonistas). Sin embargo, pasaron los años y Sunrise, con los creadores del original a la cabeza, decidieron seguir con la historia de Lelouch y C.C. en una especie de nueva conclusión.

Cartel promocional de «Code Geass: Fukkatsu No Lelouch». Sunrise,

Como Sunrise y todo el mundo debían de ser conscientes de lo arriesgado de la maniobra, optaron por lanzar antes en cines películas que recopilaban los acontecimientos sucedidos en la serie, pero alteraron algunos puntos argumentales con la intención de crear una línea alternativa al anime de 2006. De paso, servían para hacer un repaso a la historia, atraer a nuevos espectadores y no enfurecer a los más puristas. En pocas palabras, la fina línea que separa a un «remake» (volver a contar la misma historia) de un «reboot» (reiniciar la misma historia para luego diversificarse por otro lado).

Square Enix seguramente es consciente de que corren riesgos similares con Final Fantasy VII: Remake, sino incluso superiores. Desde nuestro punto de vista, el cambio de voces no es sino el primer paso hacia una diferenciación de la línea temporal y universo creados en la Compilación y lo que probablemente pensarán hacer con este Remake (que, evidentemente, tomará a su vez elementos del original y de la Compilación y los desarrollará a su modo y manera).

No queremos sonar alarmistas ni pitonisos, pero es posible que se contemple la opción de varios finales, muy al estilo de los últimos juegos de la franquicia (Final Fantasy XIII 2, Final Fantasy X-2 y lo que se ha intentado hacer con Final Fantasy XV vienen a la cabeza) y que en uno de ellos se pueda traer de vuelta a Aeris, lo que sin duda sería la propuesta más polémica de todas (como lo era y es revivir a Lelouch en Code Geass). No obstante, en las encuestas parece que al menos los japoneses se han mostrado bastante entusiastas y partidarios con esta posibilidad, si bien de forma bastante pequeña en proporción y extraoficialmente.

Fondo de escritorio oficial de Aeris en «Final Fantasy VII: Remake». Square Enix.

No vamos a enumerar aquí los inconvenientes que supondría a nivel narrativo este giro de los acontecimientos, pero desde una perspectiva de marketing sería sin duda bastante efectivo para la compañía: ofreces la posibilidad de contentar a estos seguidores sin llegar a enfurecer en demasía (pues ya tendrían el original y las otras líneas temporales alternativas) a los más puristas.

Por todo ello, pensamos que la estrategia de las voces y de algunos añadidos argumentales (esos «guardianes del destino» que ya aparecen rodeando a Cloud y Aeris en los avances es un poco mosqueante) pueden ir encaminados a estas libertades narrativas sin por ello erradicar el canon del original y sus secuelas anteriores.

Oficialmente, Final Fantasy VII: Remake es obviamente lo que su propio título indica, pero teniendo en cuenta lo grande que plantean el proyecto y que parece que abarcará algunos años, no descartaríamos que la cosa termine siendo más un «reboot» o su propio universo, que cuenta básicamente lo mismo que el original, pero finalizando quizás en otro lado (e incluso abarcando más posibilidades). Sea como sea, aún es muy pronto para concluir nada al respecto.

Cloud, Aeris y los «guardianes del destino» (nombre cuanto menos sugerente) en «Final Fantasy VII: Remake». Square Enix.

Cloud vestido de mujer seguirá estando en Final Fantasy VII: Remake

El director de Final Fantasy VII: Remake, Tetsuya Nomura, ha afirmado en una entrevista en el último número de la revista Famitsu que la escena de Cloud vistiéndose de mujer para poder infiltrarse en la mansión de Don Corneo y la Posada de la Abeja seguirán apareciendo en el juego, pero lo han hecho de forma más acorde a nuestros tiempos para evitar que se vuelva una escena incómoda debido a los mejores gráficos.

Nomura ha comentado asimismo que habrá varias opciones de diálogo, los cuales irán cambiando según las elecciones del jugador (como en el original), lo que ha conllevado que el volumen de conversaciones se haya visto incrementado. Seguramente esto haga referencia a la posibilidad de que Cloud/el jugador vaya eligiendo tener más afinidad con Aeris o con Tifa.

Éstas últimas han sido rediseñadas con la idea de dos tipos distintos de heroína en mente: Aeris tiene una apariencia más del oeste/caucásica y Tifa más del este. El contraste entre las dos féminas es más evidente en sus respectivas personalidades, ya que, tal como Nomura las ha descrito, Aeris tiene «una inocencia más femenina» y es «preciosa» en su diseño… lo que no refleja su verdadera personalidad fuerte y directa. Por el contrario, Tifa revela más carne, pero es mucho más insegura y reservada que Aeris. Para el director, esto es lo que las hace tan atractivas a ambas.

El equipo de desarrollo quiso hacer que Tifa tuviese un cuerpo más atlético donde se intuyeran abdominales, mientras que el «departamento ético» avisó de la reducción de pecho respecto al original para que su modelo no se viera desproporcionado y poco natural en las batallas.

Nomura ha asegurado además que la historia original sigue ahí, pero han añadido bastantes elementos nuevos, sino el primer juego no ocuparía dos discos blu-ray.

Una de estas novedades son as nuevas figuras negras que rodean a Cloud y Aeris en el tráiler. El director y diseñador de personajes las ha denominado «vigilantes del destino» y se aparecerán ante el equipo a donde quiera que vayan.

La idea de añadir la ralentización al abrir el menú de comandos en la batalla es que el jugador no se estrese y se sumerja en la experiencia, pudiendo jugar más por turnos.

También dentro del sistema de combate, Nomura ha informado de que cada personaje tendrá diferentes afinidades con los enemigos. Con la idea de que se pueda subir de nivel (ya que todo el primer juego abarcará solo la parte de MIdgar), están diseñando a nuevos enemigos en zonas necesarias. Finalmente, ha asegurado que será necesario el uso de un objeto para la recuperación de MP.

La parte de Final Fantasy VII: Remake en Famitsu acapara doce páginas, por ello, hemos ACTUALIZADO con las fotos nuevas (gracias a A Story of a Love y al usuario @HDKirin en Twitter), incluyendo dos render de cuerpo completo de Cloud y Aeris, con Cloud diciendo «No me incluyas en tu lista de amigos. Me iré en cuanto haya acabado el trabajo» y Aeris “No quiero vivir arrepintiéndome de lo que podría haber hecho» (gracias a @FFSpain en Twitter).

Enlaces relacionados:

Qué podemos intuir sobre la psique de los personajes a través de los avances de Final Fantasy VII: Remake

Qué podemos intuir sobre la psique de los personajes a través de los avances de Final Fantasy VII: Remake

Final Fantasy VII: Remake sigue dando que hablar tras su paso por el E3 hace ya una semana. Para intentar amenizar un poco la espera hasta la salida de su primer juego, el 3 de marzo de 2020, vamos a dilucidar qué se nos ha ido mostrando de los personajes más queridos por todos a través de los avances que han salido hasta ahora, especialmente en lo relativo a su psique. Avisamos que habrán breves SPOILERS del juego original.

Cloud, el (anti)héroe que arrastra varios traumas

El protagonista de esta historia se caracteriza por tener una psicología algo compleja (para lo que estamos habituados a este tipo de personajes), lo que en varias ocasiones ha llevado a que varios seguidores lo hayan tachado de «emo», aburrido o soso (si ya intentan hacer ver en contraposición que Zack es mejor estos adjetivos se intensifican).

En realidad, Cloud es un tipo introvertido, tímido, con escasas habilidades sociales y traumatizado, lo que le ha llevado a asumir los recuerdos de otra persona durante ciertos acontecimientos decisivos, en buena parte fuente de su trauma.

Debido a que cuando da comienzo la historia de Final Fantasy VII Cloud no sabe muy bien dónde ubicarse ni qué hacer con su vida, va a lo fácil: el dinero. Así se nos muestra al principio como un tipo desapegado y con cierta carga nihilista que aparenta prepotencia… pero nada más lejos de la realidad.

En los avances de Final Fantasy VII: Remake ya se nos deja ver algo de esto, con un Cloud que frente a Avalancha aparenta desinterés, también ante lo que le pueda pasar al Planeta. Con Barret, con quien casi siempre está a la gresca por su choque de personalidades (e intereses), sigue mostrando ese pelín de desdén y hasta condescendencia e incluso lo vacila un poco durante la batalla contra jefe Escorpión.

Con Tifa, Cloud parece algo más interesado por lo que le pueda estar pasando y también vemos en una nueva escena cómo aparentemente le salva la vida a Jessie, lo que confirmaría el posterior interés de ésta por el rubio (que en el original solo se intuía). Con Aeris, como sabemos, Cloud conecta de forma casi inmediata, lo que se ve reforzado con el hecho de que Cloud ahora acepte su flor (es literal) de forma no opcional y con la nueva escena en la que los rodean los ¿clones de Sefirot? ¿almas de los muertos?.

Como sucediera en el original, Cloud parece que en el Remake va a volver a ser un imán para las mujeres sin comerlo ni beberlo, simplemente por su buen fondo tras su apariencia torpe y dura y porque no deja de ser un niño perdido.

Para finalizar con Cloud, pero no por ello menos importante, parece que se profundizará más en su relación antagónica con Sefirot (también tienen que justificar de alguna manera las apariciones del albino antes de su entrada oficial en el flashback de Kalm, ya que el primer juego abarcará solo Midgar). Respecto a esto, nos ha llamado la atención que las frases que Sefirot le espeta al rubio en el tráiler del E3 son muy similares a las que le dice Zack antes de morir, jugando ya así con su psique y torturándolo un poco, algo que habitúa a hacer.

Cloud y Sefirot en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix

Aeris, la damisela en apuros que en realidad no (¿o sí?)

Aeris es para mí uno de los personajes ficticios más fascinantes (la del Final Fantasy VII original y si acaso la de Advent Children, no lo que han hecho con ella en el resto de la Compilación), entre otros, porque tras su diseño más del estilo «dama y princesa», cuyos colores vivos contrastan con el mundo generalmente apagado del juego, se esconde una personalidad emocionalmente muy fuerte y descarada, que flirtea abiertamente con Cloud y que, a pesar de lo que ella misma ha pasado, no se deja amilanar.

Podemos ver algo de esa fortaleza de Aeris en los avances cuando Cloud le dice en las cloacas de la mansión de Don Corneo que se retire y ella lo mira desafiante; y del flirteo nada más ver a Cloud (un completo desconocido que inevitablemente le recuerda a alguien por sus ropas y arma idénticas, así como el brillo Mako en los ojos) y ofrecerle una flor. Sin duda también parece que seguirá siendo una persona básicamente alegre, ya que apenas hemos visto hasta ahora un plano de ella en el que no sonría, salvo…

Sí, la nueva intro. Donde Aeris se arrodilla para recoger una de sus flores, quizás marchitada por la contaminación de Shinra o incluso por la influencia de Jenova o Sefirot (en el primer teaser allá por 2014 se veía una pluma negra cayendo sobre una flor, aunque esto puede ser algo meramente conceptual).

El hecho de que Aeris ya perciba una amenaza desde el minuto uno y que esta amenaza aparentemente la persiga (los «dementores» que la rodean a ella y a Cloud) nos daría a entender que se va a establecer un vínculo más temprano y fuerte entre la muchacha y el villano, cuya ausencia vemos como uno de los aspectos negativos del original.

Esos espíritus y la comunicación de Aeris en la intro con la Corriente Vital, sumado al hecho de que van a dedicarle mucho más tiempo narrativo a este Remake, nos llevan a pensar que se profundizará en el pasado (bastante traumático) de Aeris, así como en su condición de Cetra, algo que también pecaba de (casi) ausente en Final Fantasy VII.

Por lo demás, que Aeris va a ser resaltada antes de su fatídico final es algo que damos por hecho, y una de las partes donde más se luce la florista (Templo de los Ancianos aparte) es en Midgar, por lo que previsiblemente aquí tendremos Aeris para rato. De paso, servirá para asentar las bases de la relación con los otros personajes y especialmente con Cloud, ya que como hemos dicho en alguna ocasión esto de hacer que el jugador y todos los personajes se encariñen en demasía con alguien que se sabe la va a palmar es un recurso narrativo muy eficaz (ya aplicado con Zack en Crisis Core).

Lo que más tememos de lo visto de Aeris es que acabe destacando por su faceta de damisela en apuros, cuando justamente en el original uno de sus rasgos más memorables es que, si bien a veces caía en ese papel, ella personalmente se negaba a cumplirlo. Que nada más encontrarse con Cloud se lance a él pidiéndole ayuda o que el rubio le diga que se retire de la batalla y ella acepte (con mirada desafiante y sin saber el contexto, eso sí) nos hacen saltar las alarmas.

Cloud y Aeris en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix

Tifa y los problemas comunicativos (y emocionales)

Tifa ha sido la gran revelación de Final Fantasy VII: Remane en este E3. De su nuevo diseño no podemos tener objeción (al igual que con el resto, todos son bellísimos), pero además se han mostrado pequeños matices interesantes.

Por ejemplo, en la escena del bar donde aparece tomando una copa con Cloud se nos da a entender que se va a indagar más en las motivaciones de Tifa, algo que nos parece estupendo, ya que en el original estaba como demasiado creada por y para Cloud y su historia se limitaba a la de aquél. Con este breve avance, podemos esperar que Tifa ahora sea su propio personaje. Tenemos ganas asimismo de saber más sobre cómo conoció a Barret y se unió a Avalancha, algo a su vez ausente en el original (¿e incluso de su entrenamiento con Zangan?).

El vínculo de gran camaradería entre Tifa y Barret se siente de hecho muy vago en Final Fantasy VII, salvo escenas puntuales como la huida de Junon. Está ahí pero no sabes muy bien por qué y cómo es que dos personas tan dispares llegan a confiar tanto el uno en el otro.

La escena del bar nos deja caer además los problemas comunicativos entre Cloud y Tifa (dejando un asiento vacío de espacio entre ambos), una de las bases sobre las que gira su relación en el original y más allá. Tímidos, introvertidos e inseguros ambos, tienen un largo camino por recorrer hasta llegar a la famosa escena de la Corriente Vital (que a saber en qué capítulo caerá).

Tifa y Cloud en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

En contraste, durante la batalla es donde se ve la mejor compenetración de los dos, dando muestras de una plena confianza y (ahora sí) la cercanía física que no mantienen en escenas pausadas como la del bar.

Esperamos que Square Enix aproveche la mayor longitud del Remake para ahondar en la buena relación entre Aeris y Tifa, la cual se daba a entender en el original y que va más allá del triángulo amoroso que ambas forman con Cloud. Es bastante probable por lo mostrado hasta ahora que Aeris será mucho más cercana, abierta y directa con Cloud (su personalidad se presta a ello), algo que puede llegar a incomodar a la morena.

Poco más se puede añadir por ahora a este respecto, salvo que… ¡Barret (y Cloud) maldice! No vamos a detenernos en Barret porque esto nos está quedando más largo que un día sin pan y porque lo visto de su dinámica con Cloud sigue básicamente todos los patrones del original (a la gresca todo el tiempo, como ya hemos comentado). No sería de extrañar que el Remake se extendiese más en cómo se unió también este a Avalancha (algo que se tocaba vagamente en Before Crisis) y en su pasado como minero de Corel.

Probablemente la larga espera hasta el 3 de marzo de 2020 nos irá añadiendo más matices sobre estos personajes, los cuales conforman uno de los elencos con más carisma de toda la franquicia.

Barret, Marlene y Tifa en Final Fantasy VII: Remake. Square Enix.

Edición coleccionista de Final Fantasy VII: Remake y remaster de Final Fantasy VIII, entre las novedades de Square Enix

La conferencia de Square Enix ha finalizado en el E3 de este año y nos ha tráido jugosas y emocionantes novedades, algunas más inesperadas que otras.

Empezando por la joya de la corona, Final Fantasy VII: Remake, Yoshinori Kitase (ahora productor del juego, otrora director del original) y Tetsuya Nomura (director) han salido a presentar un nuevo avance completo, donde hemos podido ver (finalmente) el nuevo diseño de Tifa y a su personaje en acción, además de Marlene, más de Sefirot, Cloud, Barret y Aeris… también de Avalancha, por lo que se confirma (también lo ha dicho Kitase) que se profundizará más en la historia y en los personajes en esta ocasión.

Otra cosa que se ha confirmado es que el proyecto, como así lo denominan en la web, estará dividido en partes y la primera abarcará todo Midgar. Estará dividido en dos blu-rays y ya se pueden reservar distintas ediciones en la tienda online de Square Enix: la «Deluxe» por 90 euros al cambio y la «First Class» por 299,99 (en las imágenes que añadimos abajo vienen detalladas).

También han aprovechado para mostrar más del sistema de combate a través de la batalla contra el primer jefe del juego: el robot Escorpión. Siguiendo las pautas del original (el enemigo, por ejemplo, levanta la cola para lanzar un ataque final más potente, durante el cual conviene cubrirse y aprovechar para curarse), parece que han sabido adaptarlo a las nuevas tecnologías. Así, el combate será más rápido y dinámico, pero podremos ralentizarlo si así lo deseamos para pensar la estrategia. Podremos interactuar con los distintos compañeros de batalla y con el escenario (por ejemplo, Cloud avisa de que hay que cubrirse tras los escombros cuando Escorpión ataque).

Las barras ATB serán las que marquen la pauta y ritmo de los combates, mientras que las opciones que tendremos durante el combate seguirán siendo prácticamente las mismas que en el original (atacar, cubrirse, magia, objeto), así como habilidades especiales y, por supuesto, los límites.

Como ya sabemos, la fecha de lanzamiento a nivel mundial es el 3 de marzo de 2020 e incluirá doblajes al japonés, inglés, francés y alemán con subtítulos en inglés, francés, alemán, español, español latino, italiano, portugués y portugués basilero.

No solo de Final Fantasy VII: Remake vive Square Enix. Otro de los grandes anuncios, muy comentado en los últimos días, ha sido la de la llegadade Final Fantasy VIII remasterizado para la nueva generación de consolas. Su fecha de salida está fijada para algún momento de este 2019.

Otros clásicos que llegarán con lavado de cara a Occidente serán Romancing Saga 3 y Saga Scarlet Grace Ambitions, unas joyitas que al fin podremos disfrutar.

El director de Final Fantasy XIV, Naoki Yoshida, ha salido asimismo al escenario para presentar un nuevo avance de la expansión Shadowbringers, que estará disponible desde el 2 de julio.

Siguiendo con Final Fantasy, han anunciado un nuevo juego descargable para móviles (primero en Japón, posteriormente llegará a Occidente), War of the Visions: Final Fantasy Brave Exvius, que nos ha parecido muy en la línea de Final Fantasy Tactics.

Por otro lado, Square Enix no ha tenido reparos en mostrar nuevos avances de Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido para Nintendo Switch, que estará disponible este otoño; y de Dragon Quest Builders 2 para la última consola de Nintendo (con demo disponible desde el 27 de junio).

Para los seguidores de los JRPG nos llegará también a Nintendo Switch, PlayStation 4 y Steam la nueva entrega de los desarrolladores de I am Setsuna y Lost Sphear, Oninaki, disponible el 22 de agosto.

Por supuesto, Square Enix ha dedicado además una parte de la conferencia al videojuego de Avengers, el cual tendrá asimismo fecha de lanzamiento mundial el 15 de mayo de 2020 para PlayStation 4, Xbox One y PC.

Dejamos galería con resto de títulos anunciados. Actualizamos añadiendo los «render» de Cloud, Tifa, Aeris y Barret de Final Fantasy VII: Remake que acaba de subir Square Enix.

Cambio de perspectivas a medida que creces con Final Fantasy VII

Final Fantasy VII, un clásico en el sector de los videojuegos, salió al mercado allá por 1997. A la espera actual de la llegada de su Remake, cuya vuelta todavía sigue causando sensación (y se espera mucho más para el próximo E3), se asume que los que lo jugaron en el momento de su salida (quizás de niños o adolescentes) ahora ya son evidentemente adultos. Puede que incluso tengan a su vez hijos que disfrutan de este título.

En el caso que nos ocupa, Final Fantasy VII es una de esas obras que marcan, que consideras (con sus imperfecciones) de una calidad superior a otros productos audiovisuales por lo hondo que ha calado. Esta sensación no ha cambiado, pero hemos ido observando con el paso de los años que otros aspectos que lo rodean sí lo han hecho, quizás por ser capaces (con la madurez y la repetición de la historia) de percibir más matices, quizás por el cambio propio que experimenta uno al crecer e ir acumulando experiencias. Enumeremos algunas. Avisamos de que habrá SPOILERS de Final Fantasy VII.

Final Fantasy VII hubiese sido (aún) mejor con otro final

La conclusión de Final Fantasy VII es bastante abierta y puede dejar a los jugadores confusos la primera vez que lo experimentan. ¿Mueren o viven todos? ¿Qué pasa con el planeta? ¿Qué son las risas de esos niños y de dónde vienen? ¿Cómo ha tenido descendencia Red XIII?

Red XIII y su descendencia frente a Midgar. Final Fantasy VII: Advent Children

Aunque la Compilación, años más tarde, se ha encargado de responder con más o menos éxito algunas de estas preguntas, son varias las que siguen en el aire. Es más, algunas de las respuestas de la Compilación casi que mejor no se hubieran dado.

El equipo de desarrollo ya admitió que tuvieron la idea de que todo el elenco moría originalmente en el juego (inicialmente, durante la caída sobre Midgar para detener a Arma). No es descabellado pensar que este fuese el planteamiento inicial con un final tan abierto.

Personalmente pensaba que una conclusión trágica iba más acorde con Final Fantasy VII, y la Compilación en principio no me hizo cambiar de opinión. Sin embargo, parece que con la edad nos sensibilizamos más con estos temas y actualmente disfruto más de finales agridulces e incluso felices, siempre que vaya al compás de la historia y no se muera de diabetes en el proceso. Además, sintiendo un mundo y a unos personajes tan cercanos como estos, con los que llegas a identificarte tanto, al final no vas a desear que sigan pasando penurias.

Cloud y Tifa durante el final de Final Fantasy VII

Un mundo muy como el nuestro

La fecha de lanzamiento de Final Fantasy VII es relativamente cercana y muchos de los temas que aborda ya nos afectaban en la vida real. Lo cierto es que esto se ha acentuado con el paso del tiempo: el cambio climático, la supremacía mundial de las multinacionales (el Ibex35 en el plano nacional), la manipulación de los medios, el desarrollo tecnológico imparable que busca (supuestamente) acomodarnos a cambio de taparnos los ojos sobre determinados asuntos incómodos. Así como en lo visual Final Fantasy VII no ha envejecido tan bien como otras entregas, en el aspecto de historia sí lo ha hecho excepcionalmente.

El elenco de este título, gran culpable en parte de su éxito, también es lo suficientemente mundano. Diseños repletos de colores apagados y grises, personajes complejos con crisis existenciales con los que es fácil que nuestras generaciones se identifiquen.

Hay un miembro del grupo que destaca, Aeris. Esto me lleva al siguiente punto, uno sobre los que mi perspectiva más se ha ido modificando con el paso de los años.

Las guerras de parejas

Ya hemos hablado más detalladamente sobre este punto hace bastante tiempo (lo cuál prueba la intención de esta entrada sobre el cambio de perspectiva con los años), por lo que no voy a expandirme mucho más. Sí lo voy a hacer respecto a mi perspectiva en la relación de Cloud y Tifa y la de Cloud y Aeris, y cómo ambas son igualmente bellas e importantes respecto al personaje (ante todo me declaro fan del rubio y esto sí que no ha cambiado nunca).

Es evidente con el diseño de Aeris que este personaje ya fue concebido para ser especial. Colores excesivamente vivos en un entorno oscuro, flores por todos lados (cuando no crecen en ningún otro sitio en todo Midgar), una personalidad optimista y que mira hacia el futuro… Todo en Aeris rezuma vida y creación. Lo que evidentemente causa que su muerte tenga un mayor impacto sobre el jugador y que, posteriormente, se note su vacío.

Es una estrategia narrativa muy eficaz que Square Enix repetiría posteriormente con Zack (salvo el diseño, por motivos obvios) en Crisis Core con similares resultados, y que no nos extrañaría nada que lo hicieran de forma aumentada y exagerada en el Remake.

La relación que Aeris establece con Cloud sigue esta misma estrategia. La suya es la tragedia griega, la que busca hacer llorar a moco tendido a los espectadores. De nuevo, repitieron fórmula con Zack y la propia Aeris en la precuela. Y de nuevo la gente lloró.

Cloud y Aeris en el último tráiler de Final Fantasy VII: Remake

Frente a esto, Cloud y Tifa pasan como algo mucho más mundano, pero esto es para mí lo más hermoso de su vínculo. Tifa es en este aspecto mucho más realista que Aeris, que resulta casi celestial. Es fácil identificarse con ella, al igual que lo es con Cloud, pues ambos son tímidos, inseguros (a pesar de poseer habilidades que no tendrían personas normales) y, cuando Kazushige Nojima (guionista) lo hace bien, vamos viendo cómo van logrando salir adelante a pesar de los obstáculos externos y de los demonios internos.

Lamentablemente, así como en varios casos Aeris es recordada meramente por su muerte, Tifa lo es por el tamaño de su «corazón», simplificando a estos personajes hasta el extremo y entrando en batallas sobre cuál es más o menos importante o sobre cuál pinta mejor o peor con Cloud (en un juego que de forma evidente dejaba que el jugador fuera eligiendo según simpatías y hasta como recurso humorístico, a pesar de las estrategias narrativas que hemos mencionado).

Aeris es en definitiva el romance pasajero que te marca, Tifa es la persona que siempre va a estar ahí. Las dos importantes no solo por separado, sino además de forma complementaria.

Cloud y Tifa en la cita de Gold Saucer. Final Fantasy VII

Red XIII, ese gran compañero

Cuando jugué a Final Fantasy VII por primera vez contaba con 13 años. Me alucinaron enseguida los aspectos cyberpunk aderezados de rabiosa actualidad del juego, un tono muy melancólico y personajes arrebatadoramente carismáticos. Sin embargo, poca atención le presté a Red XIII, también conocido como Nanaki.

Con el paso de los años, Red XIII ha sido el arquetipo de personaje que ha ido creciendo en mí hasta convertirse en uno de mis favoritos. Similar a Tifa, en él conjugan una personalidad insegura con arrebatos de falsa confianza (véase cuando lo encontramos en el laboratorio de Hojo frente a la confrontación de su pasado en Cañón Cosmo) bajo una apariencia feroz. No por nada, es la morena quien más «confronta» al animal, intentando a la vez reconfortarlo, cuando todos están sumidos en la tristeza y el temor tras los acontecimientos protagonizados por Cait Sith en Gold Saucer.

Es otro de esos personajes con lo que es increíblemente fácil identificarse (máxime si estás en edad de crecer), ¡pero es que además tiene forma de león/lobo parlante con cola de fuego! ¿Qué puede haber más molón que eso?